Buscan acuerdo con China por el aceite

El Gobierno intenta acordar con sus pares del gigante asiático un mecanismo que permita destrabar cuanto antes el conflicto para los embarques del producto local, que comenzó el 1º de abril pasado, mientras los exportadores locales comenzaron a redireccionar embarques principalmente hacia India.

De acuerdo con fuentes del mercado aceitero, citadas por la agencia Reuters funcionarios argentinos trabajaron con industriales locales en una respuesta a la advertencia de China y le propondrán que acepten por un año los embarques de aceite de soja con residuos solventes superiores a la normativa sanitaria de ese país.

La intención es, por un lado, no perjudicar los contratos pactados antes del anuncio chino de prohibir las importaciones de aceite de soja con 100 partes de hexano (residuo solvente) por millón. Con el nuevo plazo, se intenta también darle un mayor margen a las industrias aceiteras locales para que adecuen sus procesos productivos a las disposiciones chinas. Se calcula que de las 1,83 millones de toneladas de aceite crudo de soja que desde la Argentina llegaron en 2009 a China, más del 70% cumplía sin inconvenientes con el estandar sanitario del país asiático.

En concreto, la propuesta argentina pasaría por lograr una autorización china para embarcar aceites de soja con hasta 350 partes de hexano por millón hasta abril próximo, para luego de manera gradual ir disminuyendo ese porcentaje hasta cumplimentar el estandar sanitario chino.

A pesar del anunciado boicot, las autoridades chinas no trabaron embarques de aceite de soja provenientes de la Argentina. El conflicto derivó en una suba de los precios del subproducto de la soja en el mercado de Chicago, dada la expectativa de que el gigante asiático intentara sustituir parte de sus compras en Argentina con aceite de Brasil o Estados Unidos.

Pero, la confirmación de que China cuenta con grandes existencias de aceites vegetales y las compras de poroto de soja que ese país viene haciendo en las últimas semanas en Argentina y Brasil, para que los aceiteros chinos lo procesen, frenaron las subas en las cotizaciones de los subproductos. Ayer el Centro Nacional de Información de Granos y Aceites de China informó que el país puede reducir 40% sus importaciones de aceite de soja de la actual campaña. Eso impactó en Chicago y el futuro más activo, julio, cayó 2,2% a u$s 868 la tonelada, casi 20 dólares por debajo de los cierres previos.

Operadores dijeron a Reuters que desde que comenzó el boicot se canceló un embarque desde Argentina por 20.000 toneladas de aceite de soja, mientras que otro de similares proporciones fue derivado a India.

Fuente: el cronista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: