Archive for 25 febrero 2011

Lanzó Cristina un plan industrial

febrero 25, 2011

Cristina de Kirchner lanzó ayer el Plan Estratégico Industrial 2020, que intentará desarrollar diez sectores de la actividad fabril. La jefa del Estado presentó la iniciativa en la Casa Rosada, donde defendió la decisión argentina de proteger el mercado interno y la industria nacional.

Aprovechó su discurso para criticar las trabas que pone Estados Unidos al ingresos de limones argentinos. «En ninguna parte del mundo se aplica el libre mercado como nos lo enseñan desde los países centrales. Todos los países aplican políticas activas, como lo hace la Argentina», sostuvo.

Bautizado «2020», el Plan Estratégico Industrial anunciado prevé duplicar el PBI y las exportaciones de manufacturas en los próximos diez años y profundizar la estrategia de sustitución de importaciones.

La Presidente, junto a la ministra de Industria, Débora Giorgi, convocó a empresarios, trabajadores, académicos, banqueros e inversores de todas las provincias del país para integrar 10 foros de análisis de sectores productivos, con el objetivo de realizar un debate sobre las políticas industriales.

La CEPAL (Comisión Económica para América Latina) es el organismo que diseñó la temática a debatir en cada uno de los foros que comenzarán el 21 de marzo. Los 10 sectores productivos involucrados que explican el 80% del PBI industrial y más del 60% del empleo industrial son alimentos; calzado, textiles y confecciones; madera, papel y muebles; material de construcción; bienes de capital; maquinaria agrícola; autos y autopartes; medicamentos; software y productos químicos y petroquímicos. Durante el primer semestre del año, los foros de cada una de las 10 cadenas trabajarán de acuerdo con estos ejes:

Situación de la producción nacional, sustitución de importaciones y aumento de las exportaciones.

Incorporación de ciencia y tecnología e innovación.

Consolidación de cadenas de valor locales.

Inserción en la cadena y crecimiento de las pymes Integración regional y global.

El plan se propone lograr un crecimiento del PBI del 5% anual promedio hasta 2020; duplicar el PBI industrial y las exportaciones de manufacturas, con la intención de llegar a los u$s 246.000 millones de comercio internacional, con u$s 25.000 millones de saldo comercial; reducir la brecha de productividad con los países desarrollados y alcanzar niveles de inversión sobre PBI del 28% y bajar la tasa de desempleo al 4%.

La Presidente anunció que el país va a llegar este año a 100 millones de toneladas de granos de producción y 11 millones de litros de leche. Destacó que con estos datos no va a ser necesario importar esos insumos.

Fuente: ambito financiero

Convocó Gobierno a empresarios por las trabas a la importación

febrero 25, 2011
Por: Sergio Dattilo

Los ministros Amado Boudou (Economía) y Débora Giorgi (Industria), más el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, convocaron a un nutrido grupo de empresarios de sectores tan variados como la alimentación y las cadenas comerciales, la siderurgia y las automotrices para informarles de las restricciones que están vigentes sobre la importación de determinados artículos, el régimen de licencias no automáticas ampliado recientemente por el Gobierno y de la necesidad de reemplazar esos ítems por productos de fabricación nacional.

Según averiguó este diario, los convocados incluyen a las grandes cadenas de hipermercados y de supermercados mayoristas, así como a las principales elaboradoras de alimentos del país; también empresas como Techint, Fiat, Peugeot-Citroën, Nestlé, Arcor, fabricantes de electrodomésticos y en general las grandes firmas del país. La lista de invitados parece ser bastante arbitraria, y basarse más en las relaciones personales que viene tejiendo Moreno desde que ocupa su cargo que en el volumen de importaciones de los convidados.

Así, se da la paradoja de que en la platea se acomodarán empresas como las automotrices, cuyos productos tienen (y está permitido) más del 50% de componentes importados, y otras como las alimentarias, que exportan por un valor veinte veces superior al que importan.

Si bien ninguno de los convidados a la casa de Moreno (la sede de la secretaría, en Diagonal Sur 671) fue informado sobre el temario del encuentro, trascendió que el titular de Comercio Interior dedicará una de sus habituales catilinarias a los empresarios, instándolos al «compre nacional», a la vez que intentará convencer de las bondades de las licencias no automáticas para crear empleo y favorecer el desarrollo.

La reunión parece ser una rápida respuesta al tibio documento que emitió el miércoles el Grupo de los Seis (bancos, construcción, industria, comercio, Bolsa, el campo) pidiéndole al Gobierno menos intervención en los mercados, aduciendo justamente lo contrario: cuanto más interviene el Gobierno, menos riqueza y empleo se generan. Curiosamente, el documento emitido hace dos días era absolutamente acrítico; el único párrafo más o menos contestatario (luego de que se eliminaran de la versión final las alusiones a la falta de seguridad y al crecimiento de la inflación) fue ese elíptico ataque al intervencionismo oficial, más dirigido a lo que está haciendo Moreno con el maíz (y por eso la insistencia de Hugo Biolcati, titular de la Sociedad Rural, en incluirlo) que a la aplicación de restricciones a la importación.

Las dificultades de balanza de pagos, y el hecho de que -con el tipo de cambio «planchado» desde hace al menos un año- ya está resultando en muchos casos más barato importar que fabricar localmente, se hacen evidentes en rubros como el textil y el calzado, dos de los sectores más favorecidos por las políticas proteccionistas de la administración Kirchner.

Los empresarios están citados «a las 14:30 para empezar a las 15», le dijo a este diario uno de los convocados.

Fuente: ambito financiero

Las negociaciones de UE con Mercosur no se agilizarían

febrero 10, 2011

El comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel de Gucht, destacó en una conferencia de prensa ofrecida en Asunción, en su visita al país que ejerce la presidencia pro tempore del Mercosur, que de parte de ambos bloques hoy existe una determinación por llegar a un “acuerdo ambicioso”, que incluso vaya más allá de las negociaciones en el marco de la Ronda de Doha, de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Preguntado qué le hace pensar que ahora sí, después de tantos años de intentos, efectivamente se vaya a lograr avanzar en un acuerdo entre ambas regiones, De Gucht contestó: “No hemos decidido de la nada relanzar las negociaciones, ha habido contactos informales entre la Unión Europea y el Mercosur que han demostrado que existen intereses renovados en tener este acuerdo de libre comercio, y disposición para llegar a un acuerdo ambicioso, que puedan ir más allá de la Ronda de Doha, que tiene sus límites naturales”, según reproduce el diario ABC.

Requerido en cuáles ítems estaría dispuesta la UE a ceder para reiniciar las negociaciones con el Mercosur, el funcionario manifestó saber que el sector agrícola representa un interés muy grande para Europa, y que para Mercosur lo es el desarrollo de los servicios y el acceso al mercado de rubros industriales, que también son importantes para Europa. “Ambas partes tenemos muchos puntos defensivos y también ofensivos”.

En cuanto a cómo sería el ritmo de las negociaciones y las prioridades, si serían primeramente alcanzar un acuerdo sobre las normas regulatorias o las ofertas, De Gucht respondió: “Las negociaciones fueron relanzadas en la Cumbre en Madrid, en mayo de 2010, y desde entonces hemos tenido varias rondas. La siguiente será en Bruselas en marzo próximo, así que tenemos un ritmo bastante regular, pero debemos avanzar en todos los sectores: agrícola, industria, servicios, etc. También se ha mencionado el tema de las reglas, indicaciones geográficas de origen, etc., en todos los cuales tendremos que avanzar simultáneamente este año”, reseña el diario paraguayo. Con las declaraciones, quedó planteado un cronograma que se extenderá más allá de 2011 para cerrar un acuerdo de libre comercio con el Mercosur ante la complejidad de las negociaciones en curso.

CHILE Y ARGENTINA PROFUNDIZARÁN LA RELACIÓN ENTRE PYMES UBICADAS EN REGIONES FRONTERIZAS

La ministra de Industria, Débora Giorgi, recibió al embajador de Chile en la Argentina, Adolfo Zaldívar Larrain, y a la titular del Depto Economía- Prochile en Argentina, Iris Boeninger, con quienes acordó concretar en abril la primera reunión para avanzar en la integración productiva de las pymes ubicadas en provincias fronterizas.
“Con el embajador coincidimos en concretar encadenamientos productivos entre pymes ubicadas en las provincias que comparten frontera con Chile”, señaló la ministra Giorgi.
“Tenemos un potencial natural para complementar nuestras producciones y estamos trabajando en ese sentido”, dijo Zaldívar Larrain.
En la última semana de enero la ministra viajó al país trasandino, donde -junto al canciller Timerman y sus pares chilenos- firmó un acuerdo para conformar un grupo de trabajo intergubernamental sobre integración productiva entre Chile y las provincias argentinas limítrofes y así explorar posibles proyectos de encadenamiento productivo de pymes y de herramientas de financiamiento bilateral.
Si se tienen en cuenta las inversiones de empresas de capitales chilenos en Argentina, el país trasandino está quinto después de España, Estados Unidos, Holanda y Brasil. En tanto, nuestro país recibe el 29% del total invertido por empresas chilenas en el exterior.
Fuente: Ministerio de Industria argentino
Fuente: MERCOSUR abc

Brasil prometió abrir más sus mercados a la Argentina

febrero 1, 2011

En el primer encuentro entre ambas presidentas, Dilma Rousseff aseguró a Cristina Kirchner que privilegiará la relación bilateral; dijo que ambos países deben “resolver por adelantado los conflictos”

Fueron casi dos horas de reunión en las que estuvieron absolutamente a solas. Así fue el comienzo de una nueva relación entre Cristina Kirchner y su par de Brasil, Dilma Rousseff, la mujer que asumió el mando del país vecino hace apenas un mes y que ayer prometió darle privilegios a la relación bilateral con la Argentina.

Ambas mandatarias mostraron gestos amistosos y de sintonía política y plantearon profundizar la relación para integrar más ambas economías. Pero el gesto de mayor compromiso lo asumió Brasil, que explicitó en la discusión ministerial privada que mantuvieron ambas comitivas en la Casa Rosada, en paralelo a la reunión de las jefas de Estado, su intención de aumentar las compras de productos argentinos ante el histórico reclamo para equilibrar la balanza comercial deficitaria.

La presidenta brasileña lo tradujo en un acuerdo de promoción comercial conjunto que firmó con Cristina Kirchner; éste busca una asociación estratégica para que los dos países vendan sus productos al extranjero, y en él Brasil se compromete a “incrementar las compras de bienes y servicios argentinos”, tal como quedó plasmado en el convenio firmado ayer.

La jornada se desarrolló en un clima cordial y la mandataria extranjera se asomó al histórico balcón de la Casa Rosada junto con Cristina Kirchner y las dirigentes Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini.

Más allá del explícito compromiso presidencial, el gobierno del Planalto aprovechó la visita para dejar sentada la necesidad de anticiparse a los conflictos comerciales que históricamente mantuvieron ambas administraciones, acrecentados en los últimos años por las trabas a las importaciones que aplica la Argentina, impulsadas por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Ayer, Moreno compartió el almuerzo en honor de la mandataria brasileña, realizado en el Palacio San Martín, y fue uno de los últimos en irse, cuando ya Rousseff y su comitiva brasileña que se realizó en el Palacio San Martín y fue uno de los últimos en irse, cuando ya Rousseff y su comitiva estaban en vuelo nuevamente rumbo a Brasil.

A propuesta del país vecino, ayer se acordó la creación de un foro de empresarios para que desde el sector privado y con asistencia estatal se coordine la relación y se eviten los conflictos sorpresivos que han tensado el vínculo bilateral.

“Esta comisión tendrá que resolver anticipadamente muchos de los problemas comerciales y le ahorraremos trabajo a la diplomacia”, planteó el ministro de Comercio e Industria, Fernando Pimentel, en la reunión que mantuvo la comitiva brasileña con los ministros argentinos, que presenció La Nacion.

En ese encuentro se cerraron los 14 acuerdos (entre ellos, convenios sobre energía nuclear, bioenergía, viviendas, agricultura, medicamentos, tecnología y promoción de igualdad de género), que firmaron ambas presidentas una vez que terminaron la reunión a solas mantenida en el despacho presidencial.

“El objetivo de este gobierno es aumentar la agenda de compras argentinas para equilibrar la balanza”, avanzó Pimentel en la discusión de los acuerdos. El año pasado, a pesar del crecimiento en el intercambio comercial, el déficit fue de 4095 millones de dólares.

Elogios mutuos

Cristina Kirchner y Rousseff se dedicaron públicamente fuertes elogios. La Presidenta le agradeció haber elegido la Argentina como el primer país para visitar desde que asumió la jefatura de Brasil, el 1° de enero último.

Para la Casa Rosada, la llegada de Rousseff también intentó aplacar el malhumor que había dejado la decisión del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de excluir al país de la gira que hará el mes próximo por Brasil, Chile y El Salvador.

En sus muestras de coincidencias políticas, la titular del Planalto resaltó la figura del ex presidente Néstor Kirchner, fallecido hace tres meses, y, además de mostrar predisposición en la relación comercial, ambas presidentas buscaron mostrar sintonía política como líderes de la región. Rousseff destacó, además, la gestión de Kirchner al frente de la Unasur.

“Nuestro destino está indisolublemente unido al de Brasil y viceversa”, sostuvo, por su parte, Cristina Kirchner durante la declaración ofrecida a los medios que dio junto con su par brasileña una vez finalizado el encuentro. “Si hasta ahora estábamos unidos, a partir de ahora lo estaremos aún más”, agregó la Presidenta.

“La Argentina y Brasil son cruciales para transformar América latina”, apuntó Rousseff, muy distendida, durante su intervención en la Casa Rosada y sostuvo que a partir del encuentro entre ambas presidentas se abría “un camino de cooperación” y de “integración de las plataformas productivas” de los dos países. Cristina, al escuchar las palabras, asentía satisfecha asistida por la traducción simultánea.

Además, la mandataria brasileña resaltó el rol conjunto de ambas administraciones en el Mercosur, la Unasur y el G-20. “Seguiremos combatiendo el proteccionismo de los países más ricos y las políticas que distorsionan el comercio exterior”, se quejó Rousseff sobre la política de subsidios de las economías desarrolladas durante el almuerzo en el Palacio San Martín.

La mandataria visitante agradeció el recibimiento que le ofreció Cristina Kirchner y le dijo: “Tenga la certeza de que los acuerdos que hemos firmado van a llegar a buen puerto”.

Los gestos mutuos estuvieron pensados incluso en la decoración. Todo el salón donde se agasajó a la comitiva brasileña en la sede de la Cancillería estuvo decorado con flores y manteles verdeamarelos.

ACUERDOS

 

  • Foro bilateral. Las presidentas Cristina Kirchner y Dilma Rousseff acordaron la creación de un foro de empresarios para que desde el sector privado y con asistencia estatal se coordine la relación comercial y se eviten los conflictos diplomáticos bilaterales.

 

  • Promoción comercial. Se firmó un acuerdo que busca una asociación estratégica para que los dos países vendan sus productos al extranjero. Brasil se comprometió a incrementar las compras de bienes y servicios argentinos.

 

  • Desarrollo e infraestructura. Otro de los acuerdos firmados se refiere a la implementación de proyectos de desarrollo económico local y fronterizo, el incremento de infraestructura urbana, producción de viviendas para la población menos favorecida y la estructuración de programas sociales