Archive for 30 junio 2011

Mercosul precisa se proteger, diz Dilma

junio 30, 2011
Autor(es): Lisandra Paraguassu e Ariel Palacios
O Estado de S. Paulo – 30/06/2011
 
 

Presidente faz pressão durante cúpula, em Assunção, para que sejam adotadas medidas que evitem a invasão de produtos de fora do bloco

O Brasil propôs aos sócios do Mercosul a possibilidade de aumentar tarifas por períodos determinados para proteger os mercados locais de “invasões” de produtos de fora do bloco. A medida de proteção, proposta pelo governo brasileiro há alguns meses, ainda não foi analisada pela Comissão de Comércio do grupo, mas o Brasil aumentou a pressão para que haja uma solução em breve.

A cobrança pública foi feita ontem pela presidente Dilma Rousseff em discurso na abertura da 41.ª Cúpula do Mercosul, em Assunção, Paraguai. “Precisamos avançar no desenvolvimento de mecanismos comunitários que venham a reequilibrar a situação. Noto que está em discussão, na Comissão de Comércio, uma proposta brasileira que permite atender a essa preocupação”, disse a presidente. Dilma solicitou que haja uma resposta durante o período em que o Uruguai presidirá o bloco, ou seja, nos próximos seis meses.

A intenção brasileira é que produtos que venham de países fora do Mercosul possam receber tarifa mais alta do que a praticada regularmente pelo bloco em caso de um excesso no mercado local. Para isso, bastaria um dos membros propor o valor e o período determinado que essa tarifa valeria e os demais países do bloco aceitarem.

“Existem alguns produtos muito subsidiados, há casos de desova de estoque que causam distorções no mercado. São casos especiais”, explicou o diretor do departamento do Mercosul, embaixador Bruno Bath.

Proteção. O governo brasileiro usa como argumento a necessidade de proteção dos mercados locais para garantir o crescimento dos países do bloco. “Devemos cuidar para que nossos mercados venham a servir de estímulo ao nosso crescimento, desenvolvendo e gerando emprego e renda para nossos povos”, argumentou Dilma. “Nos países do Mercosul, devemos estar bem atentos ao que se passa no mundo. Nesse momento de excepcional crescimento da região, identificamos que alguns parceiros de fora buscam vender-nos produtos que não encontram mercado no mundo rico.”

Aparentemente uma ideia razoável – o mesmo já é feito ao contrário, para baixar tarifas em caso de necessidade de um membro do bloco -, a proposta brasileira encontra resistências do Paraguai e do Uruguai.

Em entrevista no final da tarde de ontem, os chanceleres Jorge Lara Castro e Luis Almagro tentaram, diplomaticamente, mostrar que ainda precisam analisar o impacto que a medida pode ter em seus países.

Paraguai e Uruguai são beneficiados pela triangulação de mercadorias que entram no Mercosul de outros países. Produtos exportados da União Europeia ou da China, por exemplo, são repassados para Brasil e Argentina como vendas internas do bloco.

A proposta brasileira mira esses produtos, já que as tarifas poderiam ser aplicadas de acordo com a origem inicial da mercadoria, ou seja, do local onde foi produzida. “É uma proposta a analisar. Tem de ter um marco de referência mais claro e pontual”, disse Luís Almagro. “Quando digo isso quero dizer de que produtos estamos falando e que objetivos se perseguiriam com essas medidas”, completou.

Fuente: Estado do Sao Paulo

Negocian con Brasil nuevos cupos para la leche en polvo

junio 30, 2011
Representantes de la industria lechera argentina y brasileña se reunirán a mediados de julio para avanzar en un nuevo acuerdo que permita restablecer la exportación de leche en polvo local al principal socio del Mercosur.
El encuentro será la continuidad de una serie de reuniones que los industriales de ambos países mantienen desde principios de año, y se prevé que esta vez estén presentes el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, y su par brasileño Alessandro Teixeira.
El acuerdo bilateral que en la práctica hacía que los argentinos limitaran sus exportaciones de leche en polvo a 3.300 toneladas mensuales al vecino país estaba vigente desde mayo de 2009 y venció en abril pasado. Durante mayo, no hubo embarques del producto a Brasil, y cuando estalló el conflicto comercial por los autos, reaparecieron las quejas de la industria láctea argentina sobre la mesa, por lo que ambas partes acordaron una prórroga del convenio por 30 días, mientras se negociaba uno nuevo.
Hasta ahora, en las conversaciones entre privados, Argentina busca retomar su participación histórica en el mercado brasileño, superior al 70% de las importaciones de leche en polvo totales, mientras que la contraparte brasileña apuesta a prorrogar el acuerdo.

Cumbre del Mercosur: Brasil reclamó una mayor protección comercial

junio 30, 2011

Los esfuerzos de los presidentes y ministros de los países del Mercosur para armonizar el desarrollo económico del bloque regional no lograron ocultar las tensiones comerciales que existen entre las naciones. En el marco de la 41º cumbre regional, que finalizó ayer en Asunción del Paraguay y de la que no participaron ni la presidenta Cristina Fernández ni su par venezolano Hugo Chávez, el mandatario anfitrión, Fernando Lugo, insistió en los históricos reclamos de su país en relación a las asimetrías, al tiempo que el secretario de Industria de Brasil, Alessandro Teixeira, planteó que aún existen “problemas de fluidez” en el comercio de su país con la Argentina.
El funcionario se refirió así a los problemas que se produjeron a raíz de la aplicación de licencias no automáticas al ingreso de autos a Brasil, así como a las demoras en la liberación de licencias para diversos productos por parte de la Argentina.
El ministro de Desarrollo brasileño, Fernando Pimentel, fue otra de las grandes ausencias de la cumbre, por lo que no dio lugar a ningún encuentro bilateral con la ministra Débora Giorgi. Tampoco se reunieron a solas Teixeira y el secretario de Industria local, Eduardo Bianchi, precisaron fuentes de Industria.
Por lo tanto, si bien el espíritu del gobierno argentino era plantearle a Brasil que abra más su mercado y que contribuya a reducir las asimetrías, la ausencia de Cristina y de Pimentel en Asunción hicieron imposible cualquier encuentro bilateral en el que pudiera discutirse acerca del conflicto bilateral.
En el caso de Paraguay, Lugo hizo un reclamo por la integración energética, justo el día en que la Argentina le cortó el suministro de gas ante los problemas de escasez en el mercado interno. También pidió por la libre circulación de la mercadería, proyecto que llegó a firmarse entre los países miembros. “Es importante que los trabajos sobre el libre tránsito sean profundizados y que en breve tiempo lleguemos a un consenso. Una integración energética, una interconexión común en varios campos es más que un reto”, reclamó Lugo, quien traspasó la presidencia Pro Témpore del Mercosur a Uruguay.
Pero cuando llegó el turno del mandatario uruguayo, José Mujica, las quejas se convirtieron en retos. Además de reclamar la pronta incorporación de Venezuela como miembro pleno del bloque –trabada en el Senado paraguayo–, el ex tupamaro enfatizó: “Brasil no tiene la culpa de ser tan grande ni nosotros de ser tan chicos, así que a llorar al cuartito. Esto se arregla multiplicando los actores”.
De todas formas, no dudó en enviarle un mensaje a Brasil, al afirmar que hay que “luchar para que la burguesía paulista se haga cargo de generar empresas aliadas y no colonizadas en todo América del Sur”.
La mayoría de los mandatarios y ministros presentes en la cumbre plantearon la necesidad de reforzar el comercio intrabloque, que hoy representa apenas el 10% –u$s 44.000 millones en 2010–, y unificar criterios para defenderse ante la invasión de productos asiáticos que ingresan a la región a precios viles. Este fue uno de los mensajes de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien propuso al Mercosur elevar la protección comercial ante súbitos aumentos de importaciones, buscando contener el ingreso de bienes baratos de Europa, Asia y Estados Unidos a una región de rápida expansión.
En reemplazo de Cristina Fernández, el orador fue el canciller Héctor Timerman, quien enfatizó que la Presidenta “está muy interesada en aumentar el comercio intraregional.

Fuente: el cronista comercial

Arranca la cumbre del Mercosur, con reclamos por los controles a la importación

junio 27, 2011
Las restricciones a las importaciones que aplican la Argentina y Brasil para cuidar sus respectivos mercados internos y la balanza comercial serán motivo de fuertes quejas en la 41º Cumbre del Mercosur, que comienza hoy en Asunción y se extenderá hasta el jueves. No sólo se esperan reclamos entre los mayores socios del bloque para flexibilizar los controles y permitir un comercio más fluido, sino que también Uruguay y Paraguay plantearían su malestar ante las barreras impuestas por los otros países del bloque.
Este tema llevará aparejado el de las asimetrías comerciales, respecto del cual el gobierno argentino ratificará su preocupación. Ambas cuestiones serán planteadas en la reunión de ministros de Industria de los países del Mercosur, que se desarrollará por primera vez en el marco de una cumbre regional, pero se espera que también sea mencionado por la presidenta Cristina Fernández durante su discurso del miércoles en el plenario. La jefa de Estado llevará puesto el traje de candidata a la reelección, por lo que la expectativa es que su alocución tenga un fuerte contenido político.
También se espera que Cristina tenga un encuentro bilateral con su colega brasileña, Dilma Rousseff, para quien esta cumbre será la primera desde su asunción, en enero pasado. Este cónclave no fue confirmado, pero tampoco se descartó. La expectativa es que los roces comerciales por las licencias aplicadas por ambos países formen parte de la agenda, aunque desde el Gobierno admitieron que “los acuerdos logrados entre Brasil y la Argentina para agilizar el ingreso de productos a ambos países” están funcionando perfectamente. No se descarta que alguien plantee reclamos o quejas, pero con todos los socios se están aplicando mecanismos de fast track para evitar demoras en la importación.
“Lo importante es que se está trabajando bien, que hay ciertas cuestiones que ya están aceptadas y entendidas dentro del contexto. Lo ideal sería no tener ninguna, pero creemos que es necesario tener un espacio de políticas nacionales hasta tanto en el Mercosur no se resuelvan ciertas cosas”, indicó una fuente de Cancillería.
En cuanto al acuerdo alcanzado con Brasil, el mayor socio del Mercosur ya permitió el ingreso de 40.000 autos provenientes de la Argentina, en tanto el gobierno de Cristina hizo lo propio con baterías, calzado y neumáticos brasileños. En el encuentro de ministros de Industria, previsto para mañana, se buscará “profundizar una agenda productiva entre los socios” de manera de superar las “materias pendientes y distribuir de manera más equitativa los beneficios de la unión aduanera”, dijeron las fuentes.
Desde la Cancillería informaron que no se tratará de una cumbre de la que salgan grandes acuerdos, ya que varios de los temas que llevaron años de discusión fueron firmados en 2010 y ahora resta reglamentarlos. Es el caso, por ejemplo, de la eliminación del doble cobro del arancel externo común, que entrará en vigencia en 2012, al igual que el código aduanero. En cuanto al doble cobro del AEC, está consensuado que no sean los tesoros de los países quienes distribuyan la renta, sino un fondo común.
Una de las iniciativas paraguayas que se firmará es la que plantea la facilitación del tránsito de mercaderías dentro del Mercosur. El proyecto permitirá que cuando los bienes pasen por un país del bloque y tengan como destino final otro país, el de tránsito asimilará la mercadería como importación o exportación propia.
Por otra parte, la Argentina también planteará el acceso a los países del Mercosur a las compras públicas intrabloque.
 
Fuente: el cronista

Brasil liberó más de 25.000 autos, pero la Argentina pide mayor flexibilización

junio 17, 2011

La tregua pactada entre la Argentina y Brasil en materia de control de importaciones le permitió a las automotrices en los últimos días liberar gran parte de los vehículos que habían sido frenados en la Aduana. Las unidades que ingresaron al vecino país desde que ambos gobiernos hicieron las paces superan las 25.000. Sin embargo, persisten algunos inconvenientes que generan incertidumbre entre los empresarios, por lo que en los últimos días intensificaron las negociaciones con el gobierno de Dilma Rousseff para flexibilizar aún más los plazos de aprobación de las licencias no automáticas.
Lo están haciendo a través de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea), cuyas empresas socias son las mismas que integran la Asociación de Fábricas Automotores (Adefa). Fuentes del sector informaron que hubo varias reuniones entre los directivos de la cámara brasileña y los funcionarios de ese país para analizar las licencias caso por caso e insistir en que se reduzca a la mitad el plazo establecido por Brasil para aprobar los permisos.
Luego de las negociaciones para destrabar el conflicto, el gobierno brasileño se comprometió a liberar las licencias en 10 días como máximo. Pero antes de esas reuniones, a muchas empresas se le habían vencido las autorizaciones, por lo que debieron gestionar nuevas y Brasil tomó en cuenta la fecha del segundo pedido. Eso hizo que la espera para algunas terminales fuera de 20 días.
“Se exportan a Brasil 35.000 autos por mes; en cuanto se produce una demora de una semana o 10 días, se genera una acumulación que después tarda en salir”, dijo un directivo de Adefa, al tiempo que agregó que están todos los barcos llenos.
Desde la entidad, sin embargo, admitieron que, aunque con algunas demoras, ahora por lo menos el comercio fluye. Brasil fue liberando diariamente el ingreso de vehículos; ayer le autorizó la importación de 1.300 unidades a Toyota y 7.050 a Ford. De todas maneras, los empresarios están a la espera de que se reduzca el plazo y se muestran preocupados por la evolución de las exportaciones al mayor socio del Mercosur y la marcha de su economía (ver pág. 18).

Preocupados

Lo expresaron los principales directivos de las terminales locales en el marco del 5º Salón Internacional del Automóvil. El presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi, advirtió que los programas productivos de la firma “corren el riesgo de no ser viables, no sustentables, cuando el Mercosur deja de ser una realidad concreta como consecuencia de desinteligencias y caprichos en esquemas de regulación de flujos comerciales”. Rattazzi indicó, además, que “las trabas al comercio no deberían darse ni extenderse en el tiempo porque generan incertidumbre y restan atractivo para aspirar a nuevas inversiones”.
Por su parte, el titular de Volkswagen , Víctor Klima, señaló que no le gustan las licencias no automáticas y que “hay que encontrarle una solución” al conflicto, ya que la integración regional es “vital para el desarrollo de los negocios del sector”. El presidente de Renault, Dominique Maciet, también consideró necesario buscar una salida al conflicto.
En otro aspecto, los empresarios coincidieron en que en 2011 la producción automotriz local rondará las 800.000 unidades, lo que constituirá un nuevo récord histórico para la actividad.

Fuente: el cronista comercial

Una usina de trabajo: las restricciones a la importación

junio 14, 2011

La Argentina tiene 65 medidas que restringen las importaciones provenientes de China, 40 para las tailandesas y 39 para las de Indonesia. Las de Brasil se ven alcanzadas por 31; las alemanas por 28; italianas y españolas por 27 cada una; las de Estados Unidos por 25, y las de Uruguay por 24.
Coleccionando amigos podría llamarse el capítulo albiceleste del Global Trade Alert, índice que coloca a la Argentina al tope del ranking de las naciones más proteccionistas en materia de importaciones.
El fixture computa sólo las medidas escritas. Otras, como las que generaron el último roce comercial con Brasil, no se contabilizan aunque tienen fuertes implicancias legales.
En efecto, el freno a las compras provenientes del exterior se traduce en dos grandes fuentes de actividad abogadil: la renegociación de contratos entre particulares que se ven afectados por las medidas y las demandas contra el Estado para exigir el permiso de su ingreso al país.
Entre las partes
Estamos en una etapa donde el cliente busca una respuesta negociadora, conciliadora; no vemos por ahora un ánimo litigioso contra el Estado, pero sí una consulta permanente para renegociar plazos, cláusulas penales, intereses moratorios o punitorios, enmarca Rodrigo Bustingorry, asociado en el área de Litigios de Zang, Bergel & Viñes.
Las partes, dice, entienden que están ante situaciones de fuerza mayor debidos a hechos del príncipe. Son actos del Estado respecto de los cuales el particular no tiene control y, consecuentemente, podría no ser considerado responsable por el incumplimiento, profundiza Esteban Rópolo, socio de Baker & McKenzie.
No obstante ello, como esta situación de licencias no automáticas (LNAI) y demoras no es nueva, podría decirse que si se asumió una obligación respecto de un bien sobre el cual ya había trabas, la responsabilidad está asumida. En ese escenario, dice el socio de la firma internacional, no siempre queda claro si habrá que responder. Va a depender de cada caso y de la posición de los jueces, agrega.
Por lo pronto, el tiempo que insume la tramitación de una LNAI determina en la práctica la virtual paralización de cualquier importación, lo que puede repercutir en que los importadores incumplan las obligaciones de entrega que hubieran asumido respecto de terceros, enfatiza Ignacio Flores, socio junior del estudio Beccar Varela.
El importador debe ser diligente en dar preaviso inmediato de la ocurrencia del supuesto para posibilitar a todos los integrantes de la cadena de comercialización o producción paliar los efectos de los respectivos incumplimientos, agrega.
También debe comportarse de forma diligente en orden a obtener las licencias que le permitan cumplir con las prestaciones a su cargo, realizando las tramitaciones o acciones legales que sean conducentes para superar el obstáculo.
Si uno está comprometiéndose a prestar servicios o bienes sujetos a licencias, lo mejor es preverlo en el contrato, aclarando que no va a ser responsable por las demoras que se produzcan en Aduana, recomienda Rópolo.
Por lo pronto, Eduardo Mujica, socio de Abeledo Gottheil, denuncia que hay empresas que han tenido que renegociar con sus proveedores del exterior la disminución o la interrupción de las compras, pues no existen garantías de poder ingresarlas al país. Los que tenían pedidos efectuados trataron de sortear las restricciones solicitando medidas cautelares ante la justicia, señala.

FUENTE: El Cronista Regional

Cumbre del Mercosur será el 29 de junio en Luque, Paraguay

junio 13, 2011

La próxima cumbre semestral de jefes de Estado del Mercosur, formado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, se realizará el 29 de junio próximo cerca de Asunción, anunció ayer la Cancillería paraguaya.
La nueva fecha de la cita presidencial, que inicialmente estaba marcada para el 24 de junio, fue acordada en consulta entre los países miembros del bloque.
La cumbre se celebrará en el Centro de Convenciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol, en Luque, localidad vecina a la capital, y la agenda será definida el día 28 en la XL Reunión Ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC), órgano político del acuerdo.
El Grupo Mercado Común (GMC, órgano técnico ejecutivo) se reunirá bajo la presidencia paraguaya el 14 y el 15 de junio para debatir “temas de la agenda económico-comercial, institucional y las negociaciones del bloque en su relacionamiento externo”, informó la Cancillería paraguaya en un comunicado.
La reunión será presidida por el viceministro paraguayo de Relaciones Económicas e Integración, Manuel María Cáceres, con la participación de coordinadores y delegados de los países asociados, además de Venezuela, éste último en proceso de adhesión plena.
El Grupo Mercado Común debatirá sobre “temas considerados prioritarios” durante el presente semestre, como los avances para la eliminación del doble cobro del arancel externo común, libre transito de bienes, asimetrías y otros aspectos vinculados a la consolidación de la unión aduanera, según el texto oficial.

Fuente: cronista

Cumbre bilateral: otra vez prometen que atenuarán las trabas a las importaciones

junio 3, 2011

Muchas promesas. Declaraciones de buena voluntad. Una más de las tantas reuniones políticas entre los gobiernos de Brasil y la Argentina en las que los funcionarios buscan aflojar las tensiones propias de una relación comercial asimétrica y se proponen avanzar en acuerdos que luego quedan a mitad de camino. Así fue el encuentro que mantuvieron ayer en Brasilia los ministros de Industria de ambos países, Débora Giorgi y Fernando Pimentel, que tenía como propósito destrabar las exportaciones de autos a Brasil y el ingreso al país de varios productos provenientes del mayor socio del Mercosur.
En materia automotriz, el compromiso de la administración de Dilma Rousseff fue liberar inmediatamente los cerca de 3.000 vehículos que aún están varados en la Aduana y, hacia adelante, garantizar la firma de los permisos de importación de autos en un plazo máximo de 10 días. Este fue el lapso autorizado por la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) en la reunión que mantuvo el martes con Giorgi, ya que de esa forma pueden sostener el ritmo de producción.
La entidad que preside Aníbal Borderes consideró “auspiciosos los progresos alcanzados en la nueva ronda de negociaciones” bilaterales y auguró que, “se pueda normalizar el comercio bilateral en el sector automotor en plazos que no afecten el normal desempeño de las plantas radicadas en el país”.
Pimentel le planteó a Giorgi que la decisión de aplicar licencias se debió al déficit creciente que está teniendo Brasil en ese rubro y que no buscó afectar a la Argentina. La ministra le contestó que de los u$s 1.900 millones de rojo en la balanza durante el primer cuatrimestre, el país sólo explica el 25%.
En cuanto a los productos frenados en la aduana argentina, el gobierno brasileño pidió que se respete el plazo de 60 días avalado por la OMC. En respuesta a eso, Giorgi le pidió a Pimentel un detalle de lo que no está pudiendo ingresar al país y se comprometió a liberarlo.
Los ministros se reunieron durante una hora luego de un encuentro técnico entre los secretarios de Industria, Eduardo Bianchi y Alessandro Teixeira, en el que se repasaron cada uno de los temas en discusión. Cuando llegó el turno de los ministros, Giorgi le planteó a su par brasileño que si la Argentina no tiene herramientas que solucionen las asimetrías, siempre va a ganar la economía más grande.
También enfatizó que el déficit con Brasil volvió a duplicarse en mayo y que si continúa esta dinámica, el rojo llegará en 2013 a u$s 9.000 millones y a u$s 12.000 millones en Manufacturas de Origen Industrial (MOI).

Acuerdos entre privados

Además del compromiso para liberar autos, en el caso de Brasil, y maquinaria, baterías, neumáticos, calzado y línea blanca, en el de la Argentina, los gobiernos coincidieron en fomentar nuevamente los acuerdos entre privados para establecer esquemas de cupos anuales de exportación. “Los ministros coincidieron en la importancia de promover el diálogo y el entendimiento entre los sectores privados de ambos países como instrumento para facilitar el desarrollo industrial equilibrado”, dice el comunicado conjunto.
El gobierno argentino dejó bien en claro que liberará licencias en aquellos sectores que firmen acuerdos y, en el caso puntual de la maquinaria agrícola, a las empresas que comprometan inversiones en el país. Incluso, Case New Holland anunció un desembolso en el país e inmediatamente Industria comenzó a liberarle las importaciones.
Los países también acordaron un cupo de exportación argentina de leche en polvo a Brasil de 3.300 toneladas mensuales.

Fuente: el cronista comercial

En medio de la pulseada, permiten ingreso de chapas de Brasil en perjuicio de Techint

junio 3, 2011

La pelea entre el Gobierno y el grupo Techint, el mayor holding industrial de la Argentina, acaba de sumar un nuevo capítulo: la Secretaría de Industria, a cargo de Eduardo Bianchi, reconoció el lunes que Brasil, Rusia y Ucrania exportan a la Argentina chapa a precio de dumping (por debajo de los valores en esos países, de manera desleal para su competencia). Pero rechazó el pedido de Siderar, la fabricante local de ese producto de la familia Rocca, para renovar una medida antidumping de finales de los ‘90, que había sido reactualizada en 2006, durante el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner.
Así lo confirmaron a El Cronista fuentes públicas y privadas. Techint reconoció la existencia de la resolución, mientras que desde la cartera de Industria evitaron hacer declaraciones porque “no salió publicada la resolución en el Boletín Oficial”. De acuerdo con allegados a Bianchi, hasta el momento “Industria no se expidió”.
En la práctica, la decisión oficial implica que desde la puesta en vigencia de la norma –se trata de la resolución 204, fechada el 30 de mayo último– los aceros planos laminados en caliente provenientes de esos países, que no plantearon defensas ante el Estado argentino, dejarán de pagar derechos antidumping para ingresar al país.
En caso de no cumplir con los precios “acordados”, hasta ahora Brasil pagaba un impuesto de casi 148%; Ucrania de 138% y Rusia 122,5 por ciento. En adelante no sufrirán ese mecanismo de protección a la industrial local.
La medida no es ingenua y pega de lleno en la actividad de Siderar, la mayor fabricante de chapa del país. Su control está en manos de la familia Rocca, mientras que el Estado participa de 26% a través de la ANSeS.
En la asamblea de accionistas que la empresa llevó a cabo el 15 de abril, el organismo previsional reclamó el ingreso de tres directores –uno de ellos es Axel Kiciloff, número dos de Aerolíneas Argentinas y militante de la agrupación ultrakirchnerista La Cámpora– y la distribución de $ 6.440 millones contabilizados como “resultados no asignados”. Frente a la negativa de Techint al pedido oficial, la reunión terminó con fuertes reclamos cruzados e inauguró una saga de disputas en la Justicia.
Una fuente empresaria, que pidió reserva, deslizó que, de paso, el Gobierno “sacrificó” a Techint en medio de las negociaciones para liberar el comercio con Brasil. “Pretenden solucionar el conflicto comercial cediendo productos siderúrgicos”, explicaron.

Dos meses
El 2 de marzo, Siderar presentó un pedido de apertura de investigación para renovar la resolución original, de noviembre de 1999, por otros cinco años. Pero dos meses más tarde Industria rechazó el pedido por “falta de daño o amenaza de daño”, según explica la resolución de la semana pasada.
Los laminados en caliente se usan para la fabricación de maquinaría agrícola, tubos soldados, la producción de barcazas y, en menor medida, la industria automotriz. De acuerdo con estadísticas internacionales, la capacidad de producción de Brasil, Rusia y Ucrania sumadas es de 46 millones de toneladas anuales, y su capacidad ociosa, de 13 millones de toneladas, un número similar al de sus exportaciones. Así, la producción “liberada” que tiene como potencial destino terceros países representa 30 veces el consumo argentino.
En medio de la pelea con Techint, Industria había cerrado en mayo una investigación por dumping que pidió Siderca –su fabricante de tubos para la industria petrolera– y benefició a empresas chinas.

Fuente: el cronista comercial

Con un déficit de u$s 2.000 millones, hoy la Argentina pide a Brasil destrabar comercio

junio 2, 2011

En la víspera del encuentro que hoy tendrán los ministros de Industria de Argentina y Brasil, Débora Giorgi y Fernando Pimentel, para intentar destrabar el conflicto comercial por las trabas a las importaciones, el gobierno de Dilma Rousseff volvió a darle argumentos a su socio para sostener su férrea defensa de la industria nacional.
Según cifras publicadas ayer por el gobierno brasileño, la balanza comercial bilateral mostró en mayo un fuerte crecimiento del déficit para la Argentina, pese a los controles que aplica el país al ingreso de mercadería del exterior. El resultado fue negativo en u$s 626 millones, cuando el mismo mes de 2010 había sido de u$s 339 millones. Desde la cartera de Industria argentina agregaron que no sólo impactó en ese resultado el crecimiento de las importaciones brasileñas, sino también las menores exportaciones locales al mayor socio del Mercosur. En la comparación mensual, las ventas a Brasil en mayo disminuyeron 13%, a raíz del freno al ingreso de autos.
Con los datos del mes pasado, la balanza comercial de los primeros cinco meses de 2011 alcanzó un déficit para la Argentina de u$s 1.952 millones, un 110% de aumento respecto de igual período del año pasado.
Estos números serán utilizados a su favor por Giorgi y el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, a la hora de entablar la negociación con sus pares brasileños. El gobierno argentino espera que Brasil libere todos los autos que están varados en la frontera y aplique un mecanismo de fast track con las licencias no automáticas para autos, así como la administración Rousseff exigirá la liberación de mercadería que no puede ingresar a la Argentina, como algunas golosinas, maquinaria agrícola, autopartes y neumáticos.
El establecimiento de cupos de exportación sectoriales es una de las alternativas que ambos gobiernos están analizando para poder lograr un mayor acceso al mercado contrario. Brasil aceptaría autolimitarse en la venta de máquinas agrícolas y la Argentina podría hacer lo mismo con otros productos. En las negociaciones de la semana pasada, el país había reclamado por el ingreso de aceite de oliva, vinos, cítricos y lácteos, así como también de agroquímicos, fertilizantes y medicamentos.
La expectativa es que hoy ambos gobiernos lleguen a un principio de acuerdo, ya que en los últimos días dieron vastas señales de querer consensuar. Brasil liberó unos 4.000 autos varados y la Argentina también autorizó el ingreso de baterías, calzado y neumáticos. Ayer no hubo nuevos permisos de ninguno de los dos países, dijeron fuentes oficiales.
Las exportaciones argentinas a Brasil en los primeros cinco meses del año alcanzaron los u$s 6.496 millones –crecieron 21% interanual–, en tanto las importaciones ascendieron a u$s 8.448 millones. Los principales productos exportados fueron autos, trigo y naftas. En cuanto a las compras de Brasil, aumentaron 34% respecto del período enero-mayo de 2010 y estuvieron concentradas en autos, autopartes y mineral de hierro.
Desde la cartera de Giorgi remarcaron que en mayo las exportaciones a Brasil cayeron 13% respecto de abril a raíz del freno a los autos.
Consultado sobre las negociaciones, el director de Negociaciones Internacionales y Comercio Exterior de la FIESP, Fernando Bessa, se mostró expectante con la reunión y sostuvo que “debe haber una flexibilización de ambos países”. “Deberíamos hacer todo lo posible para negociar porque estas cosas no le hacen bien al Mercosur, que ya está muy desgastado”, señaló el directivo.

Fuente: el cronista