Archive for the ‘Noticias’ Category

Industriales brasileños presionan a Dilma y estudian impacto de acuerdo con EE.UU.

noviembre 12, 2014
La CNI, la US Chamber y el Consejo Empresarial Brasil-EE.UU. firmaron un acuerdo para trabajar en este sentido. Debería flexibilizarse el Mercosur. Tarea difícil

Como un mecanismo de presión al gobierno recién reelecto de Dilma Rousseff, y a días de que la mandataria anuncie su nuevo gabinete, los industriales brasileños se aventuraron y pusieron en agenda las debilidades del Mercosur y la necesidad de que Brasil pueda avanzar en acuerdos comerciales bilaterales, como por ejemplo, con Estados Unidos.

Concretamente, la Confederación Nacional de la Industria (CNI) comenzó a trabajar con el Consejo Empresarial Brasil-Estados Unidos (Cebeu) y la US Chamber para estudiar el interés y el impacto de un eventual acuerdo comercial entre ambos países, según publicó ayer el diario Valor.

De acuerdo con el artículo, las tres entidades tendrán un año para consultar a las industrias de los dos países y analizar qué sectores serían estratégicos para ese acuerdo. Luego elaborarán un estudio que será entregado a los gobiernos. “Nuestra propuesta es iniciar una consulta con los empresarios brasileños sobre el interés en la relación con Estados Unidos y cómo podríamos estrecharla”, dijo al diario brasileño el director de desarrollo industrial de la CNI, Carlos Abijaodi.

Consultadas por El Cronista fuentes del gobierno brasileño, relativizaron esta posibilidad por varios motivos. Por un lado, las relaciones diplomáticas entre Brasil y Estados Unidos no se recompusieron tras la ruptura generada a partir de denuncias de espionaje norteamericano al gobierno de Rousseff. Además, para avanzar en un Tratado de Libre Comercio con el mercado norteamericano debería flexibilizarse el Mercosur, ya que la normativa actual impide a los países miembros firmar acuerdos comerciales por separado. “Estos son acuerdos privados que no tienen nada que ver con lo público. Los industriales están presionando al gobierno brasileño para que tome alguna medida. Me resulta sospechoso que lo hagan justo a días de que Dilma anuncie su nuevo gabinete”, consideró el analista Gustavo Segré.

Dilma viajará esta semana a Brisbane, Australia, para participar de la cumbre del G-20, donde también estará presente Obama. Se especula con que puedan limar asperezas tras las denuncias mencionadas. El gobierno brasileño también preparaba una reunión bilateral con la Cristina Fernández, que finalmente no podrá realizarse debido a la ausencia de la mandataria argentina.

Sobre las dificultades para avanzar en un TLC con EE.UU. producto del Mercosur, Abijaodi dijo que se necesita reorganizar el bloque económico. Sin embargo, no dio detalles de los cambios que la CNI quisiera ver implementados. “La forma de hacerlo depende de una reevaluación de la estructura del Mercosur”, señaló. El director de la CNI informó que la entidad presentó al Gobierno la necesidad de reorganizar el Mercosur, pero negó que Brasilia haya dado alguna señal en ese sentido. “Vemos al bloque como algo importante, pero creemos que tiene que haber una manera para caminar dentro de las necesidades de la industria. Brasil precisa acuerdos no sólo con Estados Unidos, sino con la Unión Europea y otros bloques”, afirmó.

A su vez, el presidente de la sección brasileña de Cebeu, Frederico Curado, dijo que la entidad tiene tres prioridades: la búsqueda de algún tipo de acuerdo de libre comercio; un acuerdo para evitar la doble tributación, y la eliminación de las visas para el tránsito de personas entre los dos países.

Anuncios

Los industriales de Brasil no quieren a la Argentina en el bloque

julio 15, 2014

n El presidente de la Confederación Nacional de Industria (CNI) brasileña, Robson Braga de Andrade, rechazó ayer en Fortaleza una hipotética entrada de Argentina al grupo de los Brics por no transmitir, a su juicio, “seguridad jurídica” y no “caminar por una democracia plena”.
“El concepto (de los Brics), cuando fue creado, no es un concepto donde Argentina encaje hoy. Es un concepto que envuelve, además de crecimiento y desarrollo, seguridad jurídica, caminar por una democracia plena. Ciertas cosas que no dan entrada a Argentina en este momento”, comentó Braga de Andrade en una rueda de prensa.
El presidente de la patronal brasileña participó ayer en una rueda de trabajo celebrada en Fortaleza, capital del estado brasileño de Ceará, de manera paralela a la VI Cumbre de los Brics, en la que hoy participarán los líderes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica y en la que los empresarios esperan cerrar negocios por valor de u$s 3.900 millones. Los empresarios del bloque pedirán a líderes del grupo avances para permitir intercambios en monedas locales.
La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, negó la pasada semana que los países del grupo Brics tengan planeado discutir el ingreso de nuevos miembros durante la reunión del hoy. Pero en los últimos días, hubo diversas conjeturas sobre una posible ampliación del número de miembros del foro que agrupa a las mayores economías emergentes del mundo para darle lugar a la inclusión de Argentina.

Limitar el Mercosur sería “una estupidez absoluta”

junio 2, 2014

• Marco Aurélio García, asesor clave de Dilma, refuta al opositor Aécio Neves
Por: Marcelo Falak

BrasiliaMarco Aurélio Garcia representa muchas cosas. Además de asesor especial de Política Internacional de la Presidencia de Brasil y el hombre que en la práctica lleva la relación con Sudamérica, es un intelectual muy reputado, una de las voces más influyentes en el Gobierno de Dilma Rousseff y la más escuchada por un peso pesado que, a no engañarse, no está retirado de la política: Luiz Inácio Lula da Silva. Y, para nosotros, es algo aun más importante: un valioso amigo de la Argentina y un aliado en la visión de un Mercosur fuerte.

Brasil votará un nuevo presidente en octubre, y las últimas encuestas reflejan una creciente incertidumbre. ¿Tendrá Dilma un segundo mandato, el cuarto consecutivo del Partido de los Trabajadores? ¿Cambiará acaso el ciclo político? Si esto último ocurre, llegaría al poder el ascendente Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), un abierto impulsor de la idea de un Mercosur bonsái, que deje de ser una unión aduanera y retroceda a una mera zona de libre comercio. Buena parte de las posibilidades de expansión de la industria argentina se juegan la suerte en la próxima elección brasileña.

Sobre todo esto y más, sin los meandros habituales del lenguaje diplomático, Marco Aurélio Garcia conversó con este enviado el miércoles en el edificio del Congreso en Brasilia, tras la audiencia pública compartida. A continuación, los tramos principales de la entrevista con Ámbito Financiero.

Periodista: Hay una sensación de estancamiento en el Mercosur. ¿Eso responde a la realidad y, en todo caso, cómo se sale de él?

Marco Aurélio Garcia: Existe esa sensación que, a mi juicio, presenta dos aspectos. Uno real, porque hay problemas, pero hay otro que responde a la intención de algunos de plantear que el Mercosur no camina. Es interesante que en la Argentina la mayoría de las fuerzas políticas viables estén interesadas en destrabar el Mercosur, pero no para retrotraerlo hacia un área de libre comercio, sino para profundizarlo como una unión aduanera, lo que involucrará políticas industriales, entre otros factores. Una complementariedad productiva y un avance en términos de infraestructura física y energética también ayudarían mucho para que la gente pueda sentir concretamente el Mercosur. Si tú tienes una carretera que va de Porto Alegre a Chile, pasando por la cordillera, eso le daría a la gente una percepción muy clara, sólo por dar un ejemplo.

P.: Hay muchas quejas empresariales en Brasil contra el Mercosur y las políticas argentinas. ¿Cuánto preocupan esos cuestionamientos?

M.A.G.: Ese ruido forma parte de las preocupaciones, porque la política se hace también en función de eso. Pero los liderazgos empresariales efectivos, tanto en Brasil como en la Argentina, tienen las cosas claras.

P.: Aécio Neves habló claramente de retrotraer el Mercosur a una zona de libre comercio. ¿Un triunfo del PT es la única garantía para la Argentina de que el bloque seguirá siendo una unión aduanera?

M.A.G.: Con Aécio tengo claro que el Mercosur iría hacia atrás. Ahora Eduardo Campos (ndr: el candidato socialista moderado, tercero en las encuestas y potencial aliado clave de Neves en un eventual balotaje) es un enigma, porque un día habla para la derecha y al siguiente para la izquierda. En realidad, se trata de una discusión que viene desde hace tiempo. Ya en 2010, uno de los candidatos presidenciales (ndr: José Serra, también del PSDB) defendía la tesis de un Mercosur como área de libre comercio. Eso no pasó por la decisión de los electores. Esa vieja idea de una flexibilización del Mercosur nos lleva a una discusión sobre los tratados de libre comercio. Habría que preguntarles a economistas de México, de Chile, de Colombia, de Perú, para ver en qué derivaron esos tratados: están muy mal. Por supuesto que cabe a los gobiernos de esos países si deben cambiar o no, pero no me parece que sean una salida para los países del Mercosur. Y si hacemos un análisis más fino del comercio en el Mercosur, es decir, el contenido y el peso de las manufacturas, vamos a ver que es extremadamente ventajoso para Brasil y el resto de los países.

P.: ¿Los problemas del bloque son sólo responsabilidad de la Argentina?

M.A.G.: Las dificultades se originan en la Argentina, sí, pero también en Brasil. Participé en decenas de negociaciones, no sólo con tu país, y muchas veces nosotros tenemos problemas en la importación. Muchas veces sufrimos presiones internas, que son legítimas, justificadas, pero que no se pueden compatibilizar con las políticas de integración. Se trata de casos puntuales dentro de intercambios que alcanzan a miles de millones de dólares. Justamente, en las negociaciones del Mercosur debemos apartarnos de esas presiones.

P.: Quienes defienden una ruptura del Mercosur tal como lo conocemos sostienen que Brasil ha crecido y adquirido una escala global, por lo que un bloque con una impronta proteccionista hoy representa para sus grandes empresas más un lastre que una solución. ¿Qué opinan usted y el Gobierno?

M.A.G.: Desinteresarse de la región sería una tontería absoluta, algo que ningún país importante haría, ya que por ese camino no tendría mucho futuro. ¿Cuál es la presencia internacional de Brasil desde el punto de vista económico? Gran parte de ella está en América Latina, por lo que cambiar sería una estupidez extraordinaria.

P.: Prescindiendo, por favor, del lenguaje diplomático, ¿cómo imagina el futuro de la Argentina?

M.A.G.: En lo electoral, ustedes tienen algo que va en contra de cualquier pronóstico: falta todavía más de un año para votar. En ese tiempo, creo que, por lo que se hizo hasta ahora, la situación económica del país será distinta y mejor. Acá discutí mucho, incluso en el Gobierno, para llamar la atención sobre el hecho de que se estaba produciendo un cambio en la política económica argentina. Hubo una modificación en la política cambiaria, en el INDEC, que es quizás el elemento más importante, porque toca la credibilidad. Hay cinco o seis puntos que demuestran eso concretamente. Creo que Axel (Kicillof) lo tiene claro, aunque sufre algunas limitaciones como todo ministro. Creo que las cosas están cambiando, aunque no sé cuál será el alcance de eso, su duración, su importancia. Si eso ocurre, yo no excluiría a un candidato cristinista.

Para analistas, el TLC entre UE y Mercosur no aportará mucho a la mayor inserción de Brasil

mayo 13, 2014
Sostienen que si el país no quiere quedar aislado debe apuntar a los acuerdos del Transatlántico (TTIP) y Transpacífico (TPP) que son los que definirán el nuevo comercio mundial
El encaminamiento de la propuesta que el Mercosur presentará a la Unión Europea (UE) deshizo la parálisis que mantenía Brasil con respecto a la búsqueda de acuerdos relevantes en el comercio exterior. Sin embargo, la buena noticia llegó con un escenario externo en el que otros acuerdos pueden minimizar los efectos positivos de ese tratado.
Según expertos del sector presentes en un seminario realizado la semana pasada en la sede de la Fundación Getulio Vargas (FGV), en San Pablo, el tratado con la UE por sí solo no sería suficiente para aumentar la inserción brasileña en el comercio global.
Actualmente, Estados Unidos lidera las negociaciones del Tratado de Libre Comercio Transpacífico y del Tratado del Transatlántico (TPP y TTIP, en la sigla en inglés), los dos acuerdos más significativos en negociación a nivel mundial.
La investigadora de la FGV, Lia Valls, dijo que el actual escenario es diferente al de la década del 90, cuando se creó el Mercosur. “En la década siguiente, la Organización Mundial de Comercio (OMC) ganó fuerza, con las alternativas multilaterales, pero fue algo lento. Desde el punto de vista de la economía política Estados Unidos, al contrario de antes, está intentando recrear un sistema multilateral a partir de esos acuerdos”.
En el TPP, doce países están en negociación, incluyendo a Japón, Estados Unidos, Chile, Perú y México. La lista representa 38% del PBI mundial y 24% del comercio exterior global. El TTIP, entre los americanos y la UE, nuclea a 29 países, 46% del PBI mundial y 25% del comercio de bienes y servicios del planeta. “Si esos dos acuerdos salen, quién quede afuera terminará aislado y después tendrá que aceptar las nuevas reglas y normas del comercio mundial de una forma o de otra”, afirmó Valls.
Las economías que queden fuera del TPP, como la brasileña, perderán espacio en el comercio de bienes y servicios y sentirán la presión negativa en el PBI en función de la reducción de los mercados externos. Ese es el diagnóstico de Barbara Kotschwar, investigadora en el Peterson Institute for International Economics (PIIE), que presentó un estudio indicando que a partir de 2025 –año utilizado como base para las proyecciones– los países que queden fuera del tratado perderían 0,5% del PBI al año.
Otro factor que fuerza el cambio en la política de comercio exterior es que el Mercosur llegó al grado más alto de interdependencia posible para economías no complementarias, según Ricardo Markwald, director-general de la Fundación Centro de Estudios de Comercio Exterior (Funcex). Después de que el bloque alcanzara su auge en 1999, con 17% de peso en las exportaciones brasileñas y 16% en las importaciones, comercio de Brasil con el bloque, el año pasado, representó 10% de todas las exportaciones y 9% de las importaciones.
“La discusión ahora es más sobre las nuevas formas para perfeccionar el régimen existente y no tanto acerca de cómo aumentar el comercio”, dijo. 
Los principales problemas del Mercosur son hoy la definición de una política automotriz común, la eliminación de las barreras no arancelarias, la efectiva liberalización de los servicios, la compatibilización de medidas sanitarias y estándares técnicos y la institución de un mecanismo para la solución de controversias, según Markwald.
Para Vera Thorstensen, profesora de
la FGV, una política que quiebre el aislamiento de Brasil en acuerdos regionales y bilaterales tendría que figurar en la agenda del próximo gobierno. “Es un tema que no va a desaparecer a pesar de un posible acuerdo con los europeos”.

Visita de funcionarios brasileños por caída del comercio bilateral

marzo 11, 2014

por NATALIA DONATO Buenos Aires

A modo de presentación, pero también para retomar la discusión del comercio bilateral en lo que será un año complejo en términos de números, el gobierno de Brasil prepara una visita del flamante ministro de Desarrollo, Industria y Comercio, Mauro Borges, y el asesor general de la presidencia, Marco Aurelio García, para fines de esta semana, afirmaron fuentes extraoficiales.
Si bien todavía no hay una agenda oficial, se prevé que haya reuniones con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi. Un encuentro con la presidenta Cristina Fernández no está descartado, debido a la presencia del asesor de Dilma Rousseff.
Borges reemplazó a Fernando Pimentel hace un mes, cuando el ex ministro renunció a su cargo para postularse como candidato a gobernador del estado de Minas Gerais en las elecciones de octubre. Será entonces la primera visita oficial del actual funcionario, en un contexto en el que el comercio entre la Argentina y Brasil se encuentra debilitado. En los dos primeros meses del año, el flujo bilateral cayó 16,9% respecto del mismo período del año pasado, a partir de una caída del 23,3% de las exportaciones locales y de 11,8% de las compras al vecino país.
Borges también aprovechará para renovar la preocupación de los industriales de su país ante las demoras en la aprobación de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), que permanecen muy frenadas y también las complicaciones que se imponen a la hora de comprar dólares para pagar compras ya autorizadas.
Según algunos transcendidos, el gobierno de Brasil estaría negociando con la administración nacional la posibilidad de generar alguna línea de financiamiento mediante un banco estatal para contribuir a paliar la crisis comercial que atraviesan ambos países. Aunque el sector automotriz representa una gran parte de este flujo bilateral, la línea se extendería a todos los rubros involucrados en el intercambio entre los principales socios del Mercosur.
También formará parte del temario de las reuniones el postergado acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, para lo cual Kicillof viajó a Brasil días atrás. En esa oportunidad, el ministro se reunió con su par brasileño, Guido Mantega, con quien repasó los avances y retrocesos del acuerdo.

Argentina y Brasil, más cerca de un acuerdo comercial

diciembre 5, 2013

EDICIÓN IMPRESA ECONOMÍA Y POLÍTICA 05.12.13 | 00:00

El Cronista

La Argentina y Brasil acercaron posiciones en las discusiones que llevan adelante para consensuar una propuesta para establecer un acuerdo comercial Mercosur-Unión Europea. Una delegación brasileña encabezada por el ministro de Desarrollo, Fernando Pimentel, se reunió ayer con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, los ministros de Economía, Axel Kicillof, de Industria Débora Giorgi, y el secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini.
“La reunión fue satisfactoria, aunque todavía quedaron algunos temas pendientes que seguiremos tratando en próximos encuentros”, anticipó a la prensa Marco Aurelio García, asesor del gobierno brasileño en relaciones internacionales. “La propuesta común para presentar ante la Unión Europea está marchando bien”, aseguró, tras la reunión que se extendió por casi dos horas en el Salón de Cuadros del Palacio de Hacienda.
El funcionario también se mostró esperanzando en lograr consenso en el comercio automotor y se manifestó optimista de lograrlo para 2014. En esta línea, hay temas pendientes como los reclamos por la importación de calzado: la Asociación Brasileña de Industrias del Calzado (Abicalzado) había hecho oír sus quejas por cerca de 700.000 pares frenados en la frontera. Las reuniones continuarán hoy y luego se repetirían en Brasil.
Si bien no hubo una palabra oficial al respecto, sobre la postura conjunta de comercio Mercosur-Unión Europea, trascendió que la Argentina habría flexibilizado su posición, lo cual habría sido el factor central del acercamiento. Este nuevo escenario se habría generado tras la salida del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno
La Argentina había presentado hace dos semanas una oferta limitada al resto de los socios del Mercosur, con la idea de unificar posiciones de modo de elevar una propuesta única a la UE antes de fin de año. La situación causó un serio conflicto entre ambos gobiernos, ya que Brasil, junto con Uruguay y Paraguay, pretenden avanzar en un grado de ambición importante en un intercambio de listas de productos.

La brasileña Vale supendió el megaproyecto minero Río Colorado

marzo 11, 2013

La compañía decidió frenar el emprendimiento de extracción de potasio en Mendoza que suponía unos u$s6.000 millones de inversión. Cristina Kirchner lo había catalogado como el “proyecto minero más grande del mundo

La minera brasileña Vale SA comunicó en un breve comunicado que no avanzará con el plan de producir potasio en la provincia de Mendoza tras no poder lograr ventajas fiscales en ese país, informó la agencia AFP, tras un anticipo de esa posibilidad del diario Folha de S. Paulo.

Sin las exenciones del Gobierno argentino el costo de la mina de potasa Río Colorado, y su sistema ferroviario y portuario, se elevaría en 86% a u$s11.000 millones, lo que lo hace inviable, dijo Folha citando a funcionarios no identificados de Vale.

La compañía informó al Gobierno argentino que “está suspendendo la implantación del proyecxto Río Colorado, teniendo en cuenta que en el contexto macroeconómico actual los fundamentos económicos del proyecto no están alineados con el compromiso de Vale con la disciplina en el destino de capital y la creación de valor”, sintetizó en su esquela.

Repercusiones en Brasil

La decisión de Vale, la segunda minera más grande del mundo, se considera en Brasil como un duro golpe para el gobierno brasileño, que contaba con esta mina en la Argentina para ayudar a asegurar nuevos suministros de potasio, un fertilizante clave para su industria agrícola.

Brasil importa alrededor del 90% de sus necesidades de potasa desde países como Canadá, Jordania y Rusia.

Fuentes del mercado dijeron el mes pasado que Vale estaba buscando rebajas de impuestos en el proyecto para ayudar a compensar los crecientes costos relacionados con la inflación y los tipos de cambio.

Vale no está buscando cambios en la legislación fiscal o laboral argentina sino las maneras de hacer viable el proyecto financieramente, dijo la compañía en una respuesta enviada por correo electrónico a las preguntas sobre el informe de Folha.

La firma -que se estuvo buscando un socio financiero para el proyecto Río Colorado, ubicado en la provincia de Mendoza- detuvo en diciembre las obras y puso a los 4.000 trabajadores bajo una licencia remunerada.

Brasil busca abrir el mercado

febrero 25, 2013

Por SAN PABLO

Folha De Sao Paulo – 23/02/13

Los productos argentinos estn cruzando la frontera, no por necesidad de importacin, sino como parte de la estrategia de empresarios brasileos para abrir las puertas con el gobierno de Cristina Kirchner.

Algunos Industriales con negocios en la Argentina cuentan la presin del gobierno local para que las empresas que exportan para ese pas compren tambin productos argentinos a modo de compensacin.

La poltica llamada del uno por uno lleva, por ejemplo, al fabricante de mnibus Marcopolo a comprar productos sencillos de la Argentina, como material para la confeccin de butacas.

La industria de mquinas agrcolas AGCO adhiri tambin a este modelo y gast ms comprando repuestos de la Argentina en 2012 que lo que gan exportando para all.

La norma es informal y no est establecida en los documentos oficiales.

El gobierno Kirchner usa abiertamente este mtodo en su intento por equilibrar la relacin comercial con otros pases.

La prctica ya gener situaciones inslitas con multinacionales que estn en la Argentina. BMW, por ejemplo, firm un acuerdo en el que se comprometi a exportar arroz. Y Honda, segn el gobierno, negoci la venta de acolchados para Brasil.

La estrategia est diseminada entre las empresas que actan en el pas vecino, segn Jos Augusto de Castro, de la Asociacin de Comercio Exterior de Brasil.

Empresas con negocios en la Argentina prefirieron no comentar el tema.

Jos Antonio Fernandes Martins, del grupo Marcopolo, opina que sin esta tctica la Argentina quedara en situacin de insolvente.

El Gobierno volverá a frenar el giro de dividendos este año para cuidar dólares

enero 14, 2013

ESTEBAN RAFELE Buenos Aires

El Gobierno volverá a restringir al máximo el giro de dividendos este año y sólo permitirá pequeñas salidas de divisas como “gestos” a empresas que hayan mejorado su balanza comercial o que deban pagar regalías, indicaron a El Cronista dos fuentes independientes entre sí con acceso cotidiano a los despachos del Banco Central y el Ministerio de Economía.

Se trata, en otras palabras, de la continuidad de la política cambiaria que instauró el Ejecutivo en 2012, año en que prohibió la compra de divisas para atesoramiento, restringió la adquisición de billetes para el pago de deudas y turismo y trabó, mediante mecanismos formales e informales, el giro de dividendos al exterior de las empresas.

Las mejores perspectivas comerciales y los menores pagos de deuda matizarán apenas el giro de dividendos. Según supo este diario, habrá autorizaciones mínimas para empresas que hayan hecho los deberes. Deben enseñar una mejora en la balanza comercial producto de la sustitución de importaciones, por ejemplo. O argumentar que si no giran dividendos la casa matriz frenará inversiones futuras en el país. O demostrar que necesitan enviar los dólares para pagar el royalty de una marca o de un servicio a su casa matriz o a la dueña del nombre, en caso de tratarse de firmas independientes –la local y la extranjera–. Los dólares saldrán a cuentagotas.

La autorización para distribuir y girar dividendos proviene del Ministerio de Economía, pero es el Central el que debe convalidar la compra de divisas para ello. El pago de utilidades es uno de los códigos que habilita la compra de dólares. Pero la primera y última palabra la tiene la Secretaría de Comercio Interior de Guillermo Moreno.

La distribución de dividendos cayó con fuerza el año pasado, según datos del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (el IAMC). Las firmas que cotizan en Bolsa repartieron en total $ 38.728 millones, o un 63% menos de dinero que los $ 105.182 millones de 2011. Las compañías extranjeras acapararon $ 35.800 millones, o un 61% menos que el año anterior. Buena parte de ese dinero son divisas que salen del país. Según datos del central, el giro de dividendos al extranjero a través del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) llegó al récord de u$s 4.495 millones en 2011 y la salida de divisas ascendió a más de u$s 23.000 millones ese año.

Las multinacionales mineras ya tuvieron un avance de lo que les espera para 2013. El Gobierno les había prometido que autorizaría un giro de divisas en diciembre, cosa que no ocurrió. El secretario de Minería, Jorge Mayoral, les dijo en una reunión que esa operación podría realizarse en marzo, pero estará sujeta a la política cambiaria oficial. En 2012, las mineras pospusieron el giro de unos u$s 800 millones, según datos del sector. Las empresas firmaron acuerdos de sustitución de importaciones y desarrollo de proveedores internos y esperan que el Ejecutivo les deje girar dólares a sus casas matrices.

Los bancos tendrán otro año sin giro de divisas, luego de que el Banco Central cambiara, en enero de 2012, los requisitos de capital para las entidades financieras. Éstos pasaron del 30% al 75%. El organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont autoriza o no el giro de dividendos a los bancos. Integrar esos requisitos obliga a los bancos a no repartir utilidades tampoco este año, indicó una fuente oficial.

Las mejores perspectivas económicas para 2013 no modificarán la política cambiaria, que prioriza el cuidado de cada divisa. Una cosecha un 20% mejor a la del año pasado asegura una mayor cantidad de ingreso de dólares, aseguran economistas del sector privado. En paralelo, los vencimientos de deuda estarán aliviados por la cancelación del Boden 2012 y el no pago del Cupón PBI. El Gobierno constituyó el Fondo de Desendeudamiento con reservas por u$s 7.967 millones, pero los vencimientos rondarán los u$s 5.000 millones. El superávit comercial sería similar a los u$s 12.633 millones de de 2012. Pero las reservas cayeron el año que finalizó u$s 3.100 millones.

Argentina tenta aumentar barreiras à entrada de carros brasileiros

noviembre 14, 2012
Autor(es): RENATA VERÍSSIMO
O Estado de S. Paulo – 14/11/2012
 
 Proposta para o novo acordo automotivo, previsto para entrar em vigor em julho de 2013, prevê mais restrições às importações
A entrada em vigor do livre comércio no setor automotivo entre Brasil e Argentina, previsto para julho de 2013, pode ser adiada novamente. Os argentinos apresentaram ao governo brasileiro uma proposta de revisão do acordo automotivo bilateral e sugerem restrições ao comércio. O “Estado” apurou que o documento que está em análise foi considerado um retrocesso. “A proposta não interessa ao Brasil”, afirmou uma fonte.

Em conversas com representantes do Brasil, o governo argentino já tinha manifestado o interesse em revisar o acordo, mas os detalhes sugeridos no documento entregue ao governo brasileiro nos últimos dias não agradaram. Técnicos preparam uma contraproposta para tentar barrar o ímpeto protecionista da Argentina.

A proposta de Buenos Aires quer aumentar, por exemplo, a exigência de uso de conteúdo argentino e prevê um monitoramento por empresa.

Negociadores brasileiros já preveem uma dura batalha nos próximos meses. Embora o novo acordo tenha de ser assinado pelo setor privado dos dois países, para evitar questionamentos na Organização Mundial do Comércio (OMC), é normal que os governos conduzam as negociações.

As empresas brasileiras estão buscando no governo informações sobre a proposta e já admitem que o livre comércio terá de ser adiado, novamente, para tentar um acordo que não prejudique tanto as empresas.

Apesar das dificuldades bilaterais, há um interesse das montadoras, do setor de autopeças e do próprio governo em tentar preservar o regime automotivo entre os dois países.

Saldo comercial. A balança comercial nesse segmento é superavitária para o Brasil. No final do mês, a presidente Dilma Rousseff e o ministro do Desenvolvimento, Indústria e Comércio Exterior, Fernando Pimentel, devem ir a Buenos Aires para um evento privado, a convite da indústria local. Cogita-se em Brasília aproveitar a viagem para realizar uma reunião com o governo argentino.

A entrada em vigor do livre comércio de automóveis, peças e partes entre os dois países vem sendo adiada a cada renovação do acordo. Sob o argumento de que há um desequilíbrio comercial, com déficit para a balança argentina, Buenos Aires tem solicitado a extensão do prazo.

O último documento assinado em 2008, com validade até junho do próximo ano, prevê que o comércio seja liberado em julho de 2013. O acordo tem um mecanismo chamado “flex”, pelo qual para cada dólar importado pela Argentina o país poderá exportar US$ 2,50 para o Brasil sem pagamento de Imposto de Importação. A relação do Brasil é de US$ 1 para US$ 1,95.

Um acordo entre os países é necessário para isentar os produtos de tarifa de importação porque o setor automotivo não faz parte das regras de livre comércio fixadas pelo Mercosul.

Este ano, em razão do novo regime automotivo brasileiro, que traz aumento de Imposto sobre Produtos Industrializados (IPI) para carros importados, o Brasil renegociou o acordo automotivo com o México e conseguiu restringir a entrada de automóveis daquele mercado no País com alíquota zero do Imposto de Importação.

A Argentina tentou seguir os passos brasileiros, mas o governo mexicano não aceitou a renegociação e o acordo de cooperação econômica foi suspenso por três anos entre os dois países.