Argentina suspendió licencias para importar máquinas agrícolas brasileña

El gobierno de Argentina suspendió la emisión de licencias para la importación de máquinas agrícolas brasileñas. La medida no es oficial, pero las ensambladoras que abastecen el mercado de América latina con la producción de fábricas instaladas en Brasil, informan que desde enero no consiguen embarcar las máquinas al no poder obtener el documento, que emite el gobierno argentino.
Según la Asociación Nacional de los Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea) de Brasil, las industrias estiman que cerca de 800 máquinas, entre cosechadoras y tractores, están paradas en los patios, aguardando las licencias para poder embarcarse. “Está sucediendo en un período de venta de cosechadoras en el mercado argentino”, dijo Milton Rego, vicepresidente de Anfavea.
Con la medida, Argentina intenta revertir una situación de déficit en la balanza comercial del sector. A comienzos del mes, las empresas se reunieron con representantes del gobierno argentino que, en entrelíneas, dejaron claro que las licencias sólo volverán a emitirse cuando cada una de las automotrices presente un plan para elevar la producción local con foco en las exportaciones, buscando de esa forma un superávit.
Además del superávit, el gobierno intenta desarrollar su producción doméstica de equipos para agricultura. Tercer mayor exportador de soja del mundo, Argentina tiene una fuerte dependencia de máquinas provenientes exactamente de Brasil. Según cálculos de Anfavea, entre 80% y 85% de las ventas que se realizan en el país son de productos importados de empresas instaladas en territorio brasileño.
Con la decisión del país vecino, la expectativa de la industria brasileña es que la producción doméstica se reduzca en proporción igual al peso que Argentina tiene en las ventas externas. El año pasado, la producción brasileño creció 34%, a 88.700 unidades. De ese total, 68.500 se comercializaron en el mercado interno, con crecimiento de 23,8%. Para las exportaciones se destinaron 18.700 unidades en 2010, lo que significó un aumento de 26,5%. De ese total, Argentina fue el destino de 30% de todo lo que Brasil embarcó al exterior.
Desde hace casi dos años las empresas estaban exportando a Argentina a través de las licencias no automáticas. Por ese sistema, el gobierno demoraba hasta 60 días para emitir los papeles. A pesar de que el plazo está dentro del sugerido por la Organización Mundial de Comercio (OMC), el acuerdo automovilístico firmado entre los países del Mercosur prevé que para ese tipo de máquinas las licencias sean automáticas.
Ya estábamos trabajando dentro de una excepción, pero ahora la situación empeoró mucho. Si eso ocurriera en Venezuela la sorpresa sería menor, pero ni el más pesimista podría esperar algo así de Argentina”, afirmó Rego.
Sin poder embarcar las máquinas, los tres principales grupos del mundo -CNH, con las marcas Case y New Holland, John Deere y AGCO, controlador de Massey Ferguson y Valtra-viven una situación, como mínimo, curiosa. A partir de este miércoles, comienza en Argentina la feria agrícola Expoagro, una de las mayores del país. Entre los principales expositores, las ensambladoras debieron pedir máquinas prestadas a clientes para poder ocupar los espacios de los stands armados.

FUENTE: Cronista Comercial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: