Posts Tagged ‘automotriz’

Las automotrices reclaman más dólares, pero el Gobierno no les abre el grifo

julio 7, 2015
Las terminales tienen u$s 160 millones por mes para importar, más otros 70 para producir modelos en el país. Piden, al menos, otros 100 millones, pero no les ampliarán el cupo

El Ministerio de Economía ya distribuyó el total de las divisas destinadas a ampliar los cupos para importadores entre distintos sectores demandantes de dólares y excluyó a las automotrices del reparto. Las terminales demandaban entre u$s 100 y u$s 140 millones mensuales más para poder llegar a producir 600.000 autos este año.

De acuerdo con fuentes oficiales, el Palacio de Hacienda y el Banco Central acordaron ampliar el cupo de dólares para “impulsar el crecimiento”, pero con un tope para no afectar el nivel de reservas. Axel Kicillof y Alejandro Vanoli definieron ese stock de dólares disponibles para el trimestre y el ministro decidió repartirlo entre las ensambladoras de Tierra del Fuego, el sector petroquímico y otros demandantes de billetes. Las automotrices quedaron fuera.

Así, el 26 de junio el Gobierno anunció la ampliación del cupo a las fábricas fueguinas de u$s 233 a u$s 300 millones mensuales. Otros sectores menos demandantes de divisas también recibieron un incremento en su disponibilidad del orden del 30%.

El sector automotriz tiene u$s 160 millones mensuales para importar. Semanas atrás, las terminales comenzaron a instalar la necesidad de ampliar ese cupo, en momentos en que la producción y las ventas locales parecen haber tocado fondo tras meses de caída. “Si no nos liberan más dólares, vamos a tener un mercado de menos de 600.000 unidades”, aseguró hace unos días la presidenta de la Asociación de Fabricantes Automotores (Adefa), Isela Costantini.


“Nos venden u$s 160 millones por mes, pero necesitamos u$s 260 millones. No alcanza”, agregó la también CEO de General Motors para Argentina, Paraguay y Uruguay.


En rigor, las terminales reciben u$s 230 millones: son u$s 160 para importar autos y autopartes y otros u$s 70 millones destinados a producir nuevos modelos. El resto de las divisas que necesitan deben conseguirlas por su cuenta.

También deben saldar deudas con sus casas matrices. En los primeros meses del año, el consolidado disminuyó. El grupo de 11 marcas que fabrican en el país tienen una deuda acumulada de alrededor de los u$s 2000 millones, indicaron fuentes sectoriales.

Costantini apuesta a lograr vender este año 600.000 unidades, pero otras voces del sector piensan que no se superarán las 580.000. Adefa se había propuesto vender 680.000 autos a comienzos de año.

Las autoridades de las 11 marcas que fabrican en el país -Honda, Renault, Ford, GM, PSA Peugeot-Citroen, Fiat Chrysler, Iveco, Mercedes Benz, Scania, Toyota y Volkswagen- mantienen reuniones en Economía, principalmente con el secretario de Comercio, Augusto Costa. Llevan los datos que habitualmente pide el Ministerio (producción, exportación e importación) y tratan de persuadir a los funcionarios para que les liberen más dólares.

Existe la esperanza que los u$s 160 millones sean el piso y que nos den algo más. La caída de Brasil se está haciendo notar y no hay más que mirar los datos de exportación”, explicó una fuente del sector automotriz. Las ventas al país vecino cayeron 30% interanual y representan el 80% de las exportaciones. Esa caída hace que en el sector tengan problemas para hacerse de dólares propios.

“El cupo ya fue otorgado. Puede haber más, pero habría que generar un mayor ingreso de divisas. Además, las automotrices vienen muy duras a negociar”, indicó una fuente oficial.

Alivio

La semana pasada, el Gobierno alivió el impuesto a los autos de media y alta gama al elevar 15% la base imponible del 0 KM. Además, estableció alícuotas diferenciadas para autos nacionales e importados, algo que podría traerle problemas con Brasil y México, con quienes se firmaron acuerdos recientemente, y demandas ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). Con el nuevo esquema, la primera escala establece que los 0 KM con un precio a público entre $ 330.000 y $ 455.000, pagan un 10% si son nacionales y un 30% si son importados.

Advierten que el Gobierno no cumple con nuevos cupos de dólares para industriales

abril 13, 2015
El reclamo surgió de los fabricantes de Tierra del Fuego y los de motos, que necesitan las divisas para saldar deudas con proveedores del exterior. Desde ambos sectores afirmaron que los nuevos montos anunciados en enero no se cumplen y que reciben lo mismo que antes. Automotrices, sin problemas

El Gobierno no está cumpliendo con los nuevos cupos de dólares liberados en enero a los fabricantes de bienes electrónicos radicados en Tierra del Fuego y los productores de motos para que paguen sus importaciones de piezas y salden parte de la deuda acumulada con sus proveedores del exterior. Según fuentes de ambos sectores, las empresas siguen recibiendo los montos previos al aumento y no hay expectativas de que el escenario se revierta hasta que no comience la liquidación fuerte de divisas, prevista para este mes.

El sector automotriz quedó, por el momento, a salvo de este recorte de divisas. La industria automotriz había sido rezagada con la suba del cupo, pero desde que les fue otorgado un 50% adicional –se les subió de u$s 100 a u$s 154 millones mensuales– no tuvieron inconvenientes, aseguraron fuentes del rubro. “Sólo tuvimos algún recorte inicial en el cupo destinado a inversiones –que pasó de u$s 45,5 a u$s 77,7 millones–, pero rápidamente se acomodó”, agregaron.

En el caso de los fabricantes de Tierra del Fuego, el Gobierno les había aumentado en enero de u$s 180 millones a u$s 233 millones por mes, pero desde el sector advirtieron que “no se está cumpliendo con el nuevo cupo” y que está afectando especialmente a los productores de celulares, el sector que, junto con los de televisores, menos sintió el impacto de la caída del mercado.

El principal problema que están sufriendo es que, ante esta situación, muchos proveedores suspendieron las ventas y los embarques a la espera de que el comprador normalice la situación, agravada por la deuda que siguen acumulando y que hoy asciende a unos u$s 600 millones. “El sector necesita u$s 300 millones mensuales, por lo que u$s 233 millones ya está por debajo de los requerimientos. Si encima nos otorgan menos de lo prometido, estamos en un escenario complicado”, dijo una fuente de la industria.

Desde las empresas y de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) están realizando gestiones con todos los ámbitos del Gobierno involucrados en el tema, pero aún no recibieron respuesta.

En el caso de los fabricantes de motos, que también están padeciendo el mismo problema, la respuesta fue que en febrero y marzo la situación de dólares era complicada, pero que esperaban para abril una mejora frente a la expectativa de una buena liquidación de divisas por la cosecha gruesa.

Este sector recibió en enero un incremento del cupo del 55%, al pasar de u$s 19,4 millones a u$s 30 millones mensuales. Consultadas algunas empresas del rubro, coincidieron en remarcar que siguen recibiendo los mismos dólares que antes del aumento y que habían asumido nuevos compromisos de compras en base al monto actualizado que ahora no pueden cumplir.

El presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), Rubén Lino Stefanuto, manifestó no tener conocimiento de estos incumplimientos, aunque destacó que “a muchas empresas grandes no les alcanza el cupo otorgado”. “De las 23 empresas del sector, hay 7 u 8 grandes que consumen, cómo mínimo, u$s 1,2 millones mensuales. Las chicas requieren de u$s 4/5 millones todas juntas, por lo que ya nos habían avisado que éstas no iban a tener problemas”, destacó el directivo.

Para lograr un nivel de ventas como en 2013, la actividad requiere de unos u$s 40 millones mensuales para pagar las importaciones de piezas, pero si se proyectan los números del primer trimestre a todo el año, las ventas de motos rondarán las 480.000 unidades, un número similar al del año pasado pero lejos de las 780.000 comercializadas en 2013, estimó Stefanuto. Aunque percibieron un repunte en marzo, las ventas de motos cayeron en el primer trimestre 21% respecto del mismo período del año pasado y si bien parte se adjudica al menos financiamiento y al estancamiento económico, una porción de la merma se debe a la escasez de dólares.

Queixa da União Europeia contra o Brasil na OMC mira o Inovar-Auto

diciembre 20, 2013

A União Europeia, que representa 28 países, entrou com processo formal contra o Brasil na Organização Mundial do Comércio (OMC), por protecionismo comercial que envolve de carros a computadores, segundo informações da agência Reuters. A queixa foi protocolada na quinta-feira, 19, e pode colocar em xeque o regime automotivo brasileiro, o Inovar-Auto, que tem em seu alicerce a sobretaxação de 30 pontos porcentuais de IPI sobre todos os veículos vendidos no País – que podem ser descontados integralmente desde que cumpridas exigências de produção local, compras de peças nacionais e investimentos em engenharia, pesquisa e desenvolvimento. Para a UE, a política tributária brasileira é injusta e fere os princípios multilaterais de comércio internacional, pois gera taxação acima do permitido pelos acordos da OMC.

O processo formal da UE contra foi Brasil foi registrado após 10 rodadas de negociações e diversos encontros em Genebra, na sede da OMC, sem que os dois lados chegassem a um acordo. “A proteção da indústria doméstica brasileira prejudica os bens importados da Europa e isso é inaceitável”, disse à Reuters uma fonte ligada às discussões. “Tivemos muitos encontros bilaterais (para tratar do tema) mas o Brasil não se moveu”, completou.

Segundo a União Europeia, as exportações de carros europeus ao Brasil caíram 11% este ano, parcialmente por causa da sobretaxação do Inovar-Auto. Luiz Alberto Figueiredo, ministro da Relações Exteriores, rebateu a queixa, dizendo a repórteres que o País tem direito de elevar seus impostos: “Temos sólidos argumentos para mostrar que cumprimos com todas as regras internacionais de comércio”, afirmou.

Após a queixa formal, agora a UE e o Brasil têm 60 dias para tentar um entendimento. Caso isso não aconteça, as duas partes terão de enfrentar o processo na OMC que poderá levar um par de anos para ser concluído. Se os europeus vencerem a disputa, ganharão o direito de impor sansões econômicas e sobretaxações compensatórias a exportações brasileiras para os países-membros da União Europeia.

As sobretaxações brasileiras a produtos (não só veículos) também desagradam outros países, como Estados Unidos e Japão que já fizeram reclamações públicas e eventualmente poderão se juntar ao bloco europeu no processo.

Os representantes da União Europeia garantem que o processo na OMC não irá influenciar as negociações de livre comércio com o Mercosul, que deverão ser retomadas a partir do início de 2014. Um possível pacto comercial entre os dois blocos poderá criar um mercado de 750 milhões de consumidores com potencial para movimentar US$ 130 bilhões por ano em comércio, segundo calculam analistas.

Hoje a UE é o maior parceiro comercial do Brasil, respondendo por um quinto das exportações do País, mas o País também já é o quinto maior investidor estrangeiro do bloco europeu. Sem um acordo de livre comércio, em 2014 os brasileiros perderão direito de usar o regime de tarifas preferenciais da comunidade europeias, por não ser mais considerado um país pobre.

Nuevo acuerdo automotriz con México: lo firmará hoy la ministra Giorgi

diciembre 14, 2012

David cayon

Era un secreto pero la presidenta Cristina Fernández de Kirchner rompió el silencio ayer y lo anunció. En un acto en la localidad de Benavidez, la mandataria dijo ayer que “se está cerrando un nuevo acuerdo automotriz con México”.
Luego de varios meses de negociaciones tras la suspensión unilateral que impuso la Argentina del Acuerdo de Complementación Económica 55 (ACE55), por el cual el intercambio de automóviles y piezas se hacía con arancel cero.
La Presidenta puntualizó que la ministra de Industria, Débora Giorgi, está en México para cerrar el acuerdo. También llegaron a suelo azteca el presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Cristiano Rattazzi, y el director ejecutivo de la entidad, Fernando Rodríguez Canedo.
“Era secreto, pero si ella (por la Presidenta) lo adelantó es porque está todo cerrado”, confió un hombre de una automotriz que sigue de cerca las negociaciones. “Mañana (por hoy) al mediodía se firma”, terminó de develar la fuente del sector privado.
El acuerdo que fue trabajado por Adefa y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia) y tomado por los Estados implica una reducción del intercambio comercial a través de cupos de importación.
Con el fin de equilibrar la balanza en el intercambio comercial, que era deficitaria para la Argentina en u$s 1.000 millones y que suscitó la caída del acuerdo, se impondría un cupo de u$s 500 millones al año, lo que significaría una reducción de 30% respecto de los u$s 800 millones que representaban los envíos de 0 km y autopartes de México a la Argentina.
“No es el mejor de todos, pero está muy bien”, afirmaron desde una automotriz que comercia con México. “Esos u$s 500 millones los reparten en México, por lo que algunas marcas no recibirán todo lo que quieren, pero es mejor eso y hacer un mix entre unidades con arancel 0% e importar algunas con 35%” el arancel externo extra Mercosur.
Por su parte, el titular de Smata, Ricardo Pignanelli, confirmó los dichos de Cristina y confió a El Cronista que el nuevo acuerdo aparecía como “muy positivo” para el país.
Luego de que se firme el nuevo entendimiento, se deberá publicar el lunes un nuevo decreto derogando el 969/2012 que había suspendido por 3 años el ACE55.

Fuente: El Cronista

La FIESP propone comprar más autopartes de la Argentina

septiembre 19, 2012
EL CRONISTA Buenos Aires

Interesados en mantener abierta la puerta de su tercer mercado después de China y Estados Unidos, los industriales brasileños propusieron elevar sus importaciones de la Argentina. Y comprar más autopartes es una de las fórmulas propuestas por la Federación de Industrias de Sao Paulo (Fiesp) para evitar nuevas trabas. “Si hay un desequilibrio en la balanza, tenemos que esforzarnos no vendiendo menos, sino comprando mas”, señaló el presidente de la entidad, Paulo Skaf.
La Fiesp calcula que Brasil podría aumentar un 35% sus importaciones de varios productos argentinos en los próximos tres años, agregando u$s 6.000 millones al flujo comercial. Las autopartes fabricadas en todo el Mercosur son consideradas regionales. La institución prevé otra ronda de negocios con empresarios argentinos a mediados de octubre, aunque de la industria farmacéutica.

Fiat y Renault no podrán importar si no integran más partes nacionales

marzo 1, 2012

En el marco de una reunión que mantuvo con las terminales automotrices y autopartistas, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, amenazó a FIAT y Renault con impedirles importar, ya que las fustigó por la falta de compromiso en comprar autopartes locales.
El encuentro se produjo en Comercio Interior para el análisis del plan “Motor argentino”, que exige la mayor integración de autopartes en los motores que utilizan las terminales en cualquiera de sus proyectos. Fuentes que participaron de la reunión indicaron que, junto con FIAT y Renault, también estuvieron presentes directivos de Peugeot, Ford, General Motors y V e interpretaron que la firma que comanda localmente Cristiano Ratazzi fue la que recibió las recriminaciones más duras por no honrar sus obligaciones en ese sentido.
El Secretario habría reprochado al conjunto de automotrices que “ las gerencias de Argentina no hacen nada para gestionar las localizaciones”. Con una dosis apenas inferior de indignación, Moreno fustigó a Renault por la misma razón que a Fiat: la falta de una política seria para comprar mayores partes nacionales.
La ira del titular de Comercio Interior fue seguida con atención por el resto de los presentes: directivos de la Asociación de Metalúrgicos de la Argentina (Adimra), de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y de la Asociación Fabricantes y Distribuidores de Repuestos Motor (Afydrem).
El programa “Motor argentino” fue ideado por el presidente de Afydrem, José Luis Basso (dueño de Válvulas Basso) y por Norberto Taranto, titular del Grupo Taranto, ambos de la extrema confianza de Moreno. La situación es muy delicada: según las cifras del sector autopartista, el déficit rondó los u$s8.000 millones en 2011.
De acuerdo con las proyecciones del plan, debe mejorar la adquisición de válvulas, juntas, pernos, pistones, bombas de agua y aceite y tapas de cilindro, entre otras.
Medicamentos. En otro orden, las cámaras de la industria farmacéutica (CILFA, CAEME y Cooperala) informaron que “los laboratorios abastecen en forma normal el conjunto de sus medicamentos y líneas terapéuticas”.
Asimismo, la compañía Bunge Argentina señaló que formará parte de la delegación empresaria que visitará Angola a partir de la próxima semana, y que está encabezada por el secretario de Comercio Interior.

FUENTE: BAE

 

Moreno insiste con la fabricación de autopartes locales

febrero 17, 2012

Con la mira puesta en lograr una nacionalización de autopartes cada vez mayor, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sigue presionando a las terminales para que cambien sus piezas importadas por producción local. Concretamente, se está trabajando en dos líneas: por un lado, el proyecto motor, y por otro, el de carrocerías, que incluye el de matrices y moldes.
En este contexto, el funcionario se reunirá hoy con directivos de Mercedes Benz y de fabricantes de matrices nacionales para lograr que los proyectos nuevos se realicen con moldes hechos en el país. Moreno viene ejerciendo esta presión desde hace varios meses y ya logró que algunos proyectos nuevos utilicen moldes nacionales, precisaron fuentes de Matricería Austral, propiedad de Norberto Taranto. Un caso es el del nuevo Ford Focus.
Pero las terminales argumentan problema de costos y se resisten a pagar matrices locales, cuyo precio se ve fuertemente influenciado por la mano de obra. El 60% del costo de una matriz es la mano de obra, que a los empresarios cada vez les resulta más cara. “Con Asia no podemos competir y todas las matrices las importan de ahí”, se quejó un productor nacional.
La reunión de hoy con Moreno está prevista para las 15 y participarán, además de directivos de Mercedez Benz, representantes de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), de las cámaras fabricantes de herramientas y moldes CAFYM y CAMYM y de Adimra, entidad que agrupa a ambas instituciones.
En el encuentro que tuvieron todas las entidades el 16 de enero por este mismo tema, Mercedes Benz no llevó una propuesta y es por eso que será recibida hoy por separado. A su vez, el miércoles 29 volverán a ser convocadas todas las terminales, pero en el marco del proyecto Motor, que tiene como objetivo producir partes de motores y motores en la Argentina.
El Gobierno busca la sustitución de importaciones en todos los sectores, pero especialmente en el rubro autopartista, uno de los que denota mayor déficit comercial. La gran mayoría de las piezas para la fabricación de autos ingresa desde Brasil. Con el vecino país, el resultado comercial es deficitario para la Argentina en u$s 5.800 millones, de los cuales la mayor incidencia la tiene el autopartismo.

Preocupación de los empresarios por las mayores trabas a las importaciones

julio 27, 2011

La cámara argentina que reúne a los importadores lamentó las trabas que aplicala Aduana para el ingreso de productos al país, lo que mantiene varados más de un centenar de contenedores en el puerto de Buenos Aires.

“Es una situación que venimos arrastrando desde hace bastante tiempo”, pero este año comenzaron a haber “trabas adicionales con productos que supuestamente ya estaban liberados y tenían licencias concedidas para ser importados”, advirtió el presidente dela Cámara de Importadores de la República Argentina, Diego Santisteban, en declaraciones radiales.

Aseguró que en “en un primer momento hubo problemas con el ingreso de alimentos, después con electrodomésticos y ahora con juguetes”, cuando faltan tres semanas para la celebración del Día del Niño.

“Hay 120 contenedores (varados) y llegó a haber mucho más. La Aduana frena el ingreso según un listado confeccionado porla Secretaría de Comercio Interior”, encabezada por Guillermo Moreno, y “no existen razones claras para estas medidas”, sostuvo Santisteban.

En los últimos años Argentina reforzó su sistema de control de las importaciones para más de 1.300 artículos de consumo con el fin de evitar perjuicios en la industria local.

En este marco, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner inició en los últimos meses múltiples investigaciones por supuesto comercio desleal en el ingreso de productos procedentes de países como Brasil y China.

Además, selló en los últimos meses acuerdos con una decena de firmas del sector automotriz a las que autorizó a importar autos a cambio de que compensen esas ventas con compras de productos argentinos, como vinos y cacahuetes para revertir el déficit comercial en esa industria.

“Al importador que puede exportar o que puede reemplazar una importación con compra local le destraban la mercadería. El que tiene más restricciones es el que sólo importa productos”, indicó Santisteban.

El titular de la cámara consideró que el Gobierno restringe las importaciones para compensar “problemas de balanza comercial y fiscales” que afronta el país y por “la necesidad creciente de importación de energía, que lleva muchas divisas fuera del país”.

FUENTE: Infobae

Hay unos 40.000 autos varados en la frontera y se reaviva disputa con Brasil

julio 14, 2011

Unos 40.000 vehículos se encuentran varados en la aduana de Brasil a la espera de las autorizaciones para ingresar a ese país, mientras que los empresarios del sector advierten que el conflicto comercial “nunca se enfrió”.

No hubo ningún cambio en la relación comercial entre los dos países”, señalaron fuentes de la Asociación de Fábricas Automotores (ADEFA) consultadas por el diario Clarín.

Lo concreto es que miles de automóviles que fueron fabricados en la Argentina y que deberían ser entregados en Brasil se encuentran demorados en la frontera con el país vecino.

Los exportadores brasileños expresan que “la situación sigue difícil”, porque en las oficinas de la Secretaría argentina de Industria los permisos tardan “más de dos meses en salir”.

De acuerdo al citado matutino, para los textiles, el panorama es “crítico”. Y otro tanto ocurre con los fabricantes de zapatos.

El director ejecutivo de la Asociación Brasileña de la Industria del Calzado, Heitor Klein, remarcó que “no se ha cumplido ninguno de los compromisos asumidos por los ministros de Industria de Argentina y Brasil,  Débora Giorgi y Fernando Pimentel.

“Para nosotros no hubo tal acuerdo. Las mercaderías continúan sin poder entrar en el mercado argentino y tenemos productos que aguardan desde marzo la liberación”.

Fuente: iprofesional

Cierran más la economía: importadores de bienes finales también deberán exportar

julio 13, 2011

Primero fueron los autos de lujo, luego le siguieron las motos y la maquinaria agrícola. Y a partir de esta semana, la importación de todos los productos terminados serán observados con lupa y sólo podrán ingresar al país si la firma que lo compra también aporta con exportaciones al equilibrio de la balanza comercial del país. El plan de u$s 1 importado de mercadería por cada u$s 1 exportado está siendo extendido a cada vez más sectores, confirmaron a El Cronista fuentes privadas y oficiales.
La Secretaría de Industria comenzó a solicitar, desde el lunes, a todos los importadores de productos terminados de todos los regímenes –excepto algunos productos específicos– la exportación de bienes a los efectos de equilibrar la balanza comercial, que en mayo logró un superávit de u$s 1.680 millones pero se mantuvo el ritmo de crecimiento de las importaciones a una velocidad mucho más alta que el alza de las ventas al exterior –39% contra 24%–.
La información fue publicada en la página web de Siqat, una firma de consultoría en comercio exterior, y luego confirmada por fuentes del Ministerio de Industria que dirige Débora Giorgi. En tanto, desde la Cámara de Importadores de la Argentina admitieron desconocer la medida. Las importaciones de bienes de consumo representan alrededor del 11% de lo que compra el país del exterior. Una cifra que supera levemente los u$s 3.000 millones al año.
De acuerdo con la comunicación de Siqat, “también serán aceptables los aportes de capitales para considerar el ingreso de divisas”, al igual que en el caso de los importadores de autos de lujo, a quienes que se les permitió –a los que no tenían forma de exportar– que sus casas matrices realicen un aporte de dinero para ingresar dólares al país y compensar de esa forma la imposibilidad de vender al exterior.
También se informó que esta decisión “aplicará a los planes ya aprobados, que tengan licencias pendientes de firma” y que “los planes se mantendrán en términos de cantidades y valores autorizados”, precisó la consultora en su página de internet.
Desde la secretaría de Industria confirmaron la información, aunque destacaron que esta norma no escrita no afectará la importación de bienes intermedios que son utilizados para la producción nacional, excepto que ese insumo pueda ser abastecido localmente. Aún así, el Gobierno se está cuidando con este tipo de restricciones para que no se les vuelva en contra.
De todas formas, un nuevo conflicto en la industria automotriz podría estallar en el corto plazo a raíz de que desde hace unos 60 días las autoridades de Industria y Comercio Interior –que lidera Guillermo Moreno– les están exigiendo a las terminales que el 30% de las matrices que utilizan para la producción de vehículos sea de origen nacional. Fuentes del sector precisaron que hasta ahora sólo una firma aceptó este pedido, aunque le cuesten hasta 30% más caras. “El problema es el precio y el tiempo que tardan los productores locales”, dijeron en el sector.
En el marco de esta política oficial para cuidar los dólares de la economía y fomentar la producción nacional, el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, recibió ayer a los fabricantes de motos para pedirles que avancen en una mayor integración local (50%). “La demanda creciente de motos debe ser satisfecha, en forma creciente, por producción y trabajo local, de modo de que se traduzca en beneficios para todos los argentinos: quien vende en Argentina debe invertir y producir acá”, dijo Giorgi.
Bianchi anunció que se realizarán reuniones con motopartistas nacionales y fabricantes de motos locales para desarrollar un programa de integración con sustitución de motopartes importadas por nacionales.

Fuente: el cronista