Mercosur: aprobaron el Código Aduanero pero Argentina seguirá fijando retenciones

Se quejó varias veces por el frío y la falta de sol. Pero la presidenta Cristina Kirchner consiguió ayer lo que buscaba. Tras años de infructuosas negociaciones, los países del Mercosur aprobaron en la 39º Cumbre celebrada en San Juan un grupo de iniciativas cruciales para avanzar en la consolidación de la unión aduanera y la libre circulación de bienes entre los países miembro. Se trata del Código Aduanero y de los mecanismos para eliminar gradualmente el doble cobro del arancel externo común (AEC) en los productos transformados y posibilitar la distribución de la renta aduanera.

Fue un logro para el bloque regional que celebró el gobierno argentino como un éxito, porque el acuerdo se alcanzó durante la presidencia pro témpore a cargo de Cristina Kirchner, que ayer la cedió a Luis Ignacio Lula Da Silva. “Fue la mejor cumbre del Mercosur desde aquella de Ouro Preto de 1994”, elogió el presidente brasileño a su colega argentina –que estaba exhultante– al referirse al encuentro que sentó las bases de la negociación comercial del bloque.

La decisión significó un espaldarazo para la posición argentina, porque el punto que desde hace seis años trababa la salida del Código Aduanero por las diferencias entre sus miembros, relacionado con los derechos de exportación y ligado directamente a las retenciones agropecuarias, se resolvió a favor de la postura de la Casa Rosada. Según lo aprobado, cada Estado seguirá teniendo la potestad de fijar sus retenciones y los montos que se cobrarán en ese concepto, como pretendía también Brasil y Paraguay, en lugar de que se haga de manera consensuada como pedía Uruguay. La delegación oriental había pateado varias veces el tablero el lunes durante la reunión de ministros, al punto que ayer durante el plenario de Jefes de Estado hubo que hacer un cuarto intermedio para que la propia Cristina y su par de Uruguay José Mujica pudieran destrabar en una reunión privada la negociación sobre el único artículo que estaba pendiente de los 200 que tiene el Código.

Hubo un cambio de redacción del artículo 7 para evitar dejar mal parado a Uruguay. “El presente código aduanero no trata sobre los derechos de exportación y por lo tanto la legislación de los estados parte será aplicable en su territorio aduanero preexistente con la sanción de este código, respetando los derechos de los estados parte” dice el texto.

Como es habitual en el gobierno argentino, ninguna voz oficial quiso explicar los alcances de la negociación ni qué se concedió a Uruguay a cambio, que reclamó varias veces a la Casa Rosada porque las retenciones agropecuarias que aplica la Argentina distorsionan el comercio. Cuando se le preguntó en una conferencia de prensa a la Presidenta sobre los alcances de la negociación con Montevideo y si iba a modificar la política de retenciones a futuro, respondió: “Los detalles me los reservo por respeto a los Presidentes”. En cambio, se mostró satisfecha porque “se pudieron vencer las diferencias”.

Sí se sabe que Uruguay logró que los países del bloque aprobaran la interconexión eléctrica de 500 MW entre ese país y Brasil por un total de casi 98 millones de dólares, de los cuales el FOCEM, el fondo creado por el bloque para combatir las asimetrías, financiará u$s 83 millones.

Con todo, el Código Aduanero deberá ser aprobado por los Parlamentos de cada país, algo que podría complicarse en Uruguay, y tal vez, en la Argentina. Los mandatarios que participaron de la Cumbre, Lula da Silva (Brasil), José Mujica (Uruguay), Fernando Lugo (Paraguay), Evo Morales (Bolivia) y Sebastián Piñera (Chile), también aprobaron un acuerdo de libre comercio con Egipto y establecer la concesión de derechos comerciales a Haití. También, la exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina, el acuífero guaraní y sobre el proyecto del túnel Agua Negra que vincularía a Chile y Argentina a través de la perforación de la cordillera.

En el marco del Focem también se aprobaron ocho proyectos más por casi u$s 800 millones, de los cuales se financiarán U$S 587 millones.

El lunes, el plenario de ministros había aprobado la eliminación de la multiplicidad del cobro del arancel externo común, un reclamo de todos los Estados que colocan mercadería dentro del Mercosur y que venían pagando dos veces impuestos aduaneros al pasar por un territorio del bloque para llegar a destino. Ahora, se pagará una sola vez cuando la mercadería ingrese al bloque y la renta se trasladará luego al país que funcione como receptor final del bien.

Fuente: el cronista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: