Archive for the ‘Proteccionismo’ Category

“Aumentamos significativamente el pago de importaciones”

abril 24, 2015

El presidente del Banco Central (BCRA), Alejandro Vanoli, aseveró que se están normalizando rápidamente los pagos de las importaciones que efectúa el país, y rechazó que la cifra de atrasos ronde los 10.000 millones de dólares como aseguraron algunos medios de comunicación.

“No hay tal cifra de retención” en el pago de importaciones, respondió Vanoli a una consulta que le formularon los periodistas al finalizar su intervención en el acto por el 50 aniversario de la fundación de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), que tuvo lugar en un céntrico hotel porteño.

“Estamos aumentando significativamente el pago de importaciones que, ya en el mes de marzo pasado, aumentaron un 30% sus valores y lo hemos multiplicado significativamente”, agregó Vanoli en respuesta a la pregunta que le formuló la prensa presente en el encuentro financiero.

El titular del Central tuvo a su cargo las palabras de apertura del encuentro, junto con el presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) y también gobernador por el país en Felaban, Claudio Cesario, y la presidenta de la organización, María Mercedes Cuéllar López.

Sobre las importaciones, Vanoli dijo que se trata de un tema “vital, como también lo es lo que popularmente se conoce como dólar ahorro, y en el tema de remisión de las utilidades obviamente estamos analizando caso por caso las distintas situaciones”.

Así se refirió a otra pregunta que le fue formulada sobre la libertad para remitir utilidades empresarias al exterior y agregó: “Estamos buscando, en este sentido y como ya viene ocurriendo con el cambio de clima positivo que hay, promover la reinversión de las utilidades y ver, en cada caso, qué parte de las utilidades debe ser girada”.

Por otra parte, Vanoli dijo que toda la situación financiera se está normalizando y que está habiendo un “importante aumento de las inversiones, tal como se puede ver en la subida que están experimentando los precios de los activos debido a que hay un aumento de la demanda”.

También “hay mucha inversión directa y un aumento significativo de la inversión financiera, como lo indica la colocación del bono que refleja un positivo cambio de clima y esto va a generar expectativas aún mejores en la valorización de los precios”, concluyó Vanoli en su diálogo con los periodistas.

En su intervención de apertura de la reunión de Felaban, el presidente del Banco Central destacó la buena performance macroeconómica de los países de la región y de sus sistemas financieros, a los que describió como “sólidos y líquidos”, al tiempo que puso el acento en la necesidad de “realizar inversiones para la incorporación de nuevas tecnologías y sistemas de pagos”.

Por su parte, Cesario dio la bienvenida a los asistentes del resto de los países de la región, y subrayó la importancia de los bancos y del sistema financiero en el desarrollo y la inversión en las economías latinoamericanas.

“En Argentina tenemos un sistema financiero sólido, líquido, con baja exposición y que, de esta manera, ha contribuido y seguirá contribuyendo al desarrollo nacional”, dijo el titular de ABA en un pasaje de su breve alocución.

Destacó también que “la ventaja que muestra la economía argentina es la baja relación existente entre los créditos y los depósitos en relación con el PIB, lo que optimiza la función de los bancos para aportar al crecimiento”.

Finalmente, Cesario también pronosticó que una buena política macroeconómica podría desarrollar el potencial argentina para el desarrollo que cifró, para un plazo de 10 años, “en una inversión total de 300.000 millones de dólares que permitiría generar tres millones de empleos en la economía formal, y mejorar la calidad de vida de sus habitantes de manera muy importante”.

 Ambito

Gobierno negocia cupos con exportadores para acelerar el ingreso de dólares

abril 14, 2015
El ministerio de Economía junto con Agricultura anunciarán mayores cupos de exportación de trigo y maíz. Buscan desactivar la fuerte negativa de productores a comercializar su cosecha especulando con el próximo gobierno. Calculan que 20 millones de toneladas quedarán sin venderse hasta octubre a la espera de un nuevo valor para el dólar
 Negocian cupos de exportación para acelerar ingreso de dólares

Gobierno busca destrabar la entrada de dólares del campo.
No será la primera vez y probablemente tampoco la última. El Gobierno busca cerrar filas en torno a la posibilidad de que los exportadores adelanten una parte de su liquidación de dólares a cambio de un cupo más importante en la comercialización al exterior de trigo y maíz. El mecanismo –utilizado en numerosas oportunidades durante 2014– buscaría alimentar las reservas del Banco Central, en momentos donde crece en forma sustancial la demanda de dólar ahorro y la perspectiva del resto del año no genera certidumbre, ya que habrá que pagar vencimientos de deuda relevantes con esas mismas divisas. Por ahora, se negocia un cupo adicional de entre 500.000 toneladas y 1 millón para el trigo (que se suman a los 2,5 millones autorizados el año previo). En cuanto al maíz se habilitarían 2 millones de toneladas más, cuando el año pasado se había acordado un cupo de 8 millones.
Varios datos fortalecen las gestiones de Economía pero, también, la permeabilidad de los exportadores. Es que Kicillof & Co. han detectado que existe entre los productores cierta expectativa con la idea de “sembrar trigo con la actual administración y cosecharlo con el próximo gobierno”. En este contexto, el rumor generó expectativas en el mercado de granos desde hace unos días, dado que se especulaba con un impulso a los precios del castigado cereal.
Por un lado, el dato que circula en varios despachos del ministerio de Economía es que, según las proyecciones, varios sectores del agro “embolsarían” sus granos hasta octubre, con la finalidad de lograr mejores condiciones económicas una vez elegido el nuevo Gobierno: el número que se maneja en el sector es de 20 millones de toneladas, algo similar a los 18 millones de toneladas que habían resguardado en 2014 hasta comienzos de octubre especulando con un reacomodamiento del tipo de cambio. Del universo de 58 millones de toneladas que podrían cosecharse, el 35% quedaría en silobolsa hasta nuevo aviso.
Por otro lado, el freno a la devaluación para mantener la inflación por debajo del 2% mensual echa por tierra cualquier especulación por parte de los productores y exportadores. En lo que va del año, el Banco Central apenas devaluó la moneda 4,6% y en los últimos 12 meses ese cálculo arroja solamente un 10% frente a la fuerte escalada de los precios.
Según estimaciones, con un saldo exportable teórico para el maíz que esta cosecha rondaría las 23 millones de toneladas, el margen de exportación sería de 14 millones, cuando los permisos llegan solamente a los 8 millones. En rigor, en los últimos dos meses del año previo, se oficializaron Registro de Operaciones de Exportación (ROEs) de maíz por 6,22 millones de toneladas aunque en lo que va del año se autorizaron ROEs por apenas 1,4 millón. A la vez, un dato que llama la atención es que al 25 de abril pasado, los exportadores habían comprado 7 millones de toneladas de maíz, 3 millones más que lo adquirido en la misma fecha de 2014. Para una fuente del sector, “esto revela que muchos exportadores parecen esperar que el Gobierno va a habilitar una cantidad mayor de exportación en breve”.
En octubre del año pasado, el Gobierno había alcanzado un compromiso con las cámaras de exportadores para ingresar u$s 5.700 millones antes de fin de año, al autorizar la exportación de 400.000 toneladas de trigo y 100.000 de harina adicionales, además de otras 500.000 toneladas de maíz correspondientes a la cosecha 2013-2014.
En el sector sostienen que las condiciones económicas deben cambiar para que el trigo y el maíz vuelvan a ser rentables. Señalan que el poder adquisitivo del trigo ha caído en el último año y que mientras en 2014 se necesitaban 2,7 toneladas del grano para construir un metro cuadrado en la ciudad de Córdoba; hoy se necesitan 6,3 toneladas. Lo mismo ocurre con el maíz, cuya necesidad de mayor producción creció de cuatro a 6,7 toneladas.
Por otro lado, la liquidación de divisas producto de la exportación de granos alcanzó en la última semana un acumulado anual de u$s 3.913,88 millones, la cifra más baja para la época del año desde 2007, cuando en ese mismo momento se registraron u$s 3.268,35 millones. Si se compara la última cosecha de soja, a la cual corresponde la actual liquidación, que alcanzó el récord de 55,6 millones de toneladas, con la de 2006, que fue la que se exportó en la primera parte de 2007, la diferencia es de 17,3% en favor de la recolección de 2014.Asimismo, los valores actuales de la oleaginosa, a u$s 350 la tonelada en el mercado de Chicago, son 25% superiores a los u$s 280 promedio de 2007. Sin embargo, la liquidación actual es apenas u$s 600 millones superior a la de hace ocho años atrás, y la más baja desde 2007 a esta parte. Esto da cuenta que los menores registros de divisas que se computan en la actualidad no responden ni a valores inferiores en stock de granos, como tampoco a malos precios de la soja en Chicago, sino a la mera especulación de los grandes productores. El último reporte de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) precisó que en la última semana se contabilizaron u$s 507 millones, 38,5% menos que lo registrado en la misma semana de 2014.

Advierten que el Gobierno no cumple con nuevos cupos de dólares para industriales

abril 13, 2015
El reclamo surgió de los fabricantes de Tierra del Fuego y los de motos, que necesitan las divisas para saldar deudas con proveedores del exterior. Desde ambos sectores afirmaron que los nuevos montos anunciados en enero no se cumplen y que reciben lo mismo que antes. Automotrices, sin problemas

El Gobierno no está cumpliendo con los nuevos cupos de dólares liberados en enero a los fabricantes de bienes electrónicos radicados en Tierra del Fuego y los productores de motos para que paguen sus importaciones de piezas y salden parte de la deuda acumulada con sus proveedores del exterior. Según fuentes de ambos sectores, las empresas siguen recibiendo los montos previos al aumento y no hay expectativas de que el escenario se revierta hasta que no comience la liquidación fuerte de divisas, prevista para este mes.

El sector automotriz quedó, por el momento, a salvo de este recorte de divisas. La industria automotriz había sido rezagada con la suba del cupo, pero desde que les fue otorgado un 50% adicional –se les subió de u$s 100 a u$s 154 millones mensuales– no tuvieron inconvenientes, aseguraron fuentes del rubro. “Sólo tuvimos algún recorte inicial en el cupo destinado a inversiones –que pasó de u$s 45,5 a u$s 77,7 millones–, pero rápidamente se acomodó”, agregaron.

En el caso de los fabricantes de Tierra del Fuego, el Gobierno les había aumentado en enero de u$s 180 millones a u$s 233 millones por mes, pero desde el sector advirtieron que “no se está cumpliendo con el nuevo cupo” y que está afectando especialmente a los productores de celulares, el sector que, junto con los de televisores, menos sintió el impacto de la caída del mercado.

El principal problema que están sufriendo es que, ante esta situación, muchos proveedores suspendieron las ventas y los embarques a la espera de que el comprador normalice la situación, agravada por la deuda que siguen acumulando y que hoy asciende a unos u$s 600 millones. “El sector necesita u$s 300 millones mensuales, por lo que u$s 233 millones ya está por debajo de los requerimientos. Si encima nos otorgan menos de lo prometido, estamos en un escenario complicado”, dijo una fuente de la industria.

Desde las empresas y de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) están realizando gestiones con todos los ámbitos del Gobierno involucrados en el tema, pero aún no recibieron respuesta.

En el caso de los fabricantes de motos, que también están padeciendo el mismo problema, la respuesta fue que en febrero y marzo la situación de dólares era complicada, pero que esperaban para abril una mejora frente a la expectativa de una buena liquidación de divisas por la cosecha gruesa.

Este sector recibió en enero un incremento del cupo del 55%, al pasar de u$s 19,4 millones a u$s 30 millones mensuales. Consultadas algunas empresas del rubro, coincidieron en remarcar que siguen recibiendo los mismos dólares que antes del aumento y que habían asumido nuevos compromisos de compras en base al monto actualizado que ahora no pueden cumplir.

El presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), Rubén Lino Stefanuto, manifestó no tener conocimiento de estos incumplimientos, aunque destacó que “a muchas empresas grandes no les alcanza el cupo otorgado”. “De las 23 empresas del sector, hay 7 u 8 grandes que consumen, cómo mínimo, u$s 1,2 millones mensuales. Las chicas requieren de u$s 4/5 millones todas juntas, por lo que ya nos habían avisado que éstas no iban a tener problemas”, destacó el directivo.

Para lograr un nivel de ventas como en 2013, la actividad requiere de unos u$s 40 millones mensuales para pagar las importaciones de piezas, pero si se proyectan los números del primer trimestre a todo el año, las ventas de motos rondarán las 480.000 unidades, un número similar al del año pasado pero lejos de las 780.000 comercializadas en 2013, estimó Stefanuto. Aunque percibieron un repunte en marzo, las ventas de motos cayeron en el primer trimestre 21% respecto del mismo período del año pasado y si bien parte se adjudica al menos financiamiento y al estancamiento económico, una porción de la merma se debe a la escasez de dólares.

Costa recibió a empresarios y les garantizó que seguirán vigentes las DJAI en 2015

enero 20, 2015
También que el acuerdo con China no será un problema. Participaron sectores de producción nacional cercanos al Gobierno. Se sumaron los importadores. Hubo aplausos a la gestión
Con el fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) contra los controles a la importación en firme, y ante la preocupación empresaria sobre el devenir de la administración del comercio en los próximos meses, el secretario de Comercio, Augusto Costa, recibió ayer a representantes de una treintena de cámaras para transmitirles tranquilidad al respecto y garantizarles que el sistema de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) seguirá vigente al menos por un año más. El funcionario también les garantizó que el acuerdo con China –que podría volverse operativo el mes próximo, a partir del viaje de la presidenta Cristina Fernández al país asiático– no afectará a la industria nacional, como muchos directivos de empresas temen.
Costa recibió a los empresarios junto a la subsecretaria de Comercio Exterior, Paula Español. Por el sector privado, participaron sectores como el textil, calzado, indumentaria, juguetes, metalúrgico, software, muebles, marroquinería, productos electrónicos, aluminio, plásticos y farmacéuticos. También asistió el presidente de la Cámara de Importadores (CIRA), Diego Pérez Santistéban; los titulares de la CGE, Ider Peretti; la Cgera, Marcelo Fernández, y la Confederación de la Mediana Empresa (Came), Osvaldo Cornide, entre otros. El encuentro se realizó a las 12 en la sede de Comercio y se extendió por casi tres horas.
La última reunión de trabajo había sido en noviembre, cuando Costa les había repartido un nuevo formulario para completar con las inversiones previstas para este año, y luego hubo otro de camaradería para fin de año. El objetivo ayer fue realizar un balance de la administración del comercio del año pasado y pronosticar el 2015.
Luego de ratificar que las DJAI seguirán vigentes durante todo el año y de explicar la estrategia oficial para dilatar el mayor tiempo posible la readecuación de los controles de acuerdo al fallo de la OMC, Costa le dio la palabra a los empresarios. Como era de esperar, todas fueron felicitaciones. La única objeción planteada llegó del presidente de la Fundación Pro Tejer, Jorge Sorabilla, quien remarcó la preocupación en torno a las empresas que logran importar mediante amparos judiciales.
Consultado por El Cronista sobre el fallo internacional contra las barreras, el secretario de la Cámara de la Industria de Marroquineros (Cima), Ariel Aguilar, señaló que no le preocupa, ya que “el Gobierno trabajó bien en políticas que protegen la producción nacional”. “Si no son las DJAI, habrá otra herramienta”, enfatizó. Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Industrias Ópticas y afines (Cadioa), Norberto Fermani, manifestó que “es relevante que siempre existan herramientas para proteger la producción nacional de importaciones golondrina que dañan la capacidad de las empresas locales de proyectar escenarios futuros”.
En tanto, el textil Marco Meloni destacó que en su sector las importaciones en unidades entre 2009 y 2014 fueron las mismas que durante la década 1999-2009, por lo que una baja del 10% registrada el año pasado es “insignificante si se considera que los ingresos de mercadería del exterior durante la última década crecieron fuertemente por el sostenido crecimiento”.

Nuevo ministro de Industria de Brasil quiere discutir comercio con Argentina

enero 13, 2015

Armando Monteiro proyecta realizar una visita al país para hacer una “actualización” de la agenda comercial entre los socios mayores del bloque Mercosur.

El nuevo ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Armando Monteiro, planea en breve realizar una visita a Argentina para hacer una “actualización” de la agenda comercial entre los socios mayores del bloque Mercosur.

En declaraciones al diario Valor Económico, Monteiro, un ex presidente de la Confederación Nacional de la Industria (CNI), la mayor asociación empresarial de Brasil, dijo que quería discutir con las autoridades argentinas esa actualización de las relaciones bilaterales.

Citando colaboradores del nuevo ministro, Valor reportó que el gobierno brasileño comprende la difícil situación económica de Argentina pero quiere “regularizar la situación comercial” y discutir cómo evitar que la crisis alimente barreras discrecionales contra productos brasileños.

“Nuestro casamiento con Argentina es indisoluble, pero tenemos que discutir la relación”, dijo Monteiro, agregando que coordinará las posiciones respecto a su vecino con el ministro de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira.

El gobierno argentino adoptó en el 2011 un control de cambios que fue paulatinamente endurecido para tratar de frenar una aguda salida de capitales.

Limitaciones a las importaciones impuestas por Buenos Aires han golpeado a la industria brasileña, especialmente en el segmento de automóviles y autopartes.  

Brasil registró en el 2014 su primer déficit comercial en más de una década debido principalmente a la caída de sus exportaciones a Argentina, históricamente su mayor cliente de productos industrializados.

Ministro de Industria de Brasil quiere reactivar el comercio con Argentina

enero 13, 2015

por EL CRONISTA Buenos Aires

El flamante ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Armando Monteiro, tiene previsto visitar la Argentina para revisar con los funcionarios locales en Buenos Aires el deprimido intercambio bilateral, que en 2014 alcanzó u$s 28.427 millones.
Según informó el diario brasileño Valor Económico, Monteiro planea en breve realizar una “actualización” de la agenda comercial entre los socios mayores del bloque Mercosur.
El ministro Monteiro, que es un ex presidente de la poderosa cámara empresaria industrial Confederación Nacional de la Industria (CNI), dijo que quería “discutir con las autoridades argentinas esa actualización de las relaciones bilaterales”, de acuerdo con lo consignado por el portal Brasil247.com.
Citando colaboradores del nuevo ministro, Valor reportó que el gobierno brasileño comprende la difícil situación económica de la Argentina, pero intenta sentar al Gobierno para buscar “regularizar la situación comercial” y discutir cómo evitar que una eventual crisis económica o cambiaria alimente barreras discrecionales contra productos brasileños.
“Nuestro casamiento con Argentina es indisoluble, pero tenemos que discutir la relación”, sostuvo Monteiro, quien precisó que piensa coordinar las posiciones respecto al país con el ministro de Relaciones Exteriores, Mauro Vieira
La Argentina aplica desde 2011 fuertes restricciones a las importaciones debido a la falta de dólares, barreras que también incluyen a Brasil.
Las limitaciones a las importaciones impuestas por el kirchnerismo golpearon a la industria brasileña, especialmente en el segmento de automóviles y autopartes.
La balanza comercial con Brasil registró a lo largo de 2014 un saldo deficitario de u$s 141 millones, a pesar de que la Argentina redujo este año casi 30% sus compras al principal socio de la región, con lo que el intercambio bilateral se retrotrajo a niveles de seis años.
En términos acumulados, durante 2014 los envíos hacia Brasil se redujeron un 14,1% mientras que las importaciones lo hicieron en un 27,2% tal que el saldo comercial del año registró un déficit de u$s 141 millones.
Así, Brasil registró en 2014 su primer déficit comercial en más de una década debido principalmente a la caída de sus exportaciones a la Argentina, históricamente su mayor cliente de productos industrializados.
El comercio bilateral cayó un 21,2% respecto del año anterior, alcanzando u$s 28.427 millones, monto que se encuentra por debajo de los niveles comerciados en 2008. Esa cifra indica, además, que el intercambio con Brasil tuvo la mayor caída desde la crisis internacional del año 2009.
Además de las dificultades que tiene Brasil para ingresar a la Argentina, en su segundo mandato la presidenta Dilma Rousseff tiene como objetivos reordenar su frente fiscal interno.
La presidenta del país vecino lleva adelante un programa de ajuste de gastos que tendrá impacto negativo sobre el consumo y la actividad económica, situación que complicará aún más las exportaciones argentinas hacia ese mercado.

Denuncian que el Banco Nación bloquea préstamos a productores de soja

noviembre 20, 2014

20-11-2014 SRA y CARBAP consideraron una “vergonzosa discriminación” la decisión de la entidad financiera, que también restringe el uso del descubierto a los sojeros

Las entidades que representan al sector del campo apuntaron el miércoles contra el Banco Nación, luego de recibir una circular en la que éste les indicaba que sólo accederán a las financiaciones ofrecidas para clientes agropecuarios aquellos que demuestren no tener existencias de soja en su poder. 

La Sociedad Rural Argentina (SRA) aseguró que con esta medida el Directorio del Banco Nación dispuso “bloquear” líneas de préstamos a productores de soja, a lo que calificó como una “vergonzosa discriminación”.

“El Banco Nación persiste en su decisión de bloquear todas las líneas de crédito y restringir el uso del descubierto a los productores de soja”, afirmó en un comunicado.

La entidad sostuvo que ello ocurre “a pesar de que el precio de la soja bajó aproximadamente 35% durante este año, que la inflación superará el 40% y la presión impositiva sigue creciendo”.

Estas restricciones forman parte de una práctica discriminatoria y extorsiva que tiene como único fin obligar a los productores de soja a vender hasta el último grano de la cosecha, cuya liquidación está en los mismos niveles que el año anterior”, señaló la SRA.

La entidad sostuvo que “esta situación adquiere una gravedad mayor por tratarse de un banco público y atenta contra los mismos objetivos del Banco Nación, que en el artículo 3, inciso a, de su carta orgánica establece como uno de sus fines apoyar la producción agropecuaria, promoviendo su eficiente desenvolvimiento”.

“La decisión de bloquear el financiamiento a los productores de soja desconoce los tiempos del campo y la gravedad de la situación económica que vive el país”, agregó la declaración de la SRA relevada por la agencia DyN.

Asimismo, afirmó que “con una inflación del 41% el productor de granos no tiene otra forma de preservar el valor de sus ingresos que vender escalonadamente su producción“. 

“Si hubiera vendido toda la soja al momento de la cosecha, la inflación hubiera deteriorado ese ingreso y no hubiera tenido forma de encarar la compra de insumos para la siembra siguiente, cumplir con los impuestos, hacer frente al pago de sueldos y gastos personales”, advirtió la SRA.

Por su parte, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aries y La Pampa (CARBAP) recibió “con asombro y preocupación las restricciones implementadas por el Banco de la Nación Argentina a los productores agropecuarios que mantienen soja en su poder”.

Indicaron que las trabas a la financiación impuestas por la entidad financiera a partir de la mencionada circular, demuestran “desconocimiento de la realidad sectorial”.

“Jamás un Banco de fomento a la producción , como es el caso del Banco de la Nación Argentina ha impuesto tan disparatadas restricciones, ya que si el propósito es conocer la real existencia de granos de soja en el país, existen otros mecanismos y organismos para tal fin”, argumentó Carbap en un comunicado.

UNIDAD DE SEGUIMIENTO Y TRAZABILIDAD DE LAS OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR

noviembre 19, 2014
Se crea en el ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros, la Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior con el objeto de verificar el precio y la cantidad de los bienes y servicios exportados e importados por el país conjuntamente con el ingreso y el egreso de divisas.

 

PODER EJECUTIVO NACIONAL

Decreto N° 2103/2014

Buenos Aires, 13 de Noviembre de 2014.

VISTO lo solicitado por la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS, y

CONSIDERANDO:

Que es necesario establecer un sistema de trazabilidad y seguimiento de las operaciones de comercio exterior a los efectos de asegurar la estabilidad macroeconómica.

Que para el desarrollo del mismo es preciso instrumentar un mecanismo que permita la participación de diferentes áreas del gobierno en el proceso de verificación de las operaciones de comercio exterior tanto de importaciones como de exportaciones.

Que dicha necesidad tiene su origen en el incremento de la magnitud del comercio exterior dado que éste ha crecido sistemáticamente en el período 2003-2013, alcanzando en el año 2011 un monto aproximado de CIENTO CINCUENTA MIL MILLONES DE DOLARES (u$s 150.000.000.000) de acuerdo a los datos suministrados por el INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICA Y CENSOS, dependiente del MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS.

Que las empresas multinacionales participan en aproximadamente el SESENTA Y OCHO POR CIENTO (68%) del comercio exterior argentino.

Que la ADMINISTRACION FEDERAL DE INGRESOS PUBLICOS ha detectado diferentes casos de sobrefacturación de importaciones, subfacturación de exportaciones y precios de transferencia que disminuyen el monto de impuestos a pagar en la REPUBLICA ARGENTINA promoviendo al mismo tiempo sistemas encubiertos de transferencias de divisas afectando de este modo la calidad de vida del pueblo argentino mediante maniobras delictivas.

Que una operación de subfacturación de exportaciones implica establecer un monto total de facturación de las mismas por debajo de su precio real impactando en menor rentabilidad y reducción de los tributos a pagar en nuestra jurisdicción y violando la ley penal cambiaria logrando de este modo apropiarse de la divisa en una cuenta del exterior e ingresando un menor monto al país. Ello repercute negativamente en la economía generando: menor cantidad de divisas ingresadas, tributos determinados y pagados por menor valor y alteración de la cadena de valor.

Que una operación de sobrefacturación de importaciones implica que los bienes importados son valuados por encima del valor real con el objeto de transferir más divisas al exterior y lograr un impacto negativo en los resultados de la empresa a los efectos de evadir el impuesto a las ganancias en el país.

Que los precios de transferencia manipulados entre empresas vinculadas permiten efectuar remisiones ilegales de utilidades o afectar el pago de tributos localmente, perjudicando a todo el pueblo argentino.

Que, a tales fines resulta necesario, crear en el ámbito de la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS una UNIDAD DE SEGUIMIENTO Y TRAZABILIDAD DE LAS OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR, que tendrá como cometido organizar un sistema de seguimiento y verificación de las transacciones del comercio exterior argentino, la que estará conformada por el JEFE DE GABINETE DE MINISTROS, o el funcionario que éste designe en su reemplazo, y por representantes de las siguientes áreas: MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS a través de la SUBSECRETARIA DE COORDINACION ECONOMICA Y MEJORA DE LA COMPETITIVIDAD y de la SECRETARIA DE COMERCIO; la ADMINISTRACION FEDERAL DE INGRESOS PUBLICOS (AFIP) con la participación de la DIRECCION GENERAL DE ADUANAS, la DIRECCION GENERAL IMPOSITIVA y la DIRECCION GENERAL DE RECURSOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL; el BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA (BCRA) a través de la SUPERINTENDENCIA DE ENTIDADES FINANCIERAS Y CAMBIARIAS; la COMISION NACIONAL DE VALORES (CNV); la SUPERINTENDENCIA DE SEGUROS DE LA NACION; la UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA (UIF) y la PROCURADURIA DE CRIMINALIDAD ECONOMICA Y LAVADO DE ACTIVOS (PROCELAC).

Que la presente medida se dicta en virtud de las atribuciones emergentes del artículo 99, inciso 1) de la CONSTITUCION NACIONAL

Por ello,
LA PRESIDENTA DE LA NACION ARGENTINA
DECRETA:

Artículo 1° — Créase, en el ámbito de la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS, la UNIDAD DE SEGUIMIENTO Y TRAZABILIDAD DE LAS OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR con el objeto de verificar el precio y la cantidad de los bienes y servicios exportados e importados por el país conjuntamente con el ingreso y el egreso de divisas.

Art. 2° — La Unidad establecida en el artículo anterior estará conformada por el JEFE DE GABINETE DE MINISTROS, quien la presidirá, o el funcionario que éste designe en su reemplazo y por representantes de las siguientes áreas: MINISTERIO DE ECONOMIA Y FINANZAS PUBLICAS a través de la SUBSECRETARIA DE COORDINACION ECONOMICA Y MEJORA DE LA COMPETITIVIDAD y de la SECRETARIA DE COMERCIO; la ADMINISTRACION FEDERAL DE INGRESOS PUBLICOS (AFIP) con la participación de la DIRECCION GENERAL DE ADUANAS, la DIRECCION GENERAL IMPOSITIVA y la DIRECCION GENERAL DE RECURSOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL; el BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA (BCRA) a través de la SUPERINTENDENCIA DE ENTIDADES FINANCIERAS Y CAMBIARIAS; la SUPERINTENDENCIA DE SEGUROS DE LA NACION; la COMISION NACIONAL DE VALORES y la UNIDAD DE INFORMACION FINANCIERA (UIF). Asimismo, invítase a la PROCURADURIA DE CRIMINALIDAD ECONOMICA Y LAVADO DE ACTIVOS (PROCELAC), a integrar la citada Unidad.

Art. 3° — La UNIDAD DE SEGUIMIENTO Y TRAZABILIDAD DE LAS OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR desarrollará las siguientes tareas:

a) Efectuar el monitoreo de las operaciones de comercio exterior, procurando su seguimiento y trazabilidad.

b) Coordinar el acceso, por parte de los organismos competentes, de los reportes de las operaciones de comercio exterior a los efectos de verificar el cumplimiento de los requisitos formales y sustanciales exigidos por la normativa vigente.

c) Efectuar el seguimiento de los ajustes y denuncias formuladas por los organismos de control relacionadas con las operaciones de comercio exterior.

d) Solicitar y brindar información a otras jurisdicciones sobre los temas de competencia de la Unidad.

Art. 4° — Facúltase a la UNIDAD DE SEGUIMIENTO Y TRAZABILIDAD DE LAS OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR a dictar su Reglamento Interno de Funcionamiento.

Art. 5° — Las áreas integrantes de la referida UNIDAD suministrarán el apoyo material y de recursos humanos necesarios para el eficaz cumplimiento de su cometido.

Art. 6° — Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCION NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese. — FERNANDEZ DE KIRCHNER. — Jorge M. Capitanich. — Débora A. Giorgi.

Exigen más datos a las empresas importadoras

noviembre 19, 2014

Pide conocer a los accionistas, la cantidad de empleados y otros números

Por Francisco Jueguen  | LA NACION

“Indique el porcentaje de capital extranjero sobre el capital total de la empresa; la firma, ¿pertenece a un grupo empresario?; especifique la cantidad de empleados registrados desde 2011 y cuál será su evolución hasta 2015.”

En un contexto de escasez de dólares, trabas a las importaciones y de mayor presión sobre las compañías que operan con divisas, esos requerimientos son sólo un ejemplo de la amplia información que el Gobierno les está exigiendo a todos los operadores del comercio exterior que deseen importar o exportar durante el año próximo.

La Secretaría de Comercio, que conduce Augusto Costa, ya no sólo demanda las proyecciones anuales en dólares de exportaciones e importaciones, sino que ahora requiere prácticamente un ADN de las empresas del sector.

El formulario, llamado “Plan de inversión, empleo, producción y comercio exterior”, al que accedió LA NACION, y que se deberá entregar antes de fines de mes, reclama información a las compañías sobre ventas, financiación, proyectos de inversión y perfil de la compañía y de la plantilla laboral, entre otros detalles novedosos.

Las renovadas exigencias oficiales se dan en momentos en que aumenta la presión estatal sobre las empresas. Anteayer, el Gobierno anunció la creación de la Unidad de Seguimiento y Trazabilidad de las Operaciones de Comercio Exterior, que se encargará de denunciar las operaciones de subfacturaciones y sobrefacturaciones.

“Lo más notorio es que se pretende la identificación del nivel de vinculación que tiene la empresa”, afirmó Diego Pérez Santisteban, presidente de la Cámara de Importadores (CIRA).

En el sector estiman que los nuevos pedidos de información que reclama Comercio están en consonancia con las multas a Procter & Gamble, la sentencia favorable que la AFIP logró en la Justicia contra la multinacional exportadora que no liquidó sus divisas y la presión sobre las casas de cambio.

“Si pertenece a un grupo empresario deberá completar un plan de inversión con la información de cada empresa del grupo”, afirma como novedad la planilla oficial. Además, entre las nuevas demandas de información aparece la pregunta sobre el peso del capital extranjero en la empresa, la evolución de la plantilla laboral desde 2011 y su proyección a 2015, y si la empresa pertenece a un grupo empresario.

En la solapa en la que se exige un detalle de los proyectos de inversión de la empresa se requiere como novedad información sobre el “impacto de la inversión productiva”, en la que se demandan los metros cuadrados en los que se ampliaron las plantas y cuánto se incrementó la capacidad instalada en los últimos años. Estas preguntas no son casuales. La semana pasada el Gobierno decidió ampliar en US$ 96 millones hasta fin de año las divisas disponibles para las automotrices que hayan anunciado o ya estén implementando nuevos desembolsos.

Por último, la planilla agregó una nueva solapa llamada “RR.HH. e innovación” en la que se exige el número de locales industriales, la cantidad de empleados en la empresa de acuerdo con su tipo de educación y la de personas dedicadas a actividades de innovación e investigación y desarrollo.

AFIP habilitó a P&G tras firmar un acta sobre valuación de las importaciones cuestionadas

noviembre 12, 2014
Procter & Gamble retomó operaciones. La AFIP rehabilitó su CUIT y la inscripción en un Registro de comercio exterior. Aceptó valuar importaciones según el GATT
La multinacional Procter & Gamble (P&G), que había sido inhabilitada por la AFIP bajo acusaciones de fraude fiscal y fuga de divisas, retomó sus operaciones anteayer tras 8 días de suspensión, luego de firmar un acta en la que se comprometió a adoptar el método de valuación del GATT en las operaciones de importación, reconociendo así de manera implícita que los precios que había adoptado eran divergentes de los aceptados internacionalmente.
En la misma acta, la AFIP estableció un plazo –cuya extensión no trascendió– para analizar la situación cambiaria y fiscal de la empresa.
A partir de ese acuerdo, el ente que encabeza Ricardo Echegaray desbloqueó la CUIT y la inscripción en el Registro de Importadores y Exportadores de P&G, según trascendió en el mercado. También se aseguró a este diario que P&G retomó las operaciones. Sin embargo, la empresa no lo confirmó.
Y desde la AFIP sólo aceptaron que “la discusión sigue canales técnicos y profesionales”.
La AFIP había suspendido la CUIT a P&G, inhabilitándola en el Registro de Importadores y Exportadores, y había solicitado a la Justicia que prohiba la salida del país de sus directivos por un supuesto fraude fiscal relacionado con operaciones de importación desde Brasil que eran facturadas a través de una filial radicada en Suiza por una suma del orden de los u$s 138 millones.
El organismo recaudador entiende que la empresa habría importado productos por un precio superior al verdadero, y de esta manera habría logrado incluir regalías y gastos de publicidad en el precio, girando dólares al exterior por un monto superior al verdaderamente abonado; es decir, habría sobrefacturado a su filial de Suiza para poder fugar divisas.
Pero más allá de la legitimidad de estas denuncias, especialistas ponen en duda la legalidad de las facultades de la AFIP para cancelar o suspender la CUIT de una sociedad por la sospecha de infracciones o delitos.
Al respecto, existen dos resoluciones (RG AFIP 3.358 y RG AFIP 3.416) que contemplan la posibilidad de dar de baja o bloquear una CUIT. En los considerandos de ambas normas se justifica tal potestad en los artículos 33 de la Ley de Procedimiento Fiscal y 7 del Decreto 618/97, indicaron Emilio Cornejo Costas y Federico Cantisano, del Estudio Lisicki & Litvin y Asoc., quienes agregaron que estas normas sólo acuerdan facultades al Fisco para dictar resoluciones en relación a “la inscripción de contribuyentes, responsables, agentes de retención y percepción y forma de documentar la deuda fiscal por parte de los contribuyentes y responsables”, pero no para aplicar sanciones anticipadas como, entendemos, sería la suspensión o cancelación de la CUIT.
“En efecto, esa cancelación o bloqueo es claramente una medida de índole sancionatoria que impide a quien la recibe, ejercer plenamente derechos constitucionales como, por ejemplo, el derecho a ejercer libremente el trabajo, y como tal, necesariamente debe estar precedida de un proceso que le permita al contribuyente ejercer otro derecho constitucional como el de debido proceso o defensa en juicio. Algo tan sencillo como explicar y fundamentar su postura, contradecir la imputación que se le formula y aportar las pruebas necesarias. De no proceder así, se está invirtiendo la lógica de todo procedimiento: la AFIP cancela la CUIT y obliga al contribuyente, si así lo considera, a transitar un procedimiento para demostrar que la medida es incorrecta, injusta o irrazonable. Ello resulta inconstitucional y provoca perjuicios de imposible reparación ulterior; por ende debe ser evitado”, sostuvieron Cornejo Costas y Cantisano.