El Congreso acelera la creación del Banco del Sur frente a la crisis financiera mundial

NOELIA BARRAL GRIGERA

Con un lento retorno a la actividad tras las elecciones primarias del domingo, y en medio de la crisis financiera internacional que tiene en vilo a Estados Unidos y Europa, el Congreso avanzó ayer con la aprobación del Convenio Constitutivo del Banco del Sur. Aun con algunas críticas opositoras, Diputados le dio dictamen al proyecto en la comisión de Relaciones Exteriores y se espera que en los próximos días hagan lo propio las comisiones de Finanzas y de Presupuesto, avanzando con una entidad pensada para dar asistencia crediticia a los países de la Unasur en caso de turbulencias como las que atraviesa actualmente la economía global.
Por el kirchnerismo, el vicepresidente de la comisión, Ruperto Godoy, pidió de hecho pensar la constitución del Banco “en el marco de la crisis actual” de los países europeos y reclamó “fortalecer el proceso de integración regional y ser menos vulnerables a los efectos de la crisis internacional”. La intención del oficialismo es tener el Convenio Constitutivo que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y sus pares firmaron en 2009 ratificado por ambas Cámaras para la próxima reunión de Unasur. El Senado ya le dio sanción a comienzos de junio, por lo que ahora todo depende de Diputados.
Durante el debate en comisión, algunos legisladores opositores expresaron sus reparos. Quien más criticó la iniciativa fue el duhaldista Eduardo Amadeo, al considerar que “detrás” del Banco del Sur está el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. “No estoy de acuerdo con acercar a la Argentina a la esfera de influencia del presidente Chávez”, advirtió. Mientras que el macrista Federico Pinedo pidió “más información” sobre la institución, porque a simple vista le pareció “una burocracia muy cara”; y para Patricia Bullrich, de la Coalición Cívica, quedaron dudas sobre si el Banco tendrá “sentido político”. En defensa de la postura oficial salió el banquero y diputado por el sabbatellismo, Carlos Heller, quien advirtió que el país “no debe demorar más” la ratificación del Convenio.
Para avanzar en los pasos institucionales que faltan, los asesores de la comisión de Finanzas se reunirán hoy. De ese encuentro saldrá una fecha de convocatoria al cuerpo que preside el cívico Alfonso Prat-Gay, que podría ser la semana próxima. También resta el aval de la comisión de Presupuesto, en manos del oficialista Gustavo Marconato.
De todas formas, en el Congreso advierten que la puesta en funcionamiento del Banco no depende de los diputados, sino de los Poderes Ejecutivos de la Unasur. Principalmente, del de Brasil. Ese país, junto con la Argentina y Venezuela, es el que más capital debe aportar para fondear a la entidad. Según el Convenio Constitutivo, esas tres naciones deben aportar dos mil millones de dólares cada una; mientras que Chile, Colombia y Perú colaborarían con 970 millones; Ecuador y Uruguay con 400; Bolivia y Paraguay con cien; y Guyana y Surinam con 45.
El Banco del Sur entrará en vigencia cinco días después de que los depósitos sean efectivizados, con el objetivo de dar asistencia crediticia a los países de la Unasur. La entidad, que será presidida por un consejo de ministros de Economía, tendrá su sede central en Caracas, con una subsede en Buenos Aires y otra en La Paz.

Fuente: el cronista

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: