Brasil planteó inquietud por las trabas a alimentos importados

De paso por Buenos Aires, Ivan Ramalho, secretario ejecutivo del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, se enteró por la prensa del freno argentino a la importación de alimentos. El funcionario brasileño no alcanzó a entender cómo un organismo técnico del Ministerio de Salud podría paralizar las ventas de choclo en grano enlatado o conserva de tomate, entre otros productos que el gigante sudamericano le vende a nuestro país.

En medio de la reunión mensual de monitoreo del comercio bilateral, Ramalho le preguntó al secretario de Industria argentino, Eduardo Bianchi, sobre el alcance de la medida. Pero su colega argentino poco pudo aclararle. “El tema no está en mi jurisdicción, no bien consiga los detalles te voy a enviar la información acerca cómo se va a instrumentar”, le respondió Bianchi, según fuentes del Ministerio de Industria y Turismo, a cargo de Débora Giorgi. El diálogo se dio en términos absolutamente informales en medio de una relación con frecuentes tensiones comerciales.

“A pesar de ser apenas rumores, le expresamos nuestra preocupación al secretario Bianchi”, dijo el funcionario brasileño a la agencia Estado, que consignó también la inquietud de empresarios de ese país.

La semana pasada, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, ordenó al director de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), Carlos Chiale, que el Instituto Nacional de Alimentos (INAL), a su cargo, en lugar de entregar directamente certificados sanitarios a los importadores se los envíe a él. Según fuentes empresariales, Chiale consultó con su jefe, el ministro de Salud, Juan Manzur, y éste le ordenó cumplir con el pedido. La medida, que comenzaría a regir para alimentos no frescos el 1°de junio, fue comunicada verbalmente a los responsables de comercio exterior de supermercados y empresas importadoras.

Desde entonces, la incertidumbre sobre la compra al exterior de alimentos es total. Con bajas expectativas, la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) y algunos supermercados participarán hoy de una reunión en la Anmat, a las 11, para conocer la nueva regulación sobre los permisos de importación que, hasta ahora, entregaba automáticamente ese organismo. “Vamos a explicarle la problemática a la autoridad sanitaria. Hay mercadería que está en el puerto, otra que está viajando, y hay compromisos de importación acordados para los próximos seis meses”, advirtió el presidente de la CIRA, Diego Pérez Santisteban, que alertó sobre el riesgo inflacionario.

Silencio
A pesar de las insistentes llamadas de LA NACION, la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) no opinaron sobre la medida. Como es habitual, el secretario Moreno tampoco respondió la consulta que este diario le transmitió por intermedio de una de sus secretarias.

Por lo pronto, el anuncio extraoficial de las restricciones ordenadas por Moreno despertó las críticas de las empresas y la consulta de Brasil, un proveedor importante de choclo en grano enlatado y tomate en conserva, entre otras mercancías alcanzadas por la decisión.

FUENTE: La Nación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: