Archive for 22 mayo 2012

O Estado: “Frenada en la Argentina”

mayo 22, 2012

La macroeconomía se complica mucho en la Argentina, de acuerdo al análisis del principal columnista de economía en el diario O Estado de S. Paulo.

por CELSO MING
 
S. PAULO (O Estado). Está llegando la cuenta de los trabajitos sucios populistas de las 2 administraciones Kirchner.
 
No se trata solamente de la escasez y fuga de dólares; también hay una fuerte desaceleración de la actividad económica.
 
Hasta ahora, se podría decir que, a pesar de todo, a pesar de la falta de crédito externo que siguió a la megadeuda 2001; a pesar de la burda manipulación de las estadísticas de precios; a pesar de la represión de los precios y tarifas; a pesar del super-ajuste de los salarios y las jubilaciones; y a pesar del aplanamiento de las ganancias del sector productivo, la Argentina había estado creciendo una belleza: promedio de 8% anual desde 2003.
 
Sin embargo, no es lo que sucede en 2012. En lugar de asegurar el avance del PIB de al menos 5,0% anual, tal como habían proyectando los organismos oficiales, las más recientes estimaciones indican que el resultado de las cuentas nacionales de este año puede no ser positivo. Tiende a quedar cerca de 0%. Aun así, los consultores independientes vienen trabajando con un crecimiento del PIB alrededor de +3,0%.
 
El ex secretario de Industria del gobierno de transición del ex presidente Eduardo Duhalde, Dante Sica, hoy al frente de la consultora Abeceb, explica que la economía argentina se enfrenta a un considerable deterioro fiscal, en la medida en que los gastos crecen a una velocidad muy superior a la de la recaudación. Los gastos públicos (que incluyen los del gobierno central más los de las provincias) correspondían en 2001 a 21,9% del PIB. En 2011, saltaron a 38,17% del PIB. Sólo los subsidios del gobierno argentino para cubrir la congelación de las tarifas de las empresas públicas explican 4 puntos porcentuales de ese total.
 
Las estadísticas oficiales señalan un aumento de precios inferior a 10% anual, mientras que la inflación real quedó cerca al 25% en 2011 y se proyecta a cerca de 22% en 2012.
 
Para mantener las apariencias y evitar la disparada de la inflación real, el gobierno no devalúa la moneda en la misma proporción que el aumento de precios le quita sustento al peso. La población percibe el retraso en el ajuste del tipo de cambio y corre a las tradicionales casas de cambio para abastecerse de moneda extranjera.
 
De ese modo, el cambio paralelo va ganando fuerza, pese a la ostensiva represión del gobierno. El viernes 18/05, por ejemplo, mientras que el cambio oficial señalaba $ 4,47 por dólar, el paralelo se negociaba a $ 5,63 por dólar, una diferencia del 20,6%.
 
El año pasado, el deterioro de las finanzas públicas, junto a la escasez de divisas, llevó al gobierno de Cristina Kirchner a quemar US$ 6.100 millones de sus reservas internacionales (12% del total) para cubrir los gastos corrientes, una práctica temeraria en la administración pública. Este año, para no provocar una excesiva sangría en las reservas, la política dominante consiste en retener las importaciones y reforzar los controles de flujos de moneda extranjera.
 
Además de los problemas crónicos como el achatamiento de la rentabilidad (efecto de la fijación de precios y tarifas), el sector productivo argentino se enfrenta a un alza generaliza de los costos, especialmente los salarios, reajustados más o menos de acuerdo con la inflación real.
 
El gobierno de Cristina Kirchner tiene a su favor la inapetencia de la oposición (pareciera carecer de hambre de poder) o, incluso, la falta de una oposición organizada. A pesar del amplio margen de votos (53%) obtenido en las elecciones del año pasado, cuando Cristina fue reelecta para la Presidencia, el descontento popular va tomando forma
 
Por el momento, ella está desviando la atención hacia el agravamiento de los problemas, apelando a algunas jugadas de apelación nacionalista. El resurgimiento de la cuestión de las islas Malvinas y la expropiación de la principal empresa petrolera, YPF, antes bajo el control de Repsol, de España, son los ejemplos más recientes.
 
Sin embargo, el empeoramiento de la crisis externa y la posible reducción de precios de las commodities agrícolas (el segmento principal de las exportaciones) deben agravar las dificultades. 

Frenan el ingreso de alimentos argentinos a Brasil

mayo 22, 2012

Brasil anunció ayer la implementación de una serie de medidas para dificultar el ingreso de productos argentinos a su mercado, en respuesta a las restricciones que ya aplica nuestro país.

El gobierno de Dilma Rousseff, que intenta reanimar su desacelerada economía con incentivos para los productores locales, decidió suspender el régimen de licencias automáticas de importación para una decena de productos perecederos, como manzanas, uvas, vinos y quesos, según informó la agencia Reuters, sobre la base de fuentes de Brasilia. Aunque las nuevas reglas se aplicarán a todos los países, las restricciones fueron diseñadas para la Argentina, uno de los mayores proveedores de esos productos, añadió una fuente del gobierno brasileño citada por Reuters.

Las medidas llegan más de tres meses después de que la Argentina introdujera controles de importación que contribuyeron a hundir casi un 30% las ventas de Brasil a su tercer mercado después de China y Estados Unidos.

La suspensión de las licencias automáticas de importación podría demorar en hasta 60 días el ingreso de los productos argentinos a Brasil.

El ministro brasileño de Agricultura, Mendes Ribeiro, había amenazado a mediados de abril con trabar la entrada de productos argentinos en respuesta a los obstáculos para las exportaciones de carne de cerdo brasileño.

Las restricciones argentinas habían irritado al gobierno de Rousseff, que, sin embargo, mantenía un tono conciliador y decía estar estudiando su impacto.

La reacción brasileña abortaría además una campaña de la poderosa Federación de Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp) para aumentar las importaciones de la Argentina con la esperanza de recuperar el acceso a ese mercado.

“No había alternativa (…) No había voluntad de la Argentina de llegar a una solución. Brasil tuvo que reaccionar”, dijo a Reuters el presidente de la Asociación Brasileña de Exportadores de Carne de Cerdo, Pedro de Camargo Neto.

Brasil había suspendido a fines de abril el ingreso de uvas frescas y pasas importadas de la Argentina con el argumento de que fue detectado un cargamento contaminado con la plaga Brevipalpus chilensis.

Las nuevas medidas, que afectan también a las papas y la harina de trigo, fueron tomadas por el Ministerio de Comercio Exterior y el de Relaciones Exteriores. La fuente dijo que el gobierno de Dilma Rousseff no haría un anuncio oficial para poner las medidas en vigor.

Misión de negocios
La decisión de aplicar barreras al ingreso de productos argentinos se conoció apenas unos días después de la misión de negocios que organizó el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a la ciudad de San Pablo.

El propio funcionario había adelantado que tras la misión había logrado “avances” en lo que respecta a la venta al vecino país de medicamentos, langostinos y naranjas..

FUENTE: La Nación

 

Brasil y Argentina dicen que resolverán conflictos comerciales en “unos días”

mayo 16, 2012

Los cancilleres de Brasil, Antonio Patriota, y Argentina, Héctor Timerman, dijeron hoy que ambos países se han comprometido a comenzar a resolver sus conflictos comerciales en “cuestión de días”, apoyados en una firme “voluntad política”.
Timerman encabezó hoy una misión argentina, integrada también por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que discutió con miembros del Gobierno brasileño las diversas trabas comerciales que han surgido en ambos países en medio de la crisis global.
Ambos ministros dijeron en rueda de prensa que decidieron que delegaciones de los ministerios de Exteriores, Economía y Comercio realizarán, a partir de la primera semana de junio próximo, unas “reuniones periódicas” para resolver cada problema “puntual” en el comercio bilateral.
Argentina, según explicó Timerman, quiere más acceso al mercado brasileño para diversos productos, entre los que incluyó langostinos y medicamentos, los cuales calculó que podrían aumentar el volumen de las exportaciones argentinas hacia Brasil en “unos 2.000 millones de dólares” al año.
Asimismo, Argentina pretende que sea levantado un sistema de licencias no automáticas, oficializado hoy por Brasil, para las importaciones argentinas de diversos productos perecederos, entre los que fueron incluidos el vino, las uvas, las harinas de trigo, las manzanas y las papas, entre otros.
Por el lado brasileño, Patriota explicó que planteó a Timerman que Argentina debe revisar su propio sistema de licencias no automáticas para las exportaciones brasileñas y también la exigencia de una declaración anticipada de importaciones que existe en el país vecino, pues también perjudica al comercio bilateral.
Asimismo, pidió que Argentina levante las restricciones que ha impuesto a sus importaciones de cerdo, que afectan directamente a los exportadores brasileños, ahora ajustados a un sistema de cuotas impuesto por las autoridades argentinas.
Según Patriota, “hay un compromiso para examinar con cuidado cada uno de los pleitos”, con “espíritu integrador y voluntad política”.
El ministro brasileño afirmó que tanto Argentina como Brasil coinciden en que “no hay otro camino” para ambos países “que no sea la integración productiva” y en que “no hay ni habrá retrocesos políticos” en esa dirección.
En opinión de Timerman, en el actual escenario de crisis y con la “enorme sintonía política” que hay entre ambos países, es necesario incrementar el comercio bilateral y también dentro del Mercosur, bloque que además integran Uruguay y Paraguay.
“Siempre será mejor comprar a socios del Mercosur que a países de afuera de la región”, declaró el ministro argentino.
En relación con el Mercosur, Timerman anticipó además que Argentina le propondrá a los otros tres socios “aumentar el arancel externo común hasta el máximo permitido por la Organización Mundial de Comercio (OMC)”, a fin de favorecer los intercambios regionales.
Según dijeron fuentes brasileñas tras la rueda de prensa, el primer paso para comenzar a superar los problemas bilaterales sería el fin de las restricciones a las exportaciones de cerdo brasileñas, para luego dar paso a una mayor apertura para los langostinos y medicamentos argentinos.

FUENTE: Terra Argentina

Resolución N° 187/2012 – liqudación de divisas

mayo 11, 2012

Buenos Aires, 10 de Mayo de 2012.

VISTO:

El Expediente N° S01:0167633/2012 del Registro del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS, y

CONSIDERANDO:

Que por la Resolución N° 142 de fecha 24 de abril de 2012 del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS se dispuso la modificación de los plazos de ingreso de divisas establecidos por la Resolución N° 269 de fecha 14 de diciembre de 2001 de la ex SECRETARIA DE COMERCIO del ex MINISTERIO DE ECONOMIA y sus modificatorias.

Que dicho cambio tuvo como base el estudio y el análisis del comportamiento del comercio exportador, cuyos resultados sugirieron que en un número considerable de casos los plazos previstos para el ingreso de las divisas no resultaban ser los correspondientes a la dinámica de dichos sectores.

Que por la naturaleza y las características especiales de las operaciones de exportación, la citada Resolución N° 142/12 del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS estableció la posibilidad de modificar los plazos allí previstos, creando al efecto una UNIDAD DE EVALUACION integrada por los titulares de la SECRETARIA DE COMERCIO EXTERIOR y de la SECRETARIA DE POLITICA ECONOMICA Y PLANIFICACION DEL DESARROLLO, a través de la SUBSECRETARIA DE COORDINACION ECONOMICA Y MEJORA DE LA COMPETITIVIDAD, todas ellas dependientes de este Ministerio.

Que en ese orden, la UNIDAD DE EVALUACION ha determinado la importancia de tomar en consideración la particular situación por la que atraviesan las firmas exportadoras de menor escala y la necesidad de resguardar los mecanismos naturales de su operatoria.

Que, asimismo, esa Unidad ha recomendado abordar la situación de los contratos preexistentes celebrados con anterioridad al dictado de la Resolución N° 142/12 del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS.

Que la Dirección General de Asuntos Jurídicos del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS ha tomado la intervención que le compete.

Que la presente medida se dicta en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 3° de la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos N° 19.549 y el artículo 5° del Decreto N° 1638 de fecha 11 de diciembre de 2001.

Por ello,
EL MINISTRO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS
RESUELVE:

Artículo 1° — Exceptúase de cumplir con los plazos estipulados en la Resolución N° 142 de fecha 24 de abril de 2012 del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS a los exportadores que durante el año 2011 hayan registrado exportaciones totales por un monto inferior a DOLARES ESTADOUNIDENESES DOS MILLONES (U$S 2.000.000), tomando como base de cálculo valores F.O.B.

La ADMINISTRACION FEDERAL DE INGRESOS PUBLICOS deberá informar a la UNIDAD DE EVALUACION el listado de exportadores que cumplen con este requisito. Para éstos, regirán los plazos vigentes con anterioridad al dictado de Resolución N° 142/12 del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS.

Art. 2° — Créase un registro de contratos preexistentes a la Resolución N° 142/12 del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS bajo la órbita de la SECRETARIA DE COMERCIO EXTERIOR, dependencia que determinará los requisitos que deberán reunir los mencionados instrumentos.

Para las operaciones incluidas en los contratos allí registrados regirán los plazos vigentes con anterioridad al dictado de la resolución precitada.

Art. 3° — La SECRETARIA DE COMERCIO EXTERIOR deberá notificar a aquellos exportadores que resulten alcanzados por la excepción dispuesta por el artículo 1° de la presente resolución.

Art. 4° — Esta medida entrará en vigencia a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

Art. 5° — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — Hernán G. Lorenzino.

Los controles para liquidar divisas

mayo 10, 2012

Por: Fernando Agustín Páez Romairone

El comercio exterior en la Argentina continúa dando que hablar. Los controles por parte del fisco aumentan mensualmente tanto para las importaciones como para las exportaciones. En lo que va del año, la importación sufrió el mayor control por parte de los diferentes organismos que intervienen en el ingreso de mercadería. La exportación puede ser supervisada por cualquier organismo que le competa. Al igual que la importación, en la exportación el mayor control lo está aplicando el Banco Central, y acompañado de la mano, lo sigue la AFIP.

La liquidación de divisas está a cargo del BCRA, toda operación de exportación está obligada a liquidar divisas. Pueden existir excepciones, es el caso de las muestras, exportaciones a título no oneroso y materia promocional para concretar futuras ventas en el exterior.

Mediante el dictado de la Instrucción General 2 de 2012 de la AFIP se estableció iniciar los sumarios correspondientes por la demora con el ingreso y liquidación de divisas. Es decir, si la operación de exportación se encuentra en el sistema del BCRA «Seguimiento para el cobro de las exportaciones» con demora y/o incumplimiento. La Dirección General de Aduanas iniciará las denuncias contenciosas correspondientes en los términos del art. 994 inc. c) del Código Aduanero; este caso será de aplicación cuando el exportador liquide las divisas pero fuera de los plazos que establezca la reglamentación. La multa aplicable es de $ 500 hasta los $ 10.000.

Para el caso en que el exportador no liquide divisas el fisco, estará obligado a denunciarlo por el art. 954 apartado 1) inc. c) del Código Aduanero. Para este caso la multa es mayor y el exportador puede ser sancionado con una multa de uno (1) a cinco (5) veces el importe de la diferencia.

En el caso en que el exportador cancela la operación en tiempo y forma, quedará absuelto de todo tipo de denuncia y/o infracción.

Las operaciones que se encuentren en la situación de «incumplimiento reportado» o «vencido sin cumplido reportado» también quedarán bloqueadas para percibir cualquier tipo de beneficio por reintegro de exportación que le corresponda.

El bloqueo será general por CUIT y no por esa operación puntual, es decir que perjudicará todos los beneficios del exportador, hasta tanto regularice ante el BCRA la totalidad de las operaciones que motivan el bloqueo.

Estas consultas pueden ser realizadas por el Sistema del Exportador mediante la web de la AFIP con la utilización del servicio Mis Operaciones Aduaneras.

Otro cambio por parte de la AFIP fue la modificación del tipo de cambio aplicable a las exportaciones; todas las operaciones que se oficialicen a partir del día 1 de mayo de 2012 (inclusive) serán liquidadas mediante el tipo de cambio vendedor y no comprador. El tipo de cambio aplicable es informado por el Banco Nación.

Otra medida fue el tiempo para la liquidación de las divisas. En la actualidad, los días son contados corridos y los plazos para la liquidación son de 15, 90 y 360 días.

Plazo de 15 días: cereales (trigo, cebada, centeno maíz, arroz, etc.), harina de trigo y preparaciones análogas, semillas (poroto, maní, girasol, etc.), aceites de soja y girasol, pellets y tortas de soja, minerales metalíferos, combustibles y aceites minerales, pólvora y explosivos, perlas finas y metales preciosos, vehículos automotores y demás vehículos terrestres incluso partes y piezas (excepto tractores y remolques), armas y objetos de arte. También es de aplicación para las operaciones en que exista vinculación entre el comprador y el vendedor.

Plazo de 360 días: puentes y sus partes, depósitos cisternas, útiles para embutir o punzonar, reactores nucleares, calderas y aparatos auxiliares, generadores de gas, elevadores de líquidos, compresores, turbinas de vapor e hidráulicas, aparatos de aire acondicionado, calentadores de agua, laminadores, centrifugadoras, balanzas, matafuegos, tractores, hornos industriales, heladeras, motores, soldadores, máquinas impresoras y cilindros, instrumentos para análisis físicos y de control, microscopios, otras máquinas y bienes de capital, camas de hospital, construcciones prefabricadas.

Plazo de 90 días: el resto de las mercaderías contempladas en el nomenclador arancelario no mencionadas anteriormente.

(*) Despachante de Aduana

Fuente: ambito