Argentina dio de baja acuerdo automotriz con México y ambos países van a la OMC

El Gobierno de México dijo que su par de la Argentina le notificó que abandonó el acuerdo de libre comercio automotriz, que le brindaba al país norteamericano un superávit comercial de u$s 1.000 millones.
Desde finales de marzo el gobierno mexicano había descartado renegociar el acuerdo como lo pretendía la Argentina y ahora prepara una presentación ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Por el lado del gobierno argentino confirmaron la noticia pero denominaron como “suspensión” del acuerdo. “Hace tres meses que no nos dan una señal para negociar en los mismos términos que lo hicieron con Brasil”, agregó la fuente oficial al tiempo que confirmó que también llevarán el caso a la OMC. Brasil renegoció el entendimiento bajo la amenaza de cerrar su mercado a la producción mexicana, que este año será de tres millones de 0 km. En las automotrices locales la noticia fue como un balde de agua fría. No hubo comunicaciones que alertaran o avisaran y la información que manejaban provenía de sus oficinas en México. Además, en muchos casos se mostraron indignados por la falta de aviso, ya que el viernes pasado la ministra de Industria, Débora Giorgi, se reunió con la cúpula de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) de la que participaron los presidentes de las firmas más importantes. “En ningún momento se dijo algo respecto a romper el acuerdo, sí de incrementar las gestiones para que nos compren más”, reconoció a El Cronista una fuente de una de las automotrices que participó del encuentro.
La falta de acuerdo entre los dos gobiernos hizo que la Argentina tuviera un déficit de u$s 1.000 millones por lo que en algún momento se habló de aplicar cupos. “La solución era o importás menos o exportás más. Como es muy difícil exportar porque los costos mexicanos son muy bajos, la Argentina pierde competitividad, hay que pagar retenciones a las exportación (5%), y modificaron los plazos de liquidación; lo único razonable era restringir las importaciones”, explicó otra fuente de la industria.
La intención de los cupos era una idea que había circulado en parte del gabinete económico meses atrás. De confirmarse la caída del acuerdo, los autos provenientes del mercado azteca deberán pagar un arancel de entrada de 35%, así como también 80 posiciones arancelarias de autopartes, que deberán pagar entre 16% y 18% de impuesto. La Argentina importa desde México el Chevrolet Aveo, la Dodge Journey, la Dodge Ram, el Fiat 500, el Ford Fiesta Kinetic Design, la Honda CR-V, el Nissan NP300, March, Sentra y Tiida; y los Volkswagen Beetle, Bora, Vento y Golf GTI.
Como contrapartida, le vende la Ford Ranger, el Agile, la Mercedes-Benz Sprinter, el Renault Kangoo y Clio, la Toyota Hilux y la Volkswagen Amarok.
Según el último informe de Adefa, las exportaciones al país centroamericano fueron de 4.133 unidades, mostrando una caída de 33,3% respecto el mismo mes de 2011.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: