Dudan sobre el avance de la negociación con la UE

La crisis europea y la fuerte irrupción de China como gran jugador del comercio mundial reavivó las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea para alcanzar un acuerdo de libre comercio, que comenzarán en los próximos días. Existe voluntad política y ello es un gran avance, coincidieron ayer varios analistas congregados en el seminario organizado por el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) para evaluar los resultados de la Cumbre de Madrid de mayo pasado, en la que los presidentes Cristina Fernández y José Luis Rodríguez Zapatero relanzaron las negociaciones.

De todas maneras, no todos fueron buenos augurios en las exposiciones de los panelistas. “Si la agenda es la misma, ¿por qué debería avanzar ahora un acuerdo que fracasó en 2004?”, se preguntó, por ejemplo, el presidente del Consejo de Comercio Exterior de la Federación de Industrias de San Pablo (FIESP) y ex embajador de Brasil en Washington, Rubens Barbosa.

El empresario afirmó que “si Europa viene con la misma visión del pasado –de exigir apertura en materia agrícola y no conceder en el área de servicios–, la negociación no va a marchar bien”. Asimismo, consideró que la discusión UE–Mercosur no finalizará este año y, quizá, tampoco el próximo. “Yo no minimizo las dificultades. Me preocupa que la agenda sea la misma que la de Doha”, aclaró.

A diferencia de 2004, la posición europea es de mayor debilidad no sólo porque afronta una profunda crisis económica sino por la irrupción de China en el comercio mundial, que provocó una caída importante en la participación que la UE tenía como destino de las exportaciones de América Latina. El director de la División de Comercio Internacional e Integración de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Osvaldo Rosales, recordó que mientras Europa antes recibía un tercio de las exportaciones de la región, ahora sólo el 14% por la aparición del mercado asiático. En este contexto, la UE podría estar dispuesto a realizar concesiones. Aunque todavía no fueron puestas las cartas sobre la mesa.

También participó de la jornada en el CARI el director de la cátedra Raúl Prebisch del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Alcalá de Madrid, José Luis Machinea, quien sostuvo que “el riesgo por delante es que la atención de Europa se concentre en su coyuntura”. “El problema europeo es serio. Si Alemania sigue apostando al ajuste, puede ser más serio, y ello va a afectar la recuperación de la economía mundial”, graficó el ex ministro de Economía.

Las dificultades en materia agrícola para avanzar en un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE ya fueron planteadas por un grupo de países europeos en vísperas de la cumbre de Madrid. Ocurrió en el Consejo de Ministros de Agricultura, en el que un poderoso grupo de países, encabezado por Francia, presentaron una nota en la que, en términos muy duros, expresaron importantes reticencias a las negociaciones con el Mercosur y la posible apertura de la UE a los productos agrícolas y ganaderos de la región, recordó Barbosa durante su exposición.

De todas maneras, el embajador de España en la Argentina, Rafael Estrella, apoyó el acuerdo y aseguró que “transformaría sustancialmente el escenario geopolítico en el Cono Sur de América Latina”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: