Lula cuestionará los controles a la importación en la cumbre del Mercosur

Los controles a la importación aplicados por la Argentina para cuidar la industria local, pero fundamentalmente el superávit comercial, volverán a ser fuertemente cuestionados esta semana en la XXXVII Cumbre del Mercosur, que se realizará este jueves y este viernes en Asunción, Paraguay.

En el marco de la discusión acerca de la crisis económica y de cómo los países de la región están afrontando la caída de la demanda, Brasil y Uruguay analizan volver a reclamarle a la administración de Cristina Fernández de Kirchner cumplir con las normas del Mercosur y de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que están siendo violadas debido a las importantes demoras del Gobierno en aprobar los permisos para importar.

De acuerdo con la normativa internacional, una licencia automática debe ser liberada en, como máximo, 10 días, mientras que una no automática, entre los 30 y los 60 días. En estas últimas es en las que el Gobierno se está retrasando mucho más tiempo del permitido. Y no sólo los importadores denunciaron estas demoras, sino también los exportadores de países vecinos, quienes además acusaron “desvíos de comercio”, al afirmar que la Argentina frena las importaciones de Brasil, pero permite el ingreso de productos de origen asiático.

La delegación argentina estará encabezada por la Presidenta, quien viajará a Asunción acompañada por los ministros de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana; de Producción, Débora Giorgi; y de Economía, Amado Boudou.

Este último confirmó que viajará a la cumbre y que firmará el acuerdo con Brasil para fortalecer el nivel de reservas en u$s 1.500 millones mediante un swap de monedas (ver nota aparte). “Nosotros tenemos socios estratégicos y hay que seguir acordando cosas que aseguren a nuestros industriales que la participación de ellos en todo lo que viene va a ser importante”, aseguró Boudou, quien prometió además que va a “cuidar el sector externo, porque, como siempre, lo más importante es cuidar el empleo argentino”.

Según pudo averiguar El Cronista, los funcionarios argentinos se referirán en sus discursos al cuidado del mercado interno para sobrellevar la crisis, pero no harán mención explícita a los controles que permitieron que las importaciones se derrumbaran en el semestre, en promedio, 38% respecto del mismo período del año pasado. De todas maneras, los datos de balanza comercial de junio mostraron una recuperación de las exportaciones y una desaceleración en la caída de las importaciones, que de 49% de baja en mayo, cayeron 30%.

Aún así, se espera que en la cumbre del Mercosur de esta semana los gobiernos de los países de la región, pero especialmente de Brasil –con el cual la Argentina mantiene un importante flujo de comercio– vuelvan a presionar a la gestión de Cristina para que libere las licencias, ya que, de otra manera, analizarán la opción de demandar al país ante la OMC.

“Ante la molestia de Brasil, se está tratando de enfriar el ambiente de la manera más diplomática posible. A nosotros las licencias nos han sido muy útiles, pero para ellos también es útil el mercado argentino, por lo que seguramente habrá alguna referencia a este tema”, consideraron fuentes oficiales. Al respecto, agregaron que el Gobierno “está intentando mirar con más cuidado los permisos de importaciones brasileñas”.

FUENTE: Cronista Comercial

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: