Promete Moreno analizar caso por caso

En línea con los reclamos de la Unión Europea (UE), el Gobierno estaría dispuesto a flexibilizar la prohibición para el ingreso de alimentos importados que tengan un equivalente nacional. En un encuentro con representantes de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se mostró dispuesto a dejar de lado la prohibición incondicional para el ingreso de todos los productos extranjeros y en su lugar empezar a trabajar con un esquema de importaciones consensuadas.

Durante una reunión en su despacho, Moreno no anduvo con vueltas y les explicó a los importadores que su objetivo es reducir en por lo menos US$ 300 millones el monto total de las importaciones de alimentos que realiza el país. Según sus estadísticas, en 2009 se importaron comestibles por US$ 1200 millones y para este año la meta que se impuso es que la cifra se reduzca a 800 o 900 millones.

Sin dejar de lado ese objetivo, Moreno aceptaría analizar el ingreso de alimentos importados caso por caso, lo que implicaría flexibilizar la prohibición que en teoría entraría en vigor el próximo 1º de junio, de acuerdo con la orden que transmitió verbalmente el funcionario a las cadenas de supermercados y grandes importadores.

Durante el encuentro con los importadores -encabezados por el vicepresidente de la CIRA, Oscar Pérez- se analizaron la evolución que tuvieron las compras de alimentos en el exterior en 2009 y en lo que va de 2010 y las perspectivas para lo que resta del año. Además, se concertó para el próximo lunes una nueva reunión en la que además de Moreno y los importadores participarán las principales cadenas de supermercados.

Concretamente, la flexibilización de la norma favorecería a dos grandes grupos de alimentos. En el primero se incluirían aquellas categorías en las que existe una producción nacional que no logra cubrir a toda la demanda interna. En estos casos, Moreno expresó que no se aplicarían trabas para asegurar el ingreso de un volumen suficiente de productos importados que asegure que no haya problemas de abastecimiento local.

Complementación

El secretario de Comercio también estaría dispuesto a flexibilizar la norma para las empresas que complementan su producción nacional importando alguna línea de artículos. La medida es reclamada por la mayoría de las multinacionales de consumo masivo que trabajan con un esquema de producción regional. Es decir que fabrican distintas líneas de productos en cada país de América del Sur -como la Argentina, Brasil o Chile- y después realizan un intercambio comercial entre sus filiales.

“No se trata de una solución ideal pero representa un avance frente a la puesta completamente cerrada que teníamos hasta hace unos días”, opinó una fuente de la CIRA. Los importadores explican que el encuentro se realizó en un tono cordial y que Moreno se mostró permeable a las preocupaciones que les llevaron los empresarios. Durante la reunión, el polémico funcionario además aseguró que no le preocupaba la ofensiva diplomática contra el Gobierno por este tema. “No me interesa lo que digan afuera”, fue la escueta respuesta del funcionario.

En el momento de explicar las razones para este freno a la importación, Moreno se ampara en el argumento de que hay que proteger la industria nacional ante una eventual invasión de alimentos importados gracias a la debilidad del euro.

fuente: La Nación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: