Archive for 15 julio 2014

Los industriales de Brasil no quieren a la Argentina en el bloque

julio 15, 2014

n El presidente de la Confederación Nacional de Industria (CNI) brasileña, Robson Braga de Andrade, rechazó ayer en Fortaleza una hipotética entrada de Argentina al grupo de los Brics por no transmitir, a su juicio, “seguridad jurídica” y no “caminar por una democracia plena”.
“El concepto (de los Brics), cuando fue creado, no es un concepto donde Argentina encaje hoy. Es un concepto que envuelve, además de crecimiento y desarrollo, seguridad jurídica, caminar por una democracia plena. Ciertas cosas que no dan entrada a Argentina en este momento”, comentó Braga de Andrade en una rueda de prensa.
El presidente de la patronal brasileña participó ayer en una rueda de trabajo celebrada en Fortaleza, capital del estado brasileño de Ceará, de manera paralela a la VI Cumbre de los Brics, en la que hoy participarán los líderes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica y en la que los empresarios esperan cerrar negocios por valor de u$s 3.900 millones. Los empresarios del bloque pedirán a líderes del grupo avances para permitir intercambios en monedas locales.
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, negó la pasada semana que los países del grupo Brics tengan planeado discutir el ingreso de nuevos miembros durante la reunión del hoy. Pero en los últimos días, hubo diversas conjeturas sobre una posible ampliación del número de miembros del foro que agrupa a las mayores economías emergentes del mundo para darle lugar a la inclusión de Argentina.

Anuncios

Los gigantes emergentes anuncian hoy el “Banco Brics”, la alternativa al FMI

julio 15, 2014
Los mandatarios de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica sellarán el acuerdo que crea esa entidad y un fondo de contingencia. Entre ambos sumarán u$s 150.000 millones
 Los gigantes emergentes anuncian hoy el "Banco Brics", la alternativa al FMI

Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, las grandes economías emergentes que conforman el bloque de los Brics, celebrarán hoy en la ciudad de Fortaleza, en el norte brasileño, la VI cumbre de grupo donde está previsto que los líderes de esas naciones fijen los cimientos de una nueva arquitectura financiera mundial con el anuncio de la creación de un banco de desarrollo conjunto que, en los hechos, pretende funcionar como una alternativa al Banco Mundial (BM) o el Fondo Monetario Internacional (FMI), los clásicos organismos multilaterales de crédito dominados por Estados Unidos y Europa.

Además del llamado Banco de Desarrollo de los Brics, el otro eje de esta nueva apuesta será formalización del Acuerdo de Reservas de Contingencia.

Los cinco países inyectarán inicialmente en el banco u$s 50.000 millones, de los que cada país aportará una quinta parte, que destinarán a la financiación de proyectos de infraestructura y para el desarrollo de los miembros del Brics, así como de los países más pobres de África y América latina.

Por su parte, el fondo de reservas, que podrá ser utilizado por los miembros de los Brics frente a “contingencias financieras”, estará dotado con u$s 100.000 millones, de los que China aportará u$s 41.000 millones; Rusia, Brasil e India u$s 18.000 millones cada uno y Sudáfrica los u$s 5.000 millones restantes. En rigor, los detalles de estas herramientas ya empezaron a ser discutidos por los ministros de Hacienda y presidentes de los Bancos Centrales de los Brics, que ayer se reunieron en Fortaleza, además de reuniones paralelas en las que participaron unos 700 empresarios.

Pero será hoy el plato fuerte de la cumbre, cuando los presidentes Dilma Rousseff (Brasil), Xi Jinping (China), Vladímir Putin (Rusia), Jacob Zuma (Sudáfrica) y Narendra Modi (primer ministro de India) celebren la sesión plenaria que constituya el banco. También definirán la presidencia de turno de la entidad y la sede (Nueva Delhi y Shangai son las ciudades que suenan con más fuerza).

Tras el encuentro en Fortaleza, los líderes del los Brics se trasladarán a Brasilia, donde celebrarán mañana una reunión ampliada con presidentes de América latina, entre ellos la argentina Cristina Fernández y Evo Morales, y mantendrán la primera reunión formal con la Unasur.

El inédito encuentro será el primer contacto “político” entre los grandes emergentes y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y supone un paso decisivo en la firme aproximación de los Brics a América latina. Uno de los objetivos de esta reunión, que han promovido los Brics, es justamente presentar a Sudamérica las posibilidades que ofrecerá en el futuro el banco de fomento de ese grupo.

Según los negociadores brasileños, por lo menos en América latina, el Banco Brics no competirá sino que complementará las operaciones de instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de Brasil.

También en Brasilia, pero el jueves, los mandatarios de China y Brasil se reunirán con el cuarteto de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC), que integran Costa Rica, Cuba, Ecuador y un miembro de la Comunidad del Caribe.

El presidente de China visitará el país el 19 de julio

julio 15, 2014
Xi Jinping pasará un día en Argentina para presenciar obras en Santa Cruz y en el Belgrano Cargas, claves para su país. Comitiva china cerró ayer detalles de la visita
La visita del presidente de China, Xi Jinping, a la Argentina tiene fecha: será el 19 de julio, confirmaron a El Cronista fuentes al tanto de las gestiones. El mandatario llegará cuatro días después de la cumbre de países Brics, que se realizará en Brasil el 15 de ese mes y a la que fue invitada la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Una delegación china encabezada por el vicecanciller Zhang Zhijun terminó ayer una visita al país para ultimar los detalles de la agenda que tendrá el presidente Xi.
Tal como anticipó El Cronista en su edición del 1º de abril, Xi llega al país con las represas santacruceñas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic y la renovación del tren Belgrano Cargas entre las cejas. China está especialmente interesada en estos dos proyectos, que quiere concretar antes de discutir nuevas inversiones en infraestructura con el Gobierno. Las represas significan la mayor inversión del país asiático en el extranjero, con un desembolso de u$s 4.714 millones. Para el Belgrano Cargas, la inversión es de u$s 2.099 millones.
En paralelo a la visita de Zhang, arribó al país una comitiva de Sinosure, la aseguradora china que participará de la ingeniería financiera para erigir las represas. Los representantes de la firma se entrevistaron con funcionarios de los ministerios de Economía y Finanzas para ultimar detalles del contrato de financiamiento. No bien esas dilatadas gestiones concluyan, el China Development Bank (CDB) efectuará un desembolso inicial de alrededor de u$s 500 millones, que irán a engrosar las reservas del Banco Central. La llegada de esos dólares estaba prevista para entre mayo y junio. La visita de Xi para inaugurar el comienzo de las obras le pone una cuenta regresiva a las gestiones.
El CDB otorgará créditos para ambas obras. En el caso del Belgrano cargas, cobrará un interés del 7,1% anual por un préstamos a 15 años. Buena parte del efectivo se destinará a la compra de vagones y locomotoras de origen chino e ingresarán al país unos u$s 1.235 millones para las obras.
En cuanto a las represas, el CDB financiará al consorcio integrado por Electroingeniería y la china Gezhouba a 15 años a una tasa Libor más 3,8%. En este caso, el CDB no estará solo. En estos días se confirmó que el banco internacional más grande, el ICBC, participará del financiamiento.
Por eso, el presidente del gigante financiero, Jiang Jianquing, también visitará el país. Según las fuentes, el ejecutivo aguarda una invitación formal del Ministerio de Economía para llegar a Argentina. Su arribo podría ocurrir junto con Xi o antes.

China apoyará el ingreso de Argentina a los Brics

julio 10, 2014
Economía

“El Brics va a favorecer a los países en vías de desarrollo y los de mercados emergentes bajo las actuales circunstancias, para intensificar su unidad y capacidad de colaboración entre sí aportando a la inclusión, apertura y estabilidad de la economía y financiamiento del mundo”, sostuvo Li Baorong, subdirector General de América Latina y el Caribe de la Cancillería china. En declaraciones a Télam, el funcionario agregó que “bajo este mecanismo de la unidad a través de consultas, China mantendrá una actitud abierta tanto sobre la cooperación como en el aumento de sus miembros, en este caso Argentina”.

Los Brics es un acrónimo que identifica a Brasil, Rusia, India y China y Sudáfrica, país que se sumó en último término.

Las declaraciones del alto funcionario en Beijing se producen pocos días antes de que el presidente chino, Xi Jinping, llegue a la Argentina en visita oficial acompañado por un centenar de empresarios.

Precisamente, en el encuentro que Xi mantendrá con la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner se trataría una posible multimillonaria inversión china en obras de infraestructura de dos represas hidroeléctricas en Santa Cruz, y la modernización del ferrocarril Belgrano Cargas.

“Las empresas chinas tienen la voluntad de participar en la cooperación de infraestructura en un país como Argentina”, afirmó el funcionario en una cómoda sala de reuniones de la sede de la Cancillería china.

“Por tal razón, las empresas e instituciones financieras de ambas partes están realizando activas negociaciones para lograr el acuerdo final de cooperación de estos proyectos y así iniciar las obras”, explicó.

Li aseguró que China tiene “mucha experiencia” en infraestructura de represas, ferrocarriles de alta velocidad y carreteras, al tiempo que cuenta “con alta tecnología y capacidad de finalización de obra, así como experiencia en administración”.

“Lo importante -finalizó- es elevar la capacidad de la construcción de la infraestructura en América Latina y el Caribe”, porque en el futuro éste será otro punto alto de la cooperación.

http://www.telam.com.ar/notas/201407/70470-argentina-brics-china-desarrollo-mercados-emergentes.html

La OMC habilita a 43 países a limitar productos argentinos

julio 7, 2014

Por Martín Dinatale | LA NACION

Dos años y cuatro meses después de que un grupo de 43 países presentara en la Organización Mundial de Comercio (OMC) una queja formal contra la Argentina por las restricciones a las importaciones que impuso el Gobierno, la respuesta llegará en los próximos días y no serán buenas noticias para Cristina Kirchner: todo indica que se hará lugar a las quejas planteadas y, como contrapartida, se habilitaría a los países denunciantes a aplicar represalias comerciales similares a las que aplica la Argentina.

Según confiaron a LA NACION cinco fuentes calificadas de la diplomacia extranjera y local, la OMC entregó un informe confidencial a los países denunciantes y a la Argentina, en el que habilita a los países a fijar una “cláusula de retaliación”, o medidas espejo, contra la Argentina.

En la práctica esto será un duro golpe para el Gobierno, porque podría provocar que las exportaciones de la Argentina se vean reducidas drásticamente y caigan los ingresos en dólares que recibe el Banco Central.

La OMC establece en su reglamentación que este tipo de medidas no se pueden aplicar si el Gobierno apela la decisión y busca un acuerdo con aquellos países que lo denunciaron por prácticas restrictivas. Pero la amenaza está latente y podría generar “turbulencias comerciales”, como coincidieron las fuentes consultadas.

Si se toma en cuenta el flujo comercial que tiene la Argentina con los 43 países que presentaron quejas ante la OMC en marzo de 2012, el país podría ver afectado entre un 25 y un 30% de sus exportaciones al mundo.

En el caso de que todos los países denunciantes pusieran en marcha la sugerencia de la OMC, esto implicaría que el Gobierno pondría en riesgo unos 24.000 millones de dólares del ingreso que recibe anualmente por este flujo comercial, aunque aún no está claro si el paper confidencial de la OMC fija límites a la aplicación de retaliaciones en función del flujo global del comercio que tiene la Argentina.

“Hay mucha preocupación y vamos a estar atentos para apelar una eventual medida de esta envergadura”, dijo a LA NACION un destacado funcionario de la Cancillería que estaba al tanto del informe de la OMC.

De hecho, el canciller Héctor Timerman y el ministro de Economía, Axel Kicillof, ya instruyeron al embajador argentino ante los organismos internacionales en Ginebra, Alberto D’Alotto, para que intervenga con la firme intención de frenar una embestida de los 43 países denunciantes. La aplicación de las retaliaciones no se puede poner en marcha si antes no se define la apelación que presente la Argentina. El embajador argentino espera presentar esa apelación no bien se formalice y se haga público el paper de la OMC.

Fuentes diplomáticas extranjeras que pidieron no ser identificadas confirmaron a LA NACION la existencia del documento confidencial de la OMC, aunque lo más probable es que sean los embajadores designados en Ginebra quienes informen a la Argentina sobre los pasos a seguir.

Por lo pronto, entre fines de julio y los primeros días de agosto se realizará en Suiza otro panel de la OMC con la Argentina y los países denunciantes para evaluar la resolución del conflicto.

Por su reglamento interno, la OMC no puede emitir sanciones a la Argentina ante las denuncias presentadas, pero puede sugerir la aplicación de retaliaciones o medidas espejo, como lo hizo. No está claro aún si en el documento de la OMC se detalla el mecanismo para aplicar estas medidas. Es decir, si los países denunciantes pueden aplicar licencias no automáticas, aranceles especiales o la directa suspensión de algunos productos de la Argentina, como hizo el Gobierno con las importaciones. El grado de aplicabilidad de estas medidas definirá en qué medida las exportaciones argentinas pueden verse afectadas.

En marzo de 2012, la Argentina fue denunciada ante la OMC por sus prácticas de restricción de importaciones. Entre los 43 países que presentaron esa queja estaban los 28 Estados de la Unión Europea, Estados Unidos, Australia, Israel, Japón, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Noruega, Panamá, Suiza, Taipei, Tailandia y Turquía, entre otros.

En aquel momento, y durante todas las exposiciones que hicieron los embajadores argentinos ante la OMC, el Gobierno desestimó las críticas y ratificó toda su política comercial.

En la queja formal que se presentó en la OMC hace dos años se cuestionó la práctica proteccionista que aplicó el entonces secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, que contemplaba la aplicación de licencias de importación no automáticas, las regulaciones que requieren un registro previo de declaraciones juradas de los importadores y una aprobación muy detallada de cada transacción importante, entre otras medidas que consideraron “arbitrarias” o contrarias a las prácticas del mercado global.

En su presentación ante la OMC, los países denunciantes coincidieron en un documento en el que destacaron: “Todo indica que el nuevo sistema funciona como un esquema de facto de restricción de importaciones sobre todos los productos” en la Argentina. Moreno se fue a Italia, pero sus medidas continuaron en pie por obra del secretario de Comercio, Augusto Costa.

Puja de más de dos años

 

  • En marzo de 2012 unos 43 países presentaron ante la OMC una queja formal contra la Argentina por las restricciones a las importaciones que imponía el entonces secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.
  • En los dos últimos años hubo paneles de debate y negociaciones en la OMC para arribar a un acuerdo entre las partes involucradas, pero no se llegó a una solución.
  • El Gobierno ratificó en todo momento su política comercial y desestimó las denuncias. La última presentación fue defendida por el actual secretario de Comercio, Augusto Costa.
  • Al no dar con una solución, la OMC envió un documento confidencial a las partes involucradas en el litigio, donde habilita a los países denunciantes a aplicar medidas espejo sobre los productos argentinos.
  • El Gobierno apelará esa decisión y la OMC deberá mediar nuevamente para evitar que se apliquen las retaliaciones.