Posts Tagged ‘cira’

Importadores celebran el fin de las DJAI

julio 21, 2015

EDICIÓN IMPRESA ECONOMÍA Y POLÍTICA 15.07.15 | 00:00

El cronista

El presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), Diego Pérez Santisteban, celebró ayer que el Gobierno acordara con la Unión Europea y con Estados Unidos desmontar el 31 de diciembre próximo las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI), aunque advirtió que “la discrecionalidad impidió el desarrollo de inversiones o proyectos productivos”.

“En el proceso de desarrollo de las importaciones, Argentina introducía requerimientos o manejaba las solicitudes de forma que no eran compatibles con todos los procesos que la misma Argentina tenía como país signatario del acuerdo de la Organización Mundial de Comercio”, explicó.

En declaraciones a radio Continental, Pérez Santisteban evaluó que “los tiempos se han desarrollado de una manera tal que el final de esta causa va a tener que ser adoptado por el nuevo Gobierno, que tendrá 20 días para resolverlo”.

“Si Argentina no lo hace, se somete a la posibilidad de retaliación de exportaciones de estos cuarenta y pico de países muchos de los cuales son grandes compradores de productos argentinos también”, indicó.

Según Pérez Santisteban, “el daño ya ocurrió. Si el nuevo gobierno está dispuesto a que Argentina termine con este aislamiento comercial y vuelva a los mercados internacionales, ésta es una de las primeras cosas que tendrá que evitar”.


“Se ha sufrido esta etapa. La discrecionalidad impidió el desarrollo de inversiones o proyectos productivos”, prosiguió.


En las últimas horas trascendió que el Gobierno acordó con la Unión Europea y con Estados Unidos desmontar el 31 de diciembre próximo las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI) luego de perder un juicio arbitral ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La medida se hará efectiva 21 días después de que la presidenta Cristina Fernández finalice su segundo mandato, por lo que será su sucesor el encargado de llevarla a la práctica.

Se trata de un panel que perdió la Argentina, iniciado en julio de 2012 por los países socios de la Unión Europea, Estados Unidos, Japón y varios Estados emergentes, entre los que estaba México.

El panel cuestionaba las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), sistema este que obliga a los importadores a hacer una presentación previa ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), pero que a su vez debe constar con la aprobación de la Secretaria de Comercio.

Importadores reclaman al Banco Central que duplique cupo de dólares

noviembre 3, 2014
Además piden solucionar la deuda que el BCRA tiene con las automotrices, de u$s 2500 millones, y con las armadurías fueguinas, de otros u$s 1250 millones

El sector automotriz y el de electrónica de Tierra del Fuego denuncian que los cupos de habilitación de pago al exterior les cubren menos del 50% de sus necesidades mensuales de importación de partes, piezas, insumos intermedios y conjuntos para incorporar a sus producciones locales.

Además, la deuda que el Banco Central tiene con las automotrices alcanza a los 2500 millones de dólares, mientras otros u$s 1250 millones adeuda a las armadurías fueguinas.

Hoy, la autoridad monetarial les autoriza u$s 110 millones por mes a las automotrices y u$s 120 millones a las productoras de Tierra del Fuego, y los importadores pretenden que al menos se duplique esa cifra.

“De mantenerse la actual tendencia, terminaremos 2014 con una baja interanual de importaciones del 12%, pero esa baja no será pareja para todos los sectores: mientras para los importadores grandes rondaría el 6 o 7% en comparación con el 2013, los importadores medianos y pequeños mostrarían caídas del 20% respecto al año anterior. Sólo la importación de energía superaría los valores del año previo”, advierte Diego Pérez Santisteban, presidente de la Cámara de Importadores.

El directivo pidió una audiencia a la Subsecretaría de Comercio Exterior por las excesivas demoras en la aprobación de DJAIs, sobre todo en casos de bienes de capital, repuestos, materias primas, semielaborados e insumos intermedios destinados a la producción industrial, agropecuaria, a obras de infraestructura básicas, y a necesidades de empresas de servicios públicos y privados, dado que la gran mayoría de ellos no tienen contrapartida de producción local equivalente. Los importadores exigen apurar la liberación de las DJAIs, y evitar así efectos no deseados en la economía real, como caídas o interrupciones de actividades productivas locales, de exportación o problemas en el empleo.

Los importadores se quejan que desde el Gobierno nunca le han dado razones formales por las demoras en las aprobaciones: “Creemos que las causales deben encontrarse en las decisiones políticas que bajan desde Economía en materia de administración de las divisas disponibles, y las dificultades administrativas de manejar un volumen importante de presentaciones con una dotación activa pero siempre acotada, sin contar con criterios de automaticidad de aprobación que muchos bienes deberían tener”, precisan en el sector.

Por otra parte, la Cámara de Importadores enviará una nota al BCRA solicitando la ampliación del plazo de 120 días recientemente fijado para la demostración del ingreso de mercaderías que se hayan abonado por anticipado, llevándolo a 180 días, ya que las necesidades de la industria no siempre se refieren a bienes ya fabricados, sino muchas veces deben realizarse a pedido. “Nos preocupa la creciente asimetría en el trato de las importaciones de bienes de capital que se va verificando entre Brasil y la Argentina. Brasil está disminuyendo transitoriamente el arancel de muchos bienes de capital, iniciativa que Argentina no está tomando”, advierte Santisteban.

“Hay empresas al borde de la quiebra por las trabas a las importaciones”

febrero 28, 2012

Lo afirmó Miguel Ponce, de la Cámara de Importadores de la Argentina. En diálogo con Radio 10 criticó las nuevas restricciones que se aplicaron para importar insumos.
“El 80 o 90% de lo que está faltando hoy en la industria se debe a Licencias No Automáticas, desde que esta área estaba dentro de la órbita del Ministerio de Industria, antes de que se sumara a la Secretaría de Comercio Interior en diciembre de 2011”, dijo Miguel Ponce, gerente de Relaciones Institucionales de la Cámara de Importadores de la República Argentina en declaraciones a Radio 10.

El representante del sector señaló que no hay ninguna rama que no experimente faltantes. “Estos procedimientos tienen reglas y plazos, que acá no se están respetando”, agregó.

Ponce explicó que se pagan sobrecosto en las terminales, que sacan del mercado a muchas empresas, y esto lleva a una pérdida de competitividad. “Hay PYMES nacionales que están al borde de quebrar”, dijo.

“Tenemos infinidad de empresas que exportan y tienen parada su producción. Hay muchas maquinarias y repuestos que están parados en el puerto”, manifestó el empresario. “Es un quebranto y una pérdida de competitividad”, opinó.

Además, Ponce indicó que todos los procesos productivos requieren insumos y que en Tierra del Fuego (donde hay un régimen de promoción para la producción) el 95% de estos materiales son extranjeros.

Por último, la empresa sostuvo que viene realizando gestiones ante la Secretaría de Comercio Interior y la respuesta es que va a estar normalizado en tres meses, “pero solicitamos que todo el stock retenido en las terminales sea liberado antes de que sea tarde para miles de PYMES”, agregó.

FUENTE: Infobae

 

Lanzan hoy plan para avanzar en un mayor control de las importaciones

julio 1, 2011

En plena campaña electoral, y sin ánimo de complicar el abastecimiento de insumos o de productos que no se fabriquen en el mercado local, el Gobierno avanzará hoy en un acuerdo con los importadores tendiente a afinar el lápiz en el control de lo que ingresa al país. Impulsado por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, pero apoyado por los ministros de Economía, Amado Boudou; de Industria, Débora Giorgi, y de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, hoy quedará sellado un convenio con la Cámara de Importadores (CIRA) para avanzar en la correcta identificación de los productos a ingresar al mercado interno, según se titula el documento.
Se trata de un acuerdo marco en el que las partes se comprometerán a trabajar en forma conjunta para mejorar la transparencia y trazabilidad de las importaciones. El objetivo es realizar un control más exhaustivo sobre si lo que se compra al exterior es exactamente lo mismo que luego es declarado. En muchos casos, evalúan en el Gobierno, un importador compra un determinado producto y luego en Aduana declara otro para sortear una licencia no automática o pagar un menor arancel. De todas formas, por el momento será sólo un acuerdo de buenas intenciones, ya que no contemplará ninguna norma que los importadores deban cumplir.
El temor, sin embargo, es que a partir de esta colaboración planteada por la CIRA en la mejora de la identificación del producto, el Gobierno avance en alguna medida más invasiva. Los caminos son dos: o que profundice la política actual y, por ejemplo, comience a exigir mayor información sobre las operaciones de comercio exterior o emita una resolución que genere resistencia entre los importadores; o que este acuerdo posibilite luego una discusión para avanzar en una mayor apertura de las posiciones arancelarias, una medida que la cámara reclama desde hace tiempo.
El sistema actual no detalla cada uno de los productos que pueden ingresar al país, sino que incluye algunos y, si no está incluido en esa lista, queda inserto en una categoría amplia, es decir, en otros. Ello puede generar que una determinada mercadería quede castigada sin que el Gobierno quiera, sólo por el hecho de formar parte de ese grupo. Este esquema generó graves perjuicios con el abastecimiento de insumos para empresas locales, que debieron frenar la producción por problemas de escasez.
También provocó fuertes disputas con Brasil y otros socios comerciales, como la Unión Europea, que manifestaron reiteradas quejas ante el freno de las importaciones a partir de las licencias no automáticas.
Moreno les transmitió a los importadores su disconformidad con el esquema actual de identificación y su interés en avanzar en un comercio mejor administrado. La CIRA le pidió en reiteradas oportunidades a la Aduana una mayor apertura arancelaria, pero la respuesta siempre fue negativa, ya que debía resolverse en el marco del Mercosur. El secretario de Comercio se comprometió a trabajar en este sentido, dijeron fuentes oficiales.
El acuerdo será firmado a las 19.30 en la sede de la Secretaría de Comercio. Además del objetivo económico que está detrás de este convenio, y que apunta a avanzar en un comercio administrado aunque sin perjudicar la industria nacional, este acuerdo tiene un trasfondo político. El Gobierno se mostrará junto a los importadores unos de los más golpeados por por la política kirchnerista y buscará marcar un giro en la política vinculada con el comercio exterior, no sólo por la campaña electoral sino porque se proyecta otros cuatro años más en el poder.

FUENTE: El Cronista Regional