Crece la producción local por trabas a la importación

La política del Gobierno de atraer inversiones a partir de las barreras a la importación sigue cosechando sus frutos. Una semana después de los anuncios para la apertura de tres plantas de calzado deportivo, ahora se conocieron nuevos planes de inversión en el país de otras dos marcas internacionales.
La norteamericana Nike, que hace una semana anunció la apertura de una fábrica de botines en Luján, ahora informó que avanza con planes para ampliar otra de sus plantas en el país y para sumar dos nuevos proveedores argentinos. Por su parte, la española Zara les canceló los pedidos para la próxima temporada a las firmas uruguayas que le confeccionan prendas con su marca, para comenzar a abastecerse con mercadería argentina.
En ambos casos, detrás de estos planes de inversión se encuentran las licencias no automáticas que desde hace más tres años puso en marcha el gobierno argentino con el objetivo de frenar el ingreso de calzado e indumentaria del exterior, y, de esta manera, impulsar un proceso de sustitución de importaciones en el mercado interno. En teoría, la autorización para el ingreso de mercadería importada debería salir en un plazo de 60 días, aunque en el sector se quejan de que las aprobaciones se demoran cada vez más, lo que torna más interesante cualquier proyecto de fabricación local.
La marca de indumentaria deportiva hace una semana había anunciado una inversión de US$ 2 millones que hará su proveedor, la firma brasileña Aniger, para comenzar a fabricar botines de fútbol en el parque industrial de Villa Flandria, en el partido de Luján. A este proyecto, ahora la firma le sumó otro desembolso de US$ 1 millón para ampliar la planta que tiene otro de sus proveedores, la también brasileña Dass, en Misiones, donde fabrica calzado deportivo para la práctica de running . Además, en los próximos meses planea sumar otros dos contratos de fabricación local.
La necesidad de adaptarse a las exigencias del gobierno local también llevó a Zara a priorizar la producción en la Argentina y, en este caso, los perjudicados son los proveedores que tiene la marca española del otro lado del Río de la Plata. Hasta el momento, las firmas uruguayas Corcel y Welcolan eran los principales proveedores de pantalones para trajes y abrigos para hombre que Zara comercializa con su marca en Uruguay, Brasil, Chile y la Argentina. Sin embargo, ambas empresas uruguayas informaron en los últimos días que no serán los proveedores de la compañía en la Argentina para la próxima temporada.
“Ellos [por Zara] nos comunicaron que para la próxima temporada íbamos a seguir produciendo para Zara en Brasil, Chile y Uruguay, pero que a la Argentina no seguiríamos vendiéndole”, explicaron fuentes de la firma Welcolan al diario uruguayo El País .

La Nación

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: