Autos: Brasil se protege más de la competencia extra Mercosur y beneficia a la Argentina

Por unas horas, el gobierno brasileño volvió a preocupar a la Argentina con nuevas medidas anunciadas para defender la industria automotriz local. La administración de Dilma Rousseff oficializó ayer la suba del Impuesto sobre los Productos Industrializados (IPI) para el sector, que busca proteger a su industria del fuerte incremento de las importaciones.
El tributo pasará de 7% a 37%, pero esta suba no se aplicará a las terminales que tengan al menos un 65% de su contenido producido a nivel doméstico e invertido en investigación y desarrollo local, afirmó el ministro de Economía, Guido Mantega. Y la buena noticia para la Argentina es que los autos producidos en el Mercosur serán considerados como brasileños, por lo que el país no tiene de qué preocuparse. De hecho, la medida elimina competencia asiática para la industria argentina en Brasil.
El Gobierno de Dilma Rousseff había reducido el impuesto en el peor momento de la crisis de 2009 para evitar que se derrumbara el mercado interno. Pero a partir del incremento de las importaciones de origen asiático, la administración de Dilma consideró pertinente volver a subirla, aunque sólo para los importadores.
Fuentes de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) aseguraron que tanto desde la asociación de terminales de Brasil (Anfavea) como desde el gobierno argentino se les trasmitió que la medida no afectará a las exportaciones de autos al mayor socio del Mercosur, que en los primeros ocho meses del año alcanzaron las 300.000 unidades.
La medida surge casi seis semanas después de que el Gobierno garantizara más de u$s 25.000 millones en nuevo financiamiento y beneficios tributarios a las fábricas locales en problemas por el alza del real y la desaceleración económica en Brasil y el extranjero. El esperado plan, conocido como “Brasil Más Grande”, apunta a abordar los problemas que enfrentan las manufactureras. Otra de las medidas que el país había tomado para defender a la industria automotriz fueron las barreras no arancelarias –licencias no automáticas– sobre las importaciones, decisión que generó fuertes resquemores al interior del Mercosur.

Producción

Las automotrices en Brasil redujeron su producción en los últimos meses debido a un alza de los inventarios y señales de una demanda que se enfría tras un primer semestre de acelerada actividad. Hoy las empresas tienen un stock que equivale a 40 días de ventas, 155.180 unidades están en las playas de las terminales y 243.616 en las concesionarias, según datos de Anfavea.
Aunque manifestaron calma, las fuentes de Adefa consultadas consideraron adecuado “esperar a leer la norma escrita, aunque el compromiso político está”. Recordaron además que el anuncio de ayer es la reglamentación de la medida provisoria 540.

Natalia Donato

Fuente: el cronista

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: