Brasil reclama dejar de lado las restricciones al comercio regional

“

natalia donato Rio de Janeiro Enviada especial

No tenemos que ponernos restricciones al comercio, sino darnos ventajas para comercializar nuestros productos en la región”, enfatizó ayer el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio de Brasil, Fernando Pimentel, casi al término del discurso inaugural del 52 Congreso de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), el nuevo nombre que adquirió la entidad que nuclea a las firmas siderúrgicas regionales y que hasta ahora era un instituto y se denominaba ILAFA.
Estas declaraciones fueron leídas como un mensaje hacia el gobierno argentino, que ha impuesto restricciones a las importaciones en defensa de su industria, como también lo hace el mayor socio del Mercosur. Sin embargo, ante la consulta de la prensa argentina sobre el vínculo con la Argentina, el funcionario optó por la cautela y la diplomacia. Afirmó que la relación con el vecino país es “sólida y madura” y que a pesar de que por ser países limítrofes siempre pueden existir problemas, se trabaja para resolverlos y “mejoró mucho la situación”. Incluso, señaló que está previsto un encuentro para antes de fin de año con su par argentina, Débora Giorgi, aunque para discutir sobre proyectos de integración productiva, de más largo plazo.
Existe un grupo de empresarios de ambos países –Consejo Binacional de Empresarios– que están preparando varias propuestas de planes de integración en diversas áreas para acercárselo a los ministros y que ellos lo incluyan en la agenda de los gobiernos.
Pimentel explicó que “es normal que siempre existan productos varados en la frontera” porque el comercio bilateral es muy grande, así como “también es soberano que Brasil exija la liberación de esa mercadería cuando pasa más tiempo del permitido”. También fue cauteloso sobre los controles cambiarios en la Argentina y su efecto sobre el turismo, al plantear que “las medidas son muy recientes y todavía no se percibe ningún efecto”.
Por otra parte, la preocupación por la invasión de productos chinos y del resto de Asia, fundamentalmente manufacturados, fue uno de los ejes no sólo del discurso del presidente saliente de Alacero y Ceo de Ternium, Daniel Novegil, sino también del ministro brasileño. Pimentel comenzó su exposición en el congreso con un planteo de que existe un cambio de patrón industrial respecto del siglo XX y que tiene que ver con la irrupción de China –como líder de todos los países asiáticos– y el hecho de que “puede producir todas las manufacturas más baratas que el resto del mundo”. “Esto nos obliga a integrarnos regionalmente, ya que no va a haber otra forma de sobrevivir”, sostuvo el ministro de Dilma Rousseff.
Pimentel recalcó que es una tarea de los gobiernos y las empresas. Se buscará trabajar en proyectos de infraestructura para que las compañías tengan facilidades al realizar negocios en otros países.
Ante una consulta del auditorio, el funcionario se refirió también al planteo que Brasil realizó ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que habilite a los países a protegerse del denominado “dumping cambiario”, es decir, de la invasión de importaciones producto de las apreciaciones de las monedas respecto del dólar, como está ocurriendo en ese país. “El dumping cambiario está devastando nuestras estructuras productivas”, afirmó.

Fuente: el cronista comercial

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: