Venezuela superó un escollo clave para su ingreso al Mercosur

BrasiliaLa Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño aprobó ayer su aval al ingreso de Venezuela al Mercosur, último paso previo a la prácticamente segura aprobación en el plenario, tras un áspero debate sobre la situación de la democracia en ese país y duras críticas al presidente Hugo Chávez.

La adhesión, votada por 12 a favor contra 5 en contra, deberá ser votada en el plenario del Senado, posiblemente la semana próxima. Allí también son mayoría los aliados del Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, favorable a la adhesión.

Si finalmente esto ocurre, el último requisito para el ingreso de Venezuela al bloque será el voto del Parlamento de Paraguay, sin fecha por el momento.

Mientras se producía la votación, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva viajaba a Caracas. La casualidad fue comentada por un senador opositor, quien dijo con ironía que Lula «podrá darle ese regalo a Chávez» hoy en el marco de sus habituales encuentros trimestrales.

La comisión senatorial rechazó el duro dictamen de la oposición, contrario a la adhesión venezolana por considerar que Chávez gobierna «en forma casi dictatorial» y provoca «división y desintegración en Sudamérica».

Los senadores aprobaron una propuesta presentada por el líder del Gobierno, Romero Jucá, que asegura que Venezuela «no es un factor de perturbación para el Mercosur», sino que es de interés generar fuertes lazos comerciales y económicos con ese país.

Temas principales

El acalorado debate de los senadores brasileños rondó en torno al respeto a los preceptos democráticos y derechos humanos en Venezuela.

«El ingreso de Venezuela sin salvaguardias claras (de garantía de respeto a la democracia) es un riesgo», advirtió el senador opositor Agripino Maia.

Llamativamente, incluso los aliados del Gobierno fueron críticos con la administración Chávez.

«No hay duda sobre los argumentos económicos (que favorecen el ingreso de Venezuela al Mercosur); la duda es sobre la cuestión política. Todos tenemos cuestionamientos al modelo, a la manera política del presidente Hugo Chávez, incluso los que votamos a favor del ingreso de Venezuela al Mercosur», dijo el senador socialista Renato Casagrande, también oficialista.

La adhesión de Venezuela «dará a Brasil y a los otros Estados del Mercosur mayores condiciones para exigir al presidente venezolano que sean honrados los compromisos inherentes al Estado democrático», defendió el senador aliado Francisco Dornelles.

Un referente histórico del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula senador Eduardo Suplicy apeló a Chávez por «una Navidad sin presos políticos en Venezuela».

«Todos aquí dicen: A pesar de Chávez, Venezuela debe entrar. Yo tengo la seguridad casi absoluta de que estamos dando un golpe de muerte al Mercosur», dijo el senador de la oposición socialdemócrata Arthur Virgílio.

A Brasil le interesa la relación económica con la tercera economía de Sudamérica, con un comercio que sumó 5.688 millones de dólares en 2008 y que da a los brasileños el 20% de todo su superávit comercial e inversiones binacionales de entre 15.000 y 20.000 millones de dólares.

Envergadura

El ingreso de Venezuela al Mercosur, que será aprobado con toda seguridad en el plenario, lo convertiría en un bloque con 250 millones de habitantes, el 76% del PBI sudamericano y un comercio de 300.000 millones de dólares, según datos del Congreso.

Venezuela adhirió al Mercosur en 2006 y su incorporación fue ratificada por la Argentina y Uruguay, pero está pendiente la ratificación del Parlamento de Paraguay -donde los opositores son mayoría- y del Senado de Brasil, donde fue bloqueada luego de que Chávez acusó en 2007 a sus legisladores de ser «papagayos del imperio» norteamericano.

En Paraguay, el tratamiento de la cuestión no tiene fecha, dado que el presidente, Fernando Lugo, la retiró de la agenda legislativa debido a la falta de condiciones políticas para su aprobación.

Un dato clave para la aprobación votada en la comisión fue el testimonio que prestó el alcalde opositor de Caracas, Antonio Ledezma, quien dijo que Chávez estaría más contenido dentro del bloque que fuera de él. «Si hasta la oposición venezolana quiere estar en el Mercosur como garantía de respeto a la democracia, Brasil no lo puede negar», afirmó Jucá.

Perspectiva

Aunque el oficialismo brasileño tiene los votos para garantizar el ingreso de Venezuela, el tema promete aún un fuerte debate en el plenario.

El presidente de la Cámara alta, José Sarney, es uno de los principales aliados de Lula, pero es contrario a la adhesión y fuerte crítico de Chávez.

«La cláusula democrática del Mercosur es definitiva y el actual Gobierno de Venezuela ha adoptado medidas que van hacia el desmoronamiento de la democracia y contra los principios democráticos», dijo Sarney el martes.

Agencias AFP, EFE y DPA

Fuente: el cronista
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: