Archive for 23 octubre 2009

Brasil perdió la paciencia: lanza una represalia por el cerrojo importador argentino

octubre 23, 2009

Desde el 14 de octubre último, el gobierno brasileño, por medio de la Secretaría de Comercio Exterior, está restringiendo la importación de algunos productos argentinos

Comenzó la semana pasada con harinas y pre-mezclas (séptimo producto en importancia en la pauta exportadora de Argentina a Brasil, según las estadísticas del 2008), siguió el día 20 de octubre con jaleas, dulces, aceitunas, vinos, pasas de uva y, en el día de ayer, 22 de octubre, incluyó pescados y neumáticos.

Nada puede afirmar que la lista no pueda continuar agregando productos.

La base de sustentación de la medida es la “Portaria Nro. 25 de la SECEX”, del 27 de noviembre de 2008, donde se determinan muchas reglas del comercio exterior de Brasil, inclusive la posibilidad que el gobierno incluya en el Sistema Integrado de Comercio Exterior (Siscomex, equivalente al Sistema Maria de Argentina), productos que, de un día para el otro, puedan exigir necesidad de licencias de importación, no automáticas, previa al embarque.

El motivo es claro: Argentina colocó estas licencias no automáticas de importación, hacia fines del 2008 con la excusa de proteger a la industria nacional.

Los exportadores brasileños aceptaron con varias quejas, estas medidas, estableciendo el control conjunto del comercio bilateral por medio de las reuniones de monitoreo.

Lo cierto es que Brasil demostró que esta medida de protección, considerara una barrera no tarifaria, lejos de permitir un aumento de la producción local, genero desvío de comercio.

Dicho de otra forma, Argentina dejó de comprar a Brasil, para poder fabricar localmente, pero la producción nacional no aumentó, y sí aumentaron las importaciones de Argentina desde otros orígenes.

Brasil se sintió en condiciones de nación no favorecida.

En números: entre enero y diciembre del 2008, Brasil, exportó a la Argentina u$s17.600 millones e importó u$s13.259 millones. El superávit de la balanza comercial fue de u$s4.300 millones.

Entre enero y septiembre de 2009, Brasil exportó a la Argentina, u$s8.280 millones e importó u$s7.900 millones. Superávit para Brasil, de u$s373,5 millones.

Haciendo comparaciones simples, observamos que la fuerte reducción del déficit comercial argentino, en relación a Brasil, no se observó por un aumento de las exportaciones argentinas a Brasil, sino por una drástica reducción de las exportaciones brasileñas hacia Argentina.

Analizando algunos sectores, se destaca que el sector de calzados de Brasil, que poseía el 51,4% del total de mercado argentino, se redujo 12 puntos, en consideración a un tope de exportaciones fijados entre los privados. (el tope de exportación era de 15.000.000 pares por año).

El país vecino aceptó el tope para que Argentina pueda favorecer a su industria pero la realidad fue superada por los números: quienes ocuparon el mercado dejado por Brasil, fueron los exportadores chinos que vieron ganar su participación en 14 puntos.

Esto, en portugués y en castellano, se denomina desvío de comercio y demuestra claramente que las medidas de protección Argentinas, no están dando el resultado esperado para la industria nacional, desfavoreciendo al principal socio comercial y favoreciendo a terceros mercados.

FUENTE: Infobae Profesional

Candidatos a presidentes de Uruguay dispararon dardos contra el Mercosur

octubre 22, 2009

La fuerte política de relación con la región, particularmente con el Mercosur, fue uno de los elementos clave en el gobierno del presidente uruguayo Tabaré Vázquez. Pero los principales candidatos a sucederlo en el cargo parecen no tener una mirada tan centrada en el Mercado Común del Sur.

Así, mientras en política exterior el oficialista José Mujica se fija en el brasileño Luiz Lula da Silva como modelo a seguir, el opositor Luis Lacalle sostiene su lema “cliente de todos, igual a nadie”.

Las opiniones de los principales candidatosque Uruguay -actualmente a cargo de la presidencia temporal- integra con Argentina, Brasil y Paraguay, con Venezuela en proceso de incorporación, “anda a la miseria” y “va a caminar si Brasil lo hace caminar”, afirmó -fiel a su estilo directo- Mujica, del Frente Amplio.

 

Aunque es el favorito a imponerse al candidato del Partido Nacional, Lacalle, los sondeos vaticinan balotage el 29 de noviembre porque creen que Mujica no logrará la mayoría para proclamarse sucesor de Tabaré Vázquez este 25 de octubre.

En tanto, Lacalle considera que el bloque padece “varias patologías”, como la bilateralidad argentino-brasileña, y anunció que saldrá del Parlasur si es gobierno, mientras cree que la Unasur “languidece” y es “un error”.

“El Mercosur debe volver a lo básico”, a una “asociación comercial”, opinó el candidato, y aseguró que si regresa al Ejecutivo promoverá un Tratado de Libre Comercio entre el bloque y Estados Unidos.

“Cliente de todos, amigo de muchos, aliado de algunos e igual a nadie”, sintetizó el aspirante blanco sobre su programa.

Pese a los reparos -sobre todo por asimetrías en el bloque- el interés regional del senador y ex guerrillero tupamaro es indudable y lo mostró con las visitas que realizó a Brasil, Chile y Argentina, donde fue recibido por los presidentes Lula da Silva, Michelle Bachelet y Cristina Fernández de Kirchner.

Cabe recordar que, en el caso argentino, el actual gobierno de Vázquez y el que lo suceda deberá enfrentar los problemas ocasionados por el largo conflicto desatado por la instalación de la papelera Botnia sobre el río Uruguay, a la altura de Gualeguaychú.

En cambio, en los casos de Lula da Silva y Bachelet, el candidato de la izquierda incluso incluyó sus imágenes en los spots publicitarios de su campaña.

Por otra parte, Pedro Bordaberry, tercero en los sondeos e impulsor de un país abierto al mundo con un status como el de Chile en el bloque, afirmó que el Mercosur “en la condición en que se encuentra hoy a Uruguay no le sirve”, disparó a su vez el colorado .

La política de Tabaré
Desde 2005, con el triunfo del izquierdista Frente Amplio y con gobiernos vecinos de signo político emparentado, la política exterior apostó a potenciar el Mercosur, a consolidar la conformación de la Unasur, a mantener la cooperación con Venezuela particularmente en el área energética y con Bolivia en su búsqueda de una salida atlántica.

Un gesto de Vázquez, primer presidente socialista de Uruguay, fue recomponer -apenas asumió- las relaciones con Cuba, interrumpidas en 2002, reabrir la embajada en La Habana y visitar en 2008 ese país, donde se reunió con Fidel Castro.

También hubo acercamientos con otras regiones como Europa y Asia y países de extrazona, e incluso se firmó -en 2007- un tratado comercial con Estados Unidos, cuyo ex presidente George W. Bush realizó una controvertida visita al país ese año.

Pero Montevideo no olvidó reclamar en las cumbres del Mercosur los incumplimientos al Tratado de Asunción, al impedirse el libre tránsito de bienes y personas por el corte en un puente que une Uruguay con Argentina, así como por las trabas no arancelarias y las asimetrías.

Con Argentina, se espera el desenlace en La Haya del conflicto por la pastera Botnia para el primer trimestre del próximo año, cuando ya habrá asumido el nuevo gobierno de Uruguay, que acatará el fallo como, descuenta Montevideo, hará también Buenos Aires, informó la agencia de noticias ANSA.

 

Aprobarán hoy el impuestazo tecnológico

octubre 21, 2009

El oficialismo lograría el visto bueno a la iniciativa, que volverá en segunda revisión a Diputados

El kirchnerismo formalizará hoy en el Senado la devolución de gentilezas por el apoyo prestado por los senadores de Tierra del Fuego (ex ARI) a la sanción de la ley de servicios audiovisuales, con la aprobación del proyecto que grava con impuestos internos y que duplica el IVA para los productos electrónicos importados.

Se trata de una iniciativa que favorecerá la industria electrónica afincada en la provincia austral y cuyo tratamiento en el Senado, según denuncias de la oposición, la Casa Rosada ordenó demorar hasta después del debate de la ley de medios para garantizarse el apoyo de los senadores María Rosa Díaz y José Martínez. La presencia de estos dos legisladores fue vital para alcanzar el quórum y habilitar el tratamiento del controvertido proyecto de ley de radiodifusión.

Tanto los legisladores como la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, niegan que el proyecto sea la moneda de cambio por el apoyo a propuestas oficialistas. Sin embargo, senadores de la oposición, como María Eugenia Estensoro (Coalición Cívica-Capital) y Arturo Vera (UCR-Entre Ríos), relacionaron la demora en el tratamiento de los beneficios impositivos para la provincia con el debate de la norma.

La iniciativa que se discutirá hoy elimina la exención de impuestos internos (el 26%) y duplica el IVA (del 10,5 al 21%) a los productos electrónicos e informáticos que no se fabriquen o ensamblen en Tierra del Fuego. La medida es criticada por la mayoría de las cámaras empresarias del sector, que consideran que encarecerá el precio de los productos. El trámite parlamentario de este proyecto viene signado, como la ley de radiodifusión, por la polémica.

La iniciativa iba a ser sancionada el 2 de septiembre, pero el oficialismo debió dar marcha atrás luego de que, mediante un anónimo, se denunciara que en la Cámara de Diputados se le había introducido al proyecto una modificación que favorecía a la empresa BGH, fabricante de acondicionadores de aire.

Esto provocó que el oficialismo pidiera el regreso del proyecto a la Comisión de Presupuesto y Hacienda para eliminar la modificación, por lo que si la iniciativa es aprobada esta tarde, volverá en segunda revisión a la Cámara de Diputados.

FUENTE: La Nación

Exportadores no quieren pagar Ganancias sobre los reintegros

octubre 15, 2009

 

el presidente de la Cámara de Exportadores (CERA) se sumó a los reclamos de la Unión Industrial Argentina en contra de gravar con el Impuesto a las Ganancias a los reintegros a las exportaciones.

Para el titular de la CERA, Enrique Mantilla, sería una “zoncera castigar con un tributo a la devolución de impuestos a las exportaciones de mayor valor agregado”. Los reintegros son un reembolso de los cargos impositivos pagados por los exportadores en el proceso de producción.

“Es una forma indirecta de aumentar los derechos de exportación para lograr impuestos por 700 millones de pesos”, dijo Mantilla, lo que no representaría un gran salto en la caja.

La carga en cuestión consiste en aplicar una alícuota del 35% a los reintegros. Hoy las empresas que reciben reintegros o reembolsos por exportaciones están exentas de pagar el Impuesto a las Ganancias.

Mantilla, en ese sentido, pegó por donde más duele y señaló que se trata de una propuesta del “viejo FMI que ya había sido rechazada en el año 2003 por atentar contra la política de desarrollo nacional”.

También sectores de la exportación pyme no representados en la CERA se manifestaron en contra de un gravamen. Según entienden, se necesitan mayores estímulos para la actividad y facilidades para no perder mercados en el exterior.

DEMORAS. Por otra parte, los exportadores también reclaman por las demoras en el pago de los reintegros, que en la primera mitad del año representó un retraso de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por unos 1.000 millones de pesos.

El presidente de la Cámara de Exportadores, en tanto, destacó que existen sectores sensibles de la industria que se vieron perjudicados por las demoras, como textiles, muebles, juguetes y calzado, junto con plásticos, maquinaria eléctrica, autos, productos químicos y farmacéuticos, entre otros.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Teléfonos celulares: la pelea entre Tierra del Fuego e importadores

octubre 15, 2009

La sustitución de importaciones de teléfonos móviles desencadenó una encendida polémica entre el gobierno de Tierra del Fuego y el sector de fabricantes e importadores de celulares.

El escenario de la disputa está centrado en el proyecto de ley que elevaría los gravámenes a productos electrónicos, que debería debatirse en el Congreso.
El secretario de Promoción Económica y Fiscal de Tierra del Fuego, Fabio De la Mata, señaló que una de las “principales preocupaciones” fueguinas es “poder sustituir los 10 millones de celulares que se importan por año”. Las críticas fueron para los importadores: “Hay que enfrentar y superar el lobby para excluirlos de la norma; lo que está en juego es un negocio de 200 millones de dólares”.
En la vereda de enfrente, el presidente de la Cámara de Informática y Comunicaciones de la República Argentina (Cicomra), Norberto Capellán, consideró que “el proyecto oficial beneficiaría solamente a un número muy limitado de empresas ya instaladas en Tierra del Fuego” y sostuvo: “La promoción de la industria no puede ser a expensas de los consumidores y las empresas”.
En diálogo con Buenos Aires Económico, el fueguino De la Mata pidió que “el proyecto no se duerma y tenga tratamiento la próxima semana” y, al graficar la importancia que tienen los celulares para el desarrollo industrial de su provincia, afirmó: “Si antes había tres alicientes como las notebooks, netbooks y celulares, hoy nos quedamos sólo con estos últimos y hay una gran presión para vaciar más el proyecto”.
“Si finalmente sacan los celulares, el proyecto pierde sentido”, advirtió el funcionario.
Por su parte, el titular de Cicomra rechazó que los celulares sean incluidos en el proyecto porque “no son bienes suntuarios” y reiteró a este diario que “habría un aumento de precios en un producto que se caracteriza por formar parte de todas las capas sociales”.
Lamentablemente, con este proyecto de ley vamos a contramano de lo que hacen los países desarrollados, donde la tecnología es un factor positivo”, remarcó Capellán.
Hace unas semanas, la Cicomra destacó –sin enfrentar al Gobierno nacional– que comparte la necesidad de adoptar medidas que protejan la industria nacional y que atiendan a la situación del empleo, pero no solamente en Tierra del Fuego sino en todo el país.
Además, las autoridades provinciales esperan que la Nación apruebe la apertura del registro de empresas.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Esperan un superávit comercial récord por menos importaciones

octubre 14, 2009

Los economistas prevén para este año un saldo positivo superior a US$ 16.000 millones

En el año en que el producto bruto interno volvió a caer, en que suben la pobreza y el desempleo y en que el frente fiscal se presenta como mínimo problemático, hay uno de los pilares de la economía que se apresta a registrar un récord: el superávit comercial podría superar este año la marca de los US$ 16.661 millones registrada en 2002. O, al menos, quedará muy cerca de alcanzarla, coincidieron siete economistas consultados por LA NACION.

Sin embargo, advierten, la disponibilidad de divisas no sólo muestra una fortaleza para la economía, sino que también desnuda debilidades, como la necesidad de compensar la fuga de capitales del último año o el desplome de importaciones ligadas a la producción y la inversión.

En los primeros 8 meses del año, el país acumuló un saldo positivo de US$ 12.332 millones en su balanza comercial, casi tanto como en todo 2008 y más que en los cuatro años previos. Ese resultado se logró con caídas de alrededor de 25% en las exportaciones y 40% en las importaciones respecto del mismo lapso de 2008. Con estos números, la presidenta Cristina Kirchner dijo el mes pasado en Nueva York que este año “llegaremos a 15.000 millones de dólares de superávit comercial, que será récord, más allá de la caída de las exportaciones e importaciones”.

Los economistas son más optimistas. En la consultora Ecolatina -fundada por Roberto Lavagna- anticipan un superávit de 16.100 millones para este año como resultado de 54.750 millones en exportaciones y 38.650 millones en importaciones. “El efecto de este saldo no va a ser tan reactivador como los obtenidos entre 2003 y 2007”, indicó Rodrigo Alvarez, de esa consultora. “En ese momento, todo lo que se generaba, porque había un contexto de confianza positivo, se volcaba a inversión y consumo”, agregó.

El economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), Daniel Artana, estimó que 2009 cerrará con un superávit de US$ 17.300 millones. “El país recesionó lo suficiente como para compensar la fuga de capitales. Las importaciones se desmoronaron por la menor actividad y porque hubo un ajuste de inventario en las empresas”.

Como en los 80
Según Luciano Laspina, economista jefe del Banco Ciudad, serán 17.000 millones. “Pero estos 17.000 millones que se presentan como un éxito en realidad ocultan una tragedia”, dijo. Parte de ese saldo, señaló, se obtiene con el derrumbe de las importaciones de bienes de capital (-37% este año) y bienes intermedios (-44%), esenciales para sostener la actividad. “En términos de dólares a corto plazo, hay más divisas para bancar la estrategia cambiaria”, agregó, pero recordó que un saldo comercial abultado no siempre era signo de fortaleza. “En los 80 también había superávit comercial porque las importaciones colapsaban. Un buen superávit se produce por más exportaciones.”

La caída de importaciones no se explica por las restricciones al ingreso de mercaderías para proteger la industria, señaló Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein. De hecho, las importaciones de bienes de consumo fueron las que menos cayeron (-22%). Su estimación de superávit ronda los 15.500 millones, porque “en los próximos meses el saldo debería mostrar caídas interanuales; en 2008 hubo corrimiento en la salida de la cosecha por el conflicto del campo”.

FUENTE: La Nación

El Gobierno analiza con privados retomar una negociación entre Mercosur-UE

octubre 13, 2009

Con Doha en veremos, hay una “mejor predisposición” para retomar el acuerdo birregional. El Gobierno analiza hasta dónde ceder en la apertura industrial.

El Gobierno comenzó los contactos con los empresarios para analizar si es posible relanzar las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea por un acuerdo comercial entre los dos bloques.
En la región todos los mandatarios pusieron énfasis en la negociación como alternativa a la dilatada Ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio, mientras que en Europa hay divergencias entre quienes esperan el acuerdo global y quienes prefieren hacer el intento birregional.
A partir del 5 de noviembre los negociadores se reunirán en Lisboa para ver si es posible relanzar la negociación oficialmente. “Se está viendo una mejor predisposición en algunos sectores de la Unión Europea”, señaló el secretario de Comercio Internacional de la Cancillería, Alfredo Chiaradia, junto con el flamante secretario de Industria, Eduardo Bianchi, y funcionarios del nuevo Ministerio de Agricultura, al reunirse con 60 empresarios de distintos sectores para ver cuál es la postura de cada uno frente a una posible negociación.
En ese marco, los empresarios de los sectores vinculados a la agroindustria buscan la apertura de los mercados europeos. En líneas generales, ésa es la tónica del toma y daca en cuestión. Desde el 2001, cuando se empezó a negociar, la Unión Europea demanda la apertura de sectores industriales, servicios, inversiones y compras gubernamentales, mientras que el Mercosur se vería beneficiado de la negociación en bienes agrícolas y agrícolas procesados.
La reunión en la Cancillería es un primer paso para ver cuánto estarían dispuestos a ceder los sectores que deben realizar concesiones para reclamar la correspondencia europea. Trigo, maíz, carnes bovina, aviaria y porcina, leche en polvo, quesos y arroz son algunos de los principales productos de mayor inserción en el mercado europeo, aunque también el sector de autopartes podría verse beneficiado por la negociación (ver recuadro).
Europa, en tanto, pone como condición “la libre circulación de los bienes en los países del Mercosur”, es decir, el avance de la Unión Aduanera en el bloque local.
En los primeros ocho meses de este año el comercio entre la Argentina y la Unión Europea arrojó un saldo positivo de u$s2.636 millones. Las exportaciones bajaron el 29% con respecto a igual período del año anterior, por menores ventas de productos primarios y manufacturas de origen agropecuario.
En tanto, las importaciones provenientes desde esta zona disminuyeron el 35%, por la caída en las compras de bienes de capital, bienes intermedios y piezas y accesorios para bienes de capital.

COMERCIO Y CREACIÓN DE EMPLEO

La Organización Mundial de Comercio y la Organización Internacional del Trabajo publicaron un informe conjunto que asegura que la informalidad laboral emergente no permite beneficiarse de la apertura del comercio, al crear trampas de pobreza para los trabajadores que se encuentran en transición entre dos empleos. “El comercio contribuyó al crecimiento y el desarrollo en todo el mundo, pero eso no se tradujo en una mejora de la calidad del empleo. La apertura necesita ir acompañada de políticas nacionales adecuadas para crear buenos empleos. Eso es aún más evidente con la crisis actual, que ha reducido el comercio y arrojado a miles de personas al sector informal”, señala el análisis. En tanto, las multinaciones mantienen una estrategia que sigue beneficiándose de las diferencias en la legislación global.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Todo un símbolo para revitalizar el Mercosur

octubre 13, 2009

El Mercosur, en un principio, fue barro. Los años y la letra de las normas como el Tratado de Asunción debían ser el movimiento continuo que le darían forma, y el calor que lo endurecería.

Pero el tratado fue vapuleado tantas veces por los socios que, a más de 15 años de su fundación, el bloque no logró ni la forma ni la solidez que debía tener.

Una de las numerosas grietas que sufrió fueron los derechos de exportación aplicados por la Argentina, de forma generalizada, a todas los embarques, incluidos los dirigidos a los socios del Mercosur.

Una resolución ministerial pasó por alto una norma supranacional como el Tratado de Asunción, que establece que los bienes en el bloque deben circular libremente, sin que sean objeto de tributos de importación o exportación.

“Lo que el campo no logró en ocho meses, lo va a lograr SanCor al desempolvar el Tratado de Asunción de 1991”, coincidieron en diálogo con LA NACION los abogados Horacio Alais, especialista en derecho aduanero, y Alejandro Perotti, especializado en derecho del Mercosur.

SanCor recurrió a la impugnación de la medida, y se inició una causa que llegó a la Corte Suprema que, en un fallo histórico, consultó por primera vez al Tribunal del Mercosur (por 8 votos contra 1), un acto que constituye un símbolo de confianza.

“La impugnación se hizo en sede administrativa, y la Aduana la rechazó históricamente porque no puede declarar la inconstitucionalidad de una resolución ministerial al ser sólo un organismo de aplicación. Rechazaba el recurso y la deuda seguía generando intereses”, explicó Alais.

Los pasos

La empresa apeló al Tribunal Fiscal con el argumento del Tratado de Asunción sobre la libre circulación de las mercaderías. “Al expedirse, este tribunal señaló que el Tratado de Asunción era programático, un acuerdo marco. Pero se obviaron laudos arbitrales donde la parte que reclamaba este argumento era la Argentina en contra de Brasil, que decía que era programático. La Argentina ganó en esos laudos, por lo que había contradicción en el fallo del Tribunal Fiscal”, recordó Alais.

Se apeló, y en el sorteo tocó la Sala 5 de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, donde se concluyó que el tratado no es programático, y se recordó el Tratado de Viena, que establece que una resolución de rango inferior, por delegada que esté, no puede ir en contra de un tratado internacional.

“En la apelación, vía el recurso extraordinario, llegó a la Procuración, donde surgieron argumentos políticos: que los derechos no afectan al mercado brasileño o que Brasil no se quejó, por ejemplo. La realidad es que afectan el mercado: Paraguay elevó una consulta porque los derechos de exportación del gas aumentan el precio y perjudican toda la economía del país. Hay política en el fondo: se sabe que si le tocan los derechos de exportación a la Argentina, ésta irá contra los subsidios que aplica Brasil a la producción”, resumió Perotti.

Antes de que saliera el dictamen del procurador, Perotti apeló al recurso de la opinión consultiva, por parte de la Corte Suprema al Tribunal del Mercosur.

Se hizo el pedido formal a la Corte, y la semana última se conoció el fallo, de nueve carillas, mediante el cual 8 de los 9 jueves apelaron al tribunal y le realizaron la siguiente consulta: “¿El Tratado de Asunción impone a los Estados miembros del Mercosur la obligación de abstenerse de establecer derechos a la exportación de mercaderías originarias de uno de ellos y destinadas a otros Estados miembros?”

-¿Qué sucede si el tribunal dice que en efecto el tratado impide aplicar derechos? ¿Hay retroactividad?

-Alais: Sólo van a estar habilitados los que presentaron el reclamo correspondiente, como SanCor. Además, lo que diga el tribunal, hay que recordar, no es vinculante. Tiene 45 días para expedirse y puede consultar a las cancillerías, que tampoco es vinculante lo que digan. El tribunal lo toma como una opinión más.

-Perotti: La duda es qué va a recibir el tribunal, si el fallo de nueve hojas o todo el escrito con nuestra argumentación, que tiene 40 páginas.

-Alais: Hay cosas curiosas. En la última cumbre de presidentes, en Tucumán, donde debería aprobarse el código aduanero del Mercosur, el resto de los países no aceptó la propuesta argentina de incluir la posibilidad de aplicar derechos a las exportaciones del bloque. Si quería poner eso, es porque sabe, en el fondo, que se está violando el Mercosur.

-¿Qué puede pasar después?

-Alais: Creo que se pone en juego el futuro del tribunal porque la Corte Suprema se jugó mucho en esta consulta, casi aguardando complicidad. Si el tribunal le da la razón a la petición de SanCor, no le queda mucho margen de maniobra, aunque no sea vinculante lo que diga, porque se trata de un tribunal internacional y especializado. No sólo deberían caer los derechos de exportación, sino todo tributo que trabe el comercio intrabloque.

Por Emiliano Galli
De la Redacción de LA NACION

Mínimo impacto económico

La recaudación por derechos de exportación a países del Mercosur representa entre un 55 y un 60 por ciento de la renta aduanera, pero varía mes tras mes: en septiembre fue responsable del 70% de los ingresos, mientras que en agosto fue del 40 por ciento. Según cálculos de la Cámara de Exportadores, en el primer semestre de este año se abonaron derechos por casi 510 millones de dólares, lo que podría considerarse el piso de la recaudación, debido a la crisis que afecta el comercio.

A la vanguardia del proteccionismo global

octubre 13, 2009

Un reciente informe del prestigioso grupo de análisis internacional Global Trade Alert (GTA) permite poner en perspectiva la respuesta de la Argentina ante la crisis global. Emerge que nuestro país se ha ubicado a la vanguardia de los que más medidas restrictivas han aplicado en el planeta. Evidencia reciente pone en duda su eficacia y sugiere que sus costos pueden ser mucho mayores que sus beneficios.

Desde noviembre de 2008, GTA identifica 280 iniciativas gubernamentales en todo el mundo, de las cuales 192 pueden ser clasificadas como “discriminatorias”. Sin embargo, es claro que no asistimos a una ola de proteccionismo generalizado al estilo de la década del treinta.

La Argentina se encuentra en el “top 10” de los países que impusieron más medidas restrictivas. Por ejemplo, es el octavo país que aplicó mayores trabas contra los productos chinos. Además, se encuentra en el décimo lugar de las naciones que instrumentaron más medidas “dañinas” contra el comercio internacional.

De acuerdo con GTA, los países más perjudicados por las políticas argentinas han sido los Estados Unidos, Rusia y Francia. Desde noviembre de 2008, la Argentina instrumentó más de 20 medidas de restricción, que afectan a unos 70 productos y a 53 países.

Las principales medidas aplicadas por los funcionarios argentinos han sido las siguientes: una intensificación en el número de acciones de antidumping; un aumento en la cobertura de las licencias no automáticas de importación; distintas medidas compensatorias, y finalmente, el impulso a distintos acuerdos voluntarios de restricción de exportaciones.

Si bien están permitidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC), las licencias no automáticas de importación (LNA) tienen un fuerte efecto disuasivo sobre las importaciones, al encarecer los costos de la operatoria y aumentar la incertidumbre sobre la concreción de la operación. Un estudio en curso de Cippec (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) también sugiere que pueden ser un incentivo para fuertes incrementos de los precios de importación, en particular en sectores concentrados en los países de origen.

Las LNA han perjudicado sobre todo a dos de los principales socios comerciales de la Argentina, China y Brasil (explican 30% y 36%, respectivamente, de las importaciones afectadas por las licencias).

Dudosa eficacia

Muchas veces defendidas como instrumentos para la preservación del empleo y la producción domésticas frente al desplome de la demanda mundial y a la sobreabundancia de oferta internacional en el actual contexto recesivo internacional, evidencia reciente pone en duda la eficacia de estas medidas para el logro de esos objetivos de política.

Un informe de la Universidad de San Martín (Unsam) puntualiza que las LNA sólo explican el 3,5% de la caída del 35% de las importaciones observada entre el primer trimestre de 2008 y el mismo período de 2009. La contribución a la conservación de los niveles de actividad ha sido también insignificante: 0,03% del PIB (Producto Interno Bruto). El impacto sobre el empleo habría sido también reducido, conservando menos del 0,2% de empleo asalariado registrado nacional.

Por su parte, el recurso a medidas antidumping ha sido mucho más acotado, afectando sólo 0,4% de las importaciones totales entre noviembre de 2007 y septiembre de 2008. Nuevamente, China fue el país más afectado. Se aplicaron además 16 medidas compensatorias, mayormente también dirigidas a las importaciones provenientes de Brasil y China. Finalmente, se acordaron mecanismos de cupos o cuotas voluntarias de exportación con Brasil en lácteos, calzados, muebles de madera, papel, baterías para autos y frenos.

La evidencia internacional sugiere que estas medidas de restricción cuantitativa suelen favorecer no sólo a los productores locales sino también a los exportadores extranjeros, a través de precios y márgenes mayores de venta en el mercado local. Además, el empleo que se intenta proteger con estas medidas puede incluso caer, dada la posible reducción de la producción inducida por este tipo de cuotas, al menos en sectores oligopólicos.

Resulta paradójico que las medidas argentinas se focalicen precisamente en dos de los países que están encabezando la recuperación de la economía mundial, y donde el futuro de la Argentina como país exportador está depositado: Brasil y China.

A los socios no se les cierra la puerta y después se les pide que nos sigan brindando una oportunidad. Es preciso abandonar el corto plazo y mirar hacia adelante a un futuro de gran potencial para la Argentina.

Por Lucio Castro
Para LA NACION

El autor es director del Programa de Inserción Internacional del CIPPEC

La Argentina y EE.UU. buscan intensificar el comercio bilateral

octubre 8, 2009

El acuerdo mejorará el acceso a los mercados para ambas partes. El Gobierno argentino quiere asegurar el ingreso a ese país de cítricos y carnes rojas


El embajador argentino ante la Casa Blanca, Héctor Timerman, mantuvo este miércoles una reunión con Ron Kirk, el representante Comercial norteamericano, en la que acordaron comenzar el trabajo a nivel técnico entre ambos países para acanzar una agenda que impulse el comercio bilateral.

Entre las actividades a celebrar, estará incluido un encuentro del Consejo Bilateral de Comercio e Inversiones (CBCI), situación que no se producía desde el 2003.

Esto significaría para ambos países, la futura intensificación del comercio bilateral y el acceso a los mercados para ambas partes, siendo que a nivel doméstico, el escenario permitiría a la Argentina la exportación a Estados Unidos de ciertos productos tales como los cítricos o las carnes rojas.

A su vez, los interlocutores acordaron explorar alternativas que refuercen la relación bilateral entre Argentina y los Estados Unidos.

El reconocimiento de apertura de la nueva administración, surge un día antes de la reunión que Timerman mantendrá con el segundo a nivel nacional del Departamento de Agricultura, Jim Miller, informó Telam.

FUENTE: Infobae Profesional