Archive for 28 junio 2012

Paraguay: creen que la suspensión del Mercosur tendrá implicancias económicas

junio 28, 2012

El Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep) informó sobre los escenarios en el país ante eventuales sanciones del Mercosur. Refiere que pueden tomarse decisiones que a Paraguay no le convienen, como la suba del Arancel Externo Común y la suspensión de los fondos de convergencia.
No obstante, ante la pregunta de que si las medidas a ser adoptadas en la Cumbre próxima podrían llegar a un límite de asfixiar económica y comercialmente al Paraguay, el documento afirma que “las posibilidades no parecen encaminarse en ese sentido”.
Los tres escenarios posibles son: la suspensión de la participación paraguaya en los órganos de Mercosur; suspensión de participación y de transferencias del Focem (Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur); y la suspensión a Paraguay de todo derecho y obligación en el tratado del bloque.
En la primera opción se encuentra vigente y su temporalidad puede extenderse durante todo el segundo semestre del año en curso o durar hasta la asunción de un nuevo gobierno en el Paraguay luego de las elecciones de abril del 2013.
Esta suspensión de participar en los órganos de Mercosur implica la imposibilidad de participar en sus procesos decisorios, como la suba del Arancel Externo Común (AEC) y la eliminación del doble cobro arancelario, aunque no elimina ninguna de las preferencias comerciales que actualmente goza el Paraguay.
El segundo escenario habla de lo que actualmente es asignado por Focem para proyectos aprobados y en ejecución, de 608 millones de dólares, equivalente al 32 por ciento de los gastos de capital asignados en el Presupuesto General de la Nación 2012.
La tercera posible medida significa que los productos de exportación del Paraguay a sus socios del Mercosur, que ingresaban exento de aranceles, ahora deberían pagar un arancel promedio estimado de ocho por ciento.
Esta situación afectaría al 20 por ciento del total de exportaciones del Paraguay que tienen como destino al Mercosur y que por ende quedarían sin competitividad. “La mayor parte de estos rubros exportados son procesados o manufacturados, y por lo tanto con una creación de empleo importante en el país”, sostiene el informe.
El documento concluye con la premisa de que cualquiera sea el tenor de las medidas a adoptarse en los distintos escenarios, lo que si tiene certidumbre es que el levantamiento de estas medidas estará condicionado a la asunción de un nuevo gobierno luego de las elecciones próximas.
Ello es así porque donde sí existe unanimidad, entre los países del Mercosur y de los Estados Asociados, es en el convencimiento que en el Paraguay se ha quebrantado la institucionalidad democrática, sean cuestionables o no las bases de este convencimiento.

Dan más poder a Paglieri para controlar el ingreso de las importaciones

junio 28, 2012

El Gobierno modificó el modelo de los certificados de importación, que ahora deberán ser impresos en papeles de seguridad y tendrán una vigencia de 60 días corridos desde el momento de su emisión.
Así lo establece la resolución 304, publicada ayer en el Boletín Oficial, que lleva la firma del ministro de Economía, Hernán Lorenzino. La norma, además, ratifica que la Secretaría de Comercio Exterior, a cargo de Beatriz Paglieri, será la autoridad de aplicación y está facultada a “realizar las interpretaciones y modificaciones que estime convenientes, como así también a dictar las normas reglamentarias”. Paglieri es la mano derecha del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.
Fuentes del mercado indicaron que la impresión en papeles de seguridad tenderá a agilizar los trámites para importar. Semanas atrás, Paglieri se quejó ante empresarios porque debe firmar unas 4.000 declaraciones juradas al día. La nueva disposición evitaría la necesidad de firma, lo que habría más diligente el proceso.
Los 60 días corridos de plazo para ingresar la mercadería una vez que está autorizado el certificado de importación son ajustados para la operación, si se tiene en cuenta que un barco puede tardar hasta 45 días en llegar al país. Pero los importadores consideraron que el plazo es adecuado y que, en todo caso, será necesaria una renovación sin que medie un trámite engorroso.
Los certificados de importación son necesarios para ingresar productos que cuentan con posiciones arancelarias, como el papel, artículos para el hogar, juguetes, calzado, pelotas y productos textiles.
La medida tuvo que ser publicada ayer nuevamente, ya que el lunes había sido difundida “con un error de imprenta”.
El nuevo modelo de certificado de importación modifica la última versión de ese documento establecida el 14 de febrero del año pasado.

Negocian con Brasil levantar trabas mutuas

junio 28, 2012

Los gobiernos de la Argentina y Brasil están aprovechando la 43º Cumbre del Mercosur para avanzar en las negociaciones tendientes a resolver los problemas comerciales surgidos como consecuencia de las trabas que ambos países fijan para defender sus mercados internos.
Las secretarias de Comercio Exterior de la Argentina, Beatriz Paglieri, y del mayor socio del Mercosur, Tatiana Prazeres, mantuvieron ayer un nuevo encuentro bilateral en el que acordaron flexibilizar los controles que imponen en las fronteras para determinados productos considerados sensibles por ambas economías. La Argentina pidió por autos y economías regionales, mientras que Brasil reclamó por el ingreso de la carne de cerdo. Y según fuentes oficiales, “se avanzó mucho y hubo varios acuerdos”.
El encuentro se produjo en el hotel Intercontinental de esta ciudad, donde se desarrollará la cumbre entre hoy y mañana. Las funcionarias habían mantenido un primer encuentro el martes y según dijeron fuentes allegadas a Paglieri, las reuniones continuarían en el marco del cónclave.
La administración de Cristina Fernández reclama la apertura del mercado brasileño para las economías regionales, como por ejemplo la exportación de langostinos y de frutas, así como también de los autos, cuya venta a Brasil volvió a estar demorada por el gobierno de Dilma Rousseff. Según trascendió en las últimas horas, las autorizaciones de las licencias no automáticas para este rubro están tardando unos tres meses en lugar de los 60 días permitidos por la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Brasil, por su parte, insiste en lograr el ingreso a la Argentina de la carne de cerdo, aunque también reclamó, a través de Prazeres, que el gobierno de Cristina Fernández le permita exportar autopartes, un sector que es fuertemente deficitario para el país y que el gobierno quiere proteger. “Se armó un paquete de productos que se van a flexibilizar de ambos lados, pero no se firmó nada; todo fue verbal, por lo que habrá que ver si se cumple en la práctica”, dijeron fuentes de la negociación.
Luego de reunirse con Paglieri, la secretaria de Comercio Exterior brasileña fue invitada a almorzar con el gobernador de la provincia, Francisco Pérez, y otros mandatarios de provincias vecinas, y a las 16 asistió a la sede de la Bolsa de Comercio para reunirse con un grupo de empresarios locales, que le plantearon sus quejas sobre las dificultades para acceder con sus productos a Brasil.

Mercosur evalúa suspender a Paraguay hasta agosto y apurar ingreso de Venezuela

junio 28, 2012

NATALIA DONATOMendoza, Enviada Especial

 El futuro de Paraguay como miembro pleno del Mercosur durante los próximos meses está en plena discusión en los tres países restantes del bloque y será el eje de la 43º Cumbre del Mercosur que arrancará hoy en el hotel Intercontinental de esta ciudad. Existe una fuerte molestia en la región por la forma en que fue destituido el ex presidente Fernando Lugo por el Parlamento y hay una clara vocación de fijar una posición al respecto, pero el tono de la declaración será definida recién mañana por la mañana, en un desayuno que tienen previsto los presidentes de la Argentina, Cristina Fernández; de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José Mujica. Diversas fuentes diplomáticas de las delegaciones argentina y brasileña manifestaron que si bien no hay nada definido hasta el momento, todo parecería indicar que las sanciones serían más políticas que económicas.

Una de las alternativas que se barajaban entre los técnicos ayer era suspender a Paraguay del Mercosur hasta agosto, cuando asuma el nuevo presidente electo democráticamente. Ello implicaría que el país esté marginado de tomar decisiones dentro del bloque, por lo que el Mercosur podría aprovechar para avanzar en varias cuestiones que estaban trabadas por la resistencia paraguaya. El ingreso de Venezuela como socio pleno es una de las alternativas que circulaban ayer por los pasillos del hotel donde se realiza la cumbre.

La entrada del país bolivariano al Mercosur estaba sujeta a la aprobación de los parlamentos de los países miembros, y Paraguay era el único donde el Senado lo tenía frenado. Si este país queda suspendido del bloque, Argentina, Brasil y Uruguay podrían avanzar en la decisión.

Si hay una postura que está consensuada es que el Mercosur no quiere perjudicar económicamente a Paraguay, por lo que, aún suspendido, seguiría gozando de los beneficios arancelarios del bloque. “Tenemos una deuda muy grande con Paraguay desde la guerra de la Triple Alianza y eso pesa. Es un tema muy delicado”, afirmó un diplomático argentino.

Este tema comenzó a discutirse entre algunos coordinadores políticos de las delegaciones ayer, pero hoy será ampliado en el encuentro del Consejo del Mercado Común, en el que se reúnen los cancilleres. En esta reunión, también podrían cerrarse propuestas económicas, como por ejemplo la puesta en marcha del Fondo de Garantías del Mercosur, tendiente a que pymes de la región puedan integrarse y obtener créditos con mayor facilidad.

En ese cónclave, del que también podrían participar los ministros de Economía de los países miembros y asociados –Chile, Venezuela, Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia–, también se discutirá la propuesta regional para elevar los aranceles extrazona a un conjunto de 100 posiciones arancelarias que debía tener elegido cada país para esta cumbre. Según fuentes diplomáticas, todavía no hay acuerdo en este tema, por lo que se presume seguirá en stand by. La Argentina pretendía, por ejemplo, que la lista sea de 400 posiciones.

Por la noche, Cristina agasajará a los presidentes con una cena en la bodega Escorihuela. Están confirmados los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; de Chile, Sebastián Piñera; de Colombia, Juan Manuel Santos; de Ecuador, Rafael Correa; de Brasil, Dilma Rousseff, de Perú, Ollanta Humala, y de Uruguay, José Mujica. El presidente venezolano, Hugo Chávez, estaría confirmado también.

Argentina dio de baja acuerdo automotriz con México y ambos países van a la OMC

junio 26, 2012

El Gobierno de México dijo que su par de la Argentina le notificó que abandonó el acuerdo de libre comercio automotriz, que le brindaba al país norteamericano un superávit comercial de u$s 1.000 millones.
Desde finales de marzo el gobierno mexicano había descartado renegociar el acuerdo como lo pretendía la Argentina y ahora prepara una presentación ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Por el lado del gobierno argentino confirmaron la noticia pero denominaron como “suspensión” del acuerdo. “Hace tres meses que no nos dan una señal para negociar en los mismos términos que lo hicieron con Brasil”, agregó la fuente oficial al tiempo que confirmó que también llevarán el caso a la OMC. Brasil renegoció el entendimiento bajo la amenaza de cerrar su mercado a la producción mexicana, que este año será de tres millones de 0 km. En las automotrices locales la noticia fue como un balde de agua fría. No hubo comunicaciones que alertaran o avisaran y la información que manejaban provenía de sus oficinas en México. Además, en muchos casos se mostraron indignados por la falta de aviso, ya que el viernes pasado la ministra de Industria, Débora Giorgi, se reunió con la cúpula de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) de la que participaron los presidentes de las firmas más importantes. “En ningún momento se dijo algo respecto a romper el acuerdo, sí de incrementar las gestiones para que nos compren más”, reconoció a El Cronista una fuente de una de las automotrices que participó del encuentro.
La falta de acuerdo entre los dos gobiernos hizo que la Argentina tuviera un déficit de u$s 1.000 millones por lo que en algún momento se habló de aplicar cupos. “La solución era o importás menos o exportás más. Como es muy difícil exportar porque los costos mexicanos son muy bajos, la Argentina pierde competitividad, hay que pagar retenciones a las exportación (5%), y modificaron los plazos de liquidación; lo único razonable era restringir las importaciones”, explicó otra fuente de la industria.
La intención de los cupos era una idea que había circulado en parte del gabinete económico meses atrás. De confirmarse la caída del acuerdo, los autos provenientes del mercado azteca deberán pagar un arancel de entrada de 35%, así como también 80 posiciones arancelarias de autopartes, que deberán pagar entre 16% y 18% de impuesto. La Argentina importa desde México el Chevrolet Aveo, la Dodge Journey, la Dodge Ram, el Fiat 500, el Ford Fiesta Kinetic Design, la Honda CR-V, el Nissan NP300, March, Sentra y Tiida; y los Volkswagen Beetle, Bora, Vento y Golf GTI.
Como contrapartida, le vende la Ford Ranger, el Agile, la Mercedes-Benz Sprinter, el Renault Kangoo y Clio, la Toyota Hilux y la Volkswagen Amarok.
Según el último informe de Adefa, las exportaciones al país centroamericano fueron de 4.133 unidades, mostrando una caída de 33,3% respecto el mismo mes de 2011.

Paraguay: el Partido Colorado es el gran ganador de la ofensiva opositora

junio 26, 2012

El viernes pasado en Asunción no se juzgó a un jefe de Estado, sólo se lo reemplazó a causa de su debilidad política. De origen porque compartió una alianza electoral con un partido en sus antípodas ideológicas, con el único objetivo de sacar del poder a su gran rival, el Partido Colorado, que gobernó durante más de 60 años al país. Y debilidad posterior porque no supo o no pudo construir un espacio político propio que lo sustentara. Entonces, ¿por qué si Fernando Lugo gozaba de tan pobre soporte institucional y faltando sólo nueve meses de las elecciones la oposición montó semejante parodia indefendible ante cualquier foro internacional?
Se puede pensar que el Partido Liberal, el del actual mandatario, necesitaba gozar del poder al menos unos meses para llegar con mayores chances a las próximas elecciones presidenciales.
Pero hay otra cuestión, ¿por qué se exponen a las obligadas sanciones del Mercosur y la Unasur dispuestas en sus cláusulas democráticas?
Es posible sospechar que la oposición temía que el ex obispo pudiera construir una alternativa electoral válida en estos meses, algo que a juzgar por las encuestas, que dan como claro triunfador al Partido Colorado, resulta poco creíble. Aunque no se puede descartar que ahora sí, en su nuevo rol de líder la resistencia, pueda encontrar ese apoyo.
El gran ganador de la jugada, entonces, parece ser el poderoso partido que sostuvo por 46 años a Alfredo Stroessner en el poder. No es difícil sospechar que ahora apostará a un rápido desgaste liberal aprovechando la franca minoría que tiene en el Congreso (1/3 de las bancas).
Una reposición en el poder es una posibilidad que ni el mismo ex mandatario debe querer en estas condiciones y la convalidación del golpe institucional es algo que los países de América no pueden tolerar. Entonces, y aunque la ley paraguaya lo impide, un adelantamiento de las elecciones parece ser la única solución posible. Algo que puede calmar las preocupaciones internacionales y que -todo indica-repondrá al mayoritario partido más rápidamente en la presidencia de su país.

Brasil, Uruguay y Chile descartan sanciones económicas a Paraguay

junio 26, 2012

VALERIA VINCENT Buenos Aires

 

 

 

Tras la reacción unánime e inmediata de los países de la región contra el juicio político express que terminó con la destitución del presidente paraguayo Fernando Lugo el viernes pasado, comienzan a verse ahora los matices en América latina sobre las posibles sanciones que podrían aplicarse a Paraguay. Mientras algunos países, como Venezuela y Bolivia, reclaman una respuesta más dura frente al quiebre del orden democrático en Paraguay –algo que rechaza el nuevo gobierno de Federico Franco, quien asegura que se siguió el proceso previsto en la Constitución– otros, como Brasil, Chile y Uruguay ya descartan adoptar represalias económicas.
El Mercosur dio el primer paso el domingo pasado al anunciar que excluía formalmente al país de la cumbre que se celebrará el próximo viernes en Mendoza, en una decisión firmada por la Argentina, Brasil y Uruguay (miembros plenos) así como por Venezuela, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú (estados asociados). Pero ahora el bloque se enfrentará al desafío inédito de tener que decidir sobre qué hacer con el socio más débil y pobre del bloque. Y en esto no hay unanimidad. Ayer se confirmó que, aprovechando la presencia de varios mandatarios, también se celebrará una cumbre de Unasur.
Hasta ahora, sólo Venezuela tomó una represalia económica concreta, al cortar el envío de petróleo a Paraguay. Ecuador y Bolivia aspiran a que el viernes se vaya en esa dirección.
Pero la idea de un bloqueo económico es poco probable que prospere. El gobierno brasileño de Dilma Rousseff criticó el quiebre del orden democrático pero ya dijo que no tomará medidas que “afecten al hermano pueblo paraguayo” ni se inmiscuirá en “asuntos internos”. En el mismo sentido Uruguay, que habló de un “golpe parlamentario”, afirmó que no adoptará sanciones económicas. “No somos partidarios de eso porque lo termina pagando la gente”, dijo el presidente José Mujica.
Por su parte, la presidenta argentina, Cristina Fernández, quien también habló de golpe de Estado, protagonizó ayer el primer desaire al nuevo gobierno paraguayo, al ignorarlo en una teleconferencia que celebró junto a Dilma, Mujica y el primer ministro chino, Wen Jiabao, donde se anunciaron acuerdos entre China y el Mercosur.
También Chile descartó adoptar sanciones económicas.
Ante este escenario de discrepancias, lo más probable es que las represalias de la región se limiten a aislar políticamente a Paraguay, excluyéndolo de los organismos hasta tanto no surja un nuevo gobierno de las urnas.
Al respecto, Mujica pidió a Franco que adelante las elecciones, previstas para abril.
“Al nuevo gobierno no le importa que no lo inviten a una cumbre. Lo que realmente teme son las sanciones económicas, que le apliquen la tarifa aduanera extra-zona o decidan implantar un impuesto a la soja que va hacia Brasil o Argentina”, opina el analista político paraguayo Marcello Lachi.
Paraguay exporta gran parte de su producción industrial y mercadería proveniente desde China a sus vecinos. Además, depende de las rutas y puertos de ellos para exportar carne y soja, ya que no tiene salida al mar.
Para el analista Juan Gabriel Tokatlián, Lugo necesita del “eco internacional” dada la delicada situación jurídica que se le puede presentar a futuro.
Ayer, Estados Unidos afirmó que todavía no determinó si hubo “un golpe en su sentido tradicional” en Paraguay pero dijo que está “preocupado” y consultará con sus aliados de la OEA qué medidas tomar. La OEA se reunirá hoy.
En tanto, en Paraguay, Franco tomó ayer juramente a su gabinete y logró apoyo judicial con el rechazo de la Corte Suprema a considerar inconstitucional el juicio político a Lugo.

China quiere avanzar en un acuerdo de libre comercio con el Mercosur

junio 26, 2012

En la antesala de la Cumbre del Mercosur, que se realizará el jueves y viernes en la ciudad de Mendoza, y frente a un mundo que le exige a la región cada vez más medidas proteccionistas, el gobierno de China se mostró interesado en avanzar en un acuerdo de libre comercio con el bloque sudamericano. Lo hizo a través de su primer ministro, Wen Jiabao, quien lejos de quejarse frente a las trabas a las importaciones que aplican la Argentina y Brasil, y que afectan principalmente a su país, aprovechó su visita al país para firmar acuerdos bilaterales con la presidenta Cristina Fernández en materia energética, agropecuaria y de transporte e impulsar el libre comercio.
El funcionario del gigante asiático manifestó su voluntad de evaluar esta posibilidad durante una videoconferencia que realizó desde la Casa Rosada con los presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay, en el marco de una visita que está realizando a todos los países.
“Debemos realizar estudios de factibilidad sobre una zona de libre comercio entre China y el Mercosur”, destacó el primer ministro chino. A principios de junio, Pekín había adelantado su intención a las autoridades de Uruguay.
China es uno de los principales socios comerciales del Mercosur, al que le compra principalmente granos y alimentos a cambio de productos con alto valor agregado. De todas maneras, en la región el gigante asiático representa una profunda amenaza para las industrias nacionales, principalmente la textil, del calzado, juguetes, entre otros, ya que los costos chinos son bajísimos y al entrar a los países, dejan fuera de competencia a los productos locales. Es por ello que gran parte de las medidas proteccionistas apuntan a combatir la invasión de mercadería asiática. En Sudamérica, los únicos países que tienen acuerdos de libre comercio con la potencia asiática son Chile y Perú.

Lazos comerciales

Durante la videoconferencia –de la que fue excluida Paraguay porque la región desconoce al nuevo presidente, Federico Franco, y porque Asunción no tiene relaciones diplomáticas con China– la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff consideró “muy importante” profundizar los lazos entre el país asiático y el Mercosur, en el marco de la crisis internacional. Es claro que a la región le interesa, por sobre todo, sostener a China como demandante de alimentos.
Jiabao propuso a los mandatarios suscribir una declaración conjunta sobre el fortalecimiento de las relaciones mutuas, que será analizado por los presidentes del Mercosur en la cumbre de Mendoza.
La declaración propuesta por China también incluye un compromiso mutuo de “reforzar la comunicación y confianza estratégicas” y “profundizar la cooperación” en todos los campos, incluido el comercial, con vistas a duplicar para 2016 el volumen de los intercambios respecto a los del año pasado. En 2011, China exportó a Mercosur por u$s 48.451 millones –un 34,5% más que en 2010–, mientras que importó desde el bloque por u$s 51.033,7 millones –representó un alza del 37,9%–. Aunque el balance es superavitario para el Mercosur, esto se debe a la incidencia del volumen de comercio de China con Brasil, ya que los otros tres socios del bloque tuvieron en 2011 déficit en su comercio con el gigante asiático.
Tras escuchar la propuesta del primer ministro, el presidente de Uruguay, José Mujica, señaló que el “acercamiento que ofrece China es un desafío” debido a que, de concretarse, esta alianza debe forjar una “relación equitativa y compensatoria”.
Por su parte, Cristina Fernández sostuvo que la “vinculación con China es una oportunidad histórica” para el Mercosur y “para lanzar el gran desafío y agregar valor a la materia prima, generando trabajo”.

Qué hay detrás del aumento del arancel a los bienes de capital

junio 12, 2012

Un acto de disciplina comercial, o señal que marca un retorno a la senda del Mercosur. Un gesto hacia los socios comerciales del bloque, o un anuncio disfrazado de medida nacional e independiente de todo.

Se lo mire por donde se lo mire, la importación de bienes de capital en la Argentina será gravada con un arancel del 14% para aquellos que se produzcan en el país, y del 2% para los que no tengan competencia nacional. En sí, el anuncio de la Presidenta pareció una política autónoma. Pero en la realidad, el “aumento del arancel” corresponde a la eliminación de una excepción al arancel externo común (AEC) del Mercosur (waiver) a partir del 1° de julio.

“No es algo nuevo, sino volver al AEC del que la Argentina se había apartado”, indicó Martín Clément, gerente general del estudio Clément. “Hace un tiempo Industria sacó una norma que creaba una comisión de evaluación de partes y máquinas nacionales para discriminar qué necesitaba ser importado, con una una convocatoria abierta a los interesados”, explicó.

Es a partir de los resultados que arrojó el Registro de Bienes de Capital no producidos en el país (que se comenzó a elaborar en febrero último a partir de la resolución general 9

12 de la Secretaría de Industria) que se aplicará el 14 y 2 por ciento de arancel a los bienes de capital producidos y no producidos en el país, respectivamente.

Según la consultora abeceb.com, “las importaciones de bienes de capital representaron en 2011 el 12% de las importaciones totales alcanzando los US$ 9018 millones. Sobre este total aproximadamente US$ 4369 millones (48%) correspondieron a la compra de productos alcanzados por el waiver”. En términos fiscales, la eliminación de la excepción al AEC representaría ingresos por US$ 611 millones.

Al mismo tiempo, se anunció que los fabricantes locales de bienes de capital continuarán percibiendo el “bono fiscal” hasta fines de año. Este bono (14% computable al pago de otros impuestos), vencía el 30 del actual y la intención del Ministerio de Industria era la de reemplazarlo por un mecanismo de financiamiento con fondos provenientes del ahorro fiscal “generado con la derogación del bono y con el 50% de recaudación proveniente de la elevación de los tipos de importación”, explicó abeceb.com.

“Evidentemente, la situación fiscal en general no permitió armar el plan [de financiamiento] con la facilidad que se pensaba, y se ven obligados a seguir con el bono”, sugirió Raúl Ochoa, académico en comercio exterior de la Fundación Standard Bank.

“La dificultad en torno a la eliminación del bono fiscal se relaciona con el impacto negativo que la medida tendría sobre la competitividad de los productores locales en un momento en el cual su situación se ha vuelto más vulnerable de cara a la apreciación del tipo de cambio real. En este sentido, una medida de este tipo, hubiese sido menos inconveniente varios años antes cuando la industria local poseía un margen de protección superior de la mano de una mayor competitividad cambiaria”, advierten desde abeceb.com.

¿A partir de cuándo, entonces, se debe comenzar a abonar? “Es probable que todas las destinaciones aduaneras que sean oficializadas luego de la publicación del decreto modificatorio tengan que tributar las nuevas alícuotas, por lo que resulta aconsejable la agilización de los procesos de importación ya iniciados que tengan que ver con estas mercaderías para que a más tardar el 1º de julio la mercadería y demás requisitos (DJAI, LAPI) se encuentren en orden para oficializar el despacho”, destacó Clément.

“La medida no se puede criticar. Hicieron lo que Brasil dijo”, aseguró Horacio Alais, abogado especializado en derecho aduanero del Estudio Alais & de Palacios. ”

No obstante, para Marcelo Elizondo, ex director ejecutivo de la Fundación ExportAr, y actual titular de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), con ésta decisión “continúa el proceso de cerrazón de la economía argentina”.

Para Elizondo, el flujo del comercio global en relación con el PBI es cada vez más chico desde hace cinco años. “La economía venía trabajando con el 85% de capacidad instalada ocupada. Es relativa la discriminación entre los bienes que se fabrican en el país y los que no, porque la producción local no tiene capacidad para hacer más”, agregó.

“Los bienes de capital se vinculan con la inversión -continuó- y la Argentina tiene en riesgo su tasa de inversión, que ronda el 20% del PBI. Por el otro lado, la inversión es mayormente pública, no privada; también hay mucha inversión inmobiliaria, no reproductiva. El grueso de la inversión no está asociado al incremento de la capacidad reproductiva. Un aumento de aranceles afecta la inversión, y limita la calificación de la producción doméstica y la capacidad de que ésta crezca. La Argentina no incrementa su producción, y genera más inflación al cerrar su economía”, concluyó Elizondo.

EL RELATO DE LA PROTECCIÓN

A propósito, otro especialista en comercio exterior y temas del Mercosur, Carlos Canta Yoy, señaló en su boletín informativo Cenra XXI, que “desde el comienzo de la adopción de estas medidas restrictivas a la importación se sabía que no era cierto el motivo aducido de proteger el trabajo nacional. Más bien, por el contrario, lo que deseaba protegerse eran las reservas en dólares del Estado”.

“El resultado está a la vista: suspensión de trabajadores, licencias anticipadas, despidos, falta de oportunidades de nuevos trabajo para los desempleados, caída de la producción. Estudios privados han concluido en que el 57% de las pymes están afectadas por el virtual cierre y los grandes obstáculos interpuestos a las importaciones, aún de aquellos insumos imprescindibles para la producción o para la salud, entre tantos otros”, agregó.

“Sólo un 12% de las pymes -continuó- admitió que se había beneficiado con las medidas al interponerse barreras que le permiten no tener competencia para la venta de sus productos en el mercado interno”.

A pesar de esto, cámaras empresarias como la Asociación de Pequeñas y Micro Empresas (Apyme) y la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) celebraron el anuncio oficial.

“Estas medidas que apuntan a proteger el trabajo y la industria nacional, neutralizando la competencia desleal frente a la oferta de países de extrazona y sosteniendo la competitividad del sector”, dijo Apyme en un comunicado, en el que agrega que “se debe trabajar en otras acciones que aporten a sostener el empleo, como reformar las políticas tributarias que se aplican de forma similar tanto a las grandes multinacionales como a las pequeñas empresas, sin tener en cuenta las diferencias que existen entre unas y otras”.

Por su parte, Juan Carlos Lascurain, presidente de Adimra, suscribió el tono del anuncio y en un comunicado oficial subrayó: “Una vez más, se manifiesta claramente la decisión política de sostener el proceso de industrialización que se inició en Argentina a partir de 2003, en un contexto internacional altamente complejo, que genera fuertes condicionamientos al desarrollo de las fuerzas productivas locales”.

A su vez, el presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), Diego Pérez Santisteban, recordó que resta elaborar, en el seno del Mercosur, un registro de bienes de capital fabricados en la región. “Falta armar esa lista común”, indicó.

“Presentamos como cámara, con otras cámaras e incluso con empresas una lista de bienes que no se producen localmente. Pero era en tiempos de Eduardo Bianchi [ex secretario de Industria, que renunció a principios de abril], y no pudimos ver después cómo avanzaron, aunque el equipo es el mismo”, señaló.

Con ese listado, luego, habrá que sentarse con Brasil (con el resto de los países del Mercosur) porque habrá una gran cantidad de bienes de capital que el principal socio del bloque no querrá que tenga el 2% porque, o bien lo fabrica, o bien está en condiciones de hacerlo.

¿Qué aceleró esta decisión? “Más que un súbito interés en apoyar el Mercosur, está más alineado a la política de des-subsidiar la economía”, concluyó Pérez Santisteban.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en realidad, lo presentó como una “medida de política activa industrial”, instrumentada porque resulta “imperioso sostener las políticas fuertemente contracíclicas y acentuarlas”, dadas las circunstancias “no de la Argentina, sino del mundo”.

El relato oficial sostiene, entonces, que la crisis mundial generará excedentes exportables por debajo del costo vulnerando así a la industria nacional. Por esta razón, se “decide” aumentar los aranceles a la importación de bienes de capital.

En realidad, se vuelve atrás con la excepción al AEC, que es del 14%, y que es lo que paga todo importador brasileño, paraguayo y uruguayo. Por más de 10 años, el industrial argentino que los importaba pagó arancel cero.

RECORRIDO

  • >Resolución 8/2001. Es la norma que dio origen al actual régimen de incentivos para la importación y producción de bienes de capital.
  • >Waiver. Estableció una excepción al arancel externo común del Mercosur para un grupo de bienes de capital, que pasaron a tener arancel cero.
  • >Compensación. Esta excepción desprotegía la industria nacional de bienes de capital. Por eso, en paralelo, se instrumentó un régimen compensatorio.
  • >Decreto 379/2001. Creó el beneficio del bono fiscal para el pago de otros impuestos. Se calcula como el 14% sobre ventas locales neto del costo de insumos importados al 0%.
  • >Febrero de 2012. El Gobierno anunció el final del bono fiscal y su reemplazo por líneas de financiamiento alternativas.
  • >Resolución 9/12. La Secretaría de Industria dicta la norma apoyada en la decisión 34/03 del Consejo del Mercado Común del Mercosur, que preveía un régimen común de importación de bienes de capital.
  • >Decisión 34/03. El Mercosur dispuso en esta norma la confección de dos listas: una nacional, con arancel del 2%,y una común con arancel cero.
  • >Punto final. La norma del bloque establecía además el fin de los regímenes nacionales de excepción: waiver (Argentina) y extra-tarifarios (Brasil).

Fuente: web de CIRA

El Gobierno frena los reintegros a 10.000 grandes empresas por no ingresar dólares

junio 12, 2012

NATALIA DONATO Buenos Aires

 La AFIP mantiene suspendido el pago de unos u$s 300 millones correspondientes a reintegros a cerca de 10.000 exportadores que no ingresaron las divisas al país.
La reciente normativa que fijó nuevos plazos para liquidar las operaciones generó grandes perjuicios para los empresarios, muchos de los cuales aducen no llegar con los tiempos para poder ingresar el dinero al país, ya que en muchos casos esos dólares todavía no fueron cobrados.
Sin embargo, fuentes de la AFIP precisaron que esta medida corresponde a operaciones anteriores a la resolución 142 y sus correcciones, pero aseguraron que los nuevos plazos podrían acentuar el problema. “El grueso no está en este incumplimiento de plazos tan reciente”, explicaron.
El organismo comenzó con esta tarea en marzo, cuando frenó los primeros reintegros. Por lo que los u$s 297 millones demorados son el acumulado de los últimos tres meses.
El organismo que dirige Ricardo Echegaray precisó mediante un comunicado de prensa que mantiene frenado el pago de reintegros a empresas de los sectores cerealero, alimentación, químico y automotriz. Según las fuentes de AFIP, son todas empresas de primera línea.
“Los beneficios de las operaciones de comercio exterior son para los contribuyentes que cumplen con todas sus obligaciones fiscales, previsionales, aduaneras y de ingreso de divisas en el mercado único de cambio”, manifestó Echegaray, quien agregó que 9.758 firmas “no percibieron los reintegros aduaneros a la exportación” por no haber “cumplido con el ingreso, total o parcial, de las divisas por las operaciones que realizaron”.
Los datos surgen del cruce sistemático de datos que realizó la AFIP con las bases del Banco Central (BCRA), en las que se detectaron 107.696 destinos de exportación por un valor de u$s 4.400 millones que se encuentran reportadas sin el ingreso de las divisas correspondientes, según los informes de los bancos intervinientes en la operatoria de exportación.
“Entre las empresas que poseen mayores montos sin concluir en forma total o parcial la negociación de divisas, u$s 617 millones corresponden al rubro de cerealeras, u$s 34 millones a las automotrices, u$s 365 millones al sector de la alimentación y u$s 369 millones a la industria química”, expresa la información oficial.
El comunicado aclara también que la suspensión del pago de los reintegros aduaneros se dispuso respecto de todo exportador que mantenga permisos de embarques que se encuentran informados por el BCRA en situación de “incumplido reportado” o “vencido sin cumplido reportado”, que son los términos que establece la entidad monetaria para identificar operaciones incumplidas.

 
Fuente: el cronista