Archive for 13 mayo 2014

Privados insisten que el Indec sobrestimó exportaciones por u$s 4600 millones

mayo 13, 2014

por EL CRONISTA Buenos Aires 

Las exportaciones en 2013 habrían sido menores a las informadas por el Indec en su última revisión y la manipulación ascendería a u$s 4.600 millones, de acuerdo a los cálculos de Elypsis.

“Para el año 2013, encontramos signos evidentes de sobreestimación de exportaciones por u$s 2.700 millones. Este resultado representa un piso a la sobreestimación, en tanto considera tan solo a aquellos destinos para los cuales se encuentran señales claras y no a aquellos donde los signos existen pero no son concluyentes. Extrapolando los resultados al total de las exportaciones argentinas, la manipulación ascendería a u$s 4.600 millones”, relataron en la consultora.
A fines de abril el Indec corrigió a la baja los datos de 2013 al reducir las importaciones en u$s 346 millones, a u$s 73.656 millones, y las exportaciones en u$s 1.366 millones, a u$s 81.660 millones. Sin embargo, para los analistas continúan las inconsistencias. El Cronista publicó el mes pasado la diferencia entre los datos oficiales y los privados sobre el comercio exterior.
Con una comparación entre las exportaciones reportadas en el informe Intercambio Comercial Argentino (ICA) del Indec hacia cada país o región con los datos de importación reportados por los institutos de estadísticas de los socios comerciales, Elypsis encontró diferencias tanto en las cifras de 2013 como en las del primer trimestre de 2014.
Las diferencias con Brasil son las más significativas: alcanzan los u$s 1.500 en 2013 y los u$s 740 millones en los primeros tres meses de 2014.
“Con Uruguay y Paraguay también se observa el mismo fenómeno, con una sobreestimación estimada en aproximadamente u$s 450 millones en 2013”, advirtió Elypsis.
Para la consultora, también se registraron inconsistencias respecto a la correlación histórica con la Unión Europea mientras que con los demás bloques aunque se presentan “comportamientos anómalos” la evidencia no es concluyente.

Para analistas, el TLC entre UE y Mercosur no aportará mucho a la mayor inserción de Brasil

mayo 13, 2014
Sostienen que si el país no quiere quedar aislado debe apuntar a los acuerdos del Transatlántico (TTIP) y Transpacífico (TPP) que son los que definirán el nuevo comercio mundial
El encaminamiento de la propuesta que el Mercosur presentará a la Unión Europea (UE) deshizo la parálisis que mantenía Brasil con respecto a la búsqueda de acuerdos relevantes en el comercio exterior. Sin embargo, la buena noticia llegó con un escenario externo en el que otros acuerdos pueden minimizar los efectos positivos de ese tratado.
Según expertos del sector presentes en un seminario realizado la semana pasada en la sede de la Fundación Getulio Vargas (FGV), en San Pablo, el tratado con la UE por sí solo no sería suficiente para aumentar la inserción brasileña en el comercio global.
Actualmente, Estados Unidos lidera las negociaciones del Tratado de Libre Comercio Transpacífico y del Tratado del Transatlántico (TPP y TTIP, en la sigla en inglés), los dos acuerdos más significativos en negociación a nivel mundial.
La investigadora de la FGV, Lia Valls, dijo que el actual escenario es diferente al de la década del 90, cuando se creó el Mercosur. “En la década siguiente, la Organización Mundial de Comercio (OMC) ganó fuerza, con las alternativas multilaterales, pero fue algo lento. Desde el punto de vista de la economía política Estados Unidos, al contrario de antes, está intentando recrear un sistema multilateral a partir de esos acuerdos”.
En el TPP, doce países están en negociación, incluyendo a Japón, Estados Unidos, Chile, Perú y México. La lista representa 38% del PBI mundial y 24% del comercio exterior global. El TTIP, entre los americanos y la UE, nuclea a 29 países, 46% del PBI mundial y 25% del comercio de bienes y servicios del planeta. “Si esos dos acuerdos salen, quién quede afuera terminará aislado y después tendrá que aceptar las nuevas reglas y normas del comercio mundial de una forma o de otra”, afirmó Valls.
Las economías que queden fuera del TPP, como la brasileña, perderán espacio en el comercio de bienes y servicios y sentirán la presión negativa en el PBI en función de la reducción de los mercados externos. Ese es el diagnóstico de Barbara Kotschwar, investigadora en el Peterson Institute for International Economics (PIIE), que presentó un estudio indicando que a partir de 2025 –año utilizado como base para las proyecciones– los países que queden fuera del tratado perderían 0,5% del PBI al año.
Otro factor que fuerza el cambio en la política de comercio exterior es que el Mercosur llegó al grado más alto de interdependencia posible para economías no complementarias, según Ricardo Markwald, director-general de la Fundación Centro de Estudios de Comercio Exterior (Funcex). Después de que el bloque alcanzara su auge en 1999, con 17% de peso en las exportaciones brasileñas y 16% en las importaciones, comercio de Brasil con el bloque, el año pasado, representó 10% de todas las exportaciones y 9% de las importaciones.
“La discusión ahora es más sobre las nuevas formas para perfeccionar el régimen existente y no tanto acerca de cómo aumentar el comercio”, dijo. 
Los principales problemas del Mercosur son hoy la definición de una política automotriz común, la eliminación de las barreras no arancelarias, la efectiva liberalización de los servicios, la compatibilización de medidas sanitarias y estándares técnicos y la institución de un mecanismo para la solución de controversias, según Markwald.
Para Vera Thorstensen, profesora de
la FGV, una política que quiebre el aislamiento de Brasil en acuerdos regionales y bilaterales tendría que figurar en la agenda del próximo gobierno. “Es un tema que no va a desaparecer a pesar de un posible acuerdo con los europeos”.