Archive for 29 febrero 2012

Los importadores

febrero 29, 2012
Por Javier Lewkowicz
 
Las importaciones sumaron 73.922 millones de dólares en 2011, lo que implicó un crecimiento interanual del 31 por ciento. Pocas y poderosas empresas concentran un porción importante de esas compras externas. Son de pocos sectores: autos, electrónicos, siderurgia y energía. Apenas veinte firmas representan cerca del 25 por ciento del total de las importaciones.

Cash presenta el listado de esas grandes empresas que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, observa obsesivamente para gestionar: el ranking de las compañías que más compraron en el exterior en 2011. El Gobierno, a través del sistema de “ventanilla única”, pretende reforzar la política de administración de Comercio Exterior, aunque pondrá el foco sobre esas empresas con mayor peso en las importaciones. El fuerte crecimiento del consumo privado de artículos electrónicos, el enorme aumento del déficit energético y el record de ventas de autos con un esquema de producción con muy baja integración de partes nacionales explican buena parte de las compras de las empresas más importadoras.

La intención oficial, que diagramó Moreno, es que las firmas compensen su balanza comercial con exportaciones. “Generen sus propias divisas”, es lo que les planteó el funcionario. Ese equilibrio no puede lograrse mediante exportaciones de commodities agrícolas y también corre por un canal aparte de la sustitución de importaciones, dice Moreno, ya que si una firma sustituye importaciones, tendrá en todo caso que compensar con exportaciones un menor volumen de operaciones. Los empresarios deben presentarle a Moreno un plan de compensación anual, con el detalle mensual del compromiso para lograr el equilibrio de divisas. También deben incorporar el horizonte de aumentos de precios al mercado interno, en el orden del 7, 14 y 18 por ciento para los productos de consumo masivo, de gama media y premium, respectivamente.

Para confeccionar el ranking de importadores, fueron restringidas las operaciones inferiores a los 100 mil dólares, ya que las grandes firmas se manejan con valores mayores. El cuadro que acompaña a esta nota detalla las primeras treinta empresas de 2011, cuyas importaciones estimadas están medidas en millones de dólares a valor CIF (incluido el pago de fletes y seguros).

Autos

 

El automotor es el complejo industrial más deficitario en términos de divisas, ya que en 2011 el rojo comercial llegó a unos 7500 millones de dólares entre terminales y autopartistas. Las automotrices están al tope de los importadores, debido a la compra tanto de partes y piezas como de vehículos terminados. En función de la existencia de un mercado regional protegido, también exportan muchos autos a Brasil. De hecho, la balanza comercial de vehículos terminados fue superavitaria en 1200 millones en 2011 aunque deficitaria en 5800 millones en autopartes, de modo que el saldo final de las terminales fue negativo en 4600 millones.

El problema central es la baja integración nacional que tienen los autos fabricados en el país. La intención oficial de mejorar esa situación se enfrenta en muchos casos con la lógica de toma de decisiones de la industria, que suele estar en función de los criterios de minimización de costos a nivel global. Sin embargo, el mercado interno, donde en 2011 se vendieron 860 mil autos, es muy relevante para las compañías. De hecho, Chevrolet recientemente informó que Argentina fue el séptimo mercado más importante a nivel de unidades. Eso proporciona fortaleza relativa al Gobierno para sentarse a negociar. “La mayoría de las terminales aceleraron mucho el proceso de desarrollo de proveedores a partir de la presión oficial, pero es un déficit complicado de reducir en el corto plazo”, indicó a este diario Marcos Ferrario, analista de Abeceb.com.

Una parte importante de las importaciones tiene que ver con la compra de los motores en el exterior. Mercedes Benz maneja un proyecto para producir el motor de la Sprinter en el país, similar al de Ford con la Ranger. Si bien representa un importante avance, se trataría, al menos al principio, de un ensamblado de partes nacionales e importadas, con tecnología adquirida a las casas matrices.

Energía

 

En los últimos diez años la producción nacional de petróleo cayó 18 por ciento y la de gas, un 11 por ciento. Junto al vigoroso crecimiento de la actividad económica, que demanda energía, determinó la reversión de la balanza comercial. En 2010 el saldo a favor en materia energética fue de 2041 millones de dólares, mientras que el año pasado se registró un rojo de 2931 millones, desmejora que también responde a una suba de precios. La falta de combustibles se cubre a través de

Enarsa, que adquiere del exterior Gas Natural Licuado (GNL) y Cammesa, que compra el gasoil y fueloil para las centrales térmicas. Shell, YPF y Petrobras también aumentaron sus importaciones de combustibles. La firma Vitol se dedica a la importación de gasoil, nafta súper y nafta común.

El Gobierno ha comenzado a presionar con mayor firmeza a las petroleras, en especial a YPF, para que reinviertan ganancias en exploración y aumenten su producción, para paliar el declive paulatino que lleva la actividad desde hace tiempo, situación que se está abordando con más intensidad recién este año. Por su parte, Emprendimientos Energéticos Binacionales, informó a este diario el Ministerio de Planificación, importa insumos para equipar la represa hidroeléctrica Yacyretá, proyecto que se reactivó a partir de 2004. En tanto, el Grupo Albanesi es una firma privada que importa bienes de capital para reparar la usina de la Central Térmica Roca, en Río Negro. Desde el plano de la distribución, Metrogas compra en el exterior maquinaria y equipos, como por ejemplo, válvulas y medidores.

Tierra del Fuego

 

El primer puesto en el ranking de importadores en 2011 fue para la electrónica BGH, cuyas compras se destinan en su mayoría a abastecer de componentes a las fábricas de ensamblaje ubicadas en Tierra del Fuego, aunque también hay adquisiciones de artículos terminados. En la isla reciben el beneficio de un régimen impositivo y aduanero que grava con impuestos internos los bienes finales y reduce la carga para los allí ensamblados. Con la misma lógica opera Newsan, Radio Victoria Fueguina, Electrofueguina, Fábrica Austral (de Productos Eléctricos) y Río Chico. Se trata de televisores, aires acondicionados, microondas, equipos de audio y celulares de marcas como Motorola, IBM, Nokia, Samsung, Sanyo, Philco, Hitachi, RCA y Admiral.

“La demanda interna de productos electrónicos creció mucho porque bajó el desempleo y subieron los salarios reales. Además, los precios relativos de los electrónicos descendieron y reapareció el crédito comercial”, explicó a este suplemento Alejandro Mayoral, presidente de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica. El fuerte peso en las importaciones se explica porque la integración de componentes nacionales en los artículos de Tierra del Fuego es muy reducida.

El Gobierno, que impulsó en 2009 la creación del régimen favorable a la instalación de las compañías en la isla, pretende modificar esta situación. Moreno y la ministra de Industria, Débora Giorgi, les pidieron a las empresas que generen exportaciones para equilibrar su balance comercial y que sustituyan importación de partes y piezas, proyectos que las firmas “están estudiando”, dijo Mayoral. “El desarrollo de proveedores se realiza con lentitud en relación con el aumento en la demanda, aunque se podrían llegar a producir memorias, circuitos impresos, accesorios de celulares o partes plásticas”, completó el dirigente.

Insumos siderúrgicos

 

Tanto Siderar como Acindar importan, en grandes cantidades, mineral de hierro, fundamentalmente desde Brasil. La firma, que pertenece a Techint, fabrica chapas laminadas para el mercado interno y exporta tubos sin costura, lo que le permite tener un balance comercial positivo. De todas formas, el Gobierno ha mantenido un intenso conflicto el año pasado con el grupo a raíz de la designación del actual viceministro de Economía, Axel Kicillof, en el directorio de Siderar, disputa que en el fondo guarda relación con la intención oficial de influir en la estrategia corporativa, en función del monopolio que representa Techint para el mercado interno.

El acercamiento posterior entre el Gobierno y Techint y la decisión de la firma de adquirir parte del gigante siderúrgico brasileño Usiminas motivó el anuncio de una inversión de 470 millones de dólares para adquirir una nueva planta de colada continua para la planta de Siderar de San Nicolás. Le permitirá aumentar su capacidad de producción de planchones de acero para vender a Brasil y reducir importaciones.

Agro

 

El avance tecnológico en el agro supone que buena parte de los insumos sean adquiridos desde el exterior, sobre todo principios activos de agroquímicos y fertilizantes. La compañía Syngenta y otras que figuran muy cerca de las treinta que lideran el ranking de importadoras, como Monsanto (con 218 millones de dólares) y Nidera (179 millones), son los principales operadores del sector. Moreno también les exigió que cada una compense con exportaciones su balanza comercial.

Dólares

 

La necesidad de maximizar el ingreso neto de dólares y la forma que utiliza el Gobierno para concretar ese objetivo pueden leerse desde un plano estructural. La problemática de fondo es la restricción externa, amplificada por el giro de utilidades y dividendos y la fuga de capitales. En suma, para sostener un nivel intenso de crecimiento a mediano plazo es necesario reducir el coeficiente de importaciones e impulsar las exportaciones industriales. El camino del endeudamiento o la atracción de inversiones extranjeras ha demostrado acarrear fuerte inestabilidad y finalmente una presión aún mayor en las cuentas externas, a causa de la volatilidad de los tipos de interés y movilidad de capitales de corto plazo y por la necesidad de las casas matrices de captar el excedente generado en forma local por sus filiales.

Por otro lado, la forma que decide utilizar el Gobierno para controlar las importaciones, disputa que encarna Moreno con su singular estilo, puede enmarcarse en el escaso margen de maniobra que otorgan en materia de administración comercial las estrictas normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y los tratados bilaterales de inversión firmados por Argentina en los ’90. Además, buena parte de las empresas más importadoras, como se observa en el ranking, son extranjeras, y deciden su política de provisión de insumos en las casas matrices, que limita al Gobierno la capacidad de incidir sobre esas decisiones.

El riesgo de no articular la presión comercial con una política industrial definida es que la gestión oficial no produzca un efecto final de magnitud, por incapacidad de las empresas para sustituir importaciones de insumos y máquinas o que, por el contrario, lo haga pero a costa del nivel de actividad

 

“Hay empresas al borde de la quiebra por las trabas a las importaciones”

febrero 28, 2012

Lo afirmó Miguel Ponce, de la Cámara de Importadores de la Argentina. En diálogo con Radio 10 criticó las nuevas restricciones que se aplicaron para importar insumos.
“El 80 o 90% de lo que está faltando hoy en la industria se debe a Licencias No Automáticas, desde que esta área estaba dentro de la órbita del Ministerio de Industria, antes de que se sumara a la Secretaría de Comercio Interior en diciembre de 2011”, dijo Miguel Ponce, gerente de Relaciones Institucionales de la Cámara de Importadores de la República Argentina en declaraciones a Radio 10.

El representante del sector señaló que no hay ninguna rama que no experimente faltantes. “Estos procedimientos tienen reglas y plazos, que acá no se están respetando”, agregó.

Ponce explicó que se pagan sobrecosto en las terminales, que sacan del mercado a muchas empresas, y esto lleva a una pérdida de competitividad. “Hay PYMES nacionales que están al borde de quebrar”, dijo.

“Tenemos infinidad de empresas que exportan y tienen parada su producción. Hay muchas maquinarias y repuestos que están parados en el puerto”, manifestó el empresario. “Es un quebranto y una pérdida de competitividad”, opinó.

Además, Ponce indicó que todos los procesos productivos requieren insumos y que en Tierra del Fuego (donde hay un régimen de promoción para la producción) el 95% de estos materiales son extranjeros.

Por último, la empresa sostuvo que viene realizando gestiones ante la Secretaría de Comercio Interior y la respuesta es que va a estar normalizado en tres meses, “pero solicitamos que todo el stock retenido en las terminales sea liberado antes de que sea tarde para miles de PYMES”, agregó.

FUENTE: Infobae

 

Agroquímicas presentan sus números a Moreno para poder importar

febrero 23, 2012

JULIETA CAMANDONE Buenos Aires

La “sintonía fina” que pretende equilibrar la balanza comercial nacional alcanzó a las empresas agropecuarias.
Después de reunirse con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, tendrán que presentar los números de compras y ventas al mercado internacional para acceder a los permisos de importación que regula el ‘superministro’.
El viernes, al menos dos empresas del sector, Syngenta y Basf, participaron de la reunión para la que Moreno convocó a unas 140 firmas para adoctrinarlas dentro del modelo económico del Gobierno. Ayer, por su parte, le tocó el turno a Nidera.
Ahora, estas y otras empresas están presentando sus números a Moreno para poder importar.
Principios activos de agroquímicos y fertilizantes, y en menor medida, productos terminados, conforman las compras de estas empresas.
En estos momentos, cada una de las firmas está confeccionando un informe con el monto de sus importaciones y exportaciones, sus planes para 2012 y sus listas de precios de 2010, 2011 y 2012. El sector no cuenta con información oficial de su balanza comercial de 2011, a la espera de la que presentará en las próximas semanas la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe), que las agrupa.
El mercado de agroquímicos culminó 2010 con ventas por más de u$s 1.600 millones en el país. Y en 2011 el consumo se incrementó.
Las principales empresas productoras y comercializadoras son Bayer, Basf, Syngenta, Monsanto, Red Surcos, Bunge, Nidera y Profertil, entre otras.
Desde Monsanto informaron que vienen trabajando en su balanza comercial desde hace más de un año. La empresa pasó de tener el 70% de sus insumos importados a tener igual proporción de locales, invirtiendo la ecuación para que los componentes externos no superen el 30% de sus insumos. De esta forma, explicaron desde la firma, en 2012 serán superavitarios por un monto de 30 millones de dólares. Pero esta no es la regla general del mercado, por eso los empresarios se esfuerzan hoy por acomodar la actividad a los nuevos requisitos.
“Si se aplican restricciones a la importación de agroquímicos vamos a tener serios problemas en la calidad de nuestra producción”, había dicho el titular de Coninagro, Carlos Garetto, en noviembre pasado cuando se insinuó una restricción a la importación de fertilizantes.
Las importaciones de urea, fertilizante usado para los cultivos de trigo y de maíz, crecieron el año pasado, al tiempo que en el caso de los fungicidas, el rubro más importante en las ventas de agroquímicos, tiene muchos principios activos importados.
La mayor parte de las firmas de agroquímicos y fertilizantes que comercializan en el país tienen plantas de producción a nivel nacional donde inician o completan la elaboración de los productos que luego vuelcan al mercado interno y, en menor medida, a la exportación.
Si bien no hay hasta el momento empresas que hayan reconocido un parate en la producción, la preocupación en este, como en los demás sectores, es que las restricciones que ya se sienten logren retrasar la actividad de las plantas.

Fuente: cronista comercial

inShare. Casi 60 medicamentos se sumaron a la lista de “faltantes” por las trabas a la importación

febrero 23, 2012

La salud se terminó convirtiendo en una de las víctimas inesperadas de las trabas a las importaciones. 

Según denunció el viernes el sindicato que nuclea a Bioquímicos y Farmacéuticos, ya hay unos 60 medicamentos con “entrega demorada” para droguerías y farmacias.

Entre ellos, se destacan remedios para enfermedades crónicas, de alta complejidad, psiquiátricos y hasta analgésicos o laxantes.

¿De qué productos se trata? Tal vez los casos más complejos sean los de los medicamentos oncológicos y contra el SIDA.

Según el secretario general del gremio de Bioquímicos, Marcelo Peretta, sólo queda stock “para 30 ó 60 días”.

Pero en el listado de faltantes aparecen algunas marcas conocidas como Bactrim (antibiótico), Reliveran (antinauseoso), Novalgina (analgésico), Laxuave (laxante) o Rivotril (ansiolítico), además de otros nombres de fantasía de medicamentos para vómitos y mareos, gotas de oftalmología y comprimidos para cortar el apetito.

Según recordó Peretta, recordó que muchos de los productos frenados por el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno no se producen en el país.

Los expetos ligados a la industria farmacéutica coincidieron en que los medicamentos son altamente dependientes de la importación, ya sea porque las drogas se compran en el exterior o bien, directamente porque se trae el producto.

Además, indicaron que en el rubro hay insumos que sólo se consiguen importándolos, como los blisters o el papel aluminio, además de maquinarias y sus repuestos.

No obstante, fuentes de la industria sugirieron “esperar” para saber si las demoras tienen que ver o no con el régimen de control de importaciones implementado por la AFIP y la secretaría de Comercio Interior.

En este sentido, atribuyeron parte de los faltantes a “paradas de planta típicas de esta época del año” y señalaron que “no se puede descartar” que exista algún caso puntual.

Entre los casi 200 laboratorios de las tres vertientes (nacionales, extranjeros y cooperativas) hay consenso en que “hay que esperar un poco, porque aún se está dentro de los 15 días que las autoridades dijeron que se van a tomar para autorizar las importaciones”, indicó DyN.

 

Fuente: infobae profesional

Por primera vez en una década suben el arancelpara importar los bienes de capital: será de 14%

febrero 17, 2012

Después más de una década de vigencia del arancel cero para la importación de bienes de capital de extrazona –medida que fue instrumentada por el ex ministro Domingo Cavallo en 2001, para fomentar la inversión–, el Gobierno decidió subir la tasa a 14% a partir del 1º de mayo y eliminar de esta forma el mecanismo de compensación que recibían –en forma de bono– los productores locales de maquinaria. Sin embargo, los fabricantes nacionales recibieron la promesa de que este año se volcarán al sector fondos por $ 2.700 millones.
La decisión fue comunicada por la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra) a sus socios esta semana y también llegó a manos de la Cámara de Importadores (CIRA), que cuestionó duramente la medida mediante un comunicado. Fuentes oficiales confirmaron que la movida está bajo estudio y que la decisión de volver a cobrar 14% de Arancel Externo Común (AEC) apunta a “profundizar la defensa del sector de la competencia desleal externa, en un momento de crisis internacional y sobreoferta de productos a precios de dumping”.
Como está planteada, la medida podría tener un efecto negativo en la inversión, aunque podrían quedar exceptuados de la suba del arancel aquellos bienes de capital que no se fabriquen en la Argentina, si bien debería estar convalidado por Brasil. Fuentes de cámaras asociadas a Adimra afirmaron que “se está armando una lista de lo no producido” en la Argentina para presentarle al Gobierno.
Para poder aplicar el arancel cero en 2001, Cavallo tuvo que pedir un “waiver” –permiso– al Mercosur, que fue prorrogándose año tras año. Pero hace tiempo que Brasil presiona para suspender el permiso y, por otro lado, la Argentina necesita de mayores recursos fiscales.
Por un lado, el Gobierno dejará de pagar el bono a los metalúrgicos –el costo fiscal asciende a $ 1.400 millones anuales–, mientras que por otro lado obtendrá $ 2.600 millones anuales por la suba del arancel de 0% a 14%. Según las fuentes oficiales, lo que se le quita al sector del bono será compensado por $ 2.700 millones para “financiamiento blando” que estarán conformados por el ahorro del bono más el 50% de la recaudación por el arancel.
Con la eliminación del arancel cero a la importación de bienes de capital de extrazona, Brasil quedaría en una posición de ventaja para exportar máquinas a la Argentina. Sin embargo, Adimra informó a sus socios que le fue informado que “habrá administración del comercio a través de la Secretaria de Comercio Interior y Exterior”.
Desde el Gobierno garantizaron que estará disponible para el sector metalúrgico un esquema de bonificación de tasas a través del Banco Nación y el BICE –menor al 9%– por $ 7.000 millones, de forma tal que las empresas fabricantes de bienes de capital puedan destinar esos créditos a inversión, reconversión y aumento de la productividad, prefinanciación de exportaciones y capital de trabajo. El Programa de Desarrollo de la Industria Nacional de Bienes de Capital también contemplaría la creación de un Fondo que inicialmente contaría con $ 500 millones para atender las necesidades específicas de financiamiento de corto y mediano plazo para todas las empresas, especialmente las que no acceden al crédito bancario.
Entre las medidas que la ministra de Industria, Débora Giorgi, le informó al titular de Adimra, Juan Carlos Lascurain, a comienzos de la semana, también está incluida la suba del IVA para las ventas de bienes de capital, que pasarían del 10,5% al 21%. Este era un viejo reclamo de los metalúrgicos, que compran insumos con un IVA del 21% y luego deben vender la máquina al 10,5%. Esta diferencia genera importantes saldos que son luego difíciles de cobrar. La medida debería salir mediante una ley.
Desde CIRA informaron que también se estudia “la eliminación del IVA reducido (10,5%) para las importaciones de muchos bienes de capital” para elevarla al 21%. “Lamentamos mucho ambas decisiones, ya que la vigencia de esos beneficios ha permitido un importantísimo reequipamiento y modernización industrial, y el desarrollo de muchas inversiones productivas en la economía real del país, mediante la importación de una gran cantidad de bienes de capital y tecnología no producidos en Argentina”, precisó la cámara. A su vez, pidió que se vuelvan a analizar “los impactos negativos que una decisión de este tipo causaría en el campo productivo del país.

Fuente: el cronista

Moreno insiste con la fabricación de autopartes locales

febrero 17, 2012

Con la mira puesta en lograr una nacionalización de autopartes cada vez mayor, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sigue presionando a las terminales para que cambien sus piezas importadas por producción local. Concretamente, se está trabajando en dos líneas: por un lado, el proyecto motor, y por otro, el de carrocerías, que incluye el de matrices y moldes.
En este contexto, el funcionario se reunirá hoy con directivos de Mercedes Benz y de fabricantes de matrices nacionales para lograr que los proyectos nuevos se realicen con moldes hechos en el país. Moreno viene ejerciendo esta presión desde hace varios meses y ya logró que algunos proyectos nuevos utilicen moldes nacionales, precisaron fuentes de Matricería Austral, propiedad de Norberto Taranto. Un caso es el del nuevo Ford Focus.
Pero las terminales argumentan problema de costos y se resisten a pagar matrices locales, cuyo precio se ve fuertemente influenciado por la mano de obra. El 60% del costo de una matriz es la mano de obra, que a los empresarios cada vez les resulta más cara. “Con Asia no podemos competir y todas las matrices las importan de ahí”, se quejó un productor nacional.
La reunión de hoy con Moreno está prevista para las 15 y participarán, además de directivos de Mercedez Benz, representantes de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), de las cámaras fabricantes de herramientas y moldes CAFYM y CAMYM y de Adimra, entidad que agrupa a ambas instituciones.
En el encuentro que tuvieron todas las entidades el 16 de enero por este mismo tema, Mercedes Benz no llevó una propuesta y es por eso que será recibida hoy por separado. A su vez, el miércoles 29 volverán a ser convocadas todas las terminales, pero en el marco del proyecto Motor, que tiene como objetivo producir partes de motores y motores en la Argentina.
El Gobierno busca la sustitución de importaciones en todos los sectores, pero especialmente en el rubro autopartista, uno de los que denota mayor déficit comercial. La gran mayoría de las piezas para la fabricación de autos ingresa desde Brasil. Con el vecino país, el resultado comercial es deficitario para la Argentina en u$s 5.800 millones, de los cuales la mayor incidencia la tiene el autopartismo.

DJAI: el Senasa adhiere al régimen de ventanilla única electrónica

febrero 17, 2012

Será exclusivamente sobre aquellos productos para los cuales estén fijados reglamentariamente los requisitos fito-zoosanitarios, de inocuidad, registrales y de autorización de uso y comercialización.

 El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) adherirá al régimen de ‘Ventanilla Única Electrónica’ del Comercio Exterior, informó hoyla Administración Federalde Ingresos Públicos (AFIP).

 Así lo acordó el presidente del organismo descentralizado del Ministerio de Agricultura, Marcelo Míguez, con el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, se indicó en un comunicado.

 El Senasa se pronunciará sobre las importaciones que refieran exclusivamente a aquellos productos para los cuales estén fijados reglamentariamente los requisitos fito-zoosanitarios, de inocuidad, registrales y de autorización de uso y comercialización.

 Con la adhesión al régimen, al que recientemente también se sumó la ANMAT, el Senasa se “comprometerá a cumplir con la normativa técnica de seguridad informática” y a conservar la confidencialidad.

 El convenio obliga a los dos organismos a intercambiar la información conforme lo establecido por la ley de Protección de Datos Personales 25.326.

 El acuerdo, concluye el comunicado de AFIP, se firmó por el plazo de un año y podrá ser prorrogable por el mismo período o bien hasta finalizar su objetivo principal.

 El Senasa es el organismo encargado de ejecutar las políticas nacionales en materia de sanidad y calidad animal y vegetal.

 En ese sentido, se ocupa de realizar la fiscalización de la calidad agroalimentaria y asegura la aplicación del Código Alimentario Argentino para productos del área de su competencia.

 También le concierne el control del tráfico federal, importaciones y exportaciones de los productos, subproductos y derivados de origen animal y vegetal; productos agroalimentarios; fármaco-veterinarios y agroquímicos; fertilizantes y enmiendas.

El gobierno de Brasil negocia con China límites voluntarios a las exportaciones

febrero 15, 2012

Presionado por las empresas brasileñas y preocupado con el crecimiento de las importaciones de productos chinos, el gobierno brasileño pidió al viceprimer ministro del país asiático, la creación de mecanismos de restricción voluntaria de exportaciones.

Para la autoridades brasileñas, la alternativa sería apelar a salvaguardas (barreras temporarias a la importación) a la importación en esos sectores, una medida mucho más restrictiva al comercio.
Nos preocupamos con el aumento macizo e indiscriminado de productos chinos en el mercado brasileño, lo que ocasiona el desplazamiento de la producción brasileña, afirmó, durante un almuerzo con los chinos, en el Palacio do Itamaraty, el vicepresidente brasileño Michel Temer, que, con Wang Quishan, preside la Comisión Sino-Brasileña de Alto Nivel (Cosban), reunida el lunes.
Pero la presidenta Dilma Rousseff, que recibió a Wang Qishan en el Palacio do Planalto, fue quien dio el tono político a la visita. Estamos en contra de cualquier política de contención en relación a China, señaló, en referencia explícita a los intentos de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) de contener la expansión geopolítica del país asiático. La misión de Wang Qishan integra los preparativos para la visita del primer ministro Chino, Hu Jintao, en junio, para la reunión Rio+20.
Tras el almuerzo, Temer admitió informalmente que usó el término dimensionamiento como un sustituto de restricción de exportaciones chinas. El mecanismo se parecería al adoptado en el comercio entre Brasil y Argentina, a pedido de los argentinos, que crearon, por ejemplo, límites voluntarios para las exportaciones de zapatos brasileños.
A pesar de las presiones de asociaciones empresariales y de especialistas en comercio para que Brasil aplique salvaguardas específicas contra China, previstas por la Organización Mundial de Comercio (OMC), las autoridades brasileñas comentan de forma reservada que la alternativa en análisis es el recursos de salvaguardas generales, que se impondrían a productos elegidos, independientemente del país de origen de la importación.
Esa medida (LNA?) evitaría discriminar a China, que considera inaceptable la adopción de la salvaguarda en su contra, alternativa impuesta durante su proceso de adhesión a la OMC.
El lunes, los chinos eligieron como primer punto a discutir dentro de la Cosban sus quejas por la suba del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) para automóviles importados, que criticaron duramente. Los brasileños dieron argumentos en defensa de la medida, la que calificaron como una salida temporaria para el exceso de importaciones en el sector, a eliminarse en el final de año.
En marzo, el ministro de Desarrollo, Fernando Pimentel, tiene previsto viajar a China para tratar dos temas del comercio bilateral y discutir la propuesta de dimensionamiento voluntario de las exportaciones.
En los próximos días, el ministro de Agricultura, Mendes Ribeiro, aprovechará un viaje a Europa para incluir una escala en China, para conversar con autoridades de ese país sobre la ampliación de los frigoríficos autorizados a exportar carne al mercado chino.

FUENTE: Cronista Comercial

 

Avanzan en un acuerdo para exportar barcazas a Brasil

febrero 15, 2012

La ministra de Industria, Débora Giorgi, junto al embajador argentino en Brasil, Luis Kreckler, se reunieron con representantes de los trabajadores de la industria naval y de astilleros nacionales, con quienes trabajan para desarrollar una oferta exportable de la industria naval, que incluye la construcción de barcazas, remolcadores para este tipo de embarcaciones y servicios de ingeniería a fin de exportar a Brasil. ¿La razón? Solo Petrobras está demandando unas 100 barcazas por año.
Los funcionarios mencionados impulsan un acuerdo con el gigante del Sur para que los astilleros argentinos puedan enviar barcazas y remolcadores con el objetivo de abastecer a empresas brasileñas (el abastecimiento a Petrobras demandaría ventas por aproximadamente u$s 400 millones al año).
El interés de Brasil por adquirir barcazas, remolcadores y servicios navales argentinos fue ratificado en su última visita al país por la secretaria brasileña de Comercio Exterior, Tatiana Prazeres, y también por el titular de la Federación de Industriales del Estado de San Pablo (Fiesp), Paulo Skaf.
En ese contexto, el Ministerio de Industria dispuso para financiar la fabricación de las barcazas y los remolcadores, el Crédito del Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario que otorga el gobierno nacional a 9,9 % de tasa fija en pesos y a cinco años de plazo con uno de gracia.

Integración

Tenemos la solicitud concreta de la autoridades brasileñas, y las propias presidentas Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Rousseff señalaron a la industria naval como un sector clave para la integración productiva entre ambos países, dijo Giorgi, que reunió a los representantes del sector, entre los que estuvieron el secretario general del Sindicato Argentino de Obreros Navales, Cayo Ayala; el titular de la Federación Naval, Pablo Noel; y el titular de Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN), Horacio Tettamanti, dueño del astillero SPI.
Acompañaron a la ministra el secretario de Planeamiento Estratégico Industrial, Javier Rando, y la subsecretaria de Comercio Exterior, Paula Español.
ABIN representa a talleres y astilleros de Mar del Plata, Dock Sud, Campana, Santa Cruz, y Corrientes, entre otros. Esta asociación vende barcazas para transporte de minerales y barcazas tanque para el transporte de etanol. Logró en los últimos cuatro años un superávit de u$s 50 millones en su balanza por ventas a Vale y a Petrobras.

FUENTE: Cronista Comercial