Prohiben importar a los fabricantes de motos que no sumen componentes locales

NATALIA DONATO Buenos Aires

Los fabricantes de motos ya no podrán importar partes si no cumplen con el plan de integración nacional requerido por el Gobierno desde hace ya un año. En un encuentro realizado la semana pasada con las empresas del sector, los proveedores y los aspirantes de convertirse en abastecedores de la industria nacional, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, les adelantó que “toda terminal que quiera importar motopartes, antes de presentar la DJAI –declaración jurada anticipada de importación–, tiene que tener aprobada la planilla de integración”.
Fue la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, la encargada de aclarar que “un equipo muy profesional evaluará si efectivamente la firma está aumentando el contenido local en la fabricación” antes de dar curso al permiso para importar. Al término del encuentro, uno de sus asesores distribuyó entre los referentes del sector el modelo de la planilla que deben completar ahora los fabricantes.
La exigencia oficial es que las motos producidas en el país contengan un 30% de contenido local, porcentaje que ya debería estar rigiendo pero que a la industria se le hace difícil alcanzar debido al escaso desarrollo del motopartismo nacional. Sin embargo, la mayoría de las empresas ya están fabricando partes localmente o tercerizando para cumplir con el pedido del Gobierno. Incluso, varias a las que Moreno les había suspendido en diciembre la posibilidad de importar piezas lograron sortear el problema presentando planes para fabricar o comprar partes localmente.
“Se entendió cuál era el mensaje. Falta instrumentarlo de manera orgánica. Hay empresas que pudieron llegar al 30% requerido, ya sea por compra de partes como así también por inversiones. En esta etapa de transición, las inversiones suman mucho”, manifestó el presidente de la Cámara de Fabricantes de Motos (Cafam), Lino Stefanuto.
El encuentro de la semana pasada fue tenso para algunas firmas, como Honda, que quedó en el banquillo de los acusados al ser atacada por los proveedores presentes. Que tiene desgano para integrar, que nunca logran un feedback cuando presentan piezas de prueba, que no les dan los planos. La empresa intentó defenderse, e inmediatamente Moreno organizó un recorrido por la planta de Honda para el día siguiente tendiente a comprobar si efectivamente la firma estaba integrando localmente como decía. Según fuentes del sector, la visita fue positiva. El malestar de los proveedores radica en que la compañía comenzó a producir las piezas en su planta en lugar de tercerizarlas.

Difícil meta

El 30% de integración se mide sobre el valor final de la moto exceptuando los impuestos y la utilidad. Según afirmó Stefanuto, es un porcentaje “difícil de alcanzar porque no está madura la red de proveedores”. Y agregó: “Hubo casos en los que no se pudieron entregar las cantidades pedidas y eso fue una señal de alerta”.
El del miércoles pasado fue el cuarto encuentro de revisión que organiza Moreno con la cadena de fabricación de motos. El próximo será en junio y allí será más fuerte la presión hacia aquellas empresas que tienen planes de inversión iniciados.

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: