Aplican derecho antidumping para calzado de origen chino

La información fue confirmada por el subsecretario de Política y Gestión Comercial del Ministerio de la Producción, Eduardo Bianchi, quien especificó que a partir de su publicación en el Boletín Oficial, el precio mínimo para la importación del calzado común será de u$s15,45, cuando en la actualidad existen valores en el mercado de hasta 2 dólares por par.

“Es una nueva medida tendiente a proteger el mercado interno y la defensa del trabajo nacional”, aseguró Bianchi, quien estableció una distinción. “En el caso del calzado no deportivo, se comprobó de manera provisoria el daño y por eso recibe el derecho antidumping; y en cuanto al calzado deportivo, si bien sabemos que hay dumping no se pueden adoptar medidas porque el daño no está probado”.

En marzo, el gobierno inició una investigación para determinar si las importaciones de calzado provenientes de China dañaban a la industria local de manera que se justificara elevar el derecho de importación que pagan actualmente esos productos.

“La investigación dura nueve meses pero hemos tomado una decisión provisional. Se trata de una determinación preliminar de dumping. Ahora los importadores tendrán que empezar a pagar la diferencia de precios para dejar a un lado su competencia desleal”, informó Bianchi, uno de los funcionarios de mayor peso en el Ministerio de Producción.

IMPORTACIONES. Durante el 2008 ingresaron en el país 6 millones de pares de calzado deportivo de origen chino y otros 3 millones de calzado no deportivo. De acuerdo con el análisis de Bianchi, la avanzada sobre las irregularidades detectadas en los bienes chinos ocasionará un claro beneficio en los productos de origen nacional.

En el caso puntual de la fabricación nacional de zapatos, en 2008 se hicieron 107 millones de pares en el país de calzado común y 15 millones de zapatillas deportivas.
El dumping es una práctica comercial desleal. Ocurre cuando un país vende en el exterior un producto más barato que dentro de sus fronteras.

Fuentes oficiales y de la industria del calzado indicaron que la investigación abarca a todos los productos que se fabrican en la Argentina, salvo el calzado destinado a la práctica de esquí y snowboard.

La normativa dispone que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) exige los certificados de origen de todas las importaciones procedentes de China de los productos involucrados. El proceso que desencadenó en esta investigación comenzó el año pasado.
La Cámara del Calzado elevó información al gobierno sobre el supuesto daño que las importaciones chinas estaban causando en el sector. A partir de ello, se inició el proceso que terminó en la declaración de investigación.

PROTECCIÓN: SIGUEN LAS LICENCIAS

Los fabricantes nacionales de calzado no deportivo representan el 88% de la producción argentina de calzado y ocupan el 75% de los puestos de trabajo directos del sector (30.000 obreros).
El sector de calzado y el nivel de empleo se encontrarán así más protegidos, mientras que se continuará con la aplicación de las licencias no automáticas.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: