Para recaudar más, ponen trabas a exportaciones e importaciones

La Aduana dispuso que toda empresa que haya presentado un recurso de impugnación a un pago reclamado por el organismo deberá pasar todos sus embarques por el canal rojo, que implica una mayor demora en los trámites.

Mil empresas, a las que les quieren cobrar 1.000 millones de dólares. Ese es el objetivo del Gobierno para una polémica medida que la Aduana tomó el lunes y que entre el miércoles y ayer puso al borde del colapso a las importaciones y exportaciones del país. Desde automotrices a alimenticias tuvieron reuniones de emergencia para evaluar el impacto de la decisión, “que puede frenar el proceso productivo”, dijeron.

Según reconstruyó este diario, la medida fue implementada el lunes pasado, pero no fue notificada a los importadores y exportadores, muchos de los cuales se sorprendieron a partir del martes cuando sus embarques empezaron a ser desviados al canal rojo, que implica verificación de la mercadería y la documentación.

“Trámites que habitualmente demoran 15 minutos, pasaron a tardar 4 horas“, dijo un industrial automotriz, pidiendo reserva de nombre por temor a represalias.

“Camiones cargados que salían para Chile tuvieron que ser descargados para que revisaran todo el contenido”, agregaron en una alimenticia, con el mismo planteo de no exponer su nombre.

Para el miércoles, la situación estaba más tensa. “La Aduana de Buenos Aires colapsó”, aseguró un exportador de cereales.

“Es que ninguna Aduana está preparada para revisar el 100% de los despachos“, señaló Enrique Mantilla, presidente de la Cámara de Exportadores.

En concreto, lo que dispuso la Aduana fue que toda empresa que haya presentado un recurso de impugnación a un pago reclamado por el organismo, tendrá que pasar todas sus importaciones o exportaciones por el canal rojo.

“Es casi imposible que una empresa grande no tenga un reclamo ante a la Aduana, siempre se difiere en algo”, dijo un exportador de peso. “Nosotros tenemos una discusión por un arancel de $9.000 y nos frenaron todas las operaciones, una veintena de exportaciones diarias y otras tantas importaciones”, dijeron en otra compañía.

Según una versión que circuló por el mercado, la Aduana había tomado esta medida apuntando a cobrarles a las cerealeras una vieja cuenta por diferencias en las retenciones. Ese reclamo es por US$ 2.000 millones, reconocen en el sector.

Pero fuentes oficiales dieron ayer otra versión. “Estamos apuntando a 1.000 empresas que deben US$ 1.000 millones y se niegan a pagar”, dijo un funcionario del área. Agregó que había compañías de todos los sectores.

Ayer, las automotrices debatieron el tema en un encuentro de Adefa. Temen que se afecte el proceso productivo (ver….). La Cámara de Exportadores fue más allá. También ayer le envió una carta a la titular de la Aduana, María Silvina Tirabassi, reclamando una urgente reunión del Consejo Consultivo Aduanero, que reúne a los despachantes aduaneros, funcionarios y las cámaras de exportadores e importadores.

La carta tiene términos duros: “Dado que la situación que se nos informa nos sorprende, pues tendría serias implicancias para el sector exportador, es que solicitamos de manera urgente la reunión del Consejo Consultivo Aduanero para aclarar este potencial desvío de las normas de eficiencia de la gestión aduanera con graves implicancias para las exportaciones”, señalaron.

“Los asociados de la cámara nos empezaron a llamar el lunes para comentarnos este `hecho nuevo’ contó Mantilla-. Pero no hay nada escrito, por eso estamos planteando que se blanquee la situación, no hacerlo sin una resolución”.

Al margen de la presentación de los exportadores, también los importadores sufren la presión de la medida. Hay empresas que temen que las demoras en la llegada de insumos les frenen la línea de producción.

A las compañías les preocupa el acto de presión que significa la medida, ya que quien acepta pagar lo que está discutiendo con la Aduana, vuelve al sistema anterior y evita las demoras. “Pero nadie hizo un reclamo si no está convencido de que le corresponde”, dicen. Algunos llegaron a hacer consultas de alto nivel en la Aduana, y les dijeron que la orden venía de la AFIP, que los excedía. No lo pudieron corroborar.

Fuente: ieco-clarín

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: