Archive for 31 marzo 2009

La postura Oficial en el G-20-Entrevista Alfrefo Chiadardia

marzo 31, 2009

El secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradia, pide dos cosas: encomillar la palabra “proteccionismo” cada vez que se use, y “no tener una visión miope” del tema.

-¿Qué espera de la cumbre del G-20?

-En materia comercial, confiamos en que haya cordura para que todos trabajemos para evitar acciones proteccionistas. Nosotros también estamos en contra del proteccionismo, pero lo que no hay que hacer es usar la misma vara para todos y sólo apuntar con el dedo a medidas muy menores que pueden tomar países periféricos al sistema, como la Argentina u otros más pequeños, y hacer la vista gorda ante cientos de miles de millones de dólares entregados al sector financiero, automotor y compre nacional de algunos países. Esas sí son acciones claramente proteccionistas que se suman al proteccionismo endémico del sistema comercial internacional: asimetría entre el comercio de productos industriales y agrícolas.

El embajador Chiaradia, uno de los integrantes de la delegación oficial que pasado mañana estará en Londres, puso especial énfasis: “Particularmente, rechazamos el proteccionismo de los países poderosos porque es ése el que marca el ritmo. Si ellos toman medidas así, es obvio que países periféricos harán lo mismo. Queremos equidad. Nos comportaremos con la mayor razonabilidad -como lo hemos estado haciendo-, procurando sostener en el país la actividad económica, los puestos de trabajo, porque esto hace que la Argentina se convierta en un país sólido y que, de ese modo, les de solidez a los vecinos y también a la comunidad internacional”.

-¿Cuáles son las prioridades para la Argentina?

-Nos preocupa mucho el funcionamiento de los organismos financieros internacionales, cuáles son los condicionamientos para otorgar préstamos, las estructuras de gobernancia en las que hay países que incluso tienen derecho de veto. Además de lo referido a los fondos especulativos; los paraísos fiscales, que fueron el refugio desde el que salen y entran recursos que se esconden de los países ricos, pero fundamentalmente de los países en desarrollo, y ayudan en la huida de capital; las calificadoras de riesgo que operaban de manera perversa y, por ejemplo, dictaminaban que compañías como AIG fueran AAA hasta una semana antes de que quebraran totalmente; en cambio, a países como la Argentina les asignaban categorías muy bajas y restringían su financiamiento.

-¿Es utópico pensar que la crisis beneficiará a los países emergentes gracias a esas reformas?

-No tenga dudas de que hay mucha gente poderosa que durante el statu quo anterior se benefició y querrá que las medidas que se adopten impliquen, a la mejor manera del príncipe de El Gatopardo, que las cosas cambien para que todo siga igual. Hay que luchar contra eso, para que esta crisis sea una oportunidad y tengan lugar cambios en las normas de funcionamiento financiero, comercial y económico que impliquen mayor equidad y transparencia, reglas de juego que sean beneficiosas para todos los participantes de la comunidad internacional y al interior de los países. En los últimos tiempos, ha habido, incluso en los países ricos, un proceso de desigualdad cada vez mayor en cuanto a la distribución del ingreso. Datos de Estados Unidos indican que en los últimos 20 años, la relación entre los ingresos de los altos empresarios y los niveles más bajos pasó de 1 a 25 veces, 1 a 250.

-¿Es el G-20 el ámbito indicado para analizar esas reformas?

-No es más que la sumatoria de sus miembros y de las propias contradicciones que pueda haber al interior. Es una agrupación que es un continuum entre los más y los menos poderosos. En ese contexto, es indudable que habrá acciones que quieran ser tomadas, como que haya una mayor democratización en los organismos financieros internacionales, y que haya países que no quieran que ocurra. Hoy hay pequeños países europeos -que no voy a mencionar- que tienen un poder de votación más grande que China, que es la tercera economía del mundo y probablemente sea la segunda en no mucho tiempo. Esas cosas revelan que hay mucho por cambiar.

-¿Se acordó con Brasil una posición unificada para el G-20?

-El G-20, por América latina, tiene como participantes a la Argentina, Brasil y México. Por lo tanto, si hubiera una coordinación tendría que ser entre los tres. Hay contactos muy frecuentes con las autoridades brasileñas y las posiciones son muy coincidentes, pero no unificada.

-El proteccionismo está muy presente en la agenda bilateral últimamente.

-Durante mucho tiempo, transmitimos a nuestros socios la necesidad de que toda acción en materia de comercio internacional en el contexto de negociaciones globales tuviera un posicionamiento que nos uniera. Por distintas razones, tuvimos algunas diferencias, pero lo que pasó en el escenario internacional cada vez confirma más nuestra posición por el hecho de que siempre fuimos muy cautelosos en lo que concierne al exceso de inclinación hacia el mercado mundial. En los últimos años hubo un enorme crecimiento y dinamismo de la economía mundial, pero fue producto de una burbuja de crédito que generó euforia en los mercados. Esa burbuja fue producto del comportamiento irresponsable y delictivo de muchos empresarios del sector financiero de algunos países centrales, y en ese sentido, el paquete negociador que estaba sobre la mesa en julio pasado [por Doha] y que decíamos que no era razonable ni equitativo, hoy lo es aún menos.

Anuncios

El Mercosur impulsará el acuerdo de libre comercio con los árabes

marzo 31, 2009

La reunión de presidentes de América del Sur-Países Árabes (ASPA) será escenario para volver a promover la intención de firmar un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y los países que integran el Consejo de Cooperación del Golfo.

En su rol de presidente pro tempore, el impulsor oficial del acuerdo de libre comercio por parte del Mercosur será el presidente paraguayo, Fernando Lugo.
Según la cancillería de Paraguay, se buscará “el fortalecimiento de las relaciones internacionales de los países del Mercosur” que hasta el momento sólo tiene un tratado de libre comercio, firmado con Israel.

La idea de firmar un acuerdo con el Mercosur data del 2005, cuando se creó la ASPA bajo el objetivo de trabajar en una agenda para el desarrollo económico y social sostenible –donde la cooperación económica fue uno de los puntos centrales– además de promover el compromiso con el multilateralismo, la coexistencia pacífica y el apoyo a mecanismos internacionales destinados a erradicar el hambre y la pobreza y fomentar el desarrollo.
De acuerdo con datos provistos por la Cancillería de Brasil, el comercio bilateral entre las dos regiones era de u$s11.000 millones en el 2004, pero tuvo un crecimiento del 127% hasta el año pasado, cuando alcanzó la cifra de los u$s25.000 millones de intercambio.
Según los negociadores locales, y bajo la misma premisa por la que el primer acuerdo se firmó con una economía de distinto esquema productivo –Israel– la viabilidad de un acuerdo de libre comercio con los países árabes en el corto plazo es mayor que con economías o bloques como el de la Unión Europea, donde la protección de distintos sectores se convirtió en un escollo significativo para las negociaciones.

Coordinación. Por otra parte, la agenda económica de los mandatarios para la reunión de hoy incluye la construcción de instrumentos multilaterales permanentes para coordinar acciones de cooperación ante la crisis económica global. Además, buscarán una posición común para trasladar al encuentro del G-20.

La actividad de los presidentes comenzará al mediodía, con un almuerzo para los jefes de Estado para luego dar lugar a la Cumbre presidida por el emir de Qatar, el jeque Hamad bin Khalifa al-Thani.

El gobierno anticipó que el eje del encuentro será reforzar la cooperación sur-sur, según indicó el canciller Jorge Taiana desde Doha.
Además de Cristina Fernández, la cumbre contará con la participación de su par chilena, Michelle Bachelet –con doble función, como presidenta también de la Unasur– y de los mandatarios Hugo Chávez, de Venezuela; Evo Morales, de Bolivia, y el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Estas últimas naciones aprovecharán el encuentro con los países petroleros para fomentar la colaboración en esa área. Chávez indicó además que la OPEP podría acordar un recorte de producción para sostener el precio del barril de crudo, mientras que el gobierno de Lula no descarta -sobre la base de los grandes hallazgos de los últimos tiempos– unirse a la organización de países productores de petróleo.

Por su parte, la Argentina conseguirá un logro más político: incluir en el documento final de la cumbre una referencia a su reclamo de soberanía sobre las Malvinas, como ya hizo en la cumbre de Brasilia, según indicaron fuentes diplomáticas, para llegar a Londres con esa muestra de apoyo.

BAE

La crisis golpea la popularidad de Lula

marzo 31, 2009

La aprobación al gobierno brasileño se redujo diez puntos porcentuales desde enero pasado y la del presidente Inácio Lula da Silva cayó 7,8 puntos, mostró un sondeo realizado por Sensus para la Confederación Nacional de Transporte (patronal). La encuesta, que confirma las tendencias que registraron otros dos sondeos difundidos en los últimos días, señala también que la desaprobación de Lula subió de 12,2 al 19,9%. Según explicó el director de Sensus, Ricardo Guedes, la caída de la popularidad obedece a que “existe una percepción mayor del impacto de la crisis financiera” en el país. La encuestadora también midió opinión en relación a los probables candidatos para las elecciones presidenciales de octubre del 2010. El actual gobernador de San Pablo, José Serra, del opositor PSDB, ganaría con 45,7% de apoyo. La novedad es que la ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, a quien Lula pretende postular por el PT, supera por primera vez los diez puntos, logrando hoy un apoyo del 16% de los electores.

El Cronista

Brasil da más incentivos fiscales a la industria

marzo 31, 2009

El gobierno de Brasil recortó ayer los impuestos sobre el cemento, pinturas y otros materiales de construcción, y extendió las exenciones impositivas al sector automotriz, en un esfuerzo por estimular la producción y hacer frente a la crisis global.

El gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva redujo los impuestos industriales sobre vehículos nuevos en diciembre, como una medida para impulsar las ventas y prevenir los despidos masivos, al desplomarse la demanda por automóviles debido a la contracción del crédito.

El incentivo “permite reducir los precios de los automóviles y estimular la demanda de un sector que representa el 23% de la producción industrial de país”, según explicó el ministro de Hacienda, Guido Mantega, al anunciar las medidas.

Así, el impuesto que era del 7% para vehículos de hasta mil cilindradas, seguirá en 0%.

Las exenciones de impuestos vencían hoy, pero fueron extendidas por tres meses más, hasta el 30 de junio, con la condición de que las firmas que se beneficien de la medida no despidan sus trabajadores, algo que era una reivindicación de los sindicatos. Las empresas que reduzcan su nómina hasta junio perderán el derecho al incentivo fiscal y tendrán que pagar todo el impuesto, enfatizó Mantega.

Menor demanda

Las ventas de vehículos en Brasil venían cayendo por dos meses seguidos hasta que el gobierno anunció los beneficios fiscales en diciembre. Después de la medida, las ventas aumentaron por tres meses consecutivos. Sin embargo, los fabricantes de autos han disminuido con fuerza la producción para hacer frente a la reducción de la demanda, despidiendo a cientos de trabajadores y limitando la inversión.

“Esta fue una medida sumamente exitosa porque hubo una rápida recuperación en la actividad”, dijo Mantega. “La industria automovilística es muy importante para el país”.

Brasil es uno de los mercados más importantes para los fabricantes de autos del mundo como la italiana Fiat, la alemana Volkswagen, las estadounidenses General Motors y Ford Motor. Productores de Asia y Francia también dependen de Brasil para compensar la caída de las ventas domésticas.

La medida para favorecer la construcción reduce el impuesto de la producción industrial sobre algunos materiales como el cemento (del 4% al 0%), pinturas y barnices (del 5% al 0%) y revestimientos (del 5% al 0%).

El gobierno también anunció la reducción del impuesto sobre la renta de las empresas de la industria de la celulosa y el papel que actúan en la zona franca de Manaos, en el corazón de la Amazonas, y que adopten planes de preservación ambiental.

Mantega reconoció que los nuevos incentivos fiscales reducirán la recaudación tributaria en cerca de u$s 655 millones este año, pero advirtió que se espera compensar esa renuncia fiscal con un aumento de los impuestos sobre los cigarrillos, que ocasionaría una suba del 30% en el precio de los atados.

El cronista

Negocian con Paraguay y Uruguay la suba del arancel externo

marzo 27, 2009

Un día después de la primera ronda de negociaciones entre los empresarios de sectores sensibles de la Argentina y Brasil, los equipos técnicos del secretario de Industria, Fernando Fraguío, y el ministro de Desarrollo de Brasil, Iván Ramalho, comenzaron el “operativo persuasión” a sus pares de Uruguay y Paraguay para lograr la aceptación de la suba en el arancel externo común (AEC), que sería acordada en la próxima cumbre del Mercosur, que se desarrollará en Asunción en junio.
La Argentina y Brasil consensuaron a fines del año pasado la suba del AEC en lácteos, marroquinería, hilados, muebles de madera, vinos y duraznos, pero la negativa de los socios menores del bloque regional demoró la aplicación de una medida que busca evitar los desvíos de comercio, en especial de China y el sudeste Asiático.
Sobre este punto, aunque sin mayores detalles, se explayó Fraguío el pasado miércoles durante una conferencia de prensa, en la que expuso que “la contención de los desvíos de comercio es una prioridad para defender los mercados internos”.
Altas fuentes oficiales confirmaron que “el arancel externo común debe subir para algunos sectores y esto fue acordado con Brasil, por ejemplo, para el sector de la marroquinería, donde se elevaría de 20 a 35%; en hilados, de 14 a 18%; y en madera, de 18 a 20 por ciento”.

NEGOCIACIONES. “Confiamos en que Paraguay y Uruguay, que hoy no están de acuerdo, cedan en sus posiciones, y en todo caso habrá que negociar sobre alguna situación que ellos planteen”, explicaron en el Poder Ejecutivo.
Durante la reunión que tuvo lugar el pasado miércoles en la sede de la Secretaría de Industria, Fraguío señaló que “la Argentina no está ni directa ni indirectamente planeando cambiar las reglas del juego”, pero advirtió que “hay que equilibrar el déficit”.
Las negociaciones entre privados pasaron sin pena ni gloria para el próximo 7 y 8 de abril en San Pablo, luego de un primer encuentro en el que ambas partes intercambiaron números y deslizaron algunas propuestas.
De acuerdo con las fuentes oficiales, la próxima cumbre del Mercosur “avanzará en la discusión de otros ejes como la eliminación del doble cobro del arancel, central para la integración, ya que constituiría un primer paso en la construcción de una Unión Aduanera”, y permitiría allanar el camino al avance de las negociaciones internacionales más relevantes.
La solución para este punto que se planteó durante la XXXVI reunión del CMC, del 15 de diciembre pasado, fue eliminar la doble tributación en los primeros dos años para todos aquellos productos cuyo AEC se encuentre en el intervalo de 0 a 6 por ciento.
Asimismo, se avanzará en el diseño del Fondo Mercosur de Garantías para Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, destinado a garantizar operaciones de crédito contratadas por empresas con este formato que participen de actividades de integración productiva en el bloque.

DINERO. En diciembre quedó establecido que la contribución inicial de los países para el Fondo Mercosur de Garantías será de u$s100 millones, integrados de acuerdo con los siguientes porcentajes: Argentina, 27%; Brasil, 70%; Paraguay, 1%, y Uruguay, 2 por ciento.
Este fondo tendrá una vigencia de 10 años, contados desde la primera contribución realizada por uno de los socios, que se estima se realizaría en el 2010.
Uno de los temas más destacados que quedaron postergados desde diciembre fue la decisión del secretario ejecutivo de la Unasur, quien hasta el momento tiene por único candidato al ex presidente Néstor Kirchner.
La candidatura no fue apoyada a fin de año por Uruguay.

La dinámica de las importaciones y la efectividad de las medidas de restricción

marzo 27, 2009

Las importaciones están mostrando una caída significativa principalmente debido a menor demanda, suba del dólar, menores precios y mayores controles a las importaciones.

Controles e impacto

Los sectores que están protegidos son aquellos que que tuvieron capacidad de lobby y obtuvieron LNA.
Hay importadores e incluso productores que importan insumos que están teniendo serios problemas debido a que se está restringiendo la entrada de productos que muchas veces no se produce en el país.
Esto es porque se aplicaron LNA a posiciones bolsa, y entonces productos que no se fabrican en el país no pueden ingresar y complican sobretodo a los productores que los usan como insumos.
Esto pasa porque el momenclador arancelario ya quedó desactualizado y cada vez son más los productos (por el avance tecnológico) que no tienen una posición específica del NCM y crean la categoría “demás productos”. Entonces cuando sectores con poder de lobby logran que se apliquen licencias sobre una posición bolsa se traban importaciones que no deberían trabarse.

El problema inverso

Pero a veces ingresan fácilmente productos que tienen LNA. Y esto pasa por los desvíos de comercio.
Es una trampa que funciona de la siguiente manera: se importa un producto que tiene LNA como si fuera otro producto, clasificado en una posición que no tiene LNA. Cuando la mercadería ingresa en la Aduana se le paga una coima al verificador y el producto ingresa sin problemas. Es un procedimiento muy común.
La empresa protegida hace una denuncia, se controla, pero la mercadería ya ingresó en el mercado, y la empresa no recibe ningún resarcimiento.
Entonces se tienen que dar dos cosas, tener poder de lobby para conseguir las LNA y suerte para no caer en desvíos de comercio.

Sin acuerdo entre privados argentinos y brasileños

marzo 26, 2009

Las negociaciones entre empresarios brasileños y argentinos para intentar consensuar mecanismos de autoregulación del comercio que lleven a descomprimir la tensión bilateral fracasaron al primer intento. Aunque los funcionarios de ambos gobiernos esperan, con optimismo, que en los próximos encuentros los diversos sectores arriben a acuerdos, los referentes del sector privado anticipan que la discusión será ardua.

Participaron de este encuentro representantes de los productores de muebles de madera, autopartes –baterías, frenos y embragues–, vinos y denim. Y si bien en algunos casos se trató de una reunión de intercambio de información, en otros hubo ofertas concretas por parte de los empresarios argentinos. “Hubo algunas propuestas, pero no hubo acuerdos”, reconoció el subsecretario de Política y Gestión Comercial del Ministerio de Producción, Eduardo Bianchi.

Sin embargo, el secretario de Industria, Fernando Fraguío, y el viceministro de Desarrollo de Brasil, Iván Ramalho, se manifestaron optimistas respecto de la posibilidad de que se concreten convenios sectoriales en los próximos encuentros. “Fue un diálogo cordial, con intercambio de información de cada uno de los sectores”, señaló Fraguío, quien anticipó que de llegar a acuerdos, el Gobierno se compromete a reducir los tiempos de las licencias no automáticas en esos sectores. Las demoras en la firma de estos permisos fue el motivo que ocasionó los cruces verbales de las últimas semanas.

Desacuerdos

En el caso de las baterías, por ejemplo, los productores argentinos le propusieron a sus pares brasileños reducir el cupo de exportación de 1,5 millón de unidades a apenas 600.000, señaló Antonio Meduna, del Sindicato Nacional de la Industria de Componentes para Vehículos Automotores (Sindipecas), y confirmaron fuentes de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac). Como era de prever, los industriales paulistas rechazaron enérgicamente ese valor, por lo que seguirán negociando. “Vamos a analizar los números y plantear un valor en el próximo encuentro –previsto para el 7 de abril–”, señaló Meduna, quien también informó que la Argentina les propuso reducir el 30% de las exportaciones de algunas autopartes, como frenos y embragues, que se destinan al mercado de reposición.

Por su parte, la industria del denim no tiró cifras sobre la mesa, pero fuentes de la Cámara de Denim y Corderoy (Cadeco) indicaron que “de tener que negociar un cupo, debería ser negativo”, en alusión a las circunstancias actuales del mercado.

“No podemos dimensionar el mercado. Las fábricas argentinas están trabajando al 50%, adelantando vacaciones y acumulando stocks. Hoy el mercado se está satisfaciendo con lo que se importó en 2008 –de Brasil ingresaron 16 millones de metros– sumado a la producción nacional, que fue la que debió hacer el ajuste”, aseguró una alta fuente de Cadeco. Los fabricantes nacionales de tela de jean le pedirán a sus pares brasileños que propongan un valor de exportaciones que luego deberán considerar. Pero la fuente consultada dijo que “lo ideal sería establecer cupos de plazos cortos” para tantear la evolución del mercado. “Brasil pide que se le dé solución a un problema que no tiene solución”, agregó.

Por otra parte, luego de la p

olémica generada ante la amenaza brasileña de acudir a la OMC por las medidas proteccionistas, el secretario de Comercio de Brasil, Welber Barral, garantizó que “no hay incluidos sectores argentinos” en las presentaciones que estudia hacer su país en el corto plazo.

El Banco del Sur comenzará a operar en el segundo semestre, anticipó Venezuela

marzo 26, 2009
El Banco del Sur -para el que se definieron los aportes días atrás-  iniciará sus operaciones en el segundo semestre del año, según aseguró el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro.
El funcionario hizo estas declaraciones ayer, desde el Palacio San Martín, donde compartió con su par Jorge Taiana una nueva ronda de cooperación entre Venezuela y la Argentina, en el marco del programa de industrialización del Gobierno de Hugo Chávez y los emprendimientos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en el país del Caribe.
En mayo se hará en Buenos Aires una reunión de equipos técnicos y de ministros para dejar listo el documento, según se anticipó tras la reunión de ministros de Economía del lunes pasado en Caracas. “Estamos seguros de que para el segundo semestre de este año el Banco del Sur empieza operaciones”, dijo  Maduro.
Venezuela, Argentina y Brasil aportarán u$s6.000 de los 10.000 millones del capital inicial de la institución, mientras que Bolivia, Ecuador, Uruguay y Paraguay lo harán con “sumas escalonadas que están alrededor de los u$s100 millones por país”, según había señalado entonces Alí Rodríguez, ministro de Economía y Finanzas de Chávez.
Frente a esta escala, Maduro evitó adelantar las definiciones que se negociarán en mayo e indicó que “hay un cronograma de desarrollo que implica desembolsos por cada uno de los países y el funcionamiento de mecanismos para acceder al crédito para los primeros cinco años”. Por su parte, Taiana consideró que “lo fundamental es que en la reunión de Caracas se superaron los temas centrales que estaban pendientes”.

CRISIS GLOBAL. “Nos hemos colocado un paso adelante de la crisis que está viviendo el capitalismo mundial para construir seguridad, estabilidad y fortaleza en elementos clave”, agregó el canciller venezolano.
Pese a esa demostración de optimismo, Taiana y Maduro abogaron por la integración de los países ante la crisis y por un rápido ingreso de Venezuela al Mercosur, pendiente aún en los parlamentos de Brasil y Paraguay.
En ese sentido, ayer se informó que el Presidente venezolano gestionará cara a cara con los senadores de Asunción el ingreso de su país al bloque, según informó el canciller paraguayo, Alejandro Hamed.
De la reunión de la mañana en el Palacio San Martín, donde los  empresarios de los dos países -además de hacer negocios- intercambiaron comentarios futbolísticos a raíz del encuentro entre la Argentina y Venezuela del próximo sábado, también participaron el secretario de Comercio Internacional, Alfredo Charadia, que coordina la negociación económica entre ambos países, y el  secretario de Agricultura, Carlos Cheppi.
El canciller venezolano también  analizó con los funcionarios nacionales el temario de dos próximos encuentros de Cristina Fernández y Hugo Chávez que tendrán lugar la próxima semana en la cumbre América latina-Países árabes, en Qatar,  y la Cumbre de las Américas a mediados de abril en Trinidad y Tobago.

ACUERDO POR ARROZ. Por otra parte, ayer la provincia de Corrientes firmó un acuerdo comercial con Venezuela y exportará, junto a Entre Ríos, más de 30.000 toneladas arroz cáscara. El convenio beneficiará directamente a los productores a quienes se les asignarán cupos por producción y se aclaró que no habrá comisiones ni intermediarios, lo que significará que el 100% de la transacción irá directamente al productor.

BAE

Fraguío pidió “un intercambio más equitativo” en la bilateral con Brasil

marzo 26, 2009

“Se trató de una sutil pero potente señal hacia el ministro de Desarrollo de Brasil, Ivan Ramalho, quien compartió la mesa con el funcionario nacional.
Las negociaciones entre privados pasaron sin pena ni gloria para el próximo 7 y 8 de abril en San Pablo, luego de un primer encuentro en el que ambas partes intercambiaron números y deslizaron algunas propuestas. De la escueta y genérica rueda de prensa participaron además el subsecretario de Gestión Comercial, Eduardo Bianchi, y el secretario de Comercio de Brasil, Welber Barral.
Las reuniones se llevaron a cabo entre las 10 y las 17 en la sede de la Secretaría de Industria, y de la misma participaron empresarios de baterías, denim, frenos y embragues, muebles de madera y vinos.
Fraguío informó que la Argentina se comprometió a “reducir el tiempo de análisis de las licencias no automáticas en aquellos sectores donde haya acuerdos” entre los empresarios.
Por su lado, Ramalho dijo que había llegado a Buenos Aires con una escasa expectativa a que en la primera rueda de negociaciones se lograra algún acuerdo, ya que a su entender “se van a necesitar 3 ó 4 reuniones”.
De todos modos, en el sector de autopartes se lanzaron algunas propuestas para restringir el ingreso de piezas desde el país vecino. La Asociación de Fabricantes de Autopartes y Componentes (AFAC) le propuso a la brasileña SINDIPECAS establecer un cupo de 600 mil baterias en 2009, lo que implica una caída del 50 por ciento respecto de lo importado en 2008. También pidieron reducir un 30 por ciento el ingreso de frenos y embragues con destino al mercado de reposición, lo que involucra unos 50 millones de dólares al año, una cifra ínfima en el marco del intercambio general.
En el sector de vinos, cuya puesta en discusión fue pedida por Brasil, ABRIN, la entidad que nuclea a los industriales brasileños, pidió reformular el
acuerdo de precios que existe con COVIAR, mediante el cual se reserva a los productores locales el mercado de bebidas de bajo valor.
Tanto Fraguío como Ramalho informaron que en una primera etapa los empresarios deben “armonizar” las estadísticas de mercado que cuenta cada parte y admitieron que los números que presentaron ambos no son concordantes. Los datos que presentan los brasileños sobre el mercado argentino, en general, tienden a ser más altos de lo que admiten sus contrapartes nacionales, quienes a su vez tienden a presentar números más bajos.

AUTOS. A su vez, los gobiernos de Argentina y Brasil ratificaron la vigencia del acuerdo automotor vigente entre ambos países y rechazaron la posibilidad de introducirles cambios.
“Argentina no está ni directa ni indirectamente planeando cambiar las reglas del juego”, aseguró Fraguío. Una versión difundida por el diario Valor Económico de Brasil indicaba que la Argentina le había pedido a Brasil elevar la integración de piezas nacionales.

FRANCISCO MARTIRENA AUBER

BAE

Volume de Comércio Mundial sofrerá retração de 9% em 2009, aponta OMC

marzo 25, 2009

Segundo relatório divulgado nesta segunda-feira (23) pela Organização Mundial do Comércio (OMC), o volume (quantum) de comércio internacional deverá declinar 9% em 2009, na comparação com 2008, o que seria a maior retração ocorrida desde a 2ª Guerra Mundial.

O relatório confirma que esta diminuição no comércio mundial em 2009 será consequência direta da crise financeira iniciada em meados de setembro do ano passado. Porém, os países sentirão os efeitos da queda de formas diferentes. Segundo o estudo, os países desenvolvidos serão os mais afetados, e suas exportações deverão cair cerca de 10% no período, enquanto que, nos países emergentes, as exportações cairão algo em torno de 2% e 3%. Porém, o relatório lembra que estes países são muito mais dependentes da balança comercial para seu crescimento do que os desenvolvidos.