Sin acuerdo entre privados argentinos y brasileños

Las negociaciones entre empresarios brasileños y argentinos para intentar consensuar mecanismos de autoregulación del comercio que lleven a descomprimir la tensión bilateral fracasaron al primer intento. Aunque los funcionarios de ambos gobiernos esperan, con optimismo, que en los próximos encuentros los diversos sectores arriben a acuerdos, los referentes del sector privado anticipan que la discusión será ardua.

Participaron de este encuentro representantes de los productores de muebles de madera, autopartes –baterías, frenos y embragues–, vinos y denim. Y si bien en algunos casos se trató de una reunión de intercambio de información, en otros hubo ofertas concretas por parte de los empresarios argentinos. “Hubo algunas propuestas, pero no hubo acuerdos”, reconoció el subsecretario de Política y Gestión Comercial del Ministerio de Producción, Eduardo Bianchi.

Sin embargo, el secretario de Industria, Fernando Fraguío, y el viceministro de Desarrollo de Brasil, Iván Ramalho, se manifestaron optimistas respecto de la posibilidad de que se concreten convenios sectoriales en los próximos encuentros. “Fue un diálogo cordial, con intercambio de información de cada uno de los sectores”, señaló Fraguío, quien anticipó que de llegar a acuerdos, el Gobierno se compromete a reducir los tiempos de las licencias no automáticas en esos sectores. Las demoras en la firma de estos permisos fue el motivo que ocasionó los cruces verbales de las últimas semanas.

Desacuerdos

En el caso de las baterías, por ejemplo, los productores argentinos le propusieron a sus pares brasileños reducir el cupo de exportación de 1,5 millón de unidades a apenas 600.000, señaló Antonio Meduna, del Sindicato Nacional de la Industria de Componentes para Vehículos Automotores (Sindipecas), y confirmaron fuentes de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac). Como era de prever, los industriales paulistas rechazaron enérgicamente ese valor, por lo que seguirán negociando. “Vamos a analizar los números y plantear un valor en el próximo encuentro –previsto para el 7 de abril–”, señaló Meduna, quien también informó que la Argentina les propuso reducir el 30% de las exportaciones de algunas autopartes, como frenos y embragues, que se destinan al mercado de reposición.

Por su parte, la industria del denim no tiró cifras sobre la mesa, pero fuentes de la Cámara de Denim y Corderoy (Cadeco) indicaron que “de tener que negociar un cupo, debería ser negativo”, en alusión a las circunstancias actuales del mercado.

“No podemos dimensionar el mercado. Las fábricas argentinas están trabajando al 50%, adelantando vacaciones y acumulando stocks. Hoy el mercado se está satisfaciendo con lo que se importó en 2008 –de Brasil ingresaron 16 millones de metros– sumado a la producción nacional, que fue la que debió hacer el ajuste”, aseguró una alta fuente de Cadeco. Los fabricantes nacionales de tela de jean le pedirán a sus pares brasileños que propongan un valor de exportaciones que luego deberán considerar. Pero la fuente consultada dijo que “lo ideal sería establecer cupos de plazos cortos” para tantear la evolución del mercado. “Brasil pide que se le dé solución a un problema que no tiene solución”, agregó.

Por otra parte, luego de la p

olémica generada ante la amenaza brasileña de acudir a la OMC por las medidas proteccionistas, el secretario de Comercio de Brasil, Welber Barral, garantizó que “no hay incluidos sectores argentinos” en las presentaciones que estudia hacer su país en el corto plazo.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: