El Gobierno comienza a liberar la importación de autopartes

Diez días después de asumir el compromiso de normalizar el comercio entre ambos países con sus pares brasileños, el Gobierno comenzó a liberar la importación de autopartes. La punta de lanza de este proceso la llevan los neumáticos, un sector que tiene la delantera en los reclamos al Ministerio de Producción, a cargo de Débora Giorgi, debido a que el repunte de la producción automotriz y las trabas para traer mercadería del exterior hacen peligrar el stock de las terminales.

“Todo lo que estábamos esperando que saliera en diciembre, salió”, reconoció aliviado uno de los más altos directivos del segmento, presente en las últimas reuniones que mantuvieron los empresarios con el secretario de Industria, Eduardo Bianchi. En varias oportunidades, le reclamaron la eliminación de las licencias no automáticas, el mecanismo que eligió el Gobierno para impedir el ingreso de productos al país y proteger a la producción local. “Este mes aceleraron los trámites. Pero de todas formas, el problema con Brasil no está aún resuelto. Van a intentar probar de liberar por partes, para descomprimir el retraso de algunos sectores”, completó.

Así, el Gobierno comenzó a responder a pedidos internos –por parte de los empresarios– y externos, de liderados por las autoridades brasileñas.

El 9 de diciembre surgió de la reunión bilateral de seguimiento del comercio, que se hizo en San Pablo, el compromiso de ambos países de reducir paulatinamente las licencias no automáticas.

De acuerdo con un comunicado emitido en conjunto, “en el curso de la reunión, la Comisión decidió iniciar el análisis sobre la posibilidad de reducir el número de productos sujetos a licencias no automáticas de ambos países”. Participaron del encuentro Bianchi y el viceministro de Desarrollo brasileño, Iván Ramalho.

Pocos días antes, directivos de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), que suma a las empresas con producción local, como Fiat, Ford, Volkswagen y Renault, entre otras, le habían pedido a Bianchi “que se levanten las licencias de importación sobre los neumáticos para que se normalice el sector”. El motivo: por la recuperación de la producción de vehículos, las fábricas contaban en los casos más compliacados con un stock de horas antes de quedar obligadas a frenar las líneas de montaje.

Los directivos de la Cámara de la Industria del Neumático, conformada por las internacionales Bridgestone y Pirelli, con producción local, le habían reclamado al funcionario una medida similar, aunque menos ambiciosa: la liberación de las licencias de importación por 180 días.

De acuerdo con la versión empresaria, las trabas a la importación tienen cada vez menos sentido con un mercado interno en recuperación y con la promesa de mayores ventas al exterior. Más aún: intentan convencer al Gobierno diciendoles las limitaciones para importar, en un contexto de mayor demanda, derivarán en aumentos de precios.

A fines de 2008, las automotrices redujeron la demanda de insumos por la baja en sus proyecciones de producción y ventas, por la crisis internacional. En ese contexto, los fabricantes de neumáticos salieron a buscar otros mercados, como la promoción de ventas minoristas y la exportación, que les resultan más redituables.

Fuente: el cronista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: