Archive for 30 noviembre 2010

Avanza la integración productiva en el sector madera con Brasil

noviembre 30, 2010

El encuentro tendrá lugar los próximos 6 y 7 de diciembre. Busca fortalecer la complementariedad entre las industrias de ambos países

Este lunes cierra la inscripción para participar del próximo Encuentro de Integración Productiva entre Brasil y Argentina, que tendrá lugar en la ciudad de Bento Goncalvez, durante los días 6 y 7 de Diciembre próximos.

La iniciativa fue originalmente promovida por la Secretaría de Comercio Exterior, del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil conjuntamente con la Secretaría de Industria, Comercio y de la Pequeña y Mediana Empresa, del Ministerio de Industria y Turismo de la República Argentina.

Cabe destacar que el evento cuenta con apoyo de las asociaciones empresarias del sector madera y mueble de Argentina y Brasil, la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) y ABIMOVEL.

Los representantes de FAIMA y ABIMOVEL y otras organizciones del sector madera y muebles han generado un registro nacional de firmas interesadas en integrar proyectos industriales conjuntos, entre Argentina y Brasil. En este sentido, la asociación brasilera ha anunciado que existen ya cerca de veinte firmas interesadas en tomar contacto directo con sus pares argentinos.

Acerca del Programa
La Secretaría de Industria, Comercio y Pyme del Ministerio de Industria y Turismo de la Nación, en el marco de la Presidencia Pro-Tempore del Mercosur, impulsó el primer Programa de Integración Productiva del Mercosur dirigido a Pyme.

El Programa fue concebido como un instrumento para fortalecer la complementariedad y la competitividad de las estructuras económicas de los países del Mercosur, desde una perspectiva conjunta de desarrollo, favoreciendo las producciones que articulen las empresas en cadenas de valor y que incrementen el entramado productivo regional.

En este sentido, la integración productiva es también el esfuerzo por abrir los beneficios hacia los pequeños y medianos actores económicos: las Pyme.

Esta situación implica, a su vez, trabajar profundamente con las Pyme, provinciales y nacionales, a fin de garantizar su pasaje hacia el comercio internacional. El ejercicio de esta experiencia produce una transformación competitiva de la Pyme, obligándola a una mejora de su nivel de productividad y calidad, a la incorporación de tecnología y desarrollo de nuevas especificidades en los productos, entre otras acciones.

También requiere identificar las dificultades que pudieran existir por deficiencias de logística, gestión y calidad en los procesos productivos, trabas en la frontera u otros obstáculos al comercio de los productos que integran las cadenas productivas regionales. Y para este fin, la promoción de procesos de cooperación, asociatividad y complementación, resultan imprescindibles.

Cabe destacar que a nivel sectorial, se sugieren varios tipos de acciones de integración como ser la complementación en nuevos productos o sectores, el desarrollo de nuevas adaptaciones, la creación de joint-ventures en nichos específicos, o de alianzas de exportación, entre otras.

El fin de la integración productiva es que estos sectores/cadenas de valor puedan obtener una mayor competitividad y productividad fruto del trabajo de cooperación. A través de la integración se plantea realizar el pasaje desde la “competitividad precio” a la competitividad de las firmas y las regiones basada en el desarrollo de nuevas capacidades tecnológicas y en la innovación, que conducen a una inserción internacional en segmentos de mayor complejidad, calidad, valor agregado y sofisticación tecnológica de las cadenas de valor.

Fuente: iprofesional.com

En España creen que un acuerdo UE-Mercosur se puede alcanzar a mediados del año 2011

noviembre 30, 2010

Europea (UE) y el Mercosur, y que, tras esa fecha será mucho más difícil avanzar por la campaña electoral en Francia, uno de los países europeos que más resisten al acuerdo.

A pesar de no estar en la agenda oficial, la negociación comercial será uno de los temas de la Cumbre Iberoamericana, que se realizará en Mar del Plata, Argentina, entre el 3 y el 4 de diciembre. Será la última reunión cumbre de la que participará el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que dejará el cargo el próximo 1 de enero.

Será también el último encuentro formal entre los cuatro presidentes del Mercosur y los jefes de Estado de la UE (España y Portugal) antes del plazo que los españoles consideran el más favorable para concluir el acuerdo. La Comisión Europea, que es el organismo ejecutivo de la UE, conduce las negociaciones, pero el compromiso personal de los líderes políticos es importante para superar los obstáculos más difíciles.

Autoridades españolas son optimistas frente a la posibilidad de concluir un acuerdo, pero los analistas son más cautelosos. José Carlos García de Quevedo, director general de Comercio e Inversiones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España (encargado de acompañar las negociaciones de la UE), recordó que la percepción del estancamiento de la Rueda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC) favorece el avance del acuerdo UE-Mercosur.

“Casi llegamos a un acuerdo en septiembre de 2004, faltó muy poco. Pero la negociación en aquella época fue influenciada por la expectativa de un acuerdo en la Rueda de Doha del año siguiente”, dijo. Cuestionado sobre un plazo para la conclusión de las negociaciones, García señaló que “de ahora hasta el verano (europeo)”. Es decir, hasta mediados de 2011.

Para Juan Carlos Sánchez Alonso, director general de la Ibero-Americana en el Ministerio de las Relaciones Exteriores de España, la oportunidad abierta se cierra en un máximo de diez meses. “En la segunda mitad del año que viene, Francia entrará en la campaña electoral presidencial”, justificó. La evaluación es que para el gobierno francés será muy difícil hacer concesiones en plena campaña.

Francia es uno de los países europeos que más resisten al acuerdo con Mercosur, porque se vería obligada a reducir o retirar la protección que ofrece hoy a su sector agrícola, que recibe millones de euros en subsidios de la UE. La elección presidencial francesa será en abril de 2012.

Otro de los países cuyo sector agrícola lleva adelante un fuerte lobby contra el Mercosur es Irlanda, que protege al sector pecuario. “Mencionar a la carne bovina para Irlanda es como mencionar a la banana para España, por la importancia que damos a la producción de bananas en las Canarias. Comprendemos las necesidades de Irlanda en el caso de la carne, pero Irlanda también tiene intereses ofensivos en relación al Mercosur y creo en un acuerdo. En el acuerdo de la UE con Corea del Sur, la industria automovilística europea tenía intereses sensibles, pero conseguimos llegar a un acuerdo. No podemos focalizarnos en los intereses de un único país”, dijo García.

Las negociaciones entre la UE y el Mercosur estuvieron trabadas desde 2004 hasta el año pasado, cuando fueron relanzadas justamente en una Cumbre Iberoamericana, en Madrid, por iniciativa de los gobiernos de Brasil, Argentina y España. “En 2004, la negociación estaba centrada en el capítulo agrícola, ahora son muchas otras cosas”, agregó.

Mercosur-UE: La negociación que no muere nunca

noviembre 25, 2010

Mario Marconini en Standard Bank

Para el dirigente de FIESP, hay tres ejes a tener en cuenta en relación con las negociaciones Mercosur-UE: el proceso negociador MERCOSUR – Unión Europea, y su supervivencia como tal; la participación de las empresas y las pymes en la negociación; y el escenario mundial por crisis 2008.

Con relación al primer punto, Marconini señaló que el proceso Mercosur-UE se trata de una negociación que “no muere nunca”, contrariamente a lo que ha sido por ejemplo el ALCA. En Europa este tema continúa, hay toda una inercia interesante, señaló.

La OMC ha continuado, y está mal hoy día; el ALCA ha desaparecido; pero Mercosur-UE sigue teniendo un mandato, que ha sido renovado por las autoridades, como hemos visto este año. Un relanzamiento que en su opinión se dio en una coyuntura política muy interesante, con la presidencia pro tempore argentina por el lado del bloque del Cono Sur, y la española por el de la UE.

Sin embargo, el proceso no ha podido deshacerse de una imagen de falta de credibilidad, en tanto desde el punto de vista político, se asumen compromisos al mayor nivel, en caso de Europa, que después no son cumplidos. En este sentido se puede mencionar el problema de Francia (y 6 países seguidores) y su política de subsidios agrícolas, a la que no quiere renunciar por motivos políticos.

O la discusión sobre el acceso a las compras gubernamentales, en donde se vive la contradicción de que el comisario de comercio europeo reclama hace pocos días la apertura de este mercado por parte de Argentina y Brasil, pero a nivel país una constructora brasileña que había ganado una licitación después de dos años, fue conminada a abandonar la ciudad por el propio alcalde. Con lo que la empresa concentró toda su actividad en Portugal.

En cuanto a la oferta de la UE, fue muy pobre en 2004, en donde se ofrecieron cupos menores a los que ya existían, y a nivel industrial, con términos de nación no favorecida aplicable a todos –China, India, EEUU, Japón- de una forma no discriminatoria, con lo que no se daba ninguna preferencia.

El Mercosur y los BRIC´s

Finalmente, un punto saliente sobre las negociaciones es lo que pasó o lo que está pasando en Brasil. En 2004, Brasil era bastante favorable a concluir un acuerdo, y se tuvo la percepción de que el sector industrial argentina lo resistía. Hasta hoy hay todo un debate en Brasil sobre qué hacer con el Mercosur. Hay una posición que sostiene que el Mercosur no nos ayuda porque Brasil ahora se tornó en un “BRIC”. Pero para el que conoce la cuestión eso no es verdad, aseguró Marconini. Lo que pasa en Brasil, es que es un país muy pluralista, con una cantidad de intereses, que hace muy difícil llegar a un consenso interno.

Con el gobierno de Lula da Silva, el sector privado ha tomado conciencia de que una agenda política o geopolíca Sur-Sur, de poca importancia comercial, no es suficiente. A partir del proceso de internacionalización que sufren las empresas, tienen cada vez más importancia los acuerdos logrados con EEUU y UE, que explican sumados el 75% del comercio externo nacional. Las transbrasileñas necesitan acuerdos por ejemplo que eliminen la doble tributación.

¿Pero cómo se hace eso? ¿En forma separada o en el contexto de un acuerdo de libre comercio? ¿Se incluye ese tema en el acuerdo Mercosur-UE o no? Por ejemplo, cuando se habla de inversión,¿Inversión sólo para proteger o para promover? ¿Es un acuerdo bilateral de inversión? Estos temas y la propia B de BRIC ha creado una cierta confianza, una cierta impresión del sector privado de que puede hacer más de lo que está haciendo, de que necesita internacionalizarse, de que necesita esos acuerdos, refirió Marconini. Sin embargo, se declaró escéptico, en tanto los problemas defensivos vuelven a aparecer en las negociaciones con grandes socios, como la UE.
Las pymes y la internacionalización

Y ahí nos introducimos en el segundo punto, qué es dónde queda el empresariado y dónde quedan las Pyme. Primero hay que decir que ese renovado interés que hay por las negociaciones es muy difícil que provenga de las pyme. En toda mi experiencia en comercio internacional nunca he visto que el interés por el libre comercio, por acuerdos internacionales, venga de pequeñas y medianas empresas, señaló Marconini. Eso siempre es, el caso de la OMC, en el caso del Mercosur, muy dictado por la cuestión automotriz, por grandes multinacionales; o sea, los sectores más interesados son los sectores que tienen más recursos, que pueden invertir en la negociación, seguir el tema. Es muy difícil para una pyme tener acceso o capacidad para estar dentro del proceso.

El reverso de eso es que eso no quiere decir que las pyme no deberían estar interesadas en el tema. La cuestión sería cómo hacer para que ellas se involucren más. Estamos pensando en empresas que no tienen condiciones naturales de estar involucradas. En Brasil, para ser justos con las pymes brasileñas, ellas están mucho más interesadas en ganar el mercado brasileño que en ganar algún mercado fuera de Brasil, porque tenemos la carga tributaria más alta del mundo en desarrollo, casi 40% del producto interno y una parte laboral muy cara. La idea de que un país en desarrollo tenga mano de obra barata no se aplica en Brasil. Entonces, la falta de logística, que en Brasil es muy mala, la falta de las grandes reformas a nivel tributario, laboral, de pensiones, política, quedó pendiente.

Por lo pronto, tiene que haber un esfuerzo para llevar a estas empresas a la mesa de negociación, propone el dirigente industrial. Cuando una pyme piensa en negociación, exportación, internacionalización, con frecuencia piensa que eso es una cosa muy complicada. Entonces hay que intentar de convencerla de que esto tiene fundamento, que la internacionalización, si no mejora su capacidad económica, no la complica o empeora. Y si nosotros encontramos que de hecho no la facilita, entonces tenemos que trabajar para facilitar. Podemos informar, pero sobre todo tenemos que estar convencidos de que la internacionalización es algo que puede ser bueno para ellas. Desde el punto de vista de las instituciones tiene que haber un activismo en ese sentido, expresó.

Una buena noticia es que en Brasil existe un sistema de representación empresarial muy fuerte, especialmente en San Pablo, a través de la Federación de Industrias de San Pablo (FIESP). San Pablo concentra el 40% del PIB industrial. Las empresas tienen una contribución obligatoria a las Federaciones. Se trata de un sistema creado por Getulio Vargas hace décadas. Sin embargo, el hecho de que esté dirigida por las empresas más grandes del país, no ayudan a que se transforme en el decodificador necesario de la internacionalización para el universo pyme.

Algunos avances se han logrado a pesar de esto. En el sector de comercio y servicios la FIESP armó una coalición de industrias y servicios en Brasil, conformando una red para trabajar con pymes. En el sector agrícola la red está mucho más organizada y hay un consenso generalizado sobre lo que hay que hacer, que es acabar con las barreras de los otros.

Con relación al escenario poscrisis, el ex secretario de Comercio Exterior, sostuvo que seguirá existiendo un alto grado de incertidumbre. La dinámica sobre lo que ocurra con las Pymes, va a seguir siendo un tema, por lo que se hace necesaria la conformación de una “cultura de la internacionalización”, que hace que haya que competir dentro del propio Brasil por el mercado interno. Esto obliga a impostergables reformas estructurales, sostuvo.

Al mismo tiempo, el contexto poscrisis lleva a la evidente conclusión de que Brasil y Argentina constituyen unos de los pocos mercados en el mundo que interesan a todos. Es allí cuando algunos sectores resisten los acuerdos de apertura, al tener un dinámico mercado propio.

Fuente: MercosurABC

El país piensa en China con más valor agregado

noviembre 17, 2010

La consigna fue sencilla: diversificar las exportaciones hacia China con presencia de productos con mayor valor agregado. Con ese mensaje, el secretario de Industria y Comercio de la Nación, Eduardo Bianchi, se reunió, en Beijing, con el viceministro de Comercio de la República Popular de ese país, Chong Quan.

 El funcionario argentino presentó un listado conformado por productos lácteos, carne avícola, cebada, vino, biotecnología aplicada a la producción agropecuaria, maquinaria agrícola, productos farmacéuticos, calzado de cuero, equipamiento y productos para la salud.

 En ese sentido, Bianchi dejó en claro que, en la lista presentada, figuran “productos en que la Argentina es muy competitiva y China presentan un potencial importante como comprador”.

 Otra de las actividades del secretario de Industria y Comercio fue la segunda jornada de trabajo de Comisión Bilateral de Comercio entre Argentina y China, que se conformó luego que el país asiático aceptó reiniciar la importación de aceite de soja argentino, tal como lo había propuesto la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, durante su visita en julio pasado.

 Bianchi estuvo acompañado por el subsecretario de Comercio Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio y Culto, Ariel Schale, y el embajador en China, César Mayoral.

 En los encuentros, se repasó la agenda de comercio bilateral con China, y se acordó crear entre ambos gobiernos un espacio en el cual los representantes privados de los sectores que presenten tensiones comerciales puedan reunirse y establecer acuerdos bilaterales afines.

 Se trata del mismo mecanismo bilateral que ya funciona entre Argentina y Brasil. China ya cuenta con ese ámbito bilateral con países como Corea, Rusia y Turquía.

 Por su parte, la ministra de Industria de la Nación, Débora Giorgi, afirmó que “China se presenta como una enorme oportunidad para nuestro país, y estamos buscando insertarnos en ese mercado de manera inteligente y no exportar solo productos primarios sin valor agregado”, explicó.

 “Para la Argentina, este es uno de los principales desafíos: vender a un mercado como China, de 1.400 millones de habitantes, productos nacionales que impliquen trabajo”, agregó la funcionaria.

 Igual de informados

 La delegación argentina le solicitó al Ministerio de Comercio oriental el listado de las cámaras empresarias del país asiático para contactarlas y así organizar una agenda de acciones de promoción de exportaciones para 2011. Según se informó, los representantes del gobierno asiático dieron el visto bueno.

 También se convino trabajar en un intercambio de información, a fin de armonizar los datos de comercio entre ambos países, los que hoy presentan grandes discrepancias.

 La Argentina viene realizando este tipo de trabajo con Brasil, mientras que China lo lleva a cabo ya con los Estados Unidos, Brasil, Alemania, México y Sudáfrica.

 Otro de los puntos que finalmente se acordó fue el intercambio de información en los casos establecidos de antidumping, tal como el país lo viene haciendo con Brasil, y China lo hace con Estados Unidos y la Unión Europea.

 Fuente: el cronista

Anticipan “grandes acuerdos” con China

noviembre 16, 2010

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió ayer al ministro de Agricultura chino, Han Chagfu, para avanzar en acuerdos para la exportación de productos agrícolas al gigante asiático.

 El ministro chino, que llegó a la Argentina el viernes pasado y estuvo de visita en Rosario y el sur del país, además de recorrer las instalaciones del Inta-Pergamino y entrevistarse con el canciller Héctor Timerman, invitó formalmente a su colega argentino, Julián Domínguez, a visitar Shangai hacia fines de mes para rubricar los acuerdos comerciales en materia agropecuaria que se fueron trabajando por estos días.

 Cristina, quien destacó que la alianza estratégica con China permitirá una relación en la que ganen ambas naciones, recibió a Chagfu junto a Domínguez.

 El ministro de Agricultura anticipó que se lograron “grandes acuerdos” con el gigante asiático, el principal destino de las exportaciones agropecuarias locales, y que “se abre un escenario extraordinario de oportunidades”.

 El ministro dijo que la agenda de la visita del ministro chino abarcó temas como la posibilidad de exportación de carne vacuna a ese país y la cooperación en materia biotecnológica. En ese marco, se habló de “venta de productores veterinarios por parte de empresas argentinas y la contribución a la lucha contra la fiebre aftosa”.

 “En 15 días vamos a estar viajando a China para realizar acuerdos por la cebada, del ingreso de maíz y carne a ese país”, apuntó Domínguez, quien acompañó a su par asiático durante casi toda su recorrido por el país.

 Previo a la reunión en la Casa Rosada, Changfu se reunió con el canciller Héctor Timerman. El ministro recibió a la delegación china, que contó con la presencia del embajador de ese país en Buenos Aires, Gang Zeng, junto al secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Luis María Kreckler.

 En la reunión entre Timerman y Changfu se habló de la diversificación de las exportaciones argentinas al país asiático y las inversiones conjuntas en sectores estratégicos, se informó oficialmente.

 En materia biotecnológica, en tanto, se abordaron las exportaciones de embriones vacunos argentinos. “Los productos agroindustriales fueron temas de una agenda que buscan redinamizar el flujo comercial y el desarrollo de inversiones productivas hacia la Argentina, como estrategia generadora de nuevos puestos de trabajo para sectores de mayor valor agregado”, destacó la Cancillería en un comunicado.

 “Esto va a ser muy bueno para equilibrar nuestro intercambio bilateral”, manifestó Timerman al término del encuentro.

Fuente: el cronista

El riesgo de volver al proteccionismo comercial se instala como un tema clave en la Cumbre del G-20

noviembre 12, 2010

Un coro de mandatarios nacionales, ejecutivos empresarios y titulares de organismos internacionales habló del riesgo de una recaída en el proteccionismo si no se revive la estancada ronda Doha de negociaciones comerciales.

Los puntos difíciles de las discusiones siguen tan complicados como siempre pero se busca que hoy el Grupo de los 20 acuerde una nueva fecha final en 2011 para completar las conversaciones, argumentando que hay una ventana de oportunidad antes de que se lance la campaña para las elecciones presidenciales de EE.UU.

“Vamos a combatir el proteccionismo en todas sus formas”, dijo David Cameron, primer ministro del Reino Unido, quien agregó que las negociaciones de la ronda Doha “tienen que ser algo a lograr el año próximo. Es una vergüenza internacional que no hayamos completado esa ronda comercial”.

Por su parte, Angela Merkel, canciller de Alemania, señaló que esta “cumbre debe dar una clara señal de que el G-20 está dispuesto a liderar la ronda Doha hacia un exitoso final el año próximo”.

Los mismos deseos fueron expresados por ministros de Finanzas del grupo Asia-Pacífico, por el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, y por la Unión Europea y la Organización Mundial del Comercio. Pascal Lamy, director general de la OMC, dijo que “la mejor contribución que puede hacer la cumbre del G-20 de Seúl al crecimiento y el desarrollo global es enviar una urgente señal de que sus miembros están listos para impulsar la agenda de desarrollo de Doha”.

Los líderes de la cumbre de empresarios del G-20 se unieron al coro con un llamamiento para que los mandatarios del grupo “se comprometan con la necesidad de completar la ronda Doha en 2011 y refuercen ese compromiso a través de la participación personal de cada líder del G-20”.

Pese a los discursos entusiastas y a la probable reiniciación de las negociaciones, el principal obstáculo sigue siendo el tema de si las economías emergentes permitirán mayor acceso a sus mercados a cambio de aranceles más bajos sobre sus productos agrícolas. Pero el representante de China ante la OMC, Sun Zhenyu, dijo que los países desarrollados tienen que ser “realistas” y no buscar nuevas concesiones.

Fuente: el cronista

Con la soja en nuevos máximos, llega ministro chino para cerrar acuerdos

noviembre 12, 2010

La soja volvió ayer a marcar nuevos máximos, de 26 meses para los futuros en Chicago e históricos para la disponible en Rosario, que llegó a negociarse a $ 1.380 la tonelada.

 A pesar del nuevo récord local, los productores apenas aceptaron cerrar negocios por 15.000 toneladas, lejos de una liquidación importante de volumen. En la plaza internacional de referencia, en tanto, los contratos a enero subieron 1,5% para cerrar en u$s 492 la tonelada, el mejor valor desde inicios de septiembre de 2008.

Otra vez la expectativa de que China incremente su demanda por soja tuvo un rol principal en la recuperación de las cotizaciones de la oleaginosa, tanto en EE.UU. como a nivel local, donde los exportadores e industrias pugnan por captar el interés de los productores, a fin de que se desprendan de parte de la soja que retienen, que según varios analistas oscila entre los 4,5 y 6 millones de toneladas.

En Chicago, los futuros más lejanos fueron los que más subieron, ante un trabajo de la firma Informa Economics que revisó a la baja su estimación de área global a sembrarse en el próximo ciclo. Así, la posición julio –de referencia obligada para los negocios locales– terminó a u$s 494 la tonelada, desde los u$s 488 de la jornada anterior.

El nuevo empuje en las materias primas, tras la leve toma de ganancias de este miércoles, se produce en momentos en que el ministro de Agricultura chino, Han Changfu, inicia su primera visita oficial a la Argentina, que servirá para terminar de pulir protocolos de entendimiento para, a fin de mes, firmar acuerdos que permitan la apertura del mercado asiático a las carnes, lácteos y vinos locales.

Changfu es el cuarto funcionario del gobierno chino que llega al país en los últimos meses y su visita se enmarca en la recomposición de la relación bilateral tras el bloqueo asiático por seis meses al aceite de soja argentino.

El ministro chino encabezará hoy, junto a su par argentino, Julián Domínguez, un encuentro con 200 empresarios locales en la Bolsa de Comercio de Rosario.

En ese orden, el presidente de la BCR, Cristian Amuchástegui, calificó como “muy importante” la visita del funcionario chino, al remarcar que el gigante asiático “es el principal cliente de soja de la Argentina, e incluso es un muy buen importador de maíz”.

Durante su estadía, que se extenderá hasta el martes, el ministro chino y su comitiva de 18 funcionarios visitarán un puerto cerealero del gran Rosario y, tras el paso por la Bolsa, el sábado un campo en Santa Fe, donde se les mostrará cómo es la siembra directa y se los agasajará con un asado criollo. Posteriormente, los visitantes viajarán a la Patagonia. Y para el lunes está previsto que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner reciba, desde las 19, a Changfu en la Casa Rosada.

En el marco de la visita oficial, se espera que Domínguez y Changfu avancen en los protocolos de acuerdos bilaterales para “reforzar el intercambio comercial, con productos con mayor valor agregado”.

“Vamos a tratar temas sobre siembra directa y agricultura certificada, genética bovina y transferencia de embriones bovinos, así como bovinos para producción de leche y después bovinos para carne de consumo”, explicaron desde la cartera que dirige Domínguez.

Según indicaron, el interés de China por cerrar estos acuerdos está relacionado a la necesidad de importar con “productos premium”. Para Argentina, en tanto, representa una oportunidad de tener “una efectiva diversificación de las exportaciones”.

Fuente: el cronista

Los laboratorios invertirán entre 400 y u$s500 M en investigación

noviembre 3, 2010

El sector de los laboratorios se comprometió con el Gobierno a sustituir importaciones por u$s250 millones y poner en marcha planes de investigación que rondarán entre los u$s400 y u$s500 millones en 2011.


Laboratorios nacionales y extranjeros le prometieron al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que ejecutarán en inversiones entre los u$s400 y u$s500 millones en el 2011, en el marco del plan gubernamental para mejorar la balanza comercial.

Así lo revelaron a Buenos Aires Económico fuentes próximas a Moreno, quienes mantuvieron contactos recientes con diferentes empresarios de este sector clave de la economía, que moviliza en todos los casos inversiones multimillonarias.

“Serán inversiones en análisis clínicos, testeo de medicamentos; porque está claro que muchos de los laboratorios, en especial los multinacionales, no van a sustituir importaciones”, señalaron las fuentes oficiales.

En el sector salud las grandes farmacéuticas continúan llevando a cabo la investigación básica en los laboratorios de sus países de origen y trasladan la investigación clínica (en personas) a otras naciones donde los costos de probar nuevas drogas son menores.

Estos proyectos se llevan a cabo mediante acuerdos con universidades y centros de investigación en cada uno de los países.

Varias de las iniciativas de investigación están centradas en medicamentos para el aparato cardiovascular y los antihipertensivos (amlodipina, losartan, enalapril), antiarrítmicos (atenolol, carvedilol) e hipocolesterolemiantes (atorvastatina, simvastatina).

En forma conjunta, se encuentran los antiinfecciosos y antibióticos (amoxicilina, cefalexina, azitromicina, entre otros), los analgésicos-antiinflamatorios (diclofenac, ibuprofeno, ácido acetilsalicílico y ketorolac), o los antiprostáticos (terazosín, finasteride y tamsulosina).

Sustitución. El programa de inversiones se complementa con el esquema de sustitución de importaciones que le fue presentado a Moreno por un valor cuyo piso ya alcanzó los 250 millones de dólares.

Cabe reseñar que los remedios nacionales ya tienen el 58% de participación en la medición por unidades, y el 62% tomando como parámetro la facturación, frente a los multinacionales.

En forma conjunta, Moreno le “arrancó” el compromiso a los laboratorios para que continúe hasta el 31 de diciembre el plan de descuentos de 30% en el precio de 578 medicamentos, convenio que debe exhibirse obligatoriamente en todas las farmacias del país.

En la nómina de descuentos surgen los antiasmáticos y broncodilatadores (salbutamol, beclometasona, bromhexina y fenoterol), ansiolíticos (alprazolam, clonazepam y diazepam), antidepresivos (fluoxetina, paroxetina, venlafaxina y citalopram), antiulcerosos (omeprazol, ranitidina), o hipoglucemiantes orales (metformina, glibenclamida).

FUENTE: Buenos Aires Económico

Confirman moneda local en fondo con Brasil por u$s200 M

noviembre 1, 2010

El vicepresidente del BNDES de Brasil se reunió con la ministra de Industria y con el titular del BICE para avanzar en el fondo binacional para proyectos de integración productiva. Cada país aportará U$S 100 M.

La Argentina y Brasil analizaron la conformación del fondo por u$s200 millones para proyectos de integración productiva, en el que confirmaron que la segunda etapa se constituirá en moneda local.
El fondo estará integrado por capitales del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, y por la Argentina a través del Banco Nación y el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE). La integración se realizará por partes iguales y mientras el fondeo brasileño llegará desde el banco de desarrollo, en la Argentina el aporte lo realizará el Banco Nación, mientras que el BICE funcionará como agente de colocación, según indicaron fuentes de la cartera de Industria.

Según se definió, los primeros u$s100 millones serán destinados a otorgar créditos y a realizar aportes de capital en aquellas empresas que presenten sus proyectos ante el fondo bilateral. En una segunda etapa, los restantes u$s100 millones serán destinados a solventar proyectos de inversión a través de préstamos en pesos y reales. En la última visita de Giorgi a Brasil, donde participó de un seminario de integración productiva en Brasilia, la ministra anticipó que se buscaba integrar el pago en monedas locales también a estos créditos, una herramienta que está disponible en el comercio bilateral y que se busca extender al comercio del Mercosur y también dentro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El fondo estará operativo, según prevén los gobiernos de ambos países, antes de fin de año, en un plazo no mayor a dos meses.

La herramienta fue anunciada por la presidenta Cristina Fernández y su par Luiz Inácio “Lula” da Silva durante un encuentro bilateral y apunta a financiar las cadenas de valor entre los socios mayores del Mercosur en sectores definidos como estratégicos, entre los que se encuentran los proyectos de petróleo y gas, autopartes, aeronáutica y maquinaria agrícola.

Por otra parte, el programa de integración productiva abarca también a un segundo grupo, el de los sectores sensibles para la industria de los dos países, en los que se busca definir el armado de cadenas de valor en madera y muebles, línea blanca (heladeras, cocinas y lavarropas), vinos y lácteos.

“Brasil y Argentina trabajan en la integración de pymes de sectores industriales como lácteos, vinos, muebles, autopartes, y estamos desarrollando herramientas para el financiamiento común de los procesos de integración y asociatividad”, evaluó la ministra de Industria, Débora Giorgi, después de reunirse con el vicepresidente del BNDES, Armando Mariante.

“En el caso de iniciativas de integración productiva se priorizarán las operaciones crediticias en dólares, mientras que los aportes de capital serán mayormente aplicados a empresas de base tecnológica”, se informó desde el Ministerio de Industria.

El jueves pasado, en una reunión que estaba pactada con anticipación, Giorgi y Mariante coordinaron los últimos detalles del trabajo que vienen realizando junto a Juan Carlos Fábrega, presidente del Banco Nación, y Mauro Alem, titular del BICE.

Giorgi destacó los avances en la integración en los sectores de madera y muebles, vinos, lácteos y automotores, en los que ya se establecieron reuniones para la presentación de proyectos concretos de complementariedad y asociatividad entre empresas de ambos países.

FUENTE: Buenos Aires Económico