Marcas de calzado aceleran importaciones

Aunque chocan contra los límites que impone el Gobierno para autorizar importaciones, algunas de las grandes marcas de zapatillas y zapatos intentan acelerar los embarcos hacia la Argentina. El motivo: está en marcha una investigación por supuesto dumping de producto proveniente de China que, según temen algunos de los grandes jugadores del mercado, podría derivar en aumentos en los derechos de importación en diciembre.

La alemana Adidas, una de las líderes del sector a nivel mundial, hizo pública esa situación en sus resultados para el primer semestre del año. Cuando explica el incremento de sus inventarios en la región –en torno al 8%–, asegura que es principalmente “resultado de embarcos acelerados de productos hacia la Brasil y Argentina debido a la amenaza de mayores impuestos a la importación”.

La firma de las tres tiras no es la única que transita ese camino. En una compañía con larga tradición en la Argentina reconocieron que “nosotros sabíamos que iba a salir una medida provisoria por supuesto dumping a mediados de año. Entonces, nos apuramos para meter la mayor cantidad de producto posible, porque no sabíamos cuáles serían las nuevas condiciones de importación”, asegura uno de sus gerentes en estricto off the record.

La norma a la que se refiere es la resolución 259 del Ministerio de la Producción, a cargo de Débora Giorgi, del 20 de junio de este año. Estableció un valor mínimo de u$s 15,5 para todos los calzados que no fueran deportivo performance (un subtipo de los más tecnológicos, que no se fabrican en el país). “Si quiero traer una sandalia de u$s 13 tengo que pagar otros u$s 2,5 para llegar al valor de base, y sobre eso un 35% correspondiente al derecho de importación”, ejemplificaron en una de las empresas.

Para Guillermo Gotelli, que fabrica localmente y tiene las licencias de Disney y Pony, no se trata sólo de un tema de impuestos, sino que “como cayó la demanda en los mercados más desarrollados, las grandes marcas han redirigido saldos a la Argentina y a Brasil. El Mercosur tiene el tamaño suficiente como para limpiar esos stocks”.

Más allá de sus intenciones, las compañías tuvieron dificultades para importar debido a las llamadas licencias no automáticas.

Hasta diciembre

La norma antidumping de mediados de año es provisoria y la investigación sigue su curso. En las últimas dos semanas funcionarios de la Subsecretaria de Política y Gestión Comercial, a cargo de Eduardo Bianchi, y de la Comisión Nacional de Comercio Exterior, a cargo de Alejandro Barrios y también en la órbita de la cartera de Giorgi, visitaron a varias de las compañías del sector en búsqueda de información.

Entre esas empresas se encuentran marcas como Nike, Topper –en manos de Alpargatas, de la brasileña Camargo Correa–, Reebok y Fila. En el mercado aseguran que la investigación fue promovida por Indular, de la brasileña Vulcabras, que en el país comercializa la marca Reebok. Sucede que esa empresa importa los productos más caros, en su mayoría, de Brasil, mientras que las otras lo hacen desde China.

La investigación estipula que en diciembre se dará a conocer la conclusión final. “Todos sabemos que van a colocar algún impuesto adicional a las importaciones, pero también creemos que no va a afectar a los calzados más caros, porque no hay tecnología en el país para fabricarlos”, explican en otra de las firmas. “Las zapatillas de alta tecnología para correr, no deberían sufrir modificaciones”, completan.

El Cronista 01-09-2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: