Archive for the ‘Brasil – Coyuntura’ Category

La prioridad china ahora es ayudar a Brasil

junio 17, 2015
  • 07/06/15 Clarin

mirada globalSegún altos funcionarios chinos, la estrategia de desarrollo industrial de los países emergentes convierte la fase de globalización en sinónimo de participación en el sistema integrado transnacional de producción, destaca el columnista. El objetivo de la inversión china en Brasil, agrega, es ahora diversificar la producción industrial, “…fusionándola con las tecnologías más avanzadas de EE.UU. y Europa”. En un nuevo ciclo, el gigante asiático se está convirtiendo en la principal palanca para el desarrollo industrial de América del Sur.

China ha modificado en sus raíces su estrategia de vinculación con América del Sur, y en especial con Brasil, principal país industrial de América Latina y único que logró industrializarse a través del ciclo completo de sustitución de importaciones, y llegó incluso a la fase de exportación de manufacturas (1968 / 1972).

El primer ministro Li Keqiang anunció en Brasilia (19-05-15) la creación de un fondo de desarrollo industrial (US$30.000 millones) para impulsar la internacionalización productiva de la manufactura brasileña y por extensión de América del Sur.

El Fondo Soberano chino (CIC / US$685.000 millones) estableció esa semana un fondo especial de US$70.000 millones destinado a “…promover las exportaciones de la capacidad industrial china”, diferenciándola de la venta de bienes manufactureros en el exterior.

“Se trata –dijo Gu Dawei, titular de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (NDRC), organismo de planificación de la República Popular– de exportar la industria china como un todo, a través del traslado al exterior de su capacidad manufacturera”. Son las inversiones directas (IED /greenfield) de nuevas plantas y sistemas de equipamiento industrial.

Por eso señaló Li Keqiang que China quiere ayudar a Brasil “ … a diversificar su economía y la estructura de su comercio exterior (centrado hoy en las exportaciones de materias primas / 62% del total en 2014); y esto exige ante todo elevar la calificación (upgrading / nivel de productividad) de su industria”.

“En este momento –advirtió Li Keqiang en la CEPAL, cuna de la estrategia de industrialización sustitutiva de América Latina– los países avanzados pujan por reindustrializarse, y el mundo emergente necesita promover su industrialización y urbanización; y esto exige avanzar dentro de la cadena internacional de producción, en el momento en que experimenta una nueva revolución industrial”.

Los términos de Li Keqiang son inequívocos: la estrategia de desarrollo industrial de los países emergentes convierte la fase de globalización en sinónimo de participación en el sistema integrado transnacional de producción.

El desarrollo industrial es hoy igual a internacionalización productiva; y esto exige, a diferencia de la etapa de industrialización sustitutiva (1950-1974), abrir en forma profunda e irreversible la economía nacional. Terminó históricamente la etapa del desarrollo doméstico.

“El continuo avance de la globalización –precisó Li Keqiang– implica que los países modifican continuamente los lugares que ocupan en la cadena transnacional de producción; y al hacerlo (es el caso de China en los últimos 6 años), trasladan a los países emergentes líneas industriales de producción de bienes de equipo y capital así como capacidades de gestión empresarial y tecnologías avanzadas.” El objetivo de la inversión china en Brasil es ahora diversificar la producción industrial, “…fusionándola con las tecnologías más avanzadas de EE.UU. y Europa”.

Brasil atrajo US$62.495 millones de IED en 2014, que aumenta a US$96.851 millones si se agrega la reinversión de ganancias de las compañías transnacionales. Por eso se ha convertido en el 3er. país del mundo en atracción de IED, después de China y Estados Unidos. También absorbe prácticamente la totalidad de la IED manufacturera china en América Latina (90% del total / US$1.100 millones).

Comienza un nuevo ciclo en el vinculo bilateral China /América del Sur. El comercio entre las dos partes creció 22 veces entre 2000 y 2014, y 90% de la IED china se destinó a minería e hidrocarburos.

Ahora China se convierte en la principal palanca para el desarrollo industrial de América del Sur.

Visita de Estado da Presidenta Dilma Rousseff ao México – Cidade do México, 26 e 27 de maio de 2015

mayo 27, 2015

Visita de Estado da Presidenta Dilma Rousseff ao México
Cidade do México, 26 e 27 de maio de 2015

A Presidenta Dilma Rousseff realizará visita de Estado ao México nos dias 26 e 27 de maio de 2015. Na ocasião, manterá encontro de trabalho com o Presidente Enrique Peña Nieto e fará pronunciamento no Congresso mexicano e no encerramento do Seminário Empresarial Brasil-México, que reunirá empresários dos dois países.

Os dois mandatários examinarão a agenda bilateral e presidirão cerimônia de assinatura de acordos em áreas como facilitação de investimentos, serviços aéreos, meio ambiente, pesca e aquicultura, turismo e agricultura tropical. A Presidenta Dilma Rousseff e o Presidente Peña Nieto também avaliarão formas de incrementar e diversificar o intercâmbio comercial bilateral.

No âmbito da visita, missão empresarial participará de encontros setoriais e discussões com empresas e instituições homólogas mexicanas com vistas à promoção do comércio e dos investimentos bilaterais.

O Brasil e o México são as duas maiores economias latino-americanas. A corrente de comércio bilateral totalizou US$ 9 bilhões em 2014, registrando crescimento de 94% em relação a 2004. O Brasil é o maior investidor latino-americano no México e o segundo principal destino dos investimentos mexicanos no exterior. A quase totalidade (97%) da pauta comercial corresponde a produtos industrializados de alto valor agregado para ambos os países.

 

Visita de Estado de la Presidenta Dilma Rousseff a México
Ciudad de México, 26 y 27 de mayo de 2015

La Presidenta Dilma Rousseff realizará visita de Estado a México los días 26 y 27 de mayo de 2015. En esa ocasión, tendrá una reunión de trabajo con el Presidente Enrique Peña Nieto y hará pronunciamiento en el Congreso mexicano y en el cierre del Seminario de Negocios Brasil-México, que reunirá a empresarios de ambos países.

Los dos líderes revisarán la agenda bilateral y presidirán la ceremonia de firma de acuerdos en áreas como facilitación de inversiones, servicios aéreos, medio ambiente, pesca y acuicultura, turismo y agricultura tropical. La Presidenta Dilma Rousseff y el Presidente Peña Nieto también evaluarán formas de aumentar y diversificar el comercio bilateral.

En el ámbito de la visita, una misión empresarial participará en encuentros sectoriales y discusiones con empresas e instituciones contrapartes mexicanas con el fin de promover el comercio y la inversión bilateral.

Brasil y México son las dos economías más grandes de América Latina. Los flujos comerciales bilaterales ascendieron a USD 9 mil millones en 2014, un incremento del 94% respecto a 2004. Brasil es el mayor inversionista latinoamericano en México y el segundo principal destino de las inversiones mexicanas en el exterior. Casi todo el comercio (97%) corresponde a productos industrializados de alto valor añadido para ambos países.

87% dos setores produtivos brasileiros defendem ampliação de acordo comercial com o México

mayo 27, 2015

Pesquisa da CNI ouviu representantes de indústria, agricultura e serviços. A negociação do acordo será debatida em encontro que ocorre nesta terça-feira (26), na capital mexicana, durante vista da presidente Dilma ao país

Levantamento feito pela Confederação Nacional da Indústria (CNI) com 43 associações representativas de setores da indústria, da agricultura e de serviços mostra que 87% defendem ampliação do acordo comercial com o México. O país, citado por 61% dos entrevistados, aparece em terceiro lugar entre os países/blocos que deveriam ter prioridade na agenda de negociações comerciais do Brasil. Em primeiro e segundo lugares aparecem União Europeia e Estados Unidos – ambos citados por 63% dos respondentes em uma lista de múltipla escolha. Os empresários defendem que o acordo seja mais abrangente e contemple a redução de barreiras para o comércio de serviços e aos investimentos.

Infográfico Brasil-MéxicoA negociação de um acordo comercial mais amplo será debatida nesta terça-feira (26), durante encontro entre de dirigentes de 50 empresas e representantes de associações setoriais brasileiras com empresários mexicanos na Cidade do México. Além da ampliação da parceria comercial, o encontro empresarial debaterá os investimentos e sua importância para o fomento de negócios bilaterais. O encerramento do seminário será feito pela presidente do Brasil, Dilma Rousseff, que estará em missão oficial ao país, e pelo presidente do México, Enrique Peña Nieto.

“O México é um parceiro muito importante para o Brasil. É hoje o quarto maior destino das exportações brasileiras de manufaturados. Precisamos de um acordo abrangente que inclua a liberalização do comércio de bens e serviços, a cooperação aduaneira e a promoção dos investimentos bilaterais. Precisamos da liderança do governo para adotar e executar uma estratégia ambiciosa de acesso aos mercados externos. Com a economia doméstica desaquecida, o Brasil precisa abrir novos mercados”, afirma o presidente da CNI, Robson Braga de Andrade.

​INSATISFAÇÃO COM O ACORDO ATUAL – Atualmente, o Brasil possui com o México um acordo automotivo (ACE 45) – renovado em março deste ano – e um acordo comercial de redução de tarifas (Acordo de Complementação Econômica nº 53) que abrange cerca de 800 produtos. Dos itens contemplados, apenas 45% têm tarifa zero. A pauta de exportações brasileiras para o país, no entanto, é bem mais ampla, chega a 5,6 mil produtos. Uma análise feita pela CNI mostra que apenas 10,5% das exportações brasileiras se beneficiam do acordo, contra 17,8% do lado mexicano. O baixo aproveitamento faz com que 88% dos setores consultados pela CNI considerem o atual acordo insatisfatório. Entre as associações ouvidas, 84% dizem enfrentar barreiras nas exportações, principalmente as tarifárias, mas, também sanitárias e técnicas.

​​COMÉRCIO ENTRE BRASIL E MÉXICO – O país é o quarto maior destino das exportações brasileiras de bens industriais, mas o Brasil tem perdido mercado para seus produtos por possuir desvantagens no acesso ao mercado mexicano, em função do grande número de acordos comerciais que o país possui. Dos US$ 400 bilhões importados pelo México em 2014, apenas US$ 3,7 bilhões foram vendidos pelo Brasil. As exportações brasileiras para o país em 2014 ficaram abaixo dos níveis de 2004. Com a perda constante nas exportações, desde 2009 o saldo comercial entre os países está negativo para o Brasil. Em 2014, o déficit chegou a US$ 1,7 bilhão.

China quiere elevar su comercio con Brasil a u$s 100.000 millones

mayo 20, 2015

EDICIÓN IMPRESA INTERNACIONALES 20.05.15 | 00:00

el cronista

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el primer ministro chino, Li Keqiang, firmaron ayer acuerdos que involucran negocios por u$s 53.000 millones, entre los cuales un financiamiento de u$s 7.000 millones para Petrobras, dinero que podrá aportar a la reactivación económica en momentos en que el gobierno redujo su capacidad de inversión para cumplir un ajuste fiscal.
Dilma destacó la importancia de China como “primer socio comercial de Brasil” y anticipó que viajará a Beijing en 2016, tras rubricar los convenios en Brasilia en áreas industriales, de telecomunicaciones y financieras, en el marco de la gira de premier asiático que seguirá por Colombia, Perú y Chile.
Li señaló que ambos países trabajan para elevar su intercambio comercial de los actuales u$s 80.000 millones a u$s 100.000 millones y ofreció la cooperación de la segunda economía mundial para poner en marcha la industrialización de América latina, al cerrar un seminario empresarial junto a Rousseff.
La visita redundó en un acuerdo que crea un fondo de u$s 50.000 millones que aportará el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) para financiar proyectos de infraestructura que deberá definir la estatal Caixa Economica Federal de Brasil, y abrió la puerta a otro fondo de ambos gobiernos en el que China prometió aportar u$s 30.000 millones y Brasil aún no definió la contraparte.
Entre los convenios, se destaca uno para estudiar la viabilidad del Ferrocarril Transoceánico que busca unir Brasil con Perú para la exportación de productos locales a China a través del Océano Pacífico, el levantamiento de la prohibición para vender carne bovina a los asiáticos y un acuerdo por el que el BNDES financiará la venta de 40 aeronaves Embraer al grupo chino Hainan, un negocio calculado en u$s 1.300 millones.
Dos bancos chinos desembolsarán u$s 7.000 millones en Petrobras, lo que dará oxígeno a la estatal necesitada de recursos para sostener sus inversiones, que había recibido otros u$s 3.500 millones en abril de una de esas entidades. La minera Vale fue otra de las gigantes brasileñas beneficiadas por los convenios.

Brasil y China firman ambicioso plan de inversiones por $ 50.000 M

mayo 20, 2015

La presidenta brasileña Rousseff y el premier chino Keqiang firmaron acuerdos que incluyen la creación de un fondo para financiar proyectos de infraestructura hasta 2021. Además, contemplan la concesión de créditos por u$s 7.000 M a la petrolera Petrobras.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y el primer ministro de China, Li Keqiang, firmaron en Brasilia 35 nuevos acuerdos de cooperación, que contemplan inversiones por más de 50.000 millones de dólares en el país sudamericano.

Los acuerdos incluyen la creación de un fondo por 50.000 millones de dólares para financiar proyectos de infraestructura y la concesión de créditos por 7.000 millones de dólares a la petrolera brasileña Petrobras, que enfrenta una seria crisis a raíz de un escándalo de corrupción.

Según Rousseff, este último acuerdo “refleja la confianza” en Petrobras y contribuirá al fortalecimiento de las actividades de prospección de las reservas de crudo y gas ubicadas en aguas ultraprofundas de la llamada capa pre-sal.

La lista de documentos incluye además un acuerdo trilateral con Perú, para iniciar estudios de viabilidad para la construcción del Ferrocarril Transoceánico que conectará Brasil con el puerto peruano de Pisco, desde donde saldrían productos exportados a China.

“Invitamos a las empresas chinas a participar en esa gran obra”, afirmó Rousseff, quien aseguró que, con la construcción del Ferrocarril Transoceánico, “un nuevo camino a Asia se abrirá para Brasil, reduciendo distancias y costos”.

Además, la mandataria saludó la decisión del gobierno de Pekín de reanudar de las compras de carne vacuna de ocho suministradores brasileños habilitados por las autoridades sanitarias chinas, y confirmó la compra de 22 aviones de la fábrica brasileña Embraer por aerolíneas del país asiático.

En su discurso, Li aseguró que el estrechamiento de la cooperación entre su país y Brasil será beneficioso para las naciones en desarrollo y emergentes y también ayudará en la recuperación de la economía mundial.

“Vamos a reforzar nuestra cooperación en capacidad productiva”, expresó el jefe de gobierno chino, quien cumple en Brasil la primera etapa de una gira sudamericana que lo llevará además a Colombia, Perú y Chile.

Después de la reunión con Rousseff y de la firma de actos, Li fue homenajeado por el gobierno brasileño con un almuerzo en el palacio Itamaraty, la sede de la Cancillería.

Ex ministro de Lula pide a Dilma que Brasil abandone el Mercosur

noviembre 19, 2014
Es cierto que no está entre los planes de Dilma Rousseff pero también es verdad que la Presidenta de Brasil se encuentra en graves problemas, en una crisis que recién comienza: los periodistas con buenos contactos en el PT afirman que hay 40 legisladores mencionados ya por los “arrepentidos” en la trama de corrupción de Petrobras. Entonces, son temas a seguir por la Argentina, tanto el ajuste que viene en Brasil como el reclamo de un influyente hombre de negocios y ex ministro de Luiz Inácio Lula da Silva que afirma que el Mercosur ya no le resulta útil a Brasil.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La bomba la arrojó el ex ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Luiz Fernando Furlan, quien durante su participación en el foro empresario “Brasil Competitivo”, organizado por el diario O Estado de S. Paulo, dijo que Brasil debería revisar sus políticas comerciales, especialmente su membresía en la unión aduanera Mercosur.
Furlan fue ministro de Luiz Inácio Lula da Silva desde 2003 hasta 2007, y antes había sido presidente del Consejo de Administración del grupo alimentario Sadia, del cual es accionista en su condición de nieto del fundador, Attilio Fontana.
“El Mercosur está estancado, tal vez sea la hora de que Brasil declare su independencia del grupo”, dijo Furlan, quien agregó que las posiciones proteccionistas de Argentina impidieron que el bloque sudamericano pudiera concretar acuerdos comerciales con la Unión Europea, con otros bloques y países por separado.
Furlan, un personaje muy respetado en la comunidad de negocios de Brasil y que conserva predicamento en la coalición gobernante, dijo que si se saliera del Mercosur, Brasil quedaría libre para buscar socios comerciales sin pedir aprobación al resto de los integrantes del bloque: Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela.
Mientras Brasil resbala en este tema, algunos de nuestros vecinos nadan libremente firmando acuerdos comerciales”, dijo Furlan, mencionando el caso de Perú, que crece más que Brasil, con menos inflación, sumándose a la Alianza del Pacífico y atrayendo inversiones.
 
Es evidente que la Alianza del Pacífico ha derrotado al Mercosur. El bloque comercial que integran Chile, México, Perú y Colombia es tan atractivo que ya Uruguay se sentó como “observador” y se especula con su interés en solicitar su ingreso.
Y resulta muy interesante que Argentina es el motivo del cuestionamiento de Furlan, a cuyo gobierno acusa de frustrar la posibilidad de acuerdos con otros países o regiones, deteniendo la expansión del comercio exterior de Brasil.
Excarcelación
En tanto, en un convulsionado Brasil, el juez federal Sergio Moro amplió la prisión preventiva del ex director de Servicios de Petrobras, Renato Duque, al igual que la de otros 5 implicados en la red de corrupción en torno a la mayor empresa del país.
En tanto, Moro decidió la libertad inmediata de 11 detenidos.
Moro ordenó la prisión preventiva de
> Renato Duque, 
> João Ricardo Auler, presidente del Consejo de Administración de Camargo Correa; 
> Dalton Santos Avancini, presidente de Camargo Correa.
> Ricardo Ribeiro Pessoa, presidente de la constructora UTC; 
> José Aldemário Pinheiro Filho, presidente de OAS; y
> Mateus Coutinho de Sá Oliveira, empleado de OAS en São Paulo.
En tanto, liberó (aunque prohibió salir del país y deben entregar sus pasaportes a la Justicia) a Valdir Carreiro, director-presidente de IESA; Othon Zanoide, director de Queiroz Galvão; Jayme de Oliveira Filho, vinculado al detenido cambista Alberto Youssef; Alexandre Barbosa, de OAS; Walmir Santana, de UTC; Ildefonso Colares, ex-director-presidente de Queiroz Galvão; Carlos Alberto da Costa e Silva, de UTC; Otto Sparenberg, director de IESA; Newton Prado Junior, director de Engevix; Carlos Eduardo Strauch, director de Engevix y Ednaldo Alves da Silva, de UTC.
¿Qué hará Dilma, en este escenario?
Todo indica que ella deberá hacer alguna concesión al mercado. Antes de avanzar al respecto, en la crónica que Tereza Crunivel hizo para la web 247 (ella conoce muy bien al PT luego de haber sido una importante funcionaria de Lula, a cargo de medios), debe aclararse que en el PT muchísimo se criticó durante el 2do. mandato presidencial de Lula a Henrique Meirelles, ex titular del ex BankBoston (fue quien hizo la fusión que hoy día se llama FleetBoston), pero en quien Lula confió también en su momento como forma de convencer al mercado (que no iría a un default).
La presidenta Dilma Rousseff anunciará aún este año su nuevo equipo económico y una ecuación, todavía no calibrada por los medios ni por el mercado, está siendo estudiada: colocar al actual presidente del Banco Central en el Ministerio de Hacienda y ofrecer nuevamente a Henrique Meirelles la jefatura de la autoridad monetaria, cargo que ejerció entre el 2003 y el 2010.
La fórmula aún no fue totalmente decidida pero una señal de que Dilma piensa en Tombini fue la invitación para que integrara la comitiva brasileña que viajó a la reciente reunión del G20 en Australia. Tombini retornó a Brasil en el avión presidencial junto a la mandataria. El largo viaje debe haber permitido una buena conversación.
Un alto ejecutivo del mercado financiero garantiza que esta fórmula agradaría mucho al mundo de las finanzas. Sería “papaya con azúcar”, dijo. Meirelles estaría en el lugar más deseado por los agentes económicos y Tombini en el Ministerio de Hacienda restauraría la confianza en la gestión fiscal, en función de su historia como presidente del Banco Central.
Una fuente del PT y otra del Gobierno dijeron que Dilma se sentiría más cómoda con esta fórmula. Si el Banco Central continuaría teniendo autonomía operacional, quisiera en el Ministerio de Hacienda a alguien más cercano, que contente al mercado pero que sea, al fin y al cabo, un ministro de la presidenta. Invitando a Meirelles al Banco Central enviaría una señal al mercado y también al ex-presidente Lula, que defiende su nombre para el Ministerio de Hacienda. Otro defendido por Lula, el ex viceministro Nelson Barbosa, sería ministro de Planificación.
La decisión de la presidenta de anticipar el anuncio de los nombres de su nuevo equipo económico se fortaleció al retornar de Australia, donde fue informada sobre la séptima fase de la operación Lava Jato, por la que se detuvo a altos ejecutivos de nueve grandes constructoras proveedoras de Petrobras, y de los movimientos de la oposición para aprovechar el escándalo y amenazar incluso con un proceso de impeachment.
El mundillo político se está preparando para un gran terremoto. Se habla de que más de 40 parlamentarios habrían sido citados por los “delatores premiados” detenidos.
Contra esos políticos el procurador general Rodrigo Janot debe iniciar una demanda en el Supremo Tribunal Federal (STF). Habría entre ellos algunos opositores.
Con la seguridad de que la nave política hará agua, resulta prudente reforzar rápido la tripulación económica. La definición de los nombres a cargo de otros ministerios quedará para después, incluso para el año que viene, tras la elección de las mesas directoras del Senado y la Cámara de Diputados.

Industriales brasileños presionan a Dilma y estudian impacto de acuerdo con EE.UU.

noviembre 12, 2014
La CNI, la US Chamber y el Consejo Empresarial Brasil-EE.UU. firmaron un acuerdo para trabajar en este sentido. Debería flexibilizarse el Mercosur. Tarea difícil

Como un mecanismo de presión al gobierno recién reelecto de Dilma Rousseff, y a días de que la mandataria anuncie su nuevo gabinete, los industriales brasileños se aventuraron y pusieron en agenda las debilidades del Mercosur y la necesidad de que Brasil pueda avanzar en acuerdos comerciales bilaterales, como por ejemplo, con Estados Unidos.

Concretamente, la Confederación Nacional de la Industria (CNI) comenzó a trabajar con el Consejo Empresarial Brasil-Estados Unidos (Cebeu) y la US Chamber para estudiar el interés y el impacto de un eventual acuerdo comercial entre ambos países, según publicó ayer el diario Valor.

De acuerdo con el artículo, las tres entidades tendrán un año para consultar a las industrias de los dos países y analizar qué sectores serían estratégicos para ese acuerdo. Luego elaborarán un estudio que será entregado a los gobiernos. “Nuestra propuesta es iniciar una consulta con los empresarios brasileños sobre el interés en la relación con Estados Unidos y cómo podríamos estrecharla”, dijo al diario brasileño el director de desarrollo industrial de la CNI, Carlos Abijaodi.

Consultadas por El Cronista fuentes del gobierno brasileño, relativizaron esta posibilidad por varios motivos. Por un lado, las relaciones diplomáticas entre Brasil y Estados Unidos no se recompusieron tras la ruptura generada a partir de denuncias de espionaje norteamericano al gobierno de Rousseff. Además, para avanzar en un Tratado de Libre Comercio con el mercado norteamericano debería flexibilizarse el Mercosur, ya que la normativa actual impide a los países miembros firmar acuerdos comerciales por separado. “Estos son acuerdos privados que no tienen nada que ver con lo público. Los industriales están presionando al gobierno brasileño para que tome alguna medida. Me resulta sospechoso que lo hagan justo a días de que Dilma anuncie su nuevo gabinete”, consideró el analista Gustavo Segré.

Dilma viajará esta semana a Brisbane, Australia, para participar de la cumbre del G-20, donde también estará presente Obama. Se especula con que puedan limar asperezas tras las denuncias mencionadas. El gobierno brasileño también preparaba una reunión bilateral con la Cristina Fernández, que finalmente no podrá realizarse debido a la ausencia de la mandataria argentina.

Sobre las dificultades para avanzar en un TLC con EE.UU. producto del Mercosur, Abijaodi dijo que se necesita reorganizar el bloque económico. Sin embargo, no dio detalles de los cambios que la CNI quisiera ver implementados. “La forma de hacerlo depende de una reevaluación de la estructura del Mercosur”, señaló. El director de la CNI informó que la entidad presentó al Gobierno la necesidad de reorganizar el Mercosur, pero negó que Brasilia haya dado alguna señal en ese sentido. “Vemos al bloque como algo importante, pero creemos que tiene que haber una manera para caminar dentro de las necesidades de la industria. Brasil precisa acuerdos no sólo con Estados Unidos, sino con la Unión Europea y otros bloques”, afirmó.

A su vez, el presidente de la sección brasileña de Cebeu, Frederico Curado, dijo que la entidad tiene tres prioridades: la búsqueda de algún tipo de acuerdo de libre comercio; un acuerdo para evitar la doble tributación, y la eliminación de las visas para el tránsito de personas entre los dos países.

La balanza comercial brasileña profundiza su camino deficitario

noviembre 11, 2014
El comercio exterior de Brasil ya superó los u$s 2.600 millones de saldo negativo en el año. La mayor caída de las exportaciones se verificó en productos manufacturados
La balanza comercial brasileña registró un déficit de u$s 747 millones en la primera semana de noviembre, informó el ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior (Mdic).
Las exportaciones sumaron u$s 4.219 millones y las importaciones u$s 4.966 millones. En lo que va del año, el resultado es deficitario en u$s 2.618 millones.
Las exportaciones diarias cayeron, en promedio, 19,1% durante la primera semana del mes, en comparación con noviembre de 2013, pasando de u$s 1.043 millones a u$s 843,8 millones. Ese resultado se explica por la caída de la venta de productos básicos, semielaborados y manufacturados.
Las ventas de productos básicos retrocedieron 19,5% en el promedio diario en la semana analizada frente a todo el décimo primer mes del año pasado, pasando de u$s 456,5 millones a u$s 367,7 millones. Los principales retrocesos tuvieron lugar en soja en grano, mineral de hierro, mineral de cobre, maíz en grano, harina de soja y hojas de tabajo.
Las ventas de bienes manufacturados, a su vez, bajaron 23,2% en la misma comparación. El promedio diario de las ventas de esos productos al exterior pasaron de u$s 439 millones en noviembre de 2013 a u$s 337,3 millones en la primera semana de este mes. Ese resultado se vio influenciado por la caída en vehículos de carga, automóviles de pasajeros, tractores, aceites combustibles, jugo de naranja no congelado y aviones.
Los semi-elaborados cayeron 6,5% al pasar de u$s 124,2 millones en noviembre del año pasado a u$s 116,1 millones en el promedio diario acumulado de este mes. Encabezaron esa suba los productos semi-elaborados de hierro/acero, hierro fundido, aceite de soja en bruto y azúcar en bruto.
Las importaciones subieron 3,9% en la primera semana de noviembre (u$s 993,2 millones) en comparación con el promedio del mismo mes de 2013 (u$s 956,2 millones). En esa comparación, crecieron principalmente los gastos con combustibles y lubricantes (32,2%), farmacéuticos (31,5%), adobes y fertilizantes (23,1%), aparatos electrónicos 8,5%), plásticos y obras 6,5%) y siderúrgicos (4,5%).

Queixa da União Europeia contra o Brasil na OMC mira o Inovar-Auto

diciembre 20, 2013

A União Europeia, que representa 28 países, entrou com processo formal contra o Brasil na Organização Mundial do Comércio (OMC), por protecionismo comercial que envolve de carros a computadores, segundo informações da agência Reuters. A queixa foi protocolada na quinta-feira, 19, e pode colocar em xeque o regime automotivo brasileiro, o Inovar-Auto, que tem em seu alicerce a sobretaxação de 30 pontos porcentuais de IPI sobre todos os veículos vendidos no País – que podem ser descontados integralmente desde que cumpridas exigências de produção local, compras de peças nacionais e investimentos em engenharia, pesquisa e desenvolvimento. Para a UE, a política tributária brasileira é injusta e fere os princípios multilaterais de comércio internacional, pois gera taxação acima do permitido pelos acordos da OMC.

O processo formal da UE contra foi Brasil foi registrado após 10 rodadas de negociações e diversos encontros em Genebra, na sede da OMC, sem que os dois lados chegassem a um acordo. “A proteção da indústria doméstica brasileira prejudica os bens importados da Europa e isso é inaceitável”, disse à Reuters uma fonte ligada às discussões. “Tivemos muitos encontros bilaterais (para tratar do tema) mas o Brasil não se moveu”, completou.

Segundo a União Europeia, as exportações de carros europeus ao Brasil caíram 11% este ano, parcialmente por causa da sobretaxação do Inovar-Auto. Luiz Alberto Figueiredo, ministro da Relações Exteriores, rebateu a queixa, dizendo a repórteres que o País tem direito de elevar seus impostos: “Temos sólidos argumentos para mostrar que cumprimos com todas as regras internacionais de comércio”, afirmou.

Após a queixa formal, agora a UE e o Brasil têm 60 dias para tentar um entendimento. Caso isso não aconteça, as duas partes terão de enfrentar o processo na OMC que poderá levar um par de anos para ser concluído. Se os europeus vencerem a disputa, ganharão o direito de impor sansões econômicas e sobretaxações compensatórias a exportações brasileiras para os países-membros da União Europeia.

As sobretaxações brasileiras a produtos (não só veículos) também desagradam outros países, como Estados Unidos e Japão que já fizeram reclamações públicas e eventualmente poderão se juntar ao bloco europeu no processo.

Os representantes da União Europeia garantem que o processo na OMC não irá influenciar as negociações de livre comércio com o Mercosul, que deverão ser retomadas a partir do início de 2014. Um possível pacto comercial entre os dois blocos poderá criar um mercado de 750 milhões de consumidores com potencial para movimentar US$ 130 bilhões por ano em comércio, segundo calculam analistas.

Hoje a UE é o maior parceiro comercial do Brasil, respondendo por um quinto das exportações do País, mas o País também já é o quinto maior investidor estrangeiro do bloco europeu. Sem um acordo de livre comércio, em 2014 os brasileiros perderão direito de usar o regime de tarifas preferenciais da comunidade europeias, por não ser mais considerado um país pobre.

Valor Econômico – Dilma ensaia estratégia para política externa / Coluna / Sergio Leo

noviembre 11, 2013

Sergio Leo é jornalista e especialista em relações internacionais pela UnB. Escreve às segundas-feiras

O interesse pela associação com o Brasil une as duas principais candidatas que, na próxima semana, se confrontam pela presidência do Chile. A conservadora Evelyn Matthei informou à revista “Qué Pasa” que gostaria de fazer ao Brasil sua primeira viagem após eleita.

Michelle Bachelet, a favorita, já mandou mirar o Brasil como modelo a copiar em matéria de política social e quer o país como aliado econômico, político e estratégico. Seus colaboradores afirmam que a candidata socialista quer apoio brasileiro para rever os rumos de acordos negociados pelo atual presidente chileno, Sebástian Piñera, como a Aliança do Pacífico, com México, Peru e Colômbia.

“A conexão com o Brasil é muito importante, e lastimamos a ausência do país na Aliança do Pacífico”, diz o economista Álvaro Diaz, ex-ministro e ex-embaixador no Brasil, engajado na campanha de Bachelet.

O programa de governo de Bachelet prevê uma “revisão” da adesão do país à Parceria TransPacífico (TPP, de Transpacific Partnership), iniciativa de negociações comerciais lançada pelos EUA e países asiáticos – que exclui parceiros importantes do Chile, como China, Japão, Coreia e Brasil. Como o Chile já tem acordos de livre comércio com os países da TPP, o novo acordo tende a trazer muitos custos e poucos benefícios, avalia Diaz.

O embaixador chileno no Brasil, Fernando Schmidt, que, nos últimos meses, visitou federações industriais de pelo menos cinco grandes Estados brasileiros, comenta que o atual governo não perdeu interesse pelo Brasil, que absorve cerca de 20% das exportações chilenas e cada vez mais investimentos do país vizinho. “Queremos estabelecer todas as pontes possíveis. Mercosul e Aliança do Pacífico não são contraditórios”, afirma.

Nem todos os envolvidos na discussão pensam assim: o presidente da Colômbia, Juan Manuel Santos, mesmo negando oposição entre os dois blocos, fez questão de dizer que a Aliança seria o “novo motor econômico da América Latina”, em clara contraposição ao claudicante bloco liderado pelo Brasil.

A verdade é que, após um começo entusiasmado, o governo Piñera arrefeceu seus gestos em direção ao Brasil. Mas, seja quem for a futura mandatária chilena, seus esforços de aproximação com o Brasil serão plenamente correspondidos pelo governo brasileiro.

Em uma das conversas recentes com o recém-nomeado ministro de Relações Exteriores, Luiz Alberto Figueiredo, Dilma, que visita hoje o Peru, reclamou do que ela considera ser uma resistência da diplomacia nacional à Aliança do Pacífico, e disse querer uma aproximação com o grupo, em iniciativas como projetos de infraestrutura.

Figueiredo recebeu a missão de fazer um “livro branco” da política externa, como existe para a política de defesa, com prioridades, orçamento e metas viáveis para o que resta do mandato de Dilma e além. O reforço dos laços com a América do Sul está, claro, no topo da lista prioritária, mas Dilma se mostra cansada de retórica. Quer, entre outras iniciativas, a retomada de negociações para aprofundar os acordos de livre comércio de mercadorias existentes entre o Brasil e todos os países da América do Sul. O Brasil já libera o acesso de mercadorias aos vizinhos, mas alguns, como Colômbia e Peru, relutam em se abrir à competição da indústria brasileira.

Está prevista, também, a exploração de alternativas bilaterais capazes de fazer o país caminhar para um acordo de livre comércio amplo com os vizinhos andinos, com negociações sobre liberalização de serviços e proteção a investimentos, por exemplo. Por determinação da presidente, o Itamaraty reformulará as funções da Secretaria de Planejamento Diplomático, que será comandada pelo diplomata e escritor Maurício Lyrio e passará a elaborar projetos estratégicos para orientar a política externa.

É um reconhecimento, ainda que tardio, da importância de sinalizar com maior clareza os interesses e intenções do Brasil no mundo, em seu novo papel de potência emergente.

Fortalecer a relação entre os países do Mercosul e os andinos, e investir em infraestrutura na região é exatamente o que quer Bachelet. Os chilenos falam em negociar, por exemplo, um acordo bilateral de compras governamentais, concedendo nos dois países as vantagens em licitações e aquisições de governo concedidas aos fornecedores locais. O programa de governo da franca favorita nas pesquisas para a presidência no Chile enfatiza o esforço de levar os países sul-americanos a negociações em bloco com os asiáticos, e vê o Chile como “país-ponte”, ou “país-porto” entre as duas regiões.

Essa ambição exige que a presidência chilena cumpra também outra tarefa prioritária: resolver as pendências com Peru e Bolívia em relação aos interesses desses países no Pacífico (acesso ao mar para os bolivianos, definição da zona de cada país no litoral marítimo, para os peruanos). Um dos caminhos apontados pela equipe de Bachelet para a aproximação política entre os países a região é a Unasul, associação prioritária também para o Brasil.

A ascensão de Bachelet ocorre em um momento importante de revisão da política externa brasileira. Um consequência previsível será pôr em xeque a divisão, em termos ideológicos e econômicos, vista atualmente entre os sul-americanos do litoral Atlântico e os do Pacífico.