Guerra de farmacias en Mendoza

Por Alfredo Sainz  | LA NACION

 Una de las farmacias que opera Farmacity en Mendoza, donde ya tiene 23 locales pero no puede utilizar su marca. Foto: Los Andes

Mendoza se convirtió en el nuevo escenario de batalla en la guerra de las farmacias. A pedido del Colegio Farmacéutico de la provincia, el Ministerio de Salud local busca anular el ingreso de Farmacity, que puso un pie en territorio cuyano hace dos años y medio con la compra de 23 locales que pertenecían a las cadenas Mitre y Del Aguila.

Concretamente, el ministro mendocino de Salud, Carlos Behler, firmó una resolución que anula el traspaso de seis farmacias que pertenecían a Del Aguila y que fueron adquiridas por el empresario Mario Sznajderman, dueño de Mitre, otra cadena de farmacias mendocina.

La operación es clave para el ingreso de Farmacity en la provincia, ya que unos meses después de producirse esta transferencia, Sznajderman llegó a un acuerdo con Farmacity para venderle su red de farmacias, que controla aproximadamente un 15% del negocio de la venta de medicamentos en la provincia.

En el texto de la resolución provincial se anulan “las transferencias y cambios de titularidad”, así como “todo trámite futuro o en curso que sea contrario a lo regulado por la legislación vigente”, según informó ayer el diario mendocino Los Andes.

“La ley provincial sancionada en 2004 es clara y establece que la figura jurídica de la propiedad no debe ser una sociedad anónima, sino una persona física, en la que el Estado delega el manejo de los medicamentos”, afirmó Ricardo Aizcorbe, presidente del Colegio Farmacéutico de Mendoza (Cofam), en declaraciones a La Nacion.

Recurso ante el gobernador

Después de que se conociera la resolución, la respuesta de Farmacity no se hizo esperar. La empresa controlada por el grupo Pegasus adelantó que presentará un recurso administrativo ante el gobernador Celso Jaque, con el argumento de que una resolución no puede dejar sin efecto la autorización que ya obtuvo Farmacity para adquirir las 23 farmacias que pertenecían a las cadenas Mitre y Del Aguila.

“Vamos a presentar un recurso ante el gobernador para alcanzar una solución y estamos convencidos de que finalmente va a primar la racionalidad. Cuando compramos las 23 farmacias, la operación de unificación entre Mitre y Del Aguila ya había sido aprobada y ahora quieren legislar en forma retroactiva”, explicaron en Farmacity.

Mendoza no es el único territorio en el cual Farmacity enfrenta la oposición de los colegios de farmacéuticos. Con algunas variables, la situación se repite en otras provincias como Santa Fe, Tucumán y gran parte de la Patagonia. La regulación del negocio cambia de acuerdo con el distrito, y según la provincia hay límites para la apertura por cantidad de habitantes o por radio geográfico, y otras que impiden que un mismo dueño tenga más de cierto número de locales.

La situación es particularmente sensible en la provincia de Buenos Aires, donde aún rigen regulaciones para la instalación de farmacias, como la imposibilidad de abrir un local a menos de 300 metros de otro que ya esté en funcionamiento. Sin embargo, en el sector reconocen que algunas cadenas encontraron la vuelta para eludir las regulaciones.

“En teoría en la provincia de Buenos Aires no pueden funcionar farmacias que sean sociedades anónimas, lo que implica un freno al desarrollo de las cadenas. Pero en los hechos, hay cadenas solapadas bajo otras formas jurídicas”, explica Cristina Kroll, directora del sitio especializado Pharmabiz.net.

Poder de negociación

Las regulaciones no sólo afectan a Farmacity, sino también a otras cadenas como la mexicana Dr. Ahorro -que hoy cuenta con un poco más de 50 farmacias en la Capital Federal, pero no puede cruzar la General Paz- o la correntina Farmar, que es líder en las provincias mesopotámicas, pero tampoco pudo sortear las barreras para instalarse en la provincia de Buenos Aires.

En el sector explican que detrás de estas barreras a la expansión de las cadenas de farmacias no se encuentra únicamente la presión que ejercen los colegios farmacéuticos, sino también la acción de algunos laboratorios.

“Está claro que los principales preocupados por el crecimiento de Farmacity o Dr. Ahorro son los laboratorios, que no quieren sentarse a negociar precios con grandes cadenas de farmacias y prefieren un negocio más atomizado”, explicó un referente de la industria.

CLAVES

  • Farmacity en la mira La cadena controlada por el grupo Pegasus puso un pie en Mendoza en marzo de 2009, con la compra de 23 farmacias que pertenecían a las cadenas Mitre y Del Aguila, y que habían sido unificadas en una sola red por el empresario local Mario Sznajderman.
  • Medida retroactiva Una resolución del gobierno provincial busca frenar el ingreso de Farmacity, al declarar que la compra por parte de Sznajderman de seis farmacias que pertenecían a la cadena Del Aguila no había sido aprobada.
  • Sin marca Farmacity es dueña de las 23 farmacias desde hace dos años y medio, pero por una regulación provincial no puede operar con su marca.
  • Regulaciones Mendoza no es la única provincia que prohíbe el ingreso de cadenas de farmacias en su territorio. Con algunas variaciones, el mecanismo se repite en Tucumán, Santa Fe, la provincia de Buenos Aires y gran parte de la Patagonia.
Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: