Represalia desde Brasil: frenó la importación de autos y ya hay 3.000 vehículos en la frontera

El gobierno brasileño confirmó ayer lo que muchos temían y finalmente hubo represalias ante el freno de las importaciones por parte de la Argentina. La administración de Dilma Rousseff golpeó donde más le duele a su socio comercial, al ratificar la aplicación de licencias no automáticas al ingreso de autos, piezas y neumáticos.
La medida, que ya generó complicaciones con 2.700 autos que no pudieron ingresar ayer a Brasil, disparó la rápida reacción del Ministerio de Industria. De acuerdo con un duro comunicado de esta cartera, la ministra Débora Giorgi aseguró que el Ministerio de Desarrollo e Industria de Brasil “está actuando en forma intempestiva y sin aviso, afectando así el 50% del total del comercio bilateral”. Desde Brasil aclararon que “la Argentina no fue alertada porque la medida afecta las importaciones de autos de todo el mundo”. El mayor socio del Mercosur también le compra vehículos de México, Estados Unidos, China, Alemania y Francia, entre otros países.
Por su parte, Giorgi aseguró que fue informada por el sector privado de la decisión del vecino país y que “ese tipo de comportamiento atenta contra el diálogo natural de los dos socios mayoritarios del Mercosur y, fundamentalmente, afecta el compromiso que asumieron las dos presidentas de equilibrar la balanza comercial bilateral y lograr una industrialización armónica entre ambos países”.
El argumento esgrimido por el gobierno brasileño es que en abril se produjo un incremento de 80% en las importaciones automotrices respecto del mismo mes de 2010 y que “se requiere de un monitoreo” para analizar qué es lo que está ocurriendo. Sin embargo, el resultado de la balanza comercial en el rubro es ampliamente deficitario para la Argentina en casi u$s 6.000 millones.
Según precisaron en la cartera de Desarrollo de Brasil, la medida incluye a 29 posiciones arancelarias dentro del rubro automotriz y tiene carácter administrativo, por lo que no se requiere de una norma escrita. Por lo tanto, si hasta el momento las terminales debían realizar el trámite de la licencia automática para exportar al mayor socio del Mercosur, a partir de ahora la autorización de ese permiso podría tardar hasta 60 días, plazo máximo permitido por la Organización Mundial de Comercio (OMC).
El anuncio fue realizado al día siguiente de que el ministro de Industria brasileño, Fernando Pimentel, le girara una carta a Giorgi pidiéndole explicaciones ante las demoras de productos brasileños en la Aduana y los retrasos en la firma de las licencias.
En este sentido, la decisión del mayor socio del Mercosur fue leída a modo de represalia debido a las fuertes quejas de los industriales paulistas por estas demoras. Entre los sectores afectados por las medidas argentinas, figuran el de maquinaria agrícola, alimentos y electrodomésticos.
Desde la cartera que preside Giorgi se diferenciaron de Brasil al remarcar no sólo que el gobierno del vecino país fue avisado con 10 días de anticipación cuando la Argentina elevó a 600 los productos sujetos a licencias no automáticas. También recordaron que en el caso de las autopartes, se impuso el mecanismo de fast track para que queden exceptuadas del trámite e ingresen sin dificultades.
Fuentes del mercado automotriz aseguraron que los vehículos frenados en la frontera con Brasil pertenecen a Mercedes Benz, General Motors y Toyota. Consultadas fuentes de Fiat y Volswagen, precisaron que hasta ahora no habían tenido inconvenientes, pero desde Toyota informaron que desde el martes tienen 87 camionetas SW4 paradas en la frontera de Uruguayana y que desde ese momento frenaron la salida del resto de los vehículos. Preocupada, una fuente de la empresa pidió que “los gobiernos se pongan de acuerdo para evitar frenar los procesos productivos”. No obstante, las firmas afectadas presentaron en las últimas horas los pedidos de las nuevas licencias.
El sector automotriz lidera el crecimiento argentino, con producción y ventas récord. La opción más probable es que los gobiernos lleguen a un acuerdo, la Argentina libere la mercadería frenada en la Aduana y Brasil se comprometa a otorgar los permisos rápidamente o anunciar, eventualmente, un mecanismo de excepción.

Fuente: el cronista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: