Archive for 27 enero 2011

Brasil busca un TLC entre Mercosur y UE

enero 27, 2011

Bruselas El canciller brasileño, Antonio Patriota, destacó ayer las dificultades que atraviesa su país debido a la apreciación del real, algo que podría repercutir en las negociaciones para un TLC entre la UE y Mercosur, en su primer encuentro con responsables europeos.

El canciller del nuevo Gobierno de Dilma Rousseff subrayó la necesidad de que la UE y el Mercosur sellen un acuerdo de libre comercio «mutuamente beneficioso», tras reunirse en Bruselas con el presidente del bloque, Herman Van Rompuy, y la jefa de la diplomacia, Catherine Ashton. «El gran desafío será hallar bases de entendimiento entre ambos bloques», afirmó a la prensa el canciller, prometiendo que Brasil acudirá a la próxima ronda de negociaciones prevista durante la semana del 14 de marzo en Bruselas con un espíritu constructivo.

Pero Patriota también quiso trasladar a las autoridades europeas las dificultades actuales que atraviesa Brasil, en especial, la apreciación del real y la situación preocupante de los productos manufacturados, cuyas exportaciones se situaron en 2010 por detrás de los artículos básicos por primera vez en varias décadas.

La escalada de la divisa brasileña preocupa al nuevo Gobierno, en el poder desde el 1 de enero, ya que penaliza sus exportaciones y por lo tanto puede condicionar las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay) en el que el objetivo es levantar el mayor número de aranceles sobre los intercambios.

Ambos bloques retomaron en mayo de 2010 las tratativas, tras una interrupción de seis años, motivada por la paralización de la ronda de Doha para la liberalización del comercio mundial, a la que estaban supeditadas. El objetivo es cerrar el acuerdo a finales del primer semestre de 2011, al término de tres rondas de negociaciones previstas de aquí a julio. «Coincidimos en la importancia de una conclusión exitosa de las negociaciones en 2011», señaló por su parte en un comunicado Ashton, al dar cuenta de su reunión con Patriota.

El canciller confió por otro lado en que las negociaciones en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre la ronda de Doha puedan retomarse y concluirse en un «plazo relativamente breve».

La UE y Brasil mantienen desde 2007 una asociación estratégica, que permitió reforzar sus vínculos económicos y comerciales. Europa es el principal socio comercial de Brasil, y los intercambios superaron los u$s 74.000 millones en 2010.

Agencia AFP

El Parlamento Europeo calificó de “inaceptable” la relación comercial con el Mercosur

enero 27, 2011

La comisión de Agricultura del Parlamento Europeo (PE) calificó hoy de “inaceptable” el reinicio de las negociaciones comerciales de la UE con el Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay), por el impacto en la agricultura europea.

Los eurodiputados aprobaron un informe que critica a la Comisión Europea (CE) por su “excesiva generosidad” en las concesiones comerciales en agricultura y expresaron su preocupación por las tratativas con Mercosur y el nuevo acuerdo con Marruecos.

El dictamen cuestiona a la CE por haber reanudado las negociaciones con Mercosur para suscribir un nuevo acuerdo comercial, sin haberlo discutido con las demás instituciones de la UE ni estudiar su efecto en el sector agrícola europeo.

La comisión del PE afirmó que las discusiones con Mercosur no deberían concluir hasta que no termine con éxito la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para la liberalización de los mercados.

Criticó que Bruselas sea “excesivamente generosa” con sus socios comerciales a la hora de hacer concesiones en agricultura, que después no son recíprocas.

Los eurodiputados instaron a la CE a que sea “más equilibrada” y tenga más en cuenta a la producción agrícola interna.

Por otra parte, reclamaron que las importaciones respeten los “altos requisitos de calidad” de los productos de la UE, tanto medioambientales como fitosanitarios o sobre el bienestar animal y también pidieron endurecer los controles en las fronteras.

Por otro lado, la comisión del PE aprobó otro informe que reclama reforzar el papel de las mujeres en las zonas rurales.

También respaldó un dictamen para reivindicar que se fomenten los cultivos de proteínas vegetales, para garantizar el abastecimiento de pienso y reducir los precios de coste para los ganaderos.

Los europarlamentarios expusieron que la mayoría de las proteínas consumidas por los animales de la UE proceden de países como Brasil, Argentina o Estados Unidos, lo que hace que el sector ganadero sea demasiado vulnerable a la volatilidad de los precios.

Estos informes deberán ser aprobados por el pleno de la Eurocámara.

“Moreno vuelve a frenar el ingreso de bienes importados”

enero 17, 2011

Alfredo Sainz
LA NACION

Guillermo Moreno comenzó el año con el anuncio del regreso de las barreras para traer productos importados. En los primeros días de 2011, el polémico secretario de Comercio Interior retomó sus reuniones con supermercadistas y empresarios de consumo masivo para comunicarles la vuelta de las restricciones al ingreso desde el exterior de alimentos y otros artículos de consumo masivo.

La orden verbal que les impartió el funcionario a los hombres de negocios es que no podrán importar los productos que tengan un equivalente de producción nacional. De esta manera, volverá a regir la prohibición para la entrada en el país de una amplia lista de artículos que incluye desde alimentos -como el jamón español, las pastas italianas o los duraznos griegos- hasta productos de electrónica o textiles, apuntando básicamente a la oferta que hoy se comercializa en los grandes supermercados.

Moreno ya había aplicado una medida similar en junio del año pasado, aunque esta vez la novedad es que los controles y restricciones no regirán para los productos brasileños, que se podrán seguir importando sin problemas o cupos.

Durante los encuentros, Moreno destacó la excepción que beneficia a la producción brasileña, aunque les exigió a los empresarios locales que aceleren los trámites para que todas las operaciones de intercambio con el socio mayor del Mercosur se realicen en moneda local -ya sea el peso argentino o el real brasileño-, de manera de avanzar en la desdolarización de las relaciones comerciales entre los dos países.

Con la decisión de exceptuar a los productos brasileños de las restricciones, Moreno busca evitar un nuevo conflicto diplomático como el que se produjo en junio del año pasado, cuando los camiones provenientes de San Pablo y Río de Janeiro empezaron a quedar varados en la frontera y la cancillería brasileña amenazó con tomar medidas similares si no se levantaban las restricciones al ingreso de sus productos. En aquel entonces, también transmitieron al Gobierno su preocupación algunas embajadas europeas.

“Durante la reunión que mantuvimos hace unos días, Moreno nos dijo que la medida contaba con el visto bueno de lo que él llama la número uno “, en una clara referencia a la Presidenta. “No les pidan la escupidera a otros miembros del Gabinete para gestionar una excepción”, advirtió Moreno, según relató a La Nacion un empresario que participó de las reuniones con el secretario de Comercio Interior.

El regreso de los controles a los productos importados fue recibido por los empresarios con una combinación de resignación y desconcierto. La resignación se explica a partir de que no se trata de una orden nueva, sino de una medida que con algunos altibajos rige desde hace más de seis meses.

“Moreno sostiene que este tipo de medidas sirven para evitar que se descontrole el ingreso de productos de los países europeos agroexportadores y no nos queda otra alternativa que volver a restringir las operaciones de compra”, explicaron en una cadena de supermercados.

El desconcierto, por su parte, se puede atribuir a la falta de precisiones que tiene la medida. Como ya es un clásico en la gestión Moreno, la orden fue impartida en forma verbal y no está asentada en ninguna resolución o decisión administrativa. Los supermercados además se quejan de que la mayoría de las restricciones sólo rige para las grandes cadenas, mientras que no afectan a los pequeños comercios que se dedican a la venta de artículos importados.

Antecedentes

En el sector también sostienen que la excesiva burocratización dificulta su operatoria. En teoría, cuando una cadena realiza una importación debe obtener la aprobación del Instituto Nacional de Alimentos, que es el que determina si en la Argentina existe un equivalente de producción nacional, lo que termina alargando los trámites de cualquier operación de comercio exterior.

Las restricciones a la importación empezaron a regir en mayo de 2010, como una manera de evitar la salida de divisas. Sin embargo, a fines del año pasado, Moreno había decidido la suspensión de esta medida debido al alivio que generó el ingreso masivo de dólares por la cosecha de soja.

La reinstalación de las barreras paraarancelarias fue recibida con escepticismo por los importadores, que se quejan de que la incidencia de los alimentos importados en la balanza comercial argentina es mínima.

“Con este tipo de medidas, lo único que se logra es que falten algunos productos en las góndolas, pero la incidencia de los alimentos en las importaciones es muy baja y no llega al tres por ciento del total de las compras en el exterior que realiza el país”, señaló Diego Pérez Santisteban, presidente de la Cámara de Importadores (CIRA).

Fuente: La nacion

Crece la tensión entre Brasil y Estados Unidos por medidas para el comercio exterior

enero 14, 2011

Estados Unidos y Brasil protagonizaron ayer una dura confrontación sobre barreras a la importación y manipulación cambiaria, sacando a la luz cuestiones de competitividad y creciente tensión en el comercio internacional. El embajador estadounidense en la Organización Mundial de Comercio (OMC), Michael Punke, acusó a Brasil de “tomar diversas medidas a lo largo de las últimas dos semanas para aumentar los aranceles”, que representarían una especie de “stick in the eyes” (algo incómodo) para los socios comerciales.

El representante de Estados Unidos insistió en que la acción brasileña “crea un ambiente más difícil para las negociaciones de Doha, que tienen obviamente como foco la reducción de los aranceles”. Para Washington, lo que hace Brasil tiene “potencial de perjudicar a las negociaciones”.

La respuesta brasileña llegó de la mano del embajador de Brasil en la OMC, Roberto Azevedo, quién retrucó el argumento en el área cambiaria. “Con la desvalorización del dólar, Estados Unidos es el gran beneficiado con la venta de bienes industriales a Brasil. Reclamar que Brasil está subiendo aranceles no es serio”, afirmó.

Desde 2008, cuando se suspendió la Rueda de Doha, y a continuación vino la desvalorización del dólar, Brasil aumentó sus aranceles de importación a algunos productos, como textiles y juguetes, dentro de los límites autorizados por la OMC.

“El problema en parte es la subvalorización del dólar en relación al real, que perjudica fuertemente la competitividad del producto brasileño. El producto estadounidense se beneficia mucho más con la subvalorización del dólar que el producto brasileño con la protección arancelaria adicional que se estableció”, afirmó Azevedo

Para Brasil, la defensa adicional que aplicó “es minúscula comparada al estrago que trajo la depreciación forzada del dólar”, dijo el embajador, quién recordó que Estados Unidos obtiene con Brasil uno de los superávits comerciales más altos, en especial en productos industriales. “Las importaciones brasileñas aumentaron y beneficiaron principalmente a Estados Unidos, que tiene el 15% de las importaciones brasileñas, pero se duplica a 32% si se toma nuestro déficit en el comercio de bienes industriales”, agregó.

Para la profesora Vera Thorstensen, directora del Centro de Comercio Global y de Inversión, de la Fundación Getulio Vargas (FGV), en San Pablo, Brasil tiene todo el derecho de aumentar los aranceles, como lo están haciendo otros países.

“Elevar el arancel al techo consolidado en la OMC es el único espacio político que nos resta contra la competencia desleal practicada por Estados Unidos, China y los países asiáticos”, dijo Thorstensen. “Es el único instrumento que se está usando correctamente para neutralizar el efecto del dólar estadounidense débil, y también de la moneda china y de todas las monedas asiáticas”.

Estados Unidos pide más concesiones a los países emergentes y da señales de que abrirá más su mercado para la conclusión de la Rueda de Doha. Pero Thorstensen estima que cerrar la negociación sin resolver el problema del cambio es como un “ciego que no quiere ver” que la realidad cambió.

“China y Estados Unidos están inundando el mercado con devaluación forzada. Política cambiaria en el comercio es subsidio disfrazado a la exportación y protección adicional al producto interno.

FUENTE: Cronista Comercial

Avanza el vínculo con China y preparan gira empresaria para marzo

enero 12, 2011

Natalia Donato.

El vínculo comercial entre la Argentina y China atraviesa una etapa de franca mejoría. En el marco de una visita realizada por la ministra de Industria, Débora Giorgi, a Beijing, funcionarios del gigante asiático no sólo ratificaron que seguirán comprando aceite de soja local, sino que aceptaron organizar con la ministra un encuentro empresario para marzo.
Luego del acercamiento ejercido por la presidenta Cristina Fernández a mediados del año pasado, cuando viajó para destrabar las compras de aceite que habían sido frenadas, y de misiones técnicas de Cancillería, Agricultura e Industria, que sirvieron para seguir aceitando la relación, Giorgi dio un nuevo paso y se reunió ayer con el ministro de Comercio chino, Chen Deming, con quien repasó los números de la relación bilateral y acordó el encuentro empresario en dos meses.
Esa reunión de ministros se produjo en el marco de la comisión de monitoreo bilateral creada cuando viajó la Presidenta para evitar que afloren las tensiones comerciales, como ocurrió, por ejemplo, con el aceite de soja.
La intención fue copiar el modelo que se aplica con Brasil, con el cual una vez por mes se reúnen los ministros productivos para analizar los términos del intercambio bilateral y, por otro lado, los sectores empresarios para resolver eventuales controversias.
Fuentes de Industria que participan de la misión aseguraron que se prepararían dos grupos de empresarios: los que tienen conflictos comerciales, a fin de negociar algún tipo de acuerdo como un sistema de cupos o autolimitación de exportaciones, y los que quieren ampliar mercados y tienen intenciones de colocar sus productos en China.
Giorgi le explicó a Deming que “la Argentina no es sólo soja” y el ministro manifestó que su país está dispuesto a hacer esfuerzos para aumentar las importaciones porque –según dijo–, no es el interés de China tener un amplio superávit comercial. Por otra parte, la ministra ratificó que el país “mantendrá la defensa del mercado interno de la competencia desleal de los productos provenientes de China que así lo ameriten”. Pero aclaró que de los u$s 13.000 millones que se comercializan con el gigante asiático, apenas u$s 330 millones –5%– son afectados por las medidas antidumping.
Aunque desde Industria relativizan este número, los sectores productivos sensibles aplauden las medidas de protección contra China. En ese sentido, desde la Cámara del Calzado aseguraron que las importaciones de ese país disminuyeron casi 70% a partir de los antidumping el año pasado y, por primera vez, la Argentina exportó zapatillas a ese destino.
Según le dijo el funcionario chino a Giorgi, la Argentina es un país amigo y le prestarán más atención a la importación. “No queremos superávit de dólares. Buscamos importar más productos para que consuma nuestro pueblo”, dijeron las fuentes de Industria que manifestó Deming. El funcionario chino también se refirió a la crisis global y enfatizó que se opone al proteccionismo generado a partir de este escenario.
El clima del encuentro fue tan cordial que los ministros terminaron hablando de tango, a partir de un regalo que Giorgi le hizo a Deming de una estatuilla con una pareja de bailarines de la danza argentina.
Además de la reunión de ministros, Giorgi aprovechó para juntarse con ejecutivos de las empresas Huawei, Midea y Pony Internacional y con representantes de las cámaras de maquinaria agrícola y de especialidades medicinales. En ambos casos, se mostraron entusiasmados con poder realizar joint ventures con firmas locales de esos rubros, dijeron en Industria.

Fuente: el cronista