Archive for 24 abril 2012

Aseguran que la UE prepara queja contra Argentina ante la OMC

abril 24, 2012

La Unión Europea está preparando una queja contra Argentina ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por restricciones a la importación y quiere que otros de sus socios comerciales apoyen el reclamo, según difundió la agencia Reuters citando una fuente con conocimiento de la situación.

“Este es un proceso que está avanzando pero tomará algún tiempo antes de que sea oficial. Naturalmente, buscaremos que otros nos acompañen”, dijo la fuente, en un reporte realizado por el periodista Tom Miles.

Probablemente es una cuestión de semanas antes de que la Unión Europea inicie el caso, añadió.

Fuente: cronista

Anuncios

Promesa de Moreno: liberar importaciones desde julio

abril 16, 2012

Lo curioso (o no tanto) es que para estas autorizaciones tampoco parece haber primado un criterio.

Esta misma falta de patrón se verificó para las «observaciones» (o sea, los rechazos) que formula el organismo que capitanea Guillermo Moreno. Así, hay terminales automotrices que pudieron retirar las autopartes del puerto y otras que no.

Sin embargo, hay dos ramas casi paradigmáticas. Una es la industria editorial: los libros comenzaron a ingresar en masa, tras la polémica que se suscitó cuando se sancionó una norma que exigía a los importadores pasar por un testeo de porcentaje de plomo en las tintas que se habían usado para su impresión. En el otro extremo están la marroquinería y los perfumes y cosméticos: desde hace meses no entra una cartera, una mochila, un frasco de colonia o una crema «anti age». Un importante importador de perfumes le confesó a este diario que tenía stock hasta agosto si le vendiera a toda su cadena de distribución, pero había decidido entregarles mercadería sólo a sus veinte clientes principales para poder mantenerse en el mercado al menos hasta septiembre.

La gran duda en el sector es si esta miniliberalización que se verificó (con cuentagotas, es cierto) durante los últimos diez días se mantendrá en el tiempo. Moreno les ha dicho en privado a muchos de los empresarios con los que se reunió que tienen que ser pacientes: prometió que en el segundo semestre del año va a estar todo «normalizado».

Hay poca fe en las palabras del poderoso funcionario; lo mismo dijo hace un año respecto de las licencias no automáticas, que impiden -en algunos casos durante meses, y violando las normas de la Organización Mundial del Comercio- la entrada el país de embarques de mercadería importada.

Por ahora las góndolas de los supermercados, los comercios y muchas fábricas locales (a las que les faltan insumos) siguen padeciendo las trabas a la importación que vienen desde hace casi tres años, pero que se agravaron de manera exponencial desde el 1 de febrero, cuando entró en vigencia el régimen de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI).

Por eso, en el mercado se habla desembozadamente ya de dos fenómenos fácilmente comprobables:

El contrabando está aumentando de manera preocupante; muchos fabricantes que no pueden importar «por derecha» insumos fundamentales optan por traerlos «por izquierda»; el costo es mayor y además esos fabricantes estarían vendiendo en negro lo que fabrican con esas materias primas de contrabando, ante la imposibilidad de justificar su origen. La informalidad, entonces, sería doble: no se pagan derechos de importación y tampoco los impuestos correspondientes.

La «compra» de bienes exportables por quienes se comprometieron con Moreno al «uno a uno» (exportar el equivalente a un dólar por cada dólar de mercadería importada que traen). En todos los casos, la «omisión» por este servicio ronda el 10% sobre el valor de la mercadería exportable. En otras palabras: un importador -por caso, de computadoras- se compromete a exportar por igual cantidad, pero como no tiene fábricas en el país (sencillamente porque no las hay; de electrónica se trae todo, armado o para armar en Tierra del Fuego), se conecta con -por ejemplo- una empresa que vende software a clientes en el exterior, o que «exporta» atención al público de otros países a través de sus call centers. Se pacta la «comisión» (entre ocho y diez por ciento), y el «exportador» pasa a ser el importador de computadoras. Obviamente, se trata de una exportación que para la balanza comercial da suma cero; esas ventas se habrían realizado de todos modos. Sólo en algunos casos el importador transformado en exportador les abre las puertas a mercados del exterior a sus «proveedores» de productos transables fuera del país.

FUENTE: Ámbito Financiero

 

La OMC, la viveza criolla y la legalidad

abril 12, 2012
Julio J. Nogués Profesor, Universidad Di Tella

 La principal novedad en el Comunicado reciente emitido por la Organización Mundial de Comercio (OMC) en contra de las medidas proteccionistas de Argentina*, es el Comunicado mismo porque todo lo mencionado en el documento se ha expresado reiteradamente desde 2004 en el Comité de Licencias de este organismo**. En este ámbito, las quejas han sido expresadas por muchos Miembros tanto de países desarrollados como en desarrollo incluidos algunos de América Latina que no han firmado el reciente Comunicado. Un resumen de las mismas hasta 2010 se presenta en el cuadro de más abajo.
Por lo tanto en este sentido y contrariamente a lo publicado en muchos artículos periodísticos, no hay evidencias nuevas que avalen las afirmaciones de que por causa de estas quejas el país está más cerca de enfrentar un caso ante el Tribunal de Solución de Controversias de la OMC. Los golpes están viniendo por otros lados.
El Comunicado firmado por tantos países es un hecho inédito y refleja un elevado nivel de frustración con Argentina: una frustración con el hecho de que el país ha regresado a sus viejas y costosas políticas de sustitución de importaciones (SI) a pesar de que por primera vez, esto ocurre con obligaciones incluidas en los Acuerdos de la OMC ratificadas por el Congreso a través de la Ley 22.425. Argentina le ha demostrado a la comunidad internacional como hay que proceder para “encontrarle la trampa a la ley”.
La “viveza criolla” le ganó a la OMC al menos por ahora. ¿Y esta vez, cuál ha sido la viveza? Otorgar protección a través de instrumentos y mecanismos poco o nada regulados por la OMC como por ejemplo, licencias de importación (aparentemente también llamadas telefónicas) en lugar de medidas antidumping cuya administración requiere de pasos concretos y transparentes antes de implementar una medida.
La viveza criolla, el repudiar las reglas como una forma transparente de administrar una democracia, ha sido una causa central de nuestra decadencia económica (J. Nogués, 2011, Agro e Industria: del Centenario al Bicentenario, Editorial Ciudad Argentina). Sobre este punto, el Comunicado de la OMC hace referencia a una aparente ausencia de un marco jurídico adecuado para implementar muchas de las nuevas políticas proteccionistas. Si es así, se desprende que tampoco existe un marco legal eficiente para que las personas y los comerciantes de nuestro país puedan defenderse de posibles abusos administrativos.
También estamos alimentando una “mala onda” sobre nuestras exportaciones que amenaza tornarse crecientemente costosa. Las medidas tomadas por Brasil en respuesta a licencias de Argentina ya han desacelerado el comercio automotor en un grado impensado hace pocos meses. China ya ha actuado en contra de nuestras exportaciones de soja y acá la geopolítica nos ha movido hacia una mayor cautela. Estados Unidos nos ha sacado unilateralmente del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) por incumplir con el Tratado Bilateral de Inversiones: están amenazadas exportaciones por unos u$s 470 millones de dólares.
Al igual que lo ha hecho en el Comité de Licencias de Importación, Argentina ha respondido el Comunicado aseverando que cumple con las reglas y que seguirá implementando su estrategia de SI. Dadas las circunstancias esta ha sido una respuesta torpe. Los ejemplos mencionados en contra de nuestras exportaciones no pasan por la OMC pero son demasiado importantes como para responder que seguiremos con mas de lo mismo. Si lo hacemos, las medidas contra nuestras exportaciones seguirán creciendo y nuestra respuesta tendrá costos sociales crecientes.
Por último, lo más relevante no está relacionado con estos hechos sino con la triste realidad de que la cultura Argentina tiene una fuerte tendencia a inclinarse por la ilegalidad; por la ausencia de reglas que limiten los abusos de las personas y los gobiernos sobre el resto. Esto es lo que está en la raíz de nuestra decadencia y no visualizo que la persuasión moral que está intentando la comunidad internacional pueda influir sobre nuestros valores. El cambio tendrá que venir de adentro.

*http://www.wto.org/english/news_e/news12_e/good_ 30mar12_e.htm
**http://www.wto.org/spanish/tratop_s/implic_ s/implic_s.htm

EL CRECIMIENTO DEL COMERCIO DECAERÁ EN 2012 TRAS UNA MARCADA DESACELERACIÓN EN 2011

abril 12, 2012

El crecimiento del comercio mundial fue del 5 por ciento en 2011 —una marcada desaceleración con respecto al repunte del 13,8 por ciento de 2010 — y decaerá aún más en 2012, cuando registrará una tasa del 3,7 por ciento, según las previsiones de los economistas de la OMC, que atribuyeron la desaceleración al hecho de que la economía mundial está perdiendo impulso debido a varias perturbaciones, incluida la crisis de la deuda soberana que afecta a Europa.

Fuente: OMC

Aduana promete liberar importaciones en 72 horas

abril 11, 2012

Un alto funcionario de la Aduana les prometió ayer a los despachantes que en las próximas 72 horas comenzarán a liberarse los embarques detenidos en las terminales portuarias. La medida fue adelantada por Daniel Santanna, subdirector general de Operaciones Aduaneras Metropolitanas, a una delegación del Centro de Despachantes de Aduana (CDA), encabezada por su presidente, Gustavo López.

Según fuentes cercanas al CDA, durante el encuentro los despachantes le plantearon al funcionario las enormes dificultades que enfrentaban tanto sus firmas como sus clientes, que van desde los cierres de locales por falta de mercadería hasta la necesidad de cerrar fábricas por la falta de insumos o partes. También se habló de que las terminales están tan abarrotadas de containers que ya no pueden entrar ni los camiones.

La Aduana prometió que esta semana esos containers -siempre que se haya cumplido con los trámites ante la AFIP y recibido el visto bueno de la Secretaría de Comercio Interior– comenzarán a salir del puerto. Los despachantes le dijeron que justamente en la dependencia de Guillermo Moreno se originan los problemas: es allí donde hay cerca de 130.000 pedidos de importación «observados». El funcionario dijo que la promesa incluía la aprobación por parte de Moreno de buena parte de esos despachos.

Los despachantes recordaron que a las puertas de los depósitos fiscales de Buenos Aires (DEFIBA) hay en estos momentos noventa camiones cargados con mercadería tan diversa como latas de durazno y autopartes, todos ellos llegados desde Brasil y Uruguay. Toda esa mercadería está hoy en el denominado «canal rojo». Esa categoría garantiza una demora de al menos treinta días para poder retirar los bienes del depósito fiscal.

Si bien Santanna no les aseguró que pasarán a «canal verde» de inmediato, les adelantó que esta semana comenzará a realizarse una «verificación» y luego se liberarán las cargas.

La gran pregunta en este caso es si la medida de la autoridad aduanera cuenta con el visto bueno de Moreno, verdadero dueño de la vida y la muerte en lo que hace a importaciones. Nadie se animó a preguntarle a Santanna si esta liberalización repentina había sido acordada con el poderoso funcionario.

No fue el único indicio positivo que recibieron ayer los importadores: Alejandro Bzurovski, presidente de la Unión de Exportadores del Uruguay, dijo en el programa radial «Comercio Exterior Siglo XXI» que los presidentes Cristina de Kirchner y José Mujica habían convenido que los dos países aceptarán operar en las monedas de ambos países en sus operaciones de comercio exterior. La medida había sido solicitada por todo el sector privado uruguayo como una forma de destrabar las exportaciones hacia la Argentina que -según fuentes de ese país- cayeron un 10% en marzo y amenazan con descender un 10% adicional en abril.

Esta «desdolarización» del comercio bilateral ya se aplica con Brasil, pero sin éxito. El gran problema con las operaciones con Uruguay, además, es con qué tipo de cambio se arbitrarán esas operaciones; cualquiera que haya viajado al país vecino sabe que en las casas de cambio el peso se arbitra según el dólar «blue»; habrá que ver si los exportadores orientales estarán dispuestos a perder el «spread» entre el «blanco» en que cobrarán y el «blue».

En tanto, continúan acumulándose los faltantes en insumos y mercaderías varias. Veamos algunos casos:

  • Una de las grandes apuestas de este Gobierno en materia de exportaciones son los vinos de alta gama. El problema es que las bodegas no reciben corchos (material 100% importado cuando se trata de tapones de la mejor calidad) y algunos tipos de botellas especiales que no se hacen en el país. Alguna bodega, como la San Huberto (de la familia Spadone), ya está tapando sus botellas con corchos de plástico.
  • En materia de marroquinería no entró nada: el 100% de los embarques está detenido en la Aduana; lo dicen tanto los despachantes como los empresarios del sector. Algunos importadores cumplieron con todos los pasos: les aprobaron la Declaración Jurada Anticipada de Importaciones, la Nota de Pedido a Moreno y hasta un plan de exportaciones compensatorias; ahora los pasaron al denominado Control Exhaustivo Aleatorio, en el que intervienen varios organismos del Estado, incluida la Policía Aduanera. El trámite no toma menos de 20 días hábiles, lo que causa la desesperación de quienes ya no tienen qué vender y además deben cargar con los costos financieros y de depósito por esa mercadería. 
  • También en el rubro perfumería y cosmética comienzan a achicarse los stocks que los importadores acumularon en previsión de que sucediera lo que finalmente pasó.

Fuente: Ambito financiero