Se están destruyendo empleos en la Argentina por la relación comercial con China

 El intercambio comercial con China es actualmente destructor de empleo en la Argentina, con un impacto de las importaciones desde el país asiático, que es mayor en los sectores en los que nuestro país tiene desarrollo incipiente.
Esto se debe fundamentalmente a que “se da en sectores o ramas en los que existe una pequeña producción local (de motocicletas, receptores de radio, TV, etc.), mientras otra parte del comercio se centra en ramas que compiten con la producción local (productos elaborados con metales, textiles y confecciones, y fabricación de calzado)”.
Así lo asegura el resumen ejecutivo de un estudio realizado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, en colaboración con la Oficina de la OIT en la Argentina y con el apoyo financiero del gobierno de Francia,
denominado Informe Nacional sobre el Impacto Social de la Globalización en la Argentina, y que fue presentado ayer en la sede de Ginebra de la Organización Internacional del Trabajo.
El informe, cuya versión completa sería presentada la próxima semana en Buenos Aires, “otorga especial interés al comercio con China, a sus implicancias en los patrones de especialización, a su impacto en el desarrollo del tejido productivo y a sus consecuencias sobre el empleo, debido al gran aumento de la participación de China en el comercio mundial”.
Agrega el texto que “en este sentido, la relación comercial con China no sólo se incrementó en términos de importaciones, siendo actualmente uno de los principales proveedores de bienes de capital
(anteriormente provenientes de los EE.UU.), sino que también se transformó en uno de los destinos más dinámicos de las exportaciones argentinas”. Otra parte del informe señala que “la mayor generación de empleo de este período (2003-2008) estuvo principalmente asociada con la dinámica del mercado interno y con aquellas ramas donde la protección cambiaria alentó el dinamismo de esos sectores”.
En tanto que el análisis por rama de las exportaciones del período revela que los sectores con ventajas comparadas naturales, que continúan siendo los de mayor peso en la balanza comercial argentina, son menos generadores de empleo que los sectores de mayor complejidad relativa y más intensivos en conocimiento.
“Bienvenido el informe en tiempos en que algunos anuncian el fin de la crisis económica global”, dijo Jean Maninat, director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, quien agregó que “la crisis puede ser una ventana de oportunidad, pero las ventanas se abren y se cierran. No dejemos que ésta se cierre dejando a millones de seres humanos afuera, sin trabajo”.
Retomando el ejemplo de la relación comercial con China, se señala que “es indicativo de cómo el perfil de especialización determina las interacciones entre los mercados externos y el mercado de trabajo, y se destaca, en este sentido, la importancia que adquiere el diseño de políticas nacionales”.

FUENTE: Buenos Aires Económico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: