En España creen que un acuerdo UE-Mercosur se puede alcanzar a mediados del año 2011

Europea (UE) y el Mercosur, y que, tras esa fecha será mucho más difícil avanzar por la campaña electoral en Francia, uno de los países europeos que más resisten al acuerdo.

A pesar de no estar en la agenda oficial, la negociación comercial será uno de los temas de la Cumbre Iberoamericana, que se realizará en Mar del Plata, Argentina, entre el 3 y el 4 de diciembre. Será la última reunión cumbre de la que participará el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que dejará el cargo el próximo 1 de enero.

Será también el último encuentro formal entre los cuatro presidentes del Mercosur y los jefes de Estado de la UE (España y Portugal) antes del plazo que los españoles consideran el más favorable para concluir el acuerdo. La Comisión Europea, que es el organismo ejecutivo de la UE, conduce las negociaciones, pero el compromiso personal de los líderes políticos es importante para superar los obstáculos más difíciles.

Autoridades españolas son optimistas frente a la posibilidad de concluir un acuerdo, pero los analistas son más cautelosos. José Carlos García de Quevedo, director general de Comercio e Inversiones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España (encargado de acompañar las negociaciones de la UE), recordó que la percepción del estancamiento de la Rueda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC) favorece el avance del acuerdo UE-Mercosur.

“Casi llegamos a un acuerdo en septiembre de 2004, faltó muy poco. Pero la negociación en aquella época fue influenciada por la expectativa de un acuerdo en la Rueda de Doha del año siguiente”, dijo. Cuestionado sobre un plazo para la conclusión de las negociaciones, García señaló que “de ahora hasta el verano (europeo)”. Es decir, hasta mediados de 2011.

Para Juan Carlos Sánchez Alonso, director general de la Ibero-Americana en el Ministerio de las Relaciones Exteriores de España, la oportunidad abierta se cierra en un máximo de diez meses. “En la segunda mitad del año que viene, Francia entrará en la campaña electoral presidencial”, justificó. La evaluación es que para el gobierno francés será muy difícil hacer concesiones en plena campaña.

Francia es uno de los países europeos que más resisten al acuerdo con Mercosur, porque se vería obligada a reducir o retirar la protección que ofrece hoy a su sector agrícola, que recibe millones de euros en subsidios de la UE. La elección presidencial francesa será en abril de 2012.

Otro de los países cuyo sector agrícola lleva adelante un fuerte lobby contra el Mercosur es Irlanda, que protege al sector pecuario. “Mencionar a la carne bovina para Irlanda es como mencionar a la banana para España, por la importancia que damos a la producción de bananas en las Canarias. Comprendemos las necesidades de Irlanda en el caso de la carne, pero Irlanda también tiene intereses ofensivos en relación al Mercosur y creo en un acuerdo. En el acuerdo de la UE con Corea del Sur, la industria automovilística europea tenía intereses sensibles, pero conseguimos llegar a un acuerdo. No podemos focalizarnos en los intereses de un único país”, dijo García.

Las negociaciones entre la UE y el Mercosur estuvieron trabadas desde 2004 hasta el año pasado, cuando fueron relanzadas justamente en una Cumbre Iberoamericana, en Madrid, por iniciativa de los gobiernos de Brasil, Argentina y España. “En 2004, la negociación estaba centrada en el capítulo agrícola, ahora son muchas otras cosas”, agregó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: