Buscan sortear la concentración de las ventas a Brasil

En menos de una semana, la presidenta Cristina Fernández viajará a Brasil para reunirse con su par, Luiz Inácio da Silva, en uno de sus habituales encuentros bilaterales, que como también es costumbre vuelve a estar marcado por las disputas comerciales.
En los últimos días, según fuentes oficiales, se sucedieron las reuniones entre Cancillería e Industria para allanar el terreno. También involucraron a la Agencia de Inversiones en el marco de la agenda permanente bilateral. En tanto, en reuniones con representantes del sector privado, los funcionarios reconocieron la necesidad de diversificar mercados para evitar la dependencia de Brasil.
Entre los sectores con mayor concentración de sus ventas en el mercado verde amarelo se destacan las automotrices y autopartistas, las ventas de trigo y harinas, lácteos y derivados, químicos, petroquímicos, plásticos y siderurgia.
“En el sector automotor se nota más la concentración, ya que antes tenía más mercado en México o en Chile”, analizó Mauricio Claverí, economista de Abeceb. “En general, son sectores que tradicionalmente tuvieron una alta concentración de ventas a Brasil”, agregó.
En los primeros nueve meses del año, sobre un total de u$s41.127 millones en exportaciones, las ventas a Brasil representaron u$s7.878 millones, pero el cuadro es más pronunciado cuando se analizan las manufacturas de origen industrial.
En las ventas de productos industriales, que en nueve meses ascendieron a u$s13.282 millones, el 40% estuvo dirigido a Brasil, con ventas por 5.237 millones de dólares. Las exportaciones de este sector representan el 66,4% de los envíos totales al socio mayor del Mercosur, según lo indican los datos del INDEC.
Para poner la cuestión en perspectiva, en tanto, los funcionarios de la Argentina y Brasil coinciden en remarcar que la pugna entre los privados de los dos países abarca alrededor del 7% del comercio bilateral.
Según los relevamientos de la consultora de Dante Sica, Brasil tiene cubierto con licencias no automáticas el 55% del nomenclador arancelario para los productos que la Argentina exporta a ese país.
Las últimas resoluciones impactan “dentro del 6 o 7% de las exportaciones argentinas a Brasil”, señaló Claverí, que explicó que si bien la proporción siempre fue la misma, Brasil generalmente liberaba las licencias en 48 horas.
En tanto, la estimación de los economistas privados es que el total de baterías de protección a la industria argentina abarca al 17% de las ventas de Brasil a la Argentina. “Sólo por licencias no automáticas calculamos que está en el orden del 10%”, indicó Claverí.

MONITOREO. En cuanto a la resolución de los conflictos bilaterales, el economista especializado en comercio exterior y en la relación con Brasil, evaluó que “la comisión de monitoreo ha funcionado muy bien hasta ahora para impulsar los acuerdos entre privados. Se aplican desde 2004 y con buenos resultados”.
El reclamo argentino a Brasil por la aplicación de licencias no automáticas a una serie de productos perecederos, que originó que unos quinientos camiones quedaran varados en la frontera, se basó en la falta de aviso previo para la aplicación de las licencias, que deben ser solicitadas por los importadores en los países de destino de la carga.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: