Industria apunta a Brasil por demoras en el ingreso de bienes nacionales

Diez días antes de la cumbre entre la presidenta Cristina Fernández y su par brasileño, Luiz Lula da Silva, el Ministerio de Industria pidió explicaciones a Brasil sobre las “demoras intencionadas” provocadas por las licencias no automáticas al ingreso de productos argentinos al vecino país. Así consta en la nota que cursó la cartera que dirige Débora Giorgi, según confiaron fuentes oficiales.
Se enviaron en los últimos días diversas notas porque Brasil se ensañó con la Argentina a partir de septiembre. Antes de ese mes, las licencias no automáticas en promedio se daban entre cinco y diez días; y ahora entre treinta y sesenta días sin razones que lo justifiquen y a pesar de que lo avale la OMC”, indicó un funcionario a Buenos Aires Económico.
Según definió, en el Gobierno consideran que la medida “es una acción deliberada”. Por los datos recogidos oficialmente, las licencias no automáticas, que se aplican, como es sabido por posiciones arancelarias, “son mucho más duras solamente en el caso de productos argentinos”, indicó.
Aseguró: “Hay un plan muy claro para frenar sólo a bienes argentinos con embargos y no de otros países”.

CASTIGO. En las últimas horas, en el Ministerio de Industria tomaron nota de otra supuesta represalia brasileña: licencias que se adoptan con un criterio meramente de “castigo” y no por una necesidad real de proteger a la producción local.
“De la última tanda de diecinueve licencias, que publicó el periódico Valor Económico y Brasil luego admitió, había varias como el caso del ajo, las aceitunas o las pasas de uva que no responden a una protección sino a poner piedras para entorpecer las exportaciones”, comentaron en los despachos oficiales.
Ayer, otro de los tantos frentes de conflicto con Brasil parecía solucionado, ya que no se recibieron denuncias de nuevos camiones retenidos en Paso de los Libres con productos no perecederos, pero hasta el viernes pasado y a pesar de la promesa hecha hace una semana por el socio comercial, la situación persistía. “Dijeron que se cortaban los frenos en las aduanas y hasta el viernes, teníamos camiones parados”, detallaron en el Gobierno.
La cartera de Industria reunió esta información que será elevada a la Presidenta, quien llevaría todos estos planteos a la cita con Lula de la próxima semana.
El blanco principal de los cuestionamientos que surcan la cartera de Industria es el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio de Brasil, Miguel Jorge, quien demoró varios días en confirmar la información publicada por Valor Económico sobre las recientes licencias. Y luego, afirmó sin ningún pudor que “la expectativa es que las importaciones argentinas demoren ahora un poco más”.
Brasil cuenta con un sistema informatizado que automatiza cualquier resolución y que con sólo ingresarlo en el sistema aduanero entra en vigor. Brasil tiene más de 4.500 productos locales en su nomenclador arancelario, a los que se les pueden aplicar licencias no automáticas. La Argentina, en tanto, aplica licencias no automáticas a sólo 350 productos.
Las importaciones desde Brasil cayeron en octubre un 20%, la menor marca en lo que va del año, con compras argentinas por u$s1.305 millones.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: