Brasil y la Argentina se unen contra el proteccionismo chino

El gobierno de Lula suscribiría el reclamo argentino por las barreras al aceite de soja.


La decisión de China de poner trabas a las importaciones de aceite de soja argentino también encendió luces de preocupación en el gobierno de Brasil, que comenzó a analizar la posibilidad de elevar un reclamo conjunto con la Argentina.

La administración de Luiz Inacio Lula da Silva sospecha que puede tratarse de una estrategia para reducir las compras de productos industrializados del Mercosur y concentrarse cada vez con mayor énfasis en la importación de commodities básicas. Así fue transmitido esta semana en una conversación telefónica entre funcionarios de Brasil y la Argentina.

“No se puede construir una nueva relación neocolonial con China como metrópoli”, acordaron los funcionarios encargados de coordinar el comercio bilateral, según relató un testigo de la conversación.

Otra fuente confirmó que se habló de la posibilidad de elevar un reclamo diplomático conjunto contra China, pero que los términos finales los deberán evaluar las respectivas cancillerías.

Los funcionarios brasileños habrían llegado incluso a contactar a sus pares del gobierno de Estados Unidos, con el fin de que acompañe el reclamo por este tema.

Aunque en términos mucho más diplomáticos, algo de esta preocupación dejó trascender Lula el jueves último en el discurso que pronunció al recibir a su par de China, Hu Jintao. “China se convirtió en nuestro principal socio comercial y en el mayor mercado para nuestras exportaciones. No obstante, para que la promesa del comercio Sur-Sur sea una realidad, Brasil precisa aumentar el valor agregado de sus ventas”, dijo el mandatario brasileño.

En Brasil preocupa que las medidas de restricción chinas (ya hay algunas que afectan a sus productos derivados del hierro) se extiendan hacia todos los bienes con valor agregado producidos en la región.

En diálogo con LA NACION, el secretario de Comercio Exterior de Brasil, Welber Barral, confirmó cuál es la percepción de su gobierno: “Hay ciertamente una preocupación brasileña de que las exportaciones de Mercosur sean de productos industrializados. Cualquier restricción arbitraria seguramente provoca inestabilidad en los mercados y esto afecta negativamente a todos los exportadores del producto”.

La referencia a la inestabilidad de los mercados apunta a que limitar el aceite de soja de la Argentina (primer exportador mundial del producto) podría alterar sustancialmente los precios y cuotas de participación. De todos modos, el gobierno brasileño considera que su industria no tiene la logística ni la capacidad para reemplazar el aceite argentino (el grueso de sus exportaciones son del poroto de soja sin procesar).

Esta postura viene a relativizar parcialmente la primera reacción que produjo en Brasil la decisión de Pekín de elevar los estándares fitosanitarios para la importación del aceite de soja argentino (un negocio que mueve US$ 1400 millones anuales). Efectivamente, el Ministerio de Comercio de China había dejado trascender que podría incrementar las compras de soja de Brasil y de Estados Unidos. Y luego el ministro de Agricultura de Lula, Wagner Rossi, afirmó que “Brasil tiene una oportunidad de sacar ventaja del embargo [a la soja argentina] incrementando las exportaciones”.

Pero los encargados de coordinar las relaciones comerciales entre la Argentina y Brasil (que tienen un grupo especial para monitorear el ingreso de manufacturas chinas) mantienen una postura diferente y creen que el problema puede afectar más a largo plazo.

FUENTE: La Nación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: