Posts Tagged ‘autopartes’

La FIESP propone comprar más autopartes de la Argentina

septiembre 19, 2012
EL CRONISTA Buenos Aires

Interesados en mantener abierta la puerta de su tercer mercado después de China y Estados Unidos, los industriales brasileños propusieron elevar sus importaciones de la Argentina. Y comprar más autopartes es una de las fórmulas propuestas por la Federación de Industrias de Sao Paulo (Fiesp) para evitar nuevas trabas. “Si hay un desequilibrio en la balanza, tenemos que esforzarnos no vendiendo menos, sino comprando mas”, señaló el presidente de la entidad, Paulo Skaf.
La Fiesp calcula que Brasil podría aumentar un 35% sus importaciones de varios productos argentinos en los próximos tres años, agregando u$s 6.000 millones al flujo comercial. Las autopartes fabricadas en todo el Mercosur son consideradas regionales. La institución prevé otra ronda de negocios con empresarios argentinos a mediados de octubre, aunque de la industria farmacéutica.

Negocian con Brasil levantar trabas mutuas

junio 28, 2012

Los gobiernos de la Argentina y Brasil están aprovechando la 43º Cumbre del Mercosur para avanzar en las negociaciones tendientes a resolver los problemas comerciales surgidos como consecuencia de las trabas que ambos países fijan para defender sus mercados internos.
Las secretarias de Comercio Exterior de la Argentina, Beatriz Paglieri, y del mayor socio del Mercosur, Tatiana Prazeres, mantuvieron ayer un nuevo encuentro bilateral en el que acordaron flexibilizar los controles que imponen en las fronteras para determinados productos considerados sensibles por ambas economías. La Argentina pidió por autos y economías regionales, mientras que Brasil reclamó por el ingreso de la carne de cerdo. Y según fuentes oficiales, “se avanzó mucho y hubo varios acuerdos”.
El encuentro se produjo en el hotel Intercontinental de esta ciudad, donde se desarrollará la cumbre entre hoy y mañana. Las funcionarias habían mantenido un primer encuentro el martes y según dijeron fuentes allegadas a Paglieri, las reuniones continuarían en el marco del cónclave.
La administración de Cristina Fernández reclama la apertura del mercado brasileño para las economías regionales, como por ejemplo la exportación de langostinos y de frutas, así como también de los autos, cuya venta a Brasil volvió a estar demorada por el gobierno de Dilma Rousseff. Según trascendió en las últimas horas, las autorizaciones de las licencias no automáticas para este rubro están tardando unos tres meses en lugar de los 60 días permitidos por la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Brasil, por su parte, insiste en lograr el ingreso a la Argentina de la carne de cerdo, aunque también reclamó, a través de Prazeres, que el gobierno de Cristina Fernández le permita exportar autopartes, un sector que es fuertemente deficitario para el país y que el gobierno quiere proteger. “Se armó un paquete de productos que se van a flexibilizar de ambos lados, pero no se firmó nada; todo fue verbal, por lo que habrá que ver si se cumple en la práctica”, dijeron fuentes de la negociación.
Luego de reunirse con Paglieri, la secretaria de Comercio Exterior brasileña fue invitada a almorzar con el gobernador de la provincia, Francisco Pérez, y otros mandatarios de provincias vecinas, y a las 16 asistió a la sede de la Bolsa de Comercio para reunirse con un grupo de empresarios locales, que le plantearon sus quejas sobre las dificultades para acceder con sus productos a Brasil.

Fiat y Renault no podrán importar si no integran más partes nacionales

marzo 1, 2012

En el marco de una reunión que mantuvo con las terminales automotrices y autopartistas, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, amenazó a FIAT y Renault con impedirles importar, ya que las fustigó por la falta de compromiso en comprar autopartes locales.
El encuentro se produjo en Comercio Interior para el análisis del plan “Motor argentino”, que exige la mayor integración de autopartes en los motores que utilizan las terminales en cualquiera de sus proyectos. Fuentes que participaron de la reunión indicaron que, junto con FIAT y Renault, también estuvieron presentes directivos de Peugeot, Ford, General Motors y V e interpretaron que la firma que comanda localmente Cristiano Ratazzi fue la que recibió las recriminaciones más duras por no honrar sus obligaciones en ese sentido.
El Secretario habría reprochado al conjunto de automotrices que “ las gerencias de Argentina no hacen nada para gestionar las localizaciones”. Con una dosis apenas inferior de indignación, Moreno fustigó a Renault por la misma razón que a Fiat: la falta de una política seria para comprar mayores partes nacionales.
La ira del titular de Comercio Interior fue seguida con atención por el resto de los presentes: directivos de la Asociación de Metalúrgicos de la Argentina (Adimra), de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) y de la Asociación Fabricantes y Distribuidores de Repuestos Motor (Afydrem).
El programa “Motor argentino” fue ideado por el presidente de Afydrem, José Luis Basso (dueño de Válvulas Basso) y por Norberto Taranto, titular del Grupo Taranto, ambos de la extrema confianza de Moreno. La situación es muy delicada: según las cifras del sector autopartista, el déficit rondó los u$s8.000 millones en 2011.
De acuerdo con las proyecciones del plan, debe mejorar la adquisición de válvulas, juntas, pernos, pistones, bombas de agua y aceite y tapas de cilindro, entre otras.
Medicamentos. En otro orden, las cámaras de la industria farmacéutica (CILFA, CAEME y Cooperala) informaron que “los laboratorios abastecen en forma normal el conjunto de sus medicamentos y líneas terapéuticas”.
Asimismo, la compañía Bunge Argentina señaló que formará parte de la delegación empresaria que visitará Angola a partir de la próxima semana, y que está encabezada por el secretario de Comercio Interior.

FUENTE: BAE

 

Moreno insiste con la fabricación de autopartes locales

febrero 17, 2012

Con la mira puesta en lograr una nacionalización de autopartes cada vez mayor, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sigue presionando a las terminales para que cambien sus piezas importadas por producción local. Concretamente, se está trabajando en dos líneas: por un lado, el proyecto motor, y por otro, el de carrocerías, que incluye el de matrices y moldes.
En este contexto, el funcionario se reunirá hoy con directivos de Mercedes Benz y de fabricantes de matrices nacionales para lograr que los proyectos nuevos se realicen con moldes hechos en el país. Moreno viene ejerciendo esta presión desde hace varios meses y ya logró que algunos proyectos nuevos utilicen moldes nacionales, precisaron fuentes de Matricería Austral, propiedad de Norberto Taranto. Un caso es el del nuevo Ford Focus.
Pero las terminales argumentan problema de costos y se resisten a pagar matrices locales, cuyo precio se ve fuertemente influenciado por la mano de obra. El 60% del costo de una matriz es la mano de obra, que a los empresarios cada vez les resulta más cara. “Con Asia no podemos competir y todas las matrices las importan de ahí”, se quejó un productor nacional.
La reunión de hoy con Moreno está prevista para las 15 y participarán, además de directivos de Mercedez Benz, representantes de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), de las cámaras fabricantes de herramientas y moldes CAFYM y CAMYM y de Adimra, entidad que agrupa a ambas instituciones.
En el encuentro que tuvieron todas las entidades el 16 de enero por este mismo tema, Mercedes Benz no llevó una propuesta y es por eso que será recibida hoy por separado. A su vez, el miércoles 29 volverán a ser convocadas todas las terminales, pero en el marco del proyecto Motor, que tiene como objetivo producir partes de motores y motores en la Argentina.
El Gobierno busca la sustitución de importaciones en todos los sectores, pero especialmente en el rubro autopartista, uno de los que denota mayor déficit comercial. La gran mayoría de las piezas para la fabricación de autos ingresa desde Brasil. Con el vecino país, el resultado comercial es deficitario para la Argentina en u$s 5.800 millones, de los cuales la mayor incidencia la tiene el autopartismo.

Cierran más la economía: importadores de bienes finales también deberán exportar

julio 13, 2011

Primero fueron los autos de lujo, luego le siguieron las motos y la maquinaria agrícola. Y a partir de esta semana, la importación de todos los productos terminados serán observados con lupa y sólo podrán ingresar al país si la firma que lo compra también aporta con exportaciones al equilibrio de la balanza comercial del país. El plan de u$s 1 importado de mercadería por cada u$s 1 exportado está siendo extendido a cada vez más sectores, confirmaron a El Cronista fuentes privadas y oficiales.
La Secretaría de Industria comenzó a solicitar, desde el lunes, a todos los importadores de productos terminados de todos los regímenes –excepto algunos productos específicos– la exportación de bienes a los efectos de equilibrar la balanza comercial, que en mayo logró un superávit de u$s 1.680 millones pero se mantuvo el ritmo de crecimiento de las importaciones a una velocidad mucho más alta que el alza de las ventas al exterior –39% contra 24%–.
La información fue publicada en la página web de Siqat, una firma de consultoría en comercio exterior, y luego confirmada por fuentes del Ministerio de Industria que dirige Débora Giorgi. En tanto, desde la Cámara de Importadores de la Argentina admitieron desconocer la medida. Las importaciones de bienes de consumo representan alrededor del 11% de lo que compra el país del exterior. Una cifra que supera levemente los u$s 3.000 millones al año.
De acuerdo con la comunicación de Siqat, “también serán aceptables los aportes de capitales para considerar el ingreso de divisas”, al igual que en el caso de los importadores de autos de lujo, a quienes que se les permitió –a los que no tenían forma de exportar– que sus casas matrices realicen un aporte de dinero para ingresar dólares al país y compensar de esa forma la imposibilidad de vender al exterior.
También se informó que esta decisión “aplicará a los planes ya aprobados, que tengan licencias pendientes de firma” y que “los planes se mantendrán en términos de cantidades y valores autorizados”, precisó la consultora en su página de internet.
Desde la secretaría de Industria confirmaron la información, aunque destacaron que esta norma no escrita no afectará la importación de bienes intermedios que son utilizados para la producción nacional, excepto que ese insumo pueda ser abastecido localmente. Aún así, el Gobierno se está cuidando con este tipo de restricciones para que no se les vuelva en contra.
De todas formas, un nuevo conflicto en la industria automotriz podría estallar en el corto plazo a raíz de que desde hace unos 60 días las autoridades de Industria y Comercio Interior –que lidera Guillermo Moreno– les están exigiendo a las terminales que el 30% de las matrices que utilizan para la producción de vehículos sea de origen nacional. Fuentes del sector precisaron que hasta ahora sólo una firma aceptó este pedido, aunque le cuesten hasta 30% más caras. “El problema es el precio y el tiempo que tardan los productores locales”, dijeron en el sector.
En el marco de esta política oficial para cuidar los dólares de la economía y fomentar la producción nacional, el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, recibió ayer a los fabricantes de motos para pedirles que avancen en una mayor integración local (50%). “La demanda creciente de motos debe ser satisfecha, en forma creciente, por producción y trabajo local, de modo de que se traduzca en beneficios para todos los argentinos: quien vende en Argentina debe invertir y producir acá”, dijo Giorgi.
Bianchi anunció que se realizarán reuniones con motopartistas nacionales y fabricantes de motos locales para desarrollar un programa de integración con sustitución de motopartes importadas por nacionales.

Fuente: el cronista