Archive for 27 julio 2011

Preocupación de los empresarios por las mayores trabas a las importaciones

julio 27, 2011

La cámara argentina que reúne a los importadores lamentó las trabas que aplicala Aduana para el ingreso de productos al país, lo que mantiene varados más de un centenar de contenedores en el puerto de Buenos Aires.

“Es una situación que venimos arrastrando desde hace bastante tiempo”, pero este año comenzaron a haber “trabas adicionales con productos que supuestamente ya estaban liberados y tenían licencias concedidas para ser importados”, advirtió el presidente dela Cámara de Importadores de la República Argentina, Diego Santisteban, en declaraciones radiales.

Aseguró que en “en un primer momento hubo problemas con el ingreso de alimentos, después con electrodomésticos y ahora con juguetes”, cuando faltan tres semanas para la celebración del Día del Niño.

“Hay 120 contenedores (varados) y llegó a haber mucho más. La Aduana frena el ingreso según un listado confeccionado porla Secretaría de Comercio Interior”, encabezada por Guillermo Moreno, y “no existen razones claras para estas medidas”, sostuvo Santisteban.

En los últimos años Argentina reforzó su sistema de control de las importaciones para más de 1.300 artículos de consumo con el fin de evitar perjuicios en la industria local.

En este marco, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner inició en los últimos meses múltiples investigaciones por supuesto comercio desleal en el ingreso de productos procedentes de países como Brasil y China.

Además, selló en los últimos meses acuerdos con una decena de firmas del sector automotriz a las que autorizó a importar autos a cambio de que compensen esas ventas con compras de productos argentinos, como vinos y cacahuetes para revertir el déficit comercial en esa industria.

“Al importador que puede exportar o que puede reemplazar una importación con compra local le destraban la mercadería. El que tiene más restricciones es el que sólo importa productos”, indicó Santisteban.

El titular de la cámara consideró que el Gobierno restringe las importaciones para compensar “problemas de balanza comercial y fiscales” que afronta el país y por “la necesidad creciente de importación de energía, que lleva muchas divisas fuera del país”.

FUENTE: Infobae

Latinoamérica no saldría indemne

julio 27, 2011
Un recorte en la calificación de deuda de Estados Unidos podría desatar una nueva ola de capitales especulativos sobre el mercado cambiario de América latina y agravar los problemas que generan las monedas fuertes a sus exportaciones.
Muy pocos creen que Washington no cumpla con sus obligaciones financieras, pero no sobran las garantías de que logrará alcanzar un acuerdo de largo plazo para reducir el gasto del gobierno en tan poco tiempo, algo que piden las calificadoras de riesgo para no recortar sus notas.
Una baja en la calificación AAA –el tope de la escala– deterioraría el valor del dólar.
Desde hace unos, esas inversiones especulativas llueven en Latinoamérica por los buenos fundamentos fiscales y las tasas de crecimiento económico mayores a las del mundo desarrollado, lo que genera una constante apreciación de las monedas que amenaza la competitividad de las exportaciones.
La degradación crediticia de Estados Unidos podría ser temporal pero aunque sea durante un breve tiempo, las tasas de los bonos soberanos latinoamericanos, que usan de referencia a los papeles del Tesoro estadounidense, subirían de la mano del consecuente ajuste de los títulos de Estados Unidos. Y por ende, subirían los costos de endeudamiento.
El histórico refugio para todos los inversores del mundo son los papeles del Tesoro estadounidense, garantizados por una poderosa economía que hacía impensable que no pudiera pagar sus deudas.
Muchos inversores institucionales que por regulaciones solo pueden invertir en títulos de alta calidad crediticia tendrían que vender bonos del Tesoro si Estados Unidos sufre un recorte en la calificación.
Pero si hubiera un vuelco importante de inversores institucionales hacia las materias primas, tampoco sería una buena nueva para Latinoamérica.
La región es exportadora predominante de bienes básicos y debe parte de su bonanza económica a los altos precios de estos productos, que le permitieron blindar sus finanzas e implementar sólidas políticas fiscales. Sin embargo, es un cuchillo de doble filo: los precios de las materias primas están avivando la inflación en grandes economías regionales como Brasil o Argentina.
 
Fuente: el cronista

La inversión extranjera en los emergentes es récord, con excepción de la Argentina

julio 27, 2011

Las Naciones Unidas destacaron la recuperación de los desembolsos en todo el mundo. Argentina está en el sexto lugar de la región, superado por Perú y Colombia

La Inversión Extranjera Directa (IED) alcanzó en la Argentina los u$s 6.337 millones en 2010 y creció 57% respecto del crítico 2009, pero se mantiene 35% por debajo de los niveles récord de 2008, según un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). Eso, en un contexto de fuerte recuperación de los desembolsos en los países en desarrollo, que el año pasado recibieron por primera vez más de la mitad de toda la inversión global.
La IED alcanzó en el mundo los 1,24 billones de dólares, lejos de los u$s 1,74 billones de 2008 pero un 5% por encima de los niveles del año anterior. Los países en vías de desarrollo concentraron más de la mitad de los desembolsos. En América Latina, la inversión creció 13%, hasta los u$s 159.000 millones.
Las inversiones en el continente fueron impulsadas por desembolsos de empresas de origen asiático en los sectores de petróleo y gas.
En América del Sur, las inversiones crecieron 56% interanual, hasta los u$s 86.000 millones. Brasil recibió el 56% de esa suma, o u$s 48.438 millones.
Según el informe de la Unctad, la Argentina fue superada por Brasil, México (u$s 19.000 millones), Chile (u$s 15.000 millones), Perú (u$s 7.000 millones) y Colombia (u$s 7.000 millones). Los datos son coincidentes con los que divulgó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en mayo pasado.
La Argentina ocupó el 91 puesto del ranking global. Mejoró trece posiciones respecto de 2009, pero quedó dos escalones por debajo que en 2008. Chile, que recibió más del doble de desembolsos, se posicionó como el decimonoveno destino de la IED.
A su vez, las corrientes de IED procedentes de América Latina crecieron 67% interanual, hasta los u$s 76.000 millones, destacó la Unctad. “Este aumento se debió a las fuertes subas registradas en Brasil y México, los dos países de la región que más invierten en el extranjero”, agregó el reporte. Empresas brasileñas invirtieron u$s 12.000 millones en el exterior. Las mexicanas, u$s 14.000 millones y las chilenas, u$s 9.000 millones. Los fondos argentinos invertidos en el extranjero totalizaron u$s 964 millones.

Recuperación

La Unctad prevé que las corrientes de IED continúen recuperándose este año y estima que se ubicarán entre los u$s 1,4 y 1,6 billones.
Para el organismo de Naciones Unidas, los desembolsos aumentarán hasta los u$s 1,7 billones el año entrante y alcanzarán el récord de 2007 recién en 2013: u$s 1,9 billones.

Fuente: el cronista

La guerra Vulcabras vs. Nike/Adidas/Puma deja en ridículo a Pimentel

julio 27, 2011
por RAQUEL LANDIM
 
S. PAULO (Sala ao Lado/O Estado de S. Paulo). La mayor fabricante de calzados de Brasil, Vulcabrás falsificó los documentos necesarios para la entrada de zapatos vietnamitas en el país
 
Utilizando el CNPJ (Cadastro Nacional da Pessoa Jurídica, un número único que identifica a una persona jurídica en la Receita Federal, la Afip brasileña) y la contraseña de la empresa, ejecutivos entraron en Soscomex (Sistema Integrado de Comercio Exterior) y solicitaron 7 licencias de importación para 25.500 pares de zapatos, pero no llegaron a traer el producto.
 
La historia fue revelada por Folha de S. Paulo.
 
La empresa brasileña utilizó un expediente irónico: el supuesto exportador vietnamita se llama Pim En Tel Shoes Industries y la ciudad de origen del producto No Track. El nombre del exportador es una referencia directa al ministro de Desarrollo, Fernando Pimentel, y traducido del inglés. El nombre del municipio vietnamita es “Sin Rastro”.
 
El presidente de Vulcabras, Milton Cardoso, dijo a este blog que el objetivo era demostrar que el gobierno no está exigiendo el certificado de origen como determina la legislación brasileña. El calzado oriundo de China se encuentra sujeto a medidas antidumping y, por eso, todo calzado que llega al país solo debería ingresar después de verificar su certificado de origen. Él afirma también que le avisó, personalmente y en 3 oportunidades, al ministro Pimentel que eso estaba sucediendo.
 
El expediente de Vulcabras causó molestias al Ministerio de Desarrollo, que presentó una “queixa-crime” (denuncia penal) en el Ministerio de Justicia en contra de la empresa,  solicitando a la Policía Federal que investigue el asunto.
 
Una fuente del ministerio dice que, a pesar que la operación de importación no se haya concretado, el empresario cometió falsedad ideológica al entrar en el sistema público para falsificar documentos, lo que “ya es lo suficientemente grave”. 
 
Para esa fuente el objetivo de Vulcabras fue “exponer al ministerio” (dejarlo en ridículo).
 
El trasfondo de esa historia es una guerra comercial entre Vulcabras y las grandes multinacionales de zapatillas como Nike, Adidas y Puma. Esa pelea viene desde, por lo menos, inicios de 2009.
 
Con el riesgo de perder la licencia de la marca Reebok, Vulcabras realizó importantes inversiones en producción y en su propia marca, Olympus
 
Al mismo tiempo, las multinacionales volcaron su atención en Brasil, uno de los pocos mercados que crece en medio de la crisis global y que será sede de la Copa 2014 y las Olimpíadas 2016, 2 eventos deportivos muy importantes.
 
En septiembre de 2009, el gobierno aplicó una tarifa antidumping provisoria contra el calzado chino, a pedido de la Asociación Brasileña de la Industria del Calzado (Abicalçados). 
 
Cardoso es presidente de Vulcabras y de Abicalçados. La medida que vale para todos los calzados, incluyó directamente a los importadores de zapatillas ya que Brasil importa poco calzado de cuero de China. En marzo de 2010, la tarifa antidumping se volvió definitiva.
 
Sirvió de poco. Las multinacionales poseen fábricas no solo en China, también en países de Asia. En el 1er. semestre de 2011, las importaciones de calzados provenientes de China cayeron 5%, pero los embarques provenientes de Vietnam crecieron 60% y de Indonesia, 112%
 
La cámara Abicalçados alega que no es solo un desvío de producción sino también es fraude, con los importadores embarcando productos chinos como si vinieran de Vietnam.
 
Por presión de Abicalçados y de otras entidades sectoriales, el gobierno aprobó una legislación que no existía en Brasil para penalizar la “triangulación” de productos con el objetivo de engañar a las tarifas antidumping. Y bajo el liderazgo de Vulcabras, los fabricantes de calzados presentaron, a principio de 2010, un pedido para aplicar intereses contra la triangulación. El proceso, sin embargo, se estancó. Y eso provocó el enojo de Vulcabrás.
 
Los importadores también se organizaron en ese período y crearon el Move (Movimiento para la Libre Elección), que ha conversado bastante con el Ministerio de Desarrollo. 
 
Gumersindo Neto, presidente de Move, elogia el trabajo del gobierno y dice que la investigación está siendo rigurosamente técnica. “No entiendo el porqué de ese tipo de acción (falsificar los permisos) y a donde quiere llevar el país. Denota más un despropósito que una actitud constructiva”, dijo.
 
Una fuente del Ministerio de Desarrollo informa que el pedido de investigación contra la triangulación está en análisis. Según esa fuente, había inconsistencias técnicas en el proceso, que precisaban ser corregidas, y faltaban los datos de la Receita Federal, que fueron entregados hace poco. Es evidente que la guerra de las zapatillas está lejos de terminar.
 
Fuente: Estado do Sao Paulo

La Argentina y Brasil retoman la idea de subir aranceles a importaciones chinas

julio 26, 2011

La presidenta Cristina Fernández viajará a Brasil este fin de semana para inaugurar la nueva sede de la embajada argentina en ese país y también tiene previsto mantener un encuentro con su par Dilma Roussef, con quien avanzarán en la idea de tomar medidas intra Mercosur para combatir la invasión de importaciones chinas.
La jefa de Estado brasileña esbozó esta idea durante su discurso en la última Cumbre del Mercosur realizada en Asunción, Paraguay, y también los funcionarios de su gobierno hicieron el planteo en ese contexto. La Argentina coincide en la necesidad de frenar el ingreso de bienes asiáticos, ya que dejan fuera de competencia a los productores locales. En el caso del mayor socio del Mercosur, los industriales se ven más afectados por China debido a la super apreciación del real.
En el encuentro que mantendrán las mandatarias, Cristina aprovechará para manifestarle su aprobación a la iniciativa y recordarle que la Argentina había sugerido lo mismo en 2009, cuando la crisis financiera y los stocks de productos que había en el mundo amenazaban con ingresar a los países de la región a precios muy bajos.
Por la propuesta que los brasileños presentaron en la comisión de comercio del Mercosur en mayo último, se autorizaba a los Estados miembros a elevar de forma transitoria los aranceles a las importaciones de extrazona hasta un límite de 100 posiciones de la nomenclatura arancelaria. La idea argentina era muy similar, según fuentes oficiales.
De todas formas, también deberá ser aprobada por Paraguay –que deslizó su acuerdo con la propuesta brasileña– y Uruguay, por lo que se espera que el tema sea debatido en la próxima cumbre del Mercosur, que se realizará en Montevideo en agosto. De consensuarse una suba del Arancel Externo Común a una cantidad determinada de productos, regirá para todos los destinos.
Además de evitar perjuicios en la industria nacional de cada uno de los países, otro objetivo del bloque es incrementar el flujo comercial intrazona, que sólo representa el 10% de los u$s 446.000 millones que comercializa el Mercosur con el resto del mundo.
Este fue uno de los principales planteos de la Argentina, que llevó la ministra de Industria, Débora Giorgi, en la última cumbre de Asunción y el resto de los funcionarios manifestó su conformidad con la propuesta.
Los productos que podrían verse alcanzados con el aumento del AEC serían los considerados “sensibles”, como los textiles, calzado y juguetes, los sectores en los que China invade al mundo con precios que dejan fuera del mercado a los fabricantes locales.
Hasta ahora, los países han apelado a las medidas antidumping, que son fijadas luego de una investigación y de forma individual. Pero la intención es adoptar una medida conjunta.

Fuente: el cronista

“La Argentina es la que más se perjudica con las trabas a Brasil” Paulo Skaff

julio 18, 2011

A 44 días de la reunión de la ministra Debora Giorgi con su par basileño, Fernando Pimentel, el empresariado paulista, aglutinado en la Fiesp, se suma a las quejas del argentino y sostiene que los avances en el otorgamiento de las licencias y certificados sanitarios se dan “con cuentagotas”. PERFIL entrevistó a Paulo Skaf, presidente de la Fiesp.

—Desde la cumbre, ¿hubo mejoras en la relación comercial?
—Sí, pero muy puntuales. Seguimos la liberación de los productos en ambos lados y la situación aún se encuentra bastante mal. Lo más grave es que la discusión es con cuentagotas, algo inaceptable desde el punto de vista de las reglas del comercio y de la importancia de la relación bilateral.

—¿Qué sectores son los más afectados?
—Desde textiles y calzado hasta muebles y maquinaria. La principal queja es el retraso en el otorgamiento de licencias no automáticas. Las reglas internacionales fijan un máximo de 60 días y el Gobierno argentino llega a demorar más de 200. Pero hay otras dificultades, como la no concesión de los certificados sanitarios para la circulación de alimentos. Entre otros productos, hay muchos huevos de Pascua en los depósitos de los importadores argentinos, esperando la autorización para ser comercializados, si no se vencen antes.

—¿Pidieron una audiencia con Pimentel?
—Estamos alineados con la posición del Ministerio de Desarrollo (brasileño) y mantenemos contactos frecuentes para resolver el problema. Pero la negociación entre los gobiernos evoluciona con cuentagotas, lo cual es inaceptable.

—¿Quién se beneficia de que el comercio entre Argentina y Brasil experimente trabas?
—Varios países se benefician, incluyendo China, pero el principal perjudicado es la Argentina. La inseguridad y la falta de previsibilidad son  factores fundamentales para el empresariado, que deja de invertir y crear puestos de trabajo. ¿Cómo es vista esta situación por un potencial inversor extranjero, con interés en instalarse en la Argentina?

—¿Cree que hay voluntad política del Gobierno argentino para destrabar el comercio?
—El Gobierno argentino aumentó la imposición de barreras. Eso, sin dudas, no contribuye a la mejora del comercio.

—La economía brasileña está creciendo menos y el real está apreciado. ¿Por eso Brasil protege más su industria?
—El real apreciado es un gran desafío para la industria brasileña, pero Brasil todavía tiene un buen potencial de crecimiento. Por lo tanto, todos los países miran al mercado brasileño como una oportunidad. No creo que estemos protegiendo más la industria, por lo que vamos a llegar a un déficit récord de productos manufacturados de casi US$ 100 mil millones este año. Brasil tiene un historial de gobiernos serios en el cumplimiento de sus obligaciones internacionales. Nos preocupa el comercio desleal e ilegal, para lo cual la solución no es más protección sino el cumplimiento de las normas existentes.

Fuente: FIESP

Grandes marcas de ropa deberán usar pymes para sustituir importaciones

julio 18, 2011

En el marco de su estrategia para mejorar el superávit comercial, el Gobierno comenzará los contactos con las grandes marcas importadoras de ropa para que definan planes de inversión o un fuerte proceso de sustitución de sus compras, debido a que en el 2010, las importaciones alcanzaron los 320 millones de dólares.

Fuentes oficiales indicaron que habrá conversaciones con firmas como 47 Street, Mimo, Cheeky, Mistral, La Martina, Lacoste y Cacharel, entre otras. “Llegó la hora de que apuesten a inversiones locales, no importa la índole, o financien la producción nacional de ropa, porque si no, les será difícil importar.

El sector textil es es importante en la balanza comercial”, señalaron. De acuerdo con los números que maneja el Gobierno, la cadena textil importó en 2010 por u$s1.560 millones (subió 26% respecto de 2009) y la indumentaria tuvo importaciones por u$s316 millones, lo que significó una elevación de 19% frente a 2009.

En los despachos oficiales dijeron que “se va a convocar empresa por empresa para que elaboren planes de sustitución ya que hay suficientes pymes para ser proveedores de las grandes marcas o de la cadena textil en general”.

Asimismo, junto con los contactos con el segmento de la confección, el Gobierno está interesado en que se eleven los niveles de hilados y tejidos nacionales. Así es que el conjunto de las grandes marcas también se llevará la orden de comenzar a detectar proveedores argentinos.

Para los industriales, la fórmula es sencilla y pasa por la voluntad inmediata de los grandes retailers de contribuir a mejorar la balanza comercial. “Que compren la tela y confeccionen en la Argentina”, dicen desde el sector. Un ejemplo de la política que diagramó el Gobierno fue la decisión de que haya una prórroga hasta fines de 2015 de la norma que restringe el ingreso desde el exterior de indumentaria usada para consumo (la única excepción son las donaciones).

La prohibición para la importación de ropa usada está vigente desde la década del ’90 y es considerada una herramienta clave para el desarrollo de la industria local. “En todo el mundo se están impulsando medidas para alentar el empleo.

La prohibición hacia la ropa usada obedece también a normas fitosanitarias para restringir la circulación de mercadería que estuvo en contacto con el cuerpo”, señalan entre los fabricantes de ropa locales.

Como viene informando BAE, el segmento textil, junto con los alimentos importados, los vehículos de alta gama, la integración de autopartes nacionales, inversiones de laboratorios y los electrodomésticos son los frentes en los cuales el Gobierno concentró el plan para sostener el superávit comercial.

Si se completa este panorama, estará muy cercana la meta-piso de superávit comercial de u$s12.000 millones, que evalúa el Poder Ejecutivo y es admitida por las fuentes oficiales.

Las mismas insisten en que desde el 3 de enero no hubo ninguna barrera comercial fuera de la Organización Mundial del Comercio (OMC), sino que la política del Gobierno es potenciar la producción, el consumo y las exportaciones, en detrimento de las importaciones competitivas para el mercado local y no de aquéllas complementarias (necesarias para la industria).

FUENTE: BAE

Confirmado: importadores de bienes finales estarán obligados a exportar

julio 14, 2011

NATALIA DONATO Buenos Aires

El Gobierno confirmó ayer que desde esta semana extendió su política tendiente a equilibrar la balanza comercial a todos los importadores de bienes terminados, a quienes comenzaron a pedirle –desde los últimos días– que exporten en la misma medida en la que compran mercadería al exterior. La norma verbal sólo abarca a los productos que requieren de licencia no automática para poder ingresar al país.
Tal como adelantó en exclusivo El Cronista en su edición de ayer, la gestión de Cristina Fernández avanzó con su política de cerrar más la economía en defensa de la producción nacional, a poco más de tres meses de las elecciones presidenciales. La decisión de exigirle a los empresarios que tienen que exportar por los mismos dólares que importan –plan 1 a 1– comenzó a ser aplicada meses atrás con los autos de lujos, primero, y luego con la maquinaria agrícola y los compradores de motos. También se les pedía este requisito a los importadores de calzado y juguetes, otros dos sectores sensibles.
A partir de ahora, también deberán presentar planes de exportación los importadores de confecciones, muebles, vajillas, cubiertos y electrónicos, precisaron fuentes oficiales. “El Gobierno abrirá con estos nuevos rubros una instancia de negociación para que puedan equilibrar su balanza”, agregaron las fuentes.
Los acuerdos se realizarán empresa por empresa. Cada una deberá presentar su plan de importación y exportación y el balance debe ser en lo posible superavitario o, al menos, mejorar la balanza.
En aquellos casos en los que se trate de importadores netos que no tengan posibilidad de vender nada al exterior, desde el Ministerio de Industria, que preside Débora Giorgi, se fomentará la realización de acuerdos con otras empresas que sí exportan para poder incursionar en ese negocio. Los funcionarios recurren a los ejemplos de las terminales automotrices que no producen en el país pero que encontraron la forma de exportar otro producto.
Ocurrió con Porsche, que para compensar sus importaciones presentó un plan para vender vinos y productos olivícolas. En este caso, el dueño de la firma –Hugo Pulenta– también tiene inversiones en el país en esos rubros.
Desde la Cámara de Importadores (CIRA), su presidente, Diego Pérez Santistéban, se mostró molesto con la decisión oficial y aseguró que “generará muchas demoras”. “Es preocupante porque en muchas actividades tenían planes en marcha, mercadería en viaje y que no van a poder reaccionar con exportaciones a la velocidad de los compromisos que tienen asumidos”, señaló el directivo.
Pérez Santistéban agregó que tiene conocimiento de muchas empresas que tienen programadas reuniones con el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, en línea con el encuentro que mantuvo el funcionario anteayer con los importadores de motos. “Lo interesante es analizar por qué está ocurriendo esto y creo que evidentemente el principal factor es la necesidad de importar cada vez más energía”, aseguró el representante de los importadores, quien a su vez recordó que mientras que en 2006, el superávit comercial externo energético fue de u$s 5.000 millones, para este año se proyectan u$s 3.000 millones de déficit.
Consultado respecto de la medida, el economista y ex subsecretario de Industria, José Luis Díaz Pérez, consideró que “sustituir importaciones con producción local, con escala, calidad y precios competitivos en relación a productos similares provenientes de Europa o América es un objetivo importante que no debería ser cuestionable, pero para lograrlo de manera eficiente y sustentable las empresas necesitan un plazo prudencial para definir un plan de inversiones, buscar alternativas tecnológicas y conseguir financiamiento”, sugirió.

Fuente: el cronista

La integración productiva sigue siendo un eje prioritario para Brasil

julio 14, 2011

El proceso de integración productiva que encaró el GIP brasileño, sigue teniendo el mismo impulso generado durante su gestión como secretario de D, I y CEx durante el gobierno de Lula da Silva, afirma Welber Barral. “La cuestión del Mercosur es estratégica y prioritaria para el gobierno de Brasil, con lo que todos los proyectos van a seguir desarrollándose”, explicó.

Sin embargo, reconoció que el cambio de gobierno y por tanto de funcionarios y un recorte presupuestario, le dieron un ritmo más lento al funcionamiento del área de integración productiva nacional (IP). Lo hizo en el marco de una conferencia desarrollada en la Fundación Standard Bank.

“Brasil sigue manteniendo como eje prioritario al proyecto de integración productiva”, confirmó Barral. En su concepción, “la integración productiva tiene dos facetas visibles, una es la posibilidad de aprovechar la producción regional y generar una mayor escala de producción, y la otra es carácter político, creando integración económica”.

Se refirió a los trabajos más interesantes de IP, generados en las fronteras, para las cuales se cuenta con un grupo de trabajo especial de integración fronteriza. “Hubo experiencias muy interesantes en las que se avanzó, como con el sector muebles de ambos países, con temas que tienen que ver con standarización, normas técnicas, licencias, certificados. La experiencia, desarrollada en el sur de Brasil en el sector maderero, permitió generar exportaciones conjuntas con Argentina, desde el Proyecto de las Misiones.

Otro caso interesante mencionado por Barral fue el del sector automotriz y de autopartes, que ha desarrollado mecanismos de especialización productiva en cada uno de los países, con intercambio por ambas partes, con muy buenos resultados.

Durante su gestión como secretario de Comercio Exterior de Brasil, las reuniones bilaterales producidas entre funcionarios argentinos y brasileños compartían la “preocupación” por la creciente importación de piezas para automóviles desde otros mercados, sobre todo desde el asiático, cuyos menores precios podían poner en problemas a las industrias de ambos países.

Al ser preguntado por la forma en que estas empresas pymes integradas se internacionalizan, y cómo juegan en este sentido las empresas transnacionales, Welber Barral manifestó que cada sector requiere de una estrategia diferente. “En el sector mueble, que es un sector pyme, se debe internacionalizar antes que nada a las empresas. En el caso automotor, la gran empresa cuenta con estrategias globales, con lo que los países deben trabajar exhibiendo las ventajas de las empresas pymes para su inserción en este circuito”, señaló.

Fueron destacados también en su charla, los proyectos de integración en el sector aeronáutico y de petróleo & gas. El caso de Embraer, con el que trabajan muchas pymes, “está muy relacionado con certificaciones internacionales para el sector”.

“El sector de petróleo y gas es otro proyecto estratégico. El tema central es la acreditación de empresas que pueden trabajar con Petrobras”, sostuvo en referencia al proyecto que está pensado para aprovechar la oportunidad del descubrimiento de la cuenca petrolera Presal frente a las costas del Brasil, para la vertebración y desarrollo de la cadena regional de proveedores de bienes y servicios para Petrobras Brasil.

“Para cada sector se requiere una estrategia especial, porque las demandas son distintas, y tienen que venir del sector productivo. El grupo de integración productiva es quien debe resolverlas”, concluyó.

Acerca de GIP y el ingreso de las Pymes al modelo económico del Mercosur

En el año 2008, el Grupo de Integración Productiva (GIP) del MERCOSUR es creado por Decisión CMC Nº12/08, como un órgano dependiente del Grupo Mercado Común (GMC). Su principal función es la de coordinar y ejecutar el Programa de Integración Productiva del MERCOSUR (PIP), así como todas las propuestas y acciones relacionadas con dicha temática. El GIP está integrado por representantes designados por los gobiernos de los Estados Partes y tiene como último objetivo que el aparato productivo del bloque, constituido en un 98% por pymes, despliegue su pontencial asociándose, complementándose e innovando, generando empleo y distribución equitativa de riqueza; atendiendo al propio mercado regional y exportando a terceros.

Este proyecto nace después de haber pasado con la constitución del Mercosur en los años 90, conformado como un aliciente para la dinamización del mercado, pero sin haber generado las bases de un crecimiento sustentado en bases productivas regionales. A partir del Consenso de Buenos Aires de 2003, celebrado entre Brasil y Argentina, comienza una etapa de atención al desarrollo social y prouctivo del Mercosur. En la primera Cumbre Social del bloque, en julio de 2006, en la ciudad argentina de Córdoba, se produce el “Encuentro por un Mercosur Productivo y Social”, con rerpesentantes de organizaciones sociales, sindicales y productivas,  

Dos años después, en la Cumbre de Tucumán, se aprueba el Primer Programa de Integración Productiva (PIP) y se da nacimiento al GIP para su implementación. El PIP, junto al Fondo de Garantías del Mercosury el Programa Marco de Ciencia y Tecnología para la Innovación Productiva, constituyen herramientas estratégicas para llevar adelante los desafíos del desarrollo social y productivo. Con ese objeto, en el GIP participan ministerios y organismos de cada país que expresan las relaciones exteriores, la industria, la economía, la ciencia y la tecnología, las finanzas, la agricultura, el desarrollo social, las zonas fronterizas, así como el sector privado a través de cámaras sectoriales.

[Graciela Baquero]

Hay unos 40.000 autos varados en la frontera y se reaviva disputa con Brasil

julio 14, 2011

Unos 40.000 vehículos se encuentran varados en la aduana de Brasil a la espera de las autorizaciones para ingresar a ese país, mientras que los empresarios del sector advierten que el conflicto comercial “nunca se enfrió”.

No hubo ningún cambio en la relación comercial entre los dos países”, señalaron fuentes de la Asociación de Fábricas Automotores (ADEFA) consultadas por el diario Clarín.

Lo concreto es que miles de automóviles que fueron fabricados en la Argentina y que deberían ser entregados en Brasil se encuentran demorados en la frontera con el país vecino.

Los exportadores brasileños expresan que “la situación sigue difícil”, porque en las oficinas de la Secretaría argentina de Industria los permisos tardan “más de dos meses en salir”.

De acuerdo al citado matutino, para los textiles, el panorama es “crítico”. Y otro tanto ocurre con los fabricantes de zapatos.

El director ejecutivo de la Asociación Brasileña de la Industria del Calzado, Heitor Klein, remarcó que “no se ha cumplido ninguno de los compromisos asumidos por los ministros de Industria de Argentina y Brasil,  Débora Giorgi y Fernando Pimentel.

“Para nosotros no hubo tal acuerdo. Las mercaderías continúan sin poder entrar en el mercado argentino y tenemos productos que aguardan desde marzo la liberación”.

Fuente: iprofesional