Archive for 24 febrero 2014

Importadores piden audiencia con el Gobierno por trabas para obtener dólares

febrero 24, 2014

Preocupa al sector el pedido oficial para postergar los plazos de pago hacia los 120 días, cuando hoy ronda los 45. También las restricciones del BCRA para cancelar los pagos

por NATALIA DONATO Buenos Aires

Las buenas intenciones del secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, para liberar importaciones se contradice cada vez más con la tarea del Banco Central de cuidar los dólares, que siguen escaseando. El Gobierno le pidió a las empresas que retrasen los plazos de pago de sus compras al exterior y la entidad monetaria sólo libera automáticamente divisas para operaciones de hasta u$s 200.000, aún con la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) aprobada. Este esquema, que sin ninguna norma escrita que lo sustente hasta el viernes se mantenía vigente, generó un fuerte malestar en el sector importador, que pidió una “audiencia urgente” con el equipo económico para esta semana.
Así lo adelantó el gerente de la Cámara de Importadores (CIRA), Miguel Ponce, quien además afirmó que de acuerdo con información de varios socios de la entidad y de los operadores de comercio exterior de los bancos, la liberación de los dólares para pagar las importaciones es a cuentagotas y que en los casos de pagos superiores a los u$s 300.000, la empresa debe realizar el pedido directamente al BCRA.
Según precisó Ponce, para pedidos de hasta u$s 200.000 el banco los autoriza automáticamente; para los que oscilan entre los u$s 200.000 y los u$s 300.000 la entidad le pide permiso al Central y para las operaciones que superan ese monto la firma debe recurrir a la entidad monetaria por su cuenta. Estas restricciones están en línea con el pedido que les realizaron el ministro de Economía, Axel Kicillof, y Costa hace tres semanas a unos 70 grandes empresarios vinculado con los plazos de pago.
En ese encuentro, los funcionarios invitaron a los directivos de las compañías a negociar con sus casas matrices y sus proveedores la extensión de los plazos para cancelar las importaciones. Ello implica regresar a los niveles históricos de financiación que oscilaba entre los 110 y los 130 días. Ese plazo hoy promedia los 45 días y la tendencia es acercarse lo más posible al pago contado debido a la incertidumbre existente en torno al valor de convergencia del dólar. Nadie cree que la divisa se mantenga en $ 8 y los empresarios prefieren asegurarse el precio antes que financiarse a riesgo de que suba el tipo de cambio.
La CIRA pidió una reunión con el secretario de Comercio Interior para repasar el estado de situación y analizar cómo continuar con la operatoria, que genera mayor incertidumbre al sector. “Ratificamos lo acordado con Costa en el sentido de normalizar las actividades de comercio exterior y estamos esperando tener en claro esta nueva realidad. Queremos que haya reglas claras para la actividad”, aseguró Ponce, al agregar que de acuerdo con el mensaje de Kicillof, las pequeñas y medianas empresas así como también las firmas del rubro cultural o de sectores críticos como el de medicamentos no tendrán dificultades en adquirir las divisas para saldar las operaciones.
El Gobierno espera poder normalizar la venta de divisas entre marzo y mayo, cuando espera recibir los dólares de la cosecha gruesa. Pero dependerá de cuánto quieran vender los productores y cuánto liquiden los exportadores. Las reservas se ubican hoy en los u$s 27.675 millones y si bien se estabilizaron en febrero, en lo que va del año cayeron u$s 2.924 millones.

Advierten que el cepo a importaciones amenaza el nivel de actividad

febrero 18, 2014

Al lento proceso para otorgar las DJAI del equipo de Costa se sumó la reticencia del Banco Central a autorizar la compra de dólares para importaciones

por MARIANA SHAALO Buenos Aires

El Gobierno incrementó en las últimas semanas las restricciones a las importaciones para frenar la salida de divisas y por ende la caída de reservas pero empresarios y economistas advierten que la medida terminará afectando la producción y el nivel de actividad.
La aprobación de la Declaraciones Juradas Anticipadas (DJAI) viene lenta desde el desembarco de Augusto Costa a la Secretaria de Comercio Interior. A ello se sumó que hace dos semanas que el Banco Central no habilita la compra de dólares para importadores y la idea sería seguir de esta manera o a lo sumo dar autorizaciones a cuentagotas hasta que lleguen los dólares de la cosecha.
Con la llegada de Costa a la secretaría de Comercio, cambió el criterio utilizado para permitir importaciones y ahora lo principal es que su destino sea la producción, que no se fabriquen en el país o por lo menos que la producción local no alcance para el consumo. Sin embargo, a pesar que en el Ministerio de Economía aseguran que la aprobación de las DJAI se normalizó, importadores se quejan de la reorganización del sistema va “muy lenta”.
Fuentes oficiales reconocieron que la implementación podría ser más rápida pero aseguraron que se necesita un tiempo para que el nuevo mecanismo funcione.
“Más del 80% de lo que se importa son máquinas o repuestos para máquinas, insumos, bienes intermedios o energía, por lo que si continúa todo de esta manera va a afectar la cadena de abastecimiento de la industria, el campo y las economías regionales. Es necesario que se apure el desarrollo de esta metodología más racional porque si no va a ser tarde”, advirtió el presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), Diego Pérez Santisteban en diálogo con este diario.
Además, hace un par de semanas para cuidar los dólares Costa se habría reunido con las empresas que realizan las importaciones más grandes para pedirles que difieran los pagos a proveedores o consigan financiamiento del exterior. De acuerdo a fuentes del sector, antes de las limitaciones impuestas por Moreno el plazo de pago promedio de las importaciones estaba entre 90 y 100 días pero luego por el desfasaje entre los costos locales y el tipo de cambio ese plazo se achicó a 45 días. En la reunión celebrada hace un par de semanas se les habría pedido “colaboración” a las empresas para que difieran vencimientos para después de marzo y vuelvan a plazos normales con las casas matrices.
En el Ministerio de Economía admitieron el pedido a grandes empresas importadoras para ampliar los plazos de pago a proveedores o aumentar exportaciones pero se apuraron en asegurar que no habrá restricciones para las Pyme.
La mayoría de las consultoras estima que la economía se contraerá y las importaciones retrocederán respecto a 2013. De acuerdo a un informe distribuido por el banco de inversión Barclays, debido tanto a la política de igualar el crecimiento de las exportaciones y las importaciones como a la necesidad de cuidar reservas, se incrementarán las restricciones a las importaciones, por lo que las compras al exterior podrían registrar una caída de 4,1% con una contracción de la economía de 1,5%.
El año pasado como consecuencia de mayores importaciones, el superávit comercial cayó 27% comparado con 2012. En todo 2013 las exportaciones crecieron apenas 3% mientras que las importaciones aumentaron 8%.

Argentina advierte de que los subsidios agrícolas pueden obstaculizar el acuerdo UE-Mercosur

febrero 10, 2014

08 de febrero de 2014 – 12:39

Un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) podría verse obstaculizado por la política de subsidios agrícolas del bloque europeo, advirtió el viernes el gobierno argentino.

Los países sudamericanos trabajan para lograr una oferta conjunta para presentar a la UE, pero tienen la dificultad de que la propuesta argentina es mucho menos ambiciosa que la del resto de los países y disminuye el nivel de cobertura que plantea el Mercosur.

Brasil, la mayor economía del bloque, viene dirigiendo las negociaciones y su ministro de Relaciones Exteriores, Luiz Alberto Figueiredo, anunció el jueves una reunión técnica del Mercosur la próxima semana en Caracas, para compatibilizar la oferta que se presentará a la UE.

“Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay estamos comprometidos con ese acuerdo”, aseguró Figueiredo, en medio de las dudas de que Buenos Aires pueda quedar fuera de la negociación por desacuerdos en las ofertas.

Venezuela ya ha adelantado que no participa de las negociaciones.

Los subsidios “podrían derivar en una situación difícil de resolver, ya que uno de los objetivos del Mercosur es la apertura de los mercados agrícolas que permanecen cerrados en su gran mayoría a nuestros productos o gozan de un proteccionismo muy superior al que es aceptable para nosotros”, dijo el viernes el ministro de Exteriores argentino, Héctor Timerman.

Timerman hizo las declaraciones al término de una reunión que mantuvieron unos funcionarios argentinos de diversas áreas para analizar la marcha de las negociaciones Mercosur-UE y, en particular, el contenido de la oferta argentina.

“Estamos un poco preocupados por la demora de la UE en finalizar su oferta y también por las manifestaciones que han hecho varios de los países europeos en cuanto al proteccionismo que ejercen sobre sus mercados, especialmente el agrícola”, agregó.

Tras una suspensión de seis años, la UE y el Mercosur retomaron en 2010 las negociaciones para cerrar un acuerdo de libre comercio.

Las medidas proteccionistas adoptadas por Argentina, denunciadas por Estados Unidos y la UE ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), y la suspensión temporal de Paraguay del bloque en 2012 por la destitución del entonces presidente Fernando Lugo, retrasaron las conversaciones.

El Mercosur sigue detrás del TLC con la UE

febrero 6, 2014

Una comisión técnica del Mercosur se reunirá en Caracas la semana que viene para adecuar la oferta que busca hacerle el bloque a la Unión Europea en busca de concretar un TLC entre ambos bloques. El canciller uruguayo Luis Almagro dijo que el Mercosur está “bastante más adelantado” que la Unión Europea en la elaboración de su oferta. Los países sudamericanos trabajan en lograr una oferta arancelaria conjunta para presentar a la UE, con la dificultad de que la propuesta presentada por Argentina es mucho menos ambiciosa que la del resto de los países del bloque, y disminuye el nivel de cobertura que plantea Mercosur.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) – Recientemente se conoció la noticia de que el Mercosur podría buscar alguna clase de acuerdo con China para fortalecer lsa relaciones comerciales entre el gigante asiático y el bloque.
Ahora una comisión técnica del Mercosur se reunirá el 12 y 13 de febrero en Caracas para compatibilizar la oferta que presentarán a la Unión Europea en busca de un acuerdo comercial, informó el jueves el canciller brasileño Luiz Alberto Figueiredo.
“Vamos a tener el 12 y 13 de febrero una reunión técnica en Caracas para compatibilizar las ofertas (…) para que podamos lo más rápidamente posible, presentar los términos con la parte europea, y hacer el intercambio de ofertas”, dijo el canciller ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, aunque no precisó cuándo sería este intercambio.
“Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay estamos comprometidos con ese acuerdo”, aseguró Figueiredo, en medio de las dudas de que Buenos Aires pueda quedar fuera de la negociación por desacuerdos en las ofertas. Venezuela ya ha adelantado que no participa de las negociaciones.
Fuentes diplomáticas informaronque la reunión de los presidentes de los países miembro del Mercosur probablemente se realice a fines de marzo, y no en febrero como había adelantado el canciller paraguayo, Eladio Loizaga.
Anteriormente, el canciller uruguayo Luis Almagro había dicho que el Mercosur está “bastante más adelantado” que la Unión Europea en la elaboración de su oferta, aunque en aquella oportunidad admitió que no estaba resuelto si el bloque sudamericano presentaría una oferta conjunta.
El intercambio de ofertas estaba previsto para diciembre de 2013, pero la UE pidió postergarlo para enero de 2014. El mes pasado, los europeos pidieron al Mercosur que clarificara qué países del bloque estaban participando de la negociación.
Los países sudamericanos trabajan en lograr una oferta arancelaria conjunta para presentar a la UE, con la dificultad de que la propuesta presentada por Argentina es mucho menos ambiciosa que la del resto de los países del bloque, y disminuye el nivel de cobertura que plantea Mercosur.
Tras una suspensión de seis años, la UE y el Mercosur retomaron en 2010 las negociaciones para cerrar un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques.
Las medidas proteccionistas adoptadas por Argentina -denunciadas por USA y la UE ante la Organización Mundial del Comercio (OMC)- y la suspensión temporal de Paraguay del bloque en 2012 por la destitución del entonces presidente Fernando Lugo atrasaron las conversaciones.

Las empresas tendrán que buscar dólares en el exterior para importar

febrero 3, 2014

• EL BCRA puede demorar 12 meses en dar divisas.
• Los que inviertan y reemplacen importaciones tendrán prioridad.

Por: Carlos Burgueño

El “uno a uno” morenista, por el cual para poder importar por un dólar una empresa debía demostrar que exportaba por otro dólar (no importaba si ingresara un Porshe y se fueran maníes que ya se vendían antes) se reemplazó desde el viernes pasado por otro esquema, también revolucionario.

A partir de esta semana, las grandes compañías que compran gran parte de sus insumos en el exterior o los importadores de peso sin producción local, pero presencia en los diferentes mercados, tendrán que buscar los dólares en el sistema financiero internacional, o fondearse en sus casas matrices.

En otras palabras, para financiar importaciones deberán conseguir crédito en el exterior y en dólares para pagarles a los proveedores internacionales. Desde el Banco Central retacearán divisas. Además, y para que la entidad que conduce Juan Carlos Fábrega les entregue esas divisas habrá una especie de concurso interno de aptitudes, por la cual el que presente ante el Ministerio de Economía el plan de devolución de los dólares a más largo plazo, cruzado con un plan de inversiones que apunte a sustituir importaciones, será el que gane la compulsa y recibirá (no antes de 12 meses) los dólares del Central.

Unas 50 compañías y representantes de cámaras sectoriales de primer nivel fueron las que tuvieron el adelanto del nuevo esquema que desde esta semana, y en reuniones múltiples dentro del Palacio de Hacienda, se les irá explicando a las compañías y los rubros de todo el país. Las privilegiadas fueron las automotrices afiliadas a ADEFA (que representa a Fiat, Peugeot, Toyota, Volkswagen, Citroën, General Motors, etc.); los importadores de vehículos de CIDOA (BMW, Mitsubishi, Subaru, Hyundai, entre otros); Acindar, Aluar, la Cámara de Fabricantes de Neumáticos; Rubén Chernajovsky, de Newsan, en representación de los fabricantes e importadores de electrodomésticos, y los metalúrgicos de ADIMRA.

Los anfitriones fueron Axel Kicillof; la ministra de Producción, Débora Giorgi; y el secretario de Comercio, Augusto Costa, y el encuentro no duró más de media hora, divididos en presentaciones casi exactas de 10 minutos por funcionario. No hubo lugar para preguntas ni para responder dudas, y se les dio a entender a los invitados que en realidad deberían estar agradecidos por ser los primeros a los que se les explicó el régimen de acceso a los dólares para importación que regirá hacia adelante.

El primero en hablar fue el ministro de Economía, que explicó sobre los fundamentos básicos de la macroeconomía estructuralista que amerita tomar estas decisiones, y confiar en un seguro futuro provechoso.

Luego habló Giorgi, que, más pragmática, pidió confiar en la actualidad ya que la historia reciente de la producción de la Argentina fue de crecimiento continuo. Cerró la conferencia Costa, quien fue directamente al grano y explicó los alcances básicos del nuevo régimen que reemplazará al uno a uno morenista.

“Tenemos que buscar salidas creativas; porque el Central no financiará más importaciones”, fue el mensaje general. La idea básica sería que no habrá ningún dólar más que salga del BCRA para pagar a los proveedores internacionales de los principales rubros importadores del país, como las terminales automotrices, la producción y venta de electrodomésticos, metalúrgicos y autopartistas. Hoy recibirán las mismas instrucciones los representantes de la construcción, del campo (apuntan fundamentalmente a los agroquímicos) y del sector de alimentos y bebidas. En todos los casos, la orden fue que se comience a buscar financiamiento del sistema internacional para pagar a los proveedores bajo la promesa además de que luego el ingreso de mercaderías no tendrá ningún tipo de trabas.

Crédito internacional

El esquema sería el siguiente: una compañía le paga a un importador de un producto final o un insumo con dinero conseguido con un crédito proveniente del sistema financiero internacional o aportado por la casa matriz de la multinacional.

El Estado argentino no devolverá ese dólar, pero no pondrá condicionamientos al ingreso de la mercadería al territorio argentino, una de las quejas de las empresas desde la época en que reinaba Moreno en el comercio exterior.

¿Cuándo recibirán los dólares desde el BCRA? Las compañías tendrán que presentarle al Ministerio de Economía su plan de inversión y el destino. La entrega de divisas para que cancele ese fondeo en el exterior se hará privilegiando a las que concreten mayor sustitución de importaciones. El BCRA no concretará un giro de las divisas antes de los 12 meses contando desde el permiso de ingreso de la mercadería.

Obviamente esto limitará al máximo a las importadoras netas de productos (fundamentalmente a las automotrices que sólo ingresen vehículos sin producción local, que ya son castigadas por el impuesto a los automóviles de alta gama) y que serán las primeras perjudicadas del sistema, salvo que consigan financiamiento del exterior y tengan público cautivo dentro del país que le permita vender rápidamente la mercadería. Aparenta ser complejo. Lo que está claro es que la menor actividad es lo que hará caer en definitiva el monto de las importaciones y, por ende, las necesidad de divisas de las empresas.