Archive for 18 septiembre 2009

Brasil recibe con cautela propuesta de EE UU para negociar acuerdo de comercio

septiembre 18, 2009

La propuesta fue acogida con cautela por Amorim, que recordó a Kirk la necesidad de cambiar el “modelo” usualmente adoptado en ese tipo de acuerdo.

Dispuesto, según informó al Valor, la buscar formas “creativas” de acuerdo comercial con Brasil, lo representante comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, llevó al ministro de Exteriores, Celso Amorim, una propuesta nada original: negociar entre los dos países un acuerdo-cuadro de comercio e inversión (“Tifa”, en la sigla en inglés), que regularía discusiones sobre bajada de barreras comerciales y solución de disputas entre Brasil y EE UU. LA propuesta fue acogida con cautela por Amorim, que recordó la Kirk la necesidad de cambiar el “modelo” usualmente adoptado en ese tipo de acuerdo.

“Tenemos que verificar. Uno de los problemas cuando se negocia con Estados Unidos es que ellos tienen modelos preestablecidos, pueden criar dificultades”, dijo Amorim. Los EE UU tienen más de 20 Tifas, entre ellos con Uruguay y con Chile, pero, por regla general, esos acuerdos establecen obligaciones más rígidas en materia de derechos de propiedad intelectual. La negociación de uno Tifa con Bangladesh tropezó en la exigencia americana de incluir cláusulas sobre reglas laborales y ambientales vistas como una puerta para barreras de comercio vinculadas a esos temas.

Antes mismo de oír cualquier propuesta de Kirk sobre acuerdos bilaterales en el área comercial, el ministro insistió en afirmar que Brasil no se embarcará en ningún tipo de acuerdo que entre en contradicción con los compromisos asumidos por el país con los socios del Mercosur. En víspera, Kirk había dicho que vino a Brasil solamente para hacer referencia a la aproximación “bilateral”, y que temas “regionales” como el Mercosur sólo serían tratados se Amorim desease.

“Estamos abiertos a conversar sobre esos instrumentos, nuevos y creativos, pero siempre teniendo en mente que Brasil tiene obligaciones dentro del Mercosur”, dijo Amorim al hablar a la prensa tras el encuentro. El Mercosur, recordó, tiene la pretensión de transformarse en una unión aduanera – una asociación de libre comercio con tarifas unificadas para terceros países. Amorim recordó, sin embargo, que Brasil tiene acuerdos-cuadro de comercio e inversión, como sugirió Kirk. Los EE UU están dispuestos a adaptarse a las demandas brasileñas, y, si un futuro Tifa seguir los términos de esos tratados ya mantenidos por Brasil, el país rechazaría un acuerdo dieses con mayor economía del mundo, dijo Amorim.

A pesar de las divergencias, el encuentro fue amistoso, y Amorim aprovechó para pedir ayuda de Kirk en el esfuerzo de apresurar la decisión de la Secretaría de Agricultura de EE UU para liberar importación de carne de cerdo de Santa Catarina en el mercado americano. El Estado es considerado libre de aftosa y la liberación, que está siendo aplazada por el gobierno de EE UU, sería “simbólica”, defendió el ministro. “Ese tema es una de las razones porque estamos tan ansiosos para tener un acuerdo-cuadro más estructurado en nuestros entendimientos de comercio”, insistió Kirk, al argumentar que el Tifa había permitido discusiones regulares sobre barreras comerciales que permitirían a los gobiernos anticiparse y prevenir problemas.

Como previsto, ni Amorim ni Kirk avanzaron en la discusión sobre los subsidios americanos al algodón, condenados, a pedido de Brasil, en la Organización Mundial de Comercio (OMC) – que autorizó los brasileños la represalias comerciales.

FUENTE: Valor Economico

Con el visto bueno de Moreno, los remedios suben hasta 18 por ciento

septiembre 17, 2009

Las alzas se dan en los productos menos expuestos. Los de mayor venta no presentan cambios. Estos movimientos continuarán durante el resto del año
MATÍAS BONELLI Buenos Aires ()
Desde los últimos 15 días los precios de algunos medicamentos muestran incrementos. Es que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, –encargado de dar el visto bueno para que la industria modifique sus valores– comenzó a dar luz verde para que determinados laboratorios retoquen entre un 8% y un 16% el valor de ciertos remedios.

La política del funcionario, de todos modos es clara en este sentido. Acepta las alzas, aunque no en aquellos medicamentos que están más expuestos ante los consumidores, de modo de que el “efecto percepción” por parte de los compradores se amortigüe.

“Incluso dentro del grupo de productos que lograron el visto bueno de Moreno existe esa diferenciación. Los de mayor venta o mayor presencia entre la gente, recibieron autorización para incrementar sus precios no más allá del 8% trazado como piso. Los que son menos visibles, pueden tocar el techo del 16%”, explicó a El Cronista un alto directivo de uno de los laboratorios extranjeros con mayor presencia en el país.

Y como para poner nombres, agregó: “Será muy difícil que veamos cambios en remedios como la Bayaspirina o el Ibuprofeno. Buena parte de los cambios se ven más en medicamentos específicos de ciertas enfermedades”.

Nuevos retoques

Estos movimientos ascendentes están lejos de finalizar. Por las oficinas de Moreno desfilan por día no menos de dos laboratorios con intenciones de retocar sus cuadros tarifarios. Los directivos –por pedido del funcionario sólo deben ir los que ocupan los dos o tres cargos más altos– presentan el pedido de aumentos, exponen sus razones por las que deberían recibir la autorización y esperan el visto bueno oficial.

“Todas las empresas se deben exponer a lo mismo; y el trámite se vuelve engorroso porque las negociaciones son con cada firma. No se admiten arreglos a través de las cámaras del sector”, afirmó la fuente.

Por esto, durante los tres meses y medio que quedan del año el incremento de los precios se seguirá observando, aunque claro, siempre con la política de selección a cargo de Guillermo Moreno.

En algunos casos, estos retoques no son más que una “cuota” de las previstas a comienzos de año, cuando comenzaron las tratativas de los laboratorios por subir los precios. Allí, algunas firmas acordaron los aumentos, aunque en forma escalonada durante todo el año. Otras, en cambio, comienzan ahora a mover sus cuadros tarifarios.

El argumento que esgrimen las compañías a la hora de pelear por los aumentos es ya un clásico de estos tiempos. Dicen que “desde hace tres años” cierran paritarias de entre el 22% y el 25%, “cuando no logramos que se nos permita subir los precios de los remedios ni por la mitad de esos valores”.

“Necesitamos poder controlar nuestros números. Hay laboratorios extranjeros que traen productos del exterior, con precios en dólares e incluso hasta en euros, a los que se les complica mucho mantener la operación local. De hecho, en muchas casas matrices no terminan de entender cómo funciona el mecanismo para subir los precios”, se quejó un empresario.

Fuente: el cronista

Por trabas a la importación, grandes marcas producen más en el país

septiembre 15, 2009

Con modales antipáticos, requerimientos que suenan más a órdenes que a pedidos y una receta económica más cercana a la heterodoxia y al pragmatismo que a los manuales empresarios, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, cosechó rechazo en el mundo de los negocios. Pero en esa cruzada al menos sumó un éxito, en especial si se mira desde la óptica del Gobierno: gracias a los límites que impuso a las importaciones, la producción local de algunos productos usualmente importados comenzó a crecer en el país, incluso en un contexto de enfriamiento de la economía y retracción del consumo.

Esa tendencia domina el mundo textil y del calzado. Javier Goñi, gerente general de Topper, le pone números: “La producción local de este año va a estar entre un 5% y un 8% por encima de la de 2008. No es poco si se tiene en cuenta que el mercado fue más chico este año”, explica a El Cronista.

La marca, que pertenece a Alpargatas –de la brasileña Camargo Correa– es la de mayor venta de zapatillas del país en volumen e incrementó en esos porcentajes la producción local en el año.

Sus competidoras siguieron la misma línea. A fines del año pasado, Adidas se asoció a la local Extreme Gear para fabricar en el país zapatillas para bebés y niños, y la brasileña Penalty se asoció este año a Zenda, propiedad del empresario Nicolás Iula, donde prometió una inversión de $ 20 millones para producir 400.000 pares de calzado deportivo a finales de 2010.

Nike, en tanto, le anunció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner la construcción de una nueva planta en Luján, con una inversión de $ 5 millones para sustituir importaciones por u$s 8 millones por año.

La tendencia no sólo abarca al rubro textil. Para fabricar lavarropas premium en Córdoba, la italiana Candy se asoció a la local Alladio, que también produce para Drean y Aurora.

Las demoras en las licencias de importación, denominadas no automáticas, también hicieron decidir por la producción local a cadena de tiendas de indumentaria Zara.

En el mismo renglón se encuentra la estrategia en el país de la chilena Falabella, que espera que sus vidrieras y estanterías vendan un 60% de productos nacionales en el mediano plazo. Tiene previsto fabricar en el país el año que viene más de un millón de prendas, el doble que en 2009.

En el sector empresario reconocen que el aumento de la producción local fue inducido por la política restrictiva hacia las importaciones del Gobierno. Pero aclaran que no es “extorsión”, según señala un alto ejecutivo que fabrica zapatos e importa. “Todos los años te juntás con el Ministerio de la Producción –a cargo de Débora Giorgi– y negociás. Ellos te piden que las importaciones representen un porcentaje menor de tus ventas”, resume.

FUENTE: Cronista Comercial

Adelanto: continúa el profundo desplome del comercio exterior argentino

septiembre 15, 2009

Infobae Profesional

Tras el derrumbe de los flujos comerciales a fines del año pasado, producto de la mayor crisis financiera de las últimas décadas –que paralizó las operaciones y restringió notablemente el crédito internacional-, los empresarios argentinos habían comenzado a ver la luz al final del túnel antes de culminar el primer semestre.

 

<!–

–> 

Sin embargo, los indicadores relacionados con el frente externo están lejos de ser alentadores.

Según datos oficiales a los que accedió en exclusiva iProfesional.com correspondientes al mes de agosto y que el INDEC revelará recién en dos semanas, los flujos siguen sin levantar cabeza. 

En efecto: las exportaciones totalizaron u$s4.220 millones, lo que implicó un derrumbe del 43% en relación al mismo mes del año pasado.

Cabe hacer una salvedad: en agosto de 2008 se concentró una gran parte de los cargamentos de commodities, dado que fue justamente en ese momento cuando bajó notablemente la intensidad del conflicto campo-Gobierno, al quedar sin efecto las retenciones móviles.

Sin embargo, un dato clave que no puede pasar por alto es que el nivel de ventas al exterior del mes pasado implicó una contracción del 14% con respecto julio, constituyéndose en el nivel más bajo de los últimos cinco meses.

De este modo, en lo que va del año, las exportaciones acumulan una caída del 24 por ciento.

Como contrapartida, las tasas de variación de las importaciones tampoco logran salir del pozo: el mes pasado, según datos oficiales, ingresaron productos por casi u$s3.200 M, es decir, una contracción del 38% con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que la baja acumulada se ubica en los mismos niveles.

Un dato a estacar es que, al analizar las importaciones de toda América latina, durante la primera mitad del año la caída fue del 29% promedio, según un informe de la consultora Abeceb.com en base a datos de la CEPAL. Esto significa que la crisis pegó mucho más en la economía argentina que en gran parte de los países de la región.

 

Exportaciones: presente oscuro, pronóstico alentador
En diálogo con iProfesional.com, Raúl Ochoa, miembro del comité académico de la Fundación Standard Bank y ex subsecretario de Comercio Internacional, destacó que, en materia de exportaciones “vamos camino a cerrar el año con una caída superior al 20%”.

Un pronóstico similar tienen en el Centro de Estudios Económicos del Banco Ciudad, cuyo director, Luciano Laspina, estima que las mismas “podrían caer este año un 20%”, baja “mayormente explicada por el efecto precio y por la caída de manufacturas industriales”.

Se trata de un nivel, según Ochoa, no muy diferente a lo que ocurre en otros países de la región, como Chile –que sufrió un desplome mayor- o Brasil, que registra una fuerte baja en lo que va del año principalmente por una caída de las ventas de productos industriales, como sucede con el sector automotor.

En el caso de la Argentina, destacó que, tras la fuerte desaceleración de las caídas –en junio, el desplome se había reducido a una baja de tan sólo el 5% y se veía la luz al final del túnel-, “ahora están pegando más que nunca los menores saldos exportables”, producto de la mayor sequía de las últimas décadas.

En la misma línea, Osvaldo Cado, analista de la consultora Prefinex, sostuvo que “en el primer trimestre del año todos exageraron las proyecciones de caídas de las exportaciones porque no contaban con los grandes stocks de las cerealeras argentinas. Pero desde agosto, dado que se fueron liquidando, se va a sentir con fuerza la escasez de granos hasta que ingrese la nueva cosecha”.

A la caída de los volúmenes de maíz y trigo, se suman, además, menores precios para la soja, que si bien se habían recuperado conforme avanzaba el 2009, desde junio acumulan una baja superior al 20 por ciento.

Además del problema con el “oro verde”, también hay complicaciones con el “oro negro”. Sucede que si bien los volúmenes de exportación de aceites de petróleo destilados y gas crecieron, los precios no acompañaron. Esto generó, según los datos oficiales adelantados, un derrumbe de estas ventas al exterior del 25%, lo que implicó que en ocho meses ingresen u$s1.100 millones menos.

Sin embargo, mientras para la oleaginosa las perspectivas de producción para la próxima campaña son muy positivas, en el caso del petróleo y sus derivados, la caída parece inexorable.

“Se hizo muy poco y está cayendo la producción, sumado a que continúa el grave problema de las tarifas, que se irá complicando más a medida que la Argentina incremente su nivel de dependencia de los recursos energéticos del exterior. Este esquema no resiste más y no va a ser fácil sostenerlo”, alertó Ochoa.

Por otra parte, con respecto al complejo cárnico, uno de los pocos del sector agropecuario que salió ileso de la crisis-, Ochoa destacó que estos buenos niveles implican “una hipoteca de cara al futuro”, porque “se están liquidando vientres y esto va a repercutir muy negativamente en la producción”.

“En el corto plazo, la Argentina va a tener que retener cabezas para evitar que se desplome el stock ganadero”, algo que, consideró, va a tener incidencia en el precio de la carne en las góndolas.

De cara a lo que resta del año, desde el Centro de Estudios del Banco Ciudad, destacaron que “las perspectivas para las exportaciones son negativas en 2009 pero positivas en 2010”.

Según los expertos, el año próximo, las ventas al exterior apuntan a ser “el principal motor –quizás el único- que empujará positivamente la demanda agregada. El eventual impacto de un shock agrícola positivo en 2010 no es trivial”.

Por otra parte, “las exportaciones industriales están comenzando a recuperarse de la mano de Brasil y la normalización del comercio global después de sufrir un freno abrupto desde finales de 2008”.

En este contexto, Ochoa, quien también destacó la “manito” que está dando el principal socio comercial, estimó exportaciones para el año próximo un 10% por encima de los niveles de 2009 pero un 10% por debajo del récord logrado en 2008.

Importaciones: menos inversión y producción
Desde el Banco Ciudad alertaron que la caída de las importaciones “es reflejo del freno de la inversión y la producción y las restricciones paraarancelarias dispuestas por el Gobierno nacional”.

Al respecto, hicieron especial hincapié en que estas importantes caídas no están sustentadas en una baja de bienes para consumo final, sino que los bienes de capital, piezas y accesorios y materias primas, pasaron a explicar el 80% de las caídas.

De este modo, estas variaciones negativas son el fiel reflejo de otras variables, como la inversión, que está cayendo cerca de un 17% en su variación interanual, y la producción industrial, que según el último dato de la UIA, correspondiente al mes de julio, sufrió una baja del 10 por ciento.

Tal como destaca la última edición del Latin Focus Consensus Forecast, el panorama para la economía argentina se está deteriorando y se espera una contracción anual por primera vez en siete años, del orden del 2,2 por ciento.

El documento recalca que “la disminución de la confianza de los consumidores no trae buenos presagios para la demanda interna”, una variable clave que tracciona las compras al exterior.

En este contexto, desde el Banco Ciudad destacaron que mientras que “la normalización de comercio global, luego de la virtual paralización de las finanzas globales en el cuarto trimestre de 2008, junto con la incipiente recuperación en varios de los países emergentes con capacidad de aplicar políticas económicas contracíclicas, ha impulsado un incipiente rebote de las importaciones” de países como Brasil, Chile, China y México, “las señales de recuperación son más débiles en el caso de Argentina”.

Así es como este año, “las importaciones podrían reducirse un 30% por el menor nivel de actividad, el menor financiamiento disponible para comercio exterior y las medidas restrictivas del gobierno nacional”.

Sin embargo, destacaron que en 2010, deberían retornar a la senda de crecimiento: “Si la economía inicia finalmente su recuperación, es posible anticipar un rebote suave de las importaciones el próximo año”.

Una balanza comercial positiva con origen negativo
Desde el Banco Ciudad fijaron un escenario base para 2009 de un superávit comercial de u$s16.000 millones, que treparía a u$s20.000 millones en 2010 si la cosecha agrícola es buena.

Al respecto, Ochoa destacó que el saldo va a cerrar en un muy buen nivel, pero que esto está lejos de ser por mérito propio, ya que este incremento del saldo obedece casi exclusivamente al desplome importador.

Tal como informó este medio la semana pasada, esto está íntimamente vinculado al problema fiscal. Sobre este punto, Jorge Vasconcelos, economista del IERAL, había explicado que “hasta mediados de 2008 los superávit gemelos se explicaban mutuamente porque estaban montados en la suba de los precios internacionales y en un aumento en el nivel de actividad”.

Sin embargo, ahora, “más que gemelos son contradictorios”, disparó.

El especialista amplío su concepto: “El Gobierno se asegura este año un buen saldo de la balanza comercial, pero ¿a costa de qué? De un desplome importador, que a su vez esto está relacionado con el nivel recesivo de la actividad y que termina impactando fuertemente en el frente fiscal”.

En síntesis, para Vasconcelos “el superávit comercial crece cuanto más sufre la economía. Cuanto más positivo sea el saldo entre expo e impo, menos superávit fiscal vamos a tener y más recesión vamos a sufrir”.

Las cuentas no cierran
En este contexto, desde el Banco Ciudad explicaron que “las proyecciones más recientes de actividad, comercio exterior y recaudación indican que la restricción fiscal (más que la externa) será el principal foco de preocupación de la política económica”.

El informe destaca que “el 2009 registrará una gran erosión fiscal en la Nación y las provincias. El superávit fiscal consolidado (Nación y provincias) pasará de 2% del PIB en 2008 a un déficit fiscal consolidado de igual magnitud en 2009. El escenario para 2010 podría mejorar algo para la Nación, por el aumento de las retenciones (si no operan cambios en las alícuotas) que sería bueno para moderar el ajuste fiscal o reducir la brecha de financiamiento. Pero la situación provincial seguirá siendo precaria”.

Por su parte, Ochoa coincidió en que el mayor problema no es del Poder Ejecutivo: “Vamos hacia una situación muy compleja. A medida que nos acerquemos a fin de año las provincias, y principalmente Buenos Aires, se van a ver cada vez más comprometidas. Por eso aumenta la presión para modificar la Ley de Responsabilidad Fiscal y aumentar los límites de endeudamiento”.

Con respecto a las palabras del ministro de Economía bonaerense, Alejandro Arlía, de que podrían emitir un bono pero no cuasimonedas, destacó que es una visión parcial de la realidad: “Si la provincia empieza emitiendo bonos para el pago de proveedores, después éstos se van a ver obligados a colocarlos en cuevas a un precio muy inferior”, algo muy similar a lo que ocurrió tras la debacle que vino tras el fin de la convertibilidad.

Acuerdan exportación de lácteos hacia Brasil

septiembre 14, 2009

Industriales lecheros argentinos y brasileños volvieron a acordar un límite de exportación en 3.000 toneladas de leche en polvo por mes a ese país.

Así surgió de la reunión que mantuvieron funcionarios del Gobierno nacional con representantes del Centro de la Industria Lechera (CIL) y de la brasileña Confederación Nacional de Agricultura (CNA).
El presidente del CIL, Miguel Paulón, precisó que “el límite de exportación mensual seguirá manteniéndose en las 3.000 toneladas”.
También destacó que “se estableció un sistema compensatorio a través del cuál se podrá, en caso de que en un mes determinado se exporten más o menos toneladas que el cupo, compensar en los meses subsiguientes para que el promedio mensual se mantenga estable”.
Paulón aseguró que “según lo acordado, el precio de exportación en ningún caso puede ser inferior al precio internacional” publicado por el USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) para la posición Oceanía, que está en u$s2.850 la tonelada.
Un tema que preocupaba a los industriales argentinos es el tiempo que tardan en salir los permisos para exportar.
Sin embargo, el titular del CIL precisó que ese fue “un tema importante sobre lo que se llegó a un acuerdo”: una vez otorgada la autorización, la licencia no puede tardar más de 72 horas.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Por licencias, firmas de Brasil ganaron mercado argentino y desplazaron a China

septiembre 10, 2009
Con el objetivo de afianzar el comercio regional y limar asperezas sectoriales, funcionarios del Ministerio de Producción y sus pares de la cartera de Desarrollo de Brasil se reunirán hoy y mañana en Buenos Aires, a la par de las rondas de empresarios de ambos países.
Fuentes oficiales señalaron que durante la reunión de la Comisión de Monitoreo del Comercio Bilateral, la Argentina planteará a los enviados del gobierno brasileño que en los primeros ocho meses de este año la aprobación de las licencias no automáticas por parte del Ministerio de Producción “ha permitido que los productos de origen brasileño preserven e incluso aumenten su participación en el mercado argentino, desplazando a China”, tal como pedía Brasil.
Contra lo que sostiene el empresariado brasileño, “las licencias no automáticas son para el 6% de las exportaciones brasileñas” al mercado argentino, dijeron desde los despachos oficiales.
En las posiciones arancelarias con licencias, Brasil ha ganado mercado argentino en desmedro de China, y el ejemplo más concreto se ve en muebles de madera, donde China sólo exportó a la Argentina, en julio, 25.000 unidades contra 173.000 que se liberaron en el mismo mes a Brasil.
Idéntico escenario se comprueba en el sector de calzados, donde Brasil consiguió licencias para 1,1 millón de pares y China las obtuvo para 426.000.

CUPOS. Luego de que algunos segmentos industriales, como el del Grupo Empresario Autopartista (Grupo Proa), reiteraran su preocupación por la falta de cumplimiento de los cupos acordados en frenos y baterías, es probable que el Gobierno haga un planteo al respecto en las reuniones previstas. “Está bajo consideración ese tema que preocupa a los industriales”, lanzaron desde el Gobierno.
Otro mensaje que llegará a oídos de los representantes del Ministerio de Desarrollo de Brasil es que nuestro país “está cumpliendo con la autorización de licencias no automáticas y con todos los acuerdos concretados entre sectores”, señalaron desde el Gobierno.
De este modo, la cartera conducida por Débora Giorgi buscará enviar una fuerte señal de que la Argentina mantendrá el alto nivel de cumplimiento de los acuerdos comerciales entre ambos países.

SECTORES. Mientras podría sumarse algún sector a último momento, hasta anoche se conocía que formarán parte de las rondas privadas de negociaciones, los fabricantes de neumáticos comunes y para bicicletas (en dos mesas separadas); productores de termos que debutarán en estos encuentros; juguetes, y lácteos.
A priori, las discusiones más acaloradas entre argentinos y brasileños se darían tanto en neumáticos como en juguetes.
En el primer caso, Brasil reclamará por la instrumentación de las licencias nacionales; en tanto que en juguetes, las empresas locales exigirán menores trámites para poder ingresar en el mercado del socio comercial.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Antidumping provisorio por 6 meses a calzados (6402 a 6405, con excepciones) provenientes de China

septiembre 9, 2009

Art. 1o Aplicar direito antidumping provisório, por até 6 meses, nas
importações brasileiras de calçados, classificados nas posições 6402 a 6405
da Nomenclatura Comum do Mercosul (NCM), da República Popular da
China, a ser recolhido sob a forma de alíquota específica fixa de US$
12,47/par (doze dólares estadunidenses e quarenta e sete centavos por par)

Fuente: Diario oficial da Uniao, 9 de setiembre do 2009

Grupo textil brasileño invierte u$s 30 millones en su filial argentina

septiembre 9, 2009

SANTANA AMPLÍA LA PRODUCCIÓN LOCAL DE DENIM
El holding pretende controlar una mayor porción del negocio local de fabricación de tela para jeans, donde compite con otros dos grupos también de origen brasileño
Cuando un consumidor argentino entra a una tienda a comprar un par de jeans de cualquiera de las marcas mas importantes de este tipo de vestimenta está realizando un aporte a la caja de los grandes grupos brasileños dedicados a la fabricación de denim.

Se trata del tejido usado como materia prima para la confección de un jean y cuya producción local está en manos de las brasileñas Santista Textil, Vicunha y Santana Textiles. Las tres controlan casi el 80 % de este mercado en la Argentina y van por más.

Un caso es el de Santista Textil, dueña de más del 50% de ese negocio a través de las tradicionales textiles Alpargatas y Grafa y que hace unos meses anunció nuevas inversiones para sus operaciones locales. La empresa es parte del conglomerado de la construcción Camargo Correa, también dueño de la cementera Loma Negra.

Otro grupo brasileño, como Vicunha, también pisa fuerte en este sector textil a través de su filial local Brastex.

A los dos se les sumó Santana Textiles, que acaba de anunciar un nuevo desembolso de u$s 30 millones para duplicar su capacidad productiva y pasar de los actuales dos millones a cuatro millones de telas por mes.

Es decir, incrementará su market share del 25% actual al 40% a partir de 2010, cuando entrarán en producción las nuevas máquinas adquiridas para encarar este proceso de expansión en la Argentina.

La compañía opera una fábrica ubicada en Puerto Tirol, Chaco, y prevé incrementar su número de empleados a 600 personas.

Demanda creciente

La nueva inversión se suma a los u$s 40 millones que Santana Textiles ya desembolsó para poner en funcionamiento su establecimiento en 2008 con el objetivo de reemplazar 15 millones de los 18 millones de metros que importa la Argentina por año.

Para Santana se trata del primer proyecto fuera de Brasil, donde abastece al 20 % del mercado con cuatro plantas.

“Este incremento en la capacidad productiva se debe a la creciente demanda interna de nuestros clientes”, aseguró Igor Perdigao, director de Santana Textiles Argentina.

“La ampliación no sólo permitirá casi duplicar la cantidad de metros, sino producir telas con acabados diferenciados y en sintonía con las más avanzadas tendencias mundiales”, agregó el ejecutivo.

La empresa factura en Brasil cerca de u$s 250 millones anuales y antes de su desembarco vendía en el país 15 millones de metros de denim importado, que ahora están siendo paulatinamente reemplazados por la producción local.

En Brasil, el grupo Santana Textiles posee otras cuatro plantas en los estados de Ceará, Río Grande do Norte y Mato Grosso, da trabajo a 2.500 empleados, produce más de siete millones de metros de tela por mes y para el 2010 planea aumentar su producción a 100 millones de metros anuales.

Fuente: el cronista

Piden por ley para la promoción de industria electrónica fueguina

septiembre 9, 2009

La ley que actualmente analiza el Parlamento de conferir una mayor protección arancelaria, busca ayudar a mejorar la potencialidad productiva de ese rubro manufacturero.

El gobierno de Tierra del Fuego salió a defender el proyecto para gravar impositivamente algunos artículos electrónicos importados como forma de incentivar la producción nacional, en especial la de esa provincia patagónica.
El secretario de Promoción Económica y Fiscal de Tierra del Fuego, Fabio Delamata, destacó que en la reciente discusión que se planteó ante la iniciativa de conferir un mayor grado de protección al sector de los productos electrónicos configura un debate frívolo que ignora los beneficios que reportó la política de sustitución de importaciones que generó la Ley de Promoción Industrial que data de 1972.
Según el funcionario fueguino, esa legislación promocional no tuvo “otro objetivo que tratar de poblar una región en donde había en ese momento histórico (1972) nueve extranjeros por cada ciudadano nativo, mientras que hoy viven ocho argentinos por cada diez habitantes”.
Delamata explicó que actualmente Tierra del Fuego tiene una ponderación sobre la generación del producto bruto interno nacional del orden de los u$s2.000 millones anuales y que esa contribución podría verse sustantivamente ampliada con la nueva ley de impuestos internos que analiza el Congreso Nacional.
También recordó que en 2008 se importaron 10,5 millones de celulares, pero sólo se fabricaron 200.000 en el país.
En el rubro de las cámaras fotográficas se importó un millón de unidades y cero en la Argentina.
En materia de radios para automotores se produjeron 628.000 en el país e ingresaron del exterior 632.600 unidades.
Sólo en el rubro del aire acondicionado y en materia de hornos de microondas la producción argentina tiene primacía sobre los productos extranjeros con 1.426.698 en el primero de los rubros y 467.590 equipos en el sector de los hornos de microondas, mientras que del exterior se importaron 362.407 equipos de aire y 198.141 hornos de microondas.
Tierra del Fuego tiene, además del polo de producción de artículos electrónicos afincado en Río Grande, a la industria petrolera como otra gran actividad generadora de riqueza, con un aporte de casi 3.000 metros cúbicos diarios de líquidos a la producción nacional y cerca de 13 millones de m3 diarios en lo que hace al gas natural.
Por otro lado, en Ushuaia se desarrolla con mayor vigor la industria turística y pesquera, mientras que la ganadería ovina tiene su expresión productiva en el interior de la provincia, que cubre en su porción nacional una superficie de 22.000 kilómetros cuadrados y que tiene más de 160.000 habitantes.

INAUGURACIÓN. “Antes de fin de mes se inaugurará en esa provincia una planta industrial que ocupa una superficie de 15.000 m2 cubiertos que reportó una inversión de u$s30 millones”, establecimiento que hará factible potenciar la producción de artículos electrónicos con base en la isla, según Delamata.
También enfatizó en que el régimen de promoción industrial contribuye a fortalecer la capacidad de generación de puestos de trabajo en toda la economía nacional porque “en momentos de bonanza suelen verse alrededor de 300 camiones diarios viajando por todas las rutas patagónicas”, llevando productos industriales que salen de la isla, o “trayendo todo tipo de insumos que necesita Tierra del Fuego”.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Brasil y la Argentina: errores políticos y consecuencias económicas

septiembre 8, 2009

En Brasil, como en la Argentina, el sistema electoral es de representación proporcional (lista sábana), pero con una diferencia fundamental: el partido político propone la lista de diputados, senadores u otros puestos electivos y los votantes establecen el orden. ¿Cómo lo hacen? Deben marcar por la persona seleccionada, en esa lista que votan. De esta manera, el que obtiene más votos de la lista de ese partido queda primero, luego el segundo y así sucesivamente hacia abajo. Así los impresentables o ilustres desconocidos, puestos por el “jefe” del partido para servir a sus fines, prácticamente no entran nunca y se logra una mejor selección de dirigentes. El sistema no es perfecto, como ningún sistema electoral lo es, pero logra buenos resultados comparado con el nuestro.

Brasil ha tenido también una mayor organización estratégica que la Argentina en los últimos 70 años, una mayor continuidad y una mejor apreciación de lo que podían ser las tendencias internacionales. Por ejemplo, mientras la Argentina se alineó con el eje Berlín-Roma en la segunda guerra mundial, Brasil lo hizo con los aliados, básicamente con Estados Unidos. Al finalizar la guerra, ese posicionamiento le dio a Brasil una mejor penetración internacional que le permitió ganar posiciones en el liderazgo latinoamericano, prácticamente monopolizado hasta 1940 por la Argentina.

Los funcionarios públicos son capacitados internacionalmente en Brasil, en tanto que en la Argentina, desde hace muchos años, se ha priorizado como funcionario público al amigo del político en el poder, destruyéndose así esa gran burocracia capacitada para entender los negocios públicos que habíamos tenido en el pasado. Esta tendencia se ha acentuado en años recientes.

Tenemos muchos otros factores de diferencia claves entre Brasil y la Argentina, entre los que vale mencionar (sin ser completa la lista):

1) El apoyo, con subsidios inclusive, a la producción agrícola, al igual que a la producción de carne, de leche y otras.

2) El apoyo a la empresa industrial grande, para que se vuelva empresa de “clase mundial”, un orgullo para Brasil, sin dejar de ayudar a la empresa pequeña y mediana.

La Argentina no ha ayudado a la producción agrícola, ni de carnes ni lechera y solo ha proclamado digna de apoyo a la empresa Pyme, en tanto que ha hostigado a las empresas grandes aunque sean nacionales, que han tenido que vender sus plantas locales o mudar su casa matriz a otros países, entre los que se encuentra Brasil.

3) Las empresas públicas han sido privatizadas en Brasil y en la Argentina, pero en el país vecino han tenido una gestión casi de calidad privada en Brasil; no fue así en nuestro país.

Estas diferencias no producen un gran efecto en el corto plazo, pero a lo largo del tiempo van dando un resultado muy diferente, que lo podemos apreciar midiendo el saldo de todos los esfuerzos productivos, tanto de capital, como humanos y de tecnología, que se representan por la suma de los valores agregados de un país, es decir el producto interno bruto (PIB), que mide el tamaño de las producciones de cada país.

Foto:
4) En 1900, el PIB global de la Argentina era 12% mayor que el de Brasil y antes de la crisis del 30, en 1929, la Argentina superaba a Brasil en PIB por un 43%. Errores políticos, militares, estratégicos y de política económica permitieron que Brasil nos igualara para 1951. No vimos el problema, por lo tanto no pudimos corregirlo y la brecha se siguió ampliando peligrosamente: actualmente Brasil es tres veces más grande que la Argentina (en dólares constantes; al tomar dólares corrientes la relación crece a cinco veces). Además, logró un liderazgo latinoamericano indiscutido, y es uno de los 10 países más importantes del mundo. La Argentina ocupaba ese lugar, pero en 1910, hace 100 años.

Es tiempo de reaccionar, de discutir una estrategia de largo plazo para la Argentina, de discutirla entre los partidos políticos, tomando del mundo lo mejor de cada experiencia, adaptada a nuestra realidad y después ponerla en práctica con una visión de largo plazo, como ocurrió en nuestro país desde 1880 hasta 1930. Ya no queremos llorar sobre la leche derramada, queremos recuperar el tiempo perdido.

Por Orlando Ferreres
Especial para lanacion.com