Apuestan a crecer para superar conflictos

Oliver Galak
LA NACION

La Argentina y Brasil decidieron apostar a que un fuerte crecimiento de sus economías en 2010 les permitirá dejar atrás los roces comerciales que llenaron de tensión la relación bilateral durante el año pasado.

Ayer culminó en Buenos Aires la primera “cumbre triministerial” de las acordadas en noviembre pasado por los presidentes Cristina Kirchner y Luiz Inacio Lula da Silva como salida a la dinámica de trabas a las importaciones y reproches mutuos. Por el lado argentino, participaron el canciller Jorge Taiana y los ministros Amado Boudou (Economía) y Débora Giorgi (Industria); la delegación brasileña estuvo encabezada por sus pares Celso Amorim, Guido Mantega y Miguel Jorge.

Si bien en 2009 disminuyó la relación comercial, las perspectivas para 2010 son más favorables porque las dos economías están creciendo a tasas mayores que las economías europeas“, dijo Mantega en una conferencia de prensa conjunta. Su pronóstico fue que tanto la Argentina como Brasil podrán crecer este año “en torno al 5 por ciento”. Amorim reforzó el concepto: “Buscamos soluciones mirando hacia el futuro y no al pasado”.

Fuentes de ambas delegaciones confirmaron que el clima del encuentro fue satisfactorio, incluso más cordial que la jornada de anteayer, en la cual los secretarios de Industria se mostraron amables, pero dejaron en claro sus diferentes visiones sobre las licencias no automáticas (LNA). Estas medidas son hasta hoy las más duras de las barreras que encuentran algunos sectores empresariales para exportar o importar sus productos.

Giorgi destacó que superada la crisis internacional, ambas economías están mostrando “perspectivas alentadoras, que se han comenzado a evidenciar en el comercio”, en referencia al salto de más del 50% que registró el comercio bilateral durante enero, aunque las estadísticas que brindó (67% de suba en las exportaciones y 43% en las importaciones) difirieron de los números que trajo la delegación brasileña (53% y 51%). En algunas de las reuniones se señaló la necesidad de comenzar a armonizar las estadísticas de ambas partes.

Giorgi y Jorge serán los primeros en volver a verse las caras cuando se junten en Buenos Aires el próximo miércoles 17. Dentro de su área recaen las cuestiones más conflictivas. El ministro brasileño confirmó que analizarán en qué sectores se pueden eliminar o flexibilizar las LNA, y reconoció que si bien en 2009 hubo quejas de los empresarios de su país por las trabas argentinas, “hubo un desahogo importante” en los últimos meses. Boudou relativizó esas diferencias al afirmar que “están focalizadas en menos del 10% del intercambio comercial”. Anteayer había dicho que era el 6 por ciento (y estudios privados estiman que afecta a más del 17% de las importaciones brasileñas).

Giorgi señaló que buscarán reducir las tensiones con “una agenda positiva” que estará centrada en la integración productiva, con empresas de ambos países participando de una misma cadena de valor. Dijo que ya hay avances en los sectores metalmecánico, de autopartes y de madera y muebles, y anticipó que en marzo la Argentina ofrecerá un listado de empresas de la industria del petróleo y el gas para que participen de los proyectos de expansión que tienen las brasileñas Petrobras y Petrosal.

En el encuentro, se repasaron, asimismo, la posición por adoptar en el Grupo de los 20 y las trabadas negociaciones para lograr un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. Hubo muestras de buena voluntad, sobre todo a partir de que la Argentina y España ocupan durante este semestre las presidencias pro témpore de sus respectivos bloques. Una posibilidad sería lograr un acuerdo de menor entidad que una zona de libre comercio.

Los ministros anunciaron también que se coordinaron posiciones para proponer modificaciones en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “Nuestra evaluación es que el BID no ha tenido un desempeño satisfactorio en la región”, dijo Mantega. “Vamos a proponer que el BID tenga una nueva administración más eficiente y beneficiosa para la región.”

Mantega y Boudou informaron, asimismo, sobre la creación de una comisión bilateral de agencias tributarias para dar impulso al proyecto de Código Aduanero Común y revisar el cobro de doble arancel.

Fuente: la nacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: