Archive for 16 septiembre 2010

Para la UE, se superó el conflicto por las trabas a la importación

septiembre 16, 2010

La Unión Europea (UE) dio ayer por superado el entredicho con la Argentina por las trabas que había fijado la Secretaría de Comercio Interior contra la importación de productos alimenticios. No obstante, en reuniones reservadas, advirtió al Gobierno que ese tipo de medidas minan la confianza necesaria para poder seguir negociando un acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur.

El comisario de Comercio de la UE, Karel De Gucht, inició ayer una visita oficial a la Argentina, luego de su paso por Brasil, que actualmente ejerce la presidencia pro témpore del Mercosur. El funcionario, que ostenta un rango equivalente al de un ministro de la UE, mantuvo reuniones con el canciller, Héctor Timerman, y con la ministra de Industria, Débora Giorgi.

En esas reuniones, expresó que esperaba que la UE y el Mercosur logren avances “sustanciales” para llegar a un acuerdo en julio de 2011, pero que ya a fines de este año exista un intercambio de ofertas formales por parte de ambos bloques. La primera ronda de negociaciones (luego de la suspensión dictada en 2004) se produjo a fines de junio, en Buenos Aires. La próxima será entre el 11 y el 15 de octubre, en Bruselas.

En conferencia de prensa, De Gucht dijo que el bloque dejó atrás las críticas formuladas a fines de junio por las restricciones impuestas por la secretaría que conduce Guillermo Moreno, que llevaron a la cancelación de varios pedidos de importación de productos alimenticios. “Nosotros hemos criticado esta situación -dijo De Gucht-. Pero hoy estamos satisfechos de poder decir que no es más un asunto abierto. El gobierno argentino lo ha revertido.”

En los primeros siete meses del año las importaciones provenientes de la UE crecieron 53%, mientras que las exportaciones no presentaron variación con respecto a igual período del año anterior.

El diplomático y ex viceprimer ministro belga también señaló que en sus reuniones con los ministros argentinos encontró un espíritu de cooperación “y de agenda positiva”.

En la reunión con Timerman, los europeos le mencionaron que ya no tenían quejas de restricciones pendientes a las importaciones, aunque destacaron la necesidad de que no se vuelvan a repetir este tipo de medidas, que “no contribuyen a crear el marco de confianza necesario para negociar”, según relató un importante miembro de la delegación de la UE que pidió no ser identificado.

En un comunicado de su ministerio, Giorgi afirmó que “no existen bloqueos a las importaciones de productos alimenticios de la Unión Europea”, y que todas las medidas están dentro del marco de la Organización Mundial de Comercio. “No existen trabas formales, informales, ni de ningún tipo”, agregó.

Con Timerman, por su parte, la delegación coincidió en “realizar una amplia tarea de promoción que dé lugar a la continuidad de las actuales corrientes de intercambio entre las dos partes”, según un comunicado de la Cancillería.

El canciller aprovechó para comunicar formalmente a De Gucht la decisión argentina de dar por terminadas las negociaciones con la UE por la incorporación de Bulgaria y Rumania al bloque europeo, que prevé como compensación un incremento de 2000 toneladas de la cuota Hilton en el actual contingente de 28.000 toneladas durante los primeros cuatro años, y de 1500 toneladas a partir del quinto año. Además, se abrió un nuevo contingente de 200 toneladas adicionales de carne de búfalo.

FUENTE: La Nación

Anuncios

La falta de transparencia en el acuerdo India-UE

septiembre 16, 2010

Félix Peña Fundación Standard Bank y UNTREF () Desde el 2007 la India y la Unión Europea (UE) están negociando un Tratado de Libre Comercio. El objetivo sería ahora firmarlo pronto. Quizás en el 2011.

En diciembre próximo, en una Cumbre bilateral, se espera poder anunciar avances sustanciales en la negociación e incluso, concluirlas. No será fácil. Han existido diferencias sobre cuestiones significativas, entre otras, las relacionadas con la propiedad intelectual, el desarrollo sustentable y el acceso de trabajadores de la India a la UE.

Es una negociación comercial relevante. Por el tamaño de los dos mercados sumados (1.500 millones de habitantes que representan un quinto de la humanidad) y por el protagonismo que ambos tienen en la economía global. La relevancia está acentuada por el hecho que la India es crecientemente percibida como una de las grandes economías emergentes que pertenece al mediático conjunto BRIC. Y también por desarrollarse simultáneamente con las negociaciones del Mercosur con la UE.

Van por carriles separados. Difícil es, sin embargo, que no existan implícitos vasos comunicantes entre las dos mesas negociadoras. Unos y otros observarán -o al menos sería recomendable que así lo hicieran- con lupa los contenidos que se pretenden incluir en ambos acuerdos y, en particular, cómo se encararán las cuestiones más sensibles en términos de acceso a los mercados y de los respectivos marcos normativos. En especial estarán atentos a las flexibilidades que se logren o que habrá que aceptar.

Una cuestión que sale a la luz en un informe recién conocido merece atención (publicado por el Corporate Europe Observatory, a principios de este mes). Contiene varios desdoblamientos interesantes del tema central reflejado en su título (“How big business is driving the EU-India free trade negotiations”). Pero uno sobresale. Es el que se refiere a la transparencia en el proceso negociador.

O, mejor aún, a la falta de transparencia. Señala al respecto la preocupación que se ha expresado por distintos organismos de la sociedad civil -especialmente en Europa- sobre el hecho que se estaría encarando con muy baja visibilidad una negociación que podría tener en la India efectos negativos sobre la actividad industrial, el empleo y modos de vida, el acceso a servicios y a las medicinas, y que podría privarle de instrumentos importantes para sus políticas de desarrollo económico y de cohesión social.

Presentan evidencias sobre la falta de acceso que el público y sus organizaciones, e incluso los políticos y parlamentarios, tienen sobre los textos que se están negociando. Constatan que no se disemina en páginas Web información precisa sobre lo que se negocia. Y señalan la paradoja que ello significa tratándose de una negociación entre dos grandes democracias.

La de la transparencia y del acceso a los textos que se discuten, es una cuestión que también habrá que tener presente en el caso de las negociaciones del Mercosur con la UE. Otro precedente que permite entender la relevancia de la cuestión es que, hasta ahora, no han sido publicados los textos de los acuerdos de asociación que la UE ha concluido en mayo pasado con Colombia y Perú, y también con los países centroamericanos. No es una cuestión menor si se tiene en cuenta que este tipo de negociaciones comerciales producen ganadores y perdedores. La falta de acceso oportuno a información relevante para defender sus intereses, podría significar que empresas, productores, consumidores, trabajadores y diferentes sectores sociales, especialmente los más desprotegidos, queden del lado de los perdedores.

Fuente: el cronista

Francia reiteró su “firme” rechazo a la negociación entre la UE y el Mercosur

septiembre 15, 2010

El ministro de Agricultura de ese país sostuvo que Europa no se va a convertir en “vertedero de los productos agrícolas de Sudamérica”

El ministro de Agricultura de Francia, Bruno Le Maire, salió este martes a poner límites al Comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel de Gucht, quien visita Argentina y Brasil, en el marco de las negociaciones de libre comercio con el Mercosur.

 Le Maire sostuvo que la UE no se va a convertir en “vertedero de los productos agrícolas de Sudamérica” al tiempo que De Gucht comenzaba sus gestiones oficiales ante el gobierno de Brasil.

 En el país vecino, el principal negociador de comercio de la UE aseguró que espera “llegar a un acuerdo en un tiempo razonable, idealmente antes de las vacaciones del próximo verano”.

 En cambio, Le Maire remarcó el “muy firme” rechazo de Francia a la reanudación de las negociaciones entre la Unión Europea y el Mercosur, posición en la que están otros 10 miembros del bloque de 27 naciones.

 “El agricultor no es una moneda de cambio. No iremos más allá en las negociaciones con la OMC (Organización Mundial de Comercio). No iremos más allá en las negociaciones con el Mercosur“, sostuvo el ministro de Agricultura de Francia.

 Negociación UE-Mercosur

 Ambos bloques reiniciaron formalmente las negociaciones en junio pasado, luego de un estancamiento de seis años.

 Un próximo encuentro tendrá lugar en octubre en Bruselas, donde se espera que ambas partes comiencen a definir la estructura de la negociación, luego de haber hecho un repaso del estado de situación en la reunión de Buenos Aires.

 Ambas partes acordaron que la nueva negociación no puede comenzar donde terminó la anterior, porque allí no habría posibilidad de acuerdo.

 De Gutch seguirá mañana su gira por Buenos Aires donde espera reunirse con el canciller Héctor Timermann y la ministra de la Producción, Débora Giorgi, además de empresarios y directivos de firmas europeas en Argentina.

 El funcionario dijo, luego de reunirse con el canciller de Brasil, Celso Amorim, que espera para antes de finales de 2010 una presentación de ofertas de ambas partes.

 Por su lado, la directora de la Cámara Paraguaya de Cereales y Oleaginosas Sonia Tomassone, dijo que la UE debe dejar de “llorar y zapatear” y “empezar a competir” con el Mercosur.

 “En todo caso, la Unión Europea es el vertedero de excelentes productos agrícolas procedentes del Mercosur”, remarcó al responder así a declaraciones del ministro francés de Agricultura Bruno Le Maire, informó DyN.

 Fuente: infobae profesional