Posts Tagged ‘autos’

Argentina tenta aumentar barreiras à entrada de carros brasileiros

noviembre 14, 2012
Autor(es): RENATA VERÍSSIMO
O Estado de S. Paulo – 14/11/2012
 
 Proposta para o novo acordo automotivo, previsto para entrar em vigor em julho de 2013, prevê mais restrições às importações
A entrada em vigor do livre comércio no setor automotivo entre Brasil e Argentina, previsto para julho de 2013, pode ser adiada novamente. Os argentinos apresentaram ao governo brasileiro uma proposta de revisão do acordo automotivo bilateral e sugerem restrições ao comércio. O “Estado” apurou que o documento que está em análise foi considerado um retrocesso. “A proposta não interessa ao Brasil”, afirmou uma fonte.

Em conversas com representantes do Brasil, o governo argentino já tinha manifestado o interesse em revisar o acordo, mas os detalhes sugeridos no documento entregue ao governo brasileiro nos últimos dias não agradaram. Técnicos preparam uma contraproposta para tentar barrar o ímpeto protecionista da Argentina.

A proposta de Buenos Aires quer aumentar, por exemplo, a exigência de uso de conteúdo argentino e prevê um monitoramento por empresa.

Negociadores brasileiros já preveem uma dura batalha nos próximos meses. Embora o novo acordo tenha de ser assinado pelo setor privado dos dois países, para evitar questionamentos na Organização Mundial do Comércio (OMC), é normal que os governos conduzam as negociações.

As empresas brasileiras estão buscando no governo informações sobre a proposta e já admitem que o livre comércio terá de ser adiado, novamente, para tentar um acordo que não prejudique tanto as empresas.

Apesar das dificuldades bilaterais, há um interesse das montadoras, do setor de autopeças e do próprio governo em tentar preservar o regime automotivo entre os dois países.

Saldo comercial. A balança comercial nesse segmento é superavitária para o Brasil. No final do mês, a presidente Dilma Rousseff e o ministro do Desenvolvimento, Indústria e Comércio Exterior, Fernando Pimentel, devem ir a Buenos Aires para um evento privado, a convite da indústria local. Cogita-se em Brasília aproveitar a viagem para realizar uma reunião com o governo argentino.

A entrada em vigor do livre comércio de automóveis, peças e partes entre os dois países vem sendo adiada a cada renovação do acordo. Sob o argumento de que há um desequilíbrio comercial, com déficit para a balança argentina, Buenos Aires tem solicitado a extensão do prazo.

O último documento assinado em 2008, com validade até junho do próximo ano, prevê que o comércio seja liberado em julho de 2013. O acordo tem um mecanismo chamado “flex”, pelo qual para cada dólar importado pela Argentina o país poderá exportar US$ 2,50 para o Brasil sem pagamento de Imposto de Importação. A relação do Brasil é de US$ 1 para US$ 1,95.

Um acordo entre os países é necessário para isentar os produtos de tarifa de importação porque o setor automotivo não faz parte das regras de livre comércio fixadas pelo Mercosul.

Este ano, em razão do novo regime automotivo brasileiro, que traz aumento de Imposto sobre Produtos Industrializados (IPI) para carros importados, o Brasil renegociou o acordo automotivo com o México e conseguiu restringir a entrada de automóveis daquele mercado no País com alíquota zero do Imposto de Importação.

A Argentina tentou seguir os passos brasileiros, mas o governo mexicano não aceitou a renegociação e o acordo de cooperação econômica foi suspenso por três anos entre os dois países.

Negocian con Brasil levantar trabas mutuas

junio 28, 2012

Los gobiernos de la Argentina y Brasil están aprovechando la 43º Cumbre del Mercosur para avanzar en las negociaciones tendientes a resolver los problemas comerciales surgidos como consecuencia de las trabas que ambos países fijan para defender sus mercados internos.
Las secretarias de Comercio Exterior de la Argentina, Beatriz Paglieri, y del mayor socio del Mercosur, Tatiana Prazeres, mantuvieron ayer un nuevo encuentro bilateral en el que acordaron flexibilizar los controles que imponen en las fronteras para determinados productos considerados sensibles por ambas economías. La Argentina pidió por autos y economías regionales, mientras que Brasil reclamó por el ingreso de la carne de cerdo. Y según fuentes oficiales, “se avanzó mucho y hubo varios acuerdos”.
El encuentro se produjo en el hotel Intercontinental de esta ciudad, donde se desarrollará la cumbre entre hoy y mañana. Las funcionarias habían mantenido un primer encuentro el martes y según dijeron fuentes allegadas a Paglieri, las reuniones continuarían en el marco del cónclave.
La administración de Cristina Fernández reclama la apertura del mercado brasileño para las economías regionales, como por ejemplo la exportación de langostinos y de frutas, así como también de los autos, cuya venta a Brasil volvió a estar demorada por el gobierno de Dilma Rousseff. Según trascendió en las últimas horas, las autorizaciones de las licencias no automáticas para este rubro están tardando unos tres meses en lugar de los 60 días permitidos por la Organización Mundial de Comercio (OMC).
Brasil, por su parte, insiste en lograr el ingreso a la Argentina de la carne de cerdo, aunque también reclamó, a través de Prazeres, que el gobierno de Cristina Fernández le permita exportar autopartes, un sector que es fuertemente deficitario para el país y que el gobierno quiere proteger. “Se armó un paquete de productos que se van a flexibilizar de ambos lados, pero no se firmó nada; todo fue verbal, por lo que habrá que ver si se cumple en la práctica”, dijeron fuentes de la negociación.
Luego de reunirse con Paglieri, la secretaria de Comercio Exterior brasileña fue invitada a almorzar con el gobernador de la provincia, Francisco Pérez, y otros mandatarios de provincias vecinas, y a las 16 asistió a la sede de la Bolsa de Comercio para reunirse con un grupo de empresarios locales, que le plantearon sus quejas sobre las dificultades para acceder con sus productos a Brasil.

Autos: Brasil se protege más de la competencia extra Mercosur y beneficia a la Argentina

septiembre 16, 2011

Por unas horas, el gobierno brasileño volvió a preocupar a la Argentina con nuevas medidas anunciadas para defender la industria automotriz local. La administración de Dilma Rousseff oficializó ayer la suba del Impuesto sobre los Productos Industrializados (IPI) para el sector, que busca proteger a su industria del fuerte incremento de las importaciones.
El tributo pasará de 7% a 37%, pero esta suba no se aplicará a las terminales que tengan al menos un 65% de su contenido producido a nivel doméstico e invertido en investigación y desarrollo local, afirmó el ministro de Economía, Guido Mantega. Y la buena noticia para la Argentina es que los autos producidos en el Mercosur serán considerados como brasileños, por lo que el país no tiene de qué preocuparse. De hecho, la medida elimina competencia asiática para la industria argentina en Brasil.
El Gobierno de Dilma Rousseff había reducido el impuesto en el peor momento de la crisis de 2009 para evitar que se derrumbara el mercado interno. Pero a partir del incremento de las importaciones de origen asiático, la administración de Dilma consideró pertinente volver a subirla, aunque sólo para los importadores.
Fuentes de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) aseguraron que tanto desde la asociación de terminales de Brasil (Anfavea) como desde el gobierno argentino se les trasmitió que la medida no afectará a las exportaciones de autos al mayor socio del Mercosur, que en los primeros ocho meses del año alcanzaron las 300.000 unidades.
La medida surge casi seis semanas después de que el Gobierno garantizara más de u$s 25.000 millones en nuevo financiamiento y beneficios tributarios a las fábricas locales en problemas por el alza del real y la desaceleración económica en Brasil y el extranjero. El esperado plan, conocido como “Brasil Más Grande”, apunta a abordar los problemas que enfrentan las manufactureras. Otra de las medidas que el país había tomado para defender a la industria automotriz fueron las barreras no arancelarias –licencias no automáticas– sobre las importaciones, decisión que generó fuertes resquemores al interior del Mercosur.

Producción

Las automotrices en Brasil redujeron su producción en los últimos meses debido a un alza de los inventarios y señales de una demanda que se enfría tras un primer semestre de acelerada actividad. Hoy las empresas tienen un stock que equivale a 40 días de ventas, 155.180 unidades están en las playas de las terminales y 243.616 en las concesionarias, según datos de Anfavea.
Aunque manifestaron calma, las fuentes de Adefa consultadas consideraron adecuado “esperar a leer la norma escrita, aunque el compromiso político está”. Recordaron además que el anuncio de ayer es la reglamentación de la medida provisoria 540.

Natalia Donato

Fuente: el cronista